El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 30 de junio de 2008

Una noche de Verano



(Para mi Amiga A.I.C. a la que quiero mucho y admiro y J.L. a quién comienzo a conocer)
Hace ya unas noches, mientras disfrutaba de una cerveza con limón con amigos y amigas, tuve la suerte de escuchar contar un cuento a José Luis Moreno-Ruíz (escritor, periodista y traductor... -entre otras cosas-) "El otro Jardín de las Delicias"...fue un regalo para los oídos. En el cuento, habla de cuatro grandes escritores: Álvaro Cunqueiro, Juan Perucho, Néstor Luján y José María Castroviejo. Entre ellos aparecen personajes y escritores/as de otros libros y cuentos, como Sir Hamlet, Cristina Rossetti (con su "Mercado de los duendes",... algunos de ellos son invitados a degustar una espléndida comida (creo que con postre). Y con esa maestría Moreno-Ruíz juega con las palabras y la historia real de muchos de ellos... en medio de una especial comida. E imagino como J.L. sigue las espontáneas conversaciones que surgen, el sentido del humor que les abanica, los gestos que se suceden, y cómo, los personajes invitados a su vez, van introduciendo a otros muchos personajes...
Y es que...todo ésto...lo de escribir, J.L. sabe hacerlo como pocos. Sin duda os animo a disfrutar de tan delicioso manjar. Espero que nos deleite con otros cuentos y con más recitales como el que disfrutamos aquél día.
Además, he de decir que en el libro de "Con la Risa en los Huesos", los dos relatos escritos por mujeres (Flora y Mary Kingsley) fueron traducidos por él (y muchos libros más...)

5 comentarios:

  1. Gracias, María. Cuántas cosas me das...
    A.I.C.
    (No me había dado cuenta de que mis iniciales quedaban tan bien...)
    :)))

    ResponderEliminar
  2. Gracias, María, me siento muy honrado por tu comentario.
    A veces tengo la sensación de que a los autores los definen en gran medida sus lectores, y tenerte como lectora-oyente es todo un lujo.
    JL

    ResponderEliminar
  3. Yo estuve allí y pude saborear gastronomía al más alto nivel. No sé si el lugar era el más adecuado para tan delicioso momento pero desde luego fue un regalo para mis oidos y mi limitado intelecto.
    Ahora estoy con el libro de Frankestein y, me he acordado al leerte, María, (recordándonos el cuento de Jose Luis, subrayando a los literatos/a, en especial a Rossetti), de Mary Shelley, y me encanta imaginarmela con Polidori y Byron inventando historias de terror.

    ResponderEliminar
  4. Aldonza, el lugar fue el más adecuado desde el punto y hora en que estuvisteis allí María y tú (y Ana, por supuesto).
    JL

    ResponderEliminar