El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 16 de septiembre de 2008

Trozos de papel o cuadernos




Muchas veces se convierten en los compañeros imprescindibles...al menos para mí...Los hay de muchos tipos y tamaños. También de diferentes usos: cuando entras en una librería y necesitas apuntar algún libro que te ha llamado la atención (y que esperas adquirir en cuanto puedas), o cuando simplemente, vas caminando y te viene esa idea creativa...esa que olvidas cuando ya estas en casa...También hay cuadernos que te acompañan en los viajes que vas haciendo...que sientes como amigo y en el que necesitas depositar tus pensamientos, cuando estás en determinado lugar.




Hay otros, que son para ir dejando aquellas palabras, letras, frases...de aquellos libros que te han dejado una huella especial. Casi siempre llevo uno en el bolso, mochila o en la mano...Nunca se sabe...






Ernest Hemingway solia llevar consigo un cuaderno moleskine...al igual que muchos otros/as escritores/as.

14 comentarios:

  1. Bueno,para empezar, doy buena fe de lo que dices, maria, porque ya son muchos años juntas!!!y tus cuadernos son algo muy especial para ti, y desde luego les das un buen uso...me has regalado tambien muchos, pero me da pena empezarlos, son tan bonitos!!...aunque tu siempre me has dicho que los utilizara...en fin, voy aprendiendo, jeje.En segundo lugar, felicidades por tu blog, porq es simplemente genial...leerlo es como estar hablando contigo, asiq ya me he enganchado a él.parece, al menos, q estamos más cerquita.besos desde caceres y seguire leyendo...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Raquel...mi princesa grande...ha sido una ilusión enorme encontrarme con tu mensaje. Me encanta saber que te gustan tanto...pero sí, porfavor...usalos...y así vendrán más cuadernos a formar parte de tu vida. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Oooooh... me ha encantado esta entrada. Adoro los cuadernos: los moleskines y los paperblanks y todos los que son tan chulos, pero tampoco les hago feos a los de toda la vida. De hecho, al final acabo usando más estos últimos, parece que los otros siempre quieres reservarlos para algo especial, aunque sea un poco absurdo.

    Siempre llevo uno encima y siempre tengo uno a mano. No sabría vivir sin él ya.

    ResponderEliminar
  4. Genial!! Imagino, Cristina, que tienes el cuaderno de Charlotte Brontë (no se de que marca son, pero son preciosos, y suelen estar en casí todas las papelerías grandes). Últimamente estoy sacando "los reservados" para que tengan algo de vidilla...me pasa como a ti (los guardaba y utilizaba otros)...^^

    ResponderEliminar
  5. Sí que lo tengo, sí :) Es de Paperblank.

    Es lo que hay que hacer, llenarlos. Al menos eso me repito siempre que los veo vacíos y los vuelvo a dejar intactos :P

    ResponderEliminar
  6. Hola María, me gustan los cuadernos tanto como a tí. Los tengo de diferentes formas y con decoraciones diversas. Hay libretas que han supuesto para mi una aventura abrirlas cuanda ya ha pasado mucho tiempo, pues en ellas puedo leer desde una receta de la abuela, pasando por un garabato de Nicolás, una acnedota divertida que me gustó, y esos números de teléfono que apuntas y que después no sabes a quién pertenecen. Me encantan. Alguna vez he dicho que todos escribimos nuestra vida en un cuaderno en blanco y que me alegra pensar que desde que empecé a escribir mi vida tú estas en ese cuaderno. Gracias, muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Hace ya un tiempo largo que escribo en cuadernos Rivadavia, hojas lisas. Particularmente los encuentro cómodos porque tienen una hoja color mate que no refleja tanto la luz y su textura es adecuada para escribir con pluma, que es otro de mis fetiches. Antes venían de 100 hojas, interminables, pero se ve que no era rentable y ahora se venden los de 50 paginas. Ayer justamente fotografié con la cámara de un amigo de mi hijo, una pila de ellos, desparramados en la mesa.
    Los tuyos son más coquetos y el tamaño parece se un tanto más pequeño que uno escolar o me engaña la foto?
    Al igual que vos, lo llevo a todas partes, en mi mochila, aunque sé que en el trabajo pocas veces lo voy a utilizar, pero siempre está alli, listo par anotar el nombre de un autor, un disco, un número telefónico, una frase.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. María, todo lo que huele a papel, a tinta, a pinturas, a libros viejos o nuevos,a sobres a cuartillas blancas o de colores... es un mundo que me encanta.Tu post es precioso.Un abrazo grande.Angela

    ResponderEliminar
  9. Eargrey; mil besos...suscribo lo que dices cuando abres un cuaderno,...son toda una aventura...

    Mariano; sí los suelo llevar siempre, pero no tengo ninguno de los dos que aparecen en la foto...la verdad, es que estoy teniendo problemas técnicos y tardo mucho en poner una entrada con fotos,...parece que el ordenador seleccina cuál sí y cual no...en fin...pero los tengo muy bonitos...(al igual que los de las fotos) Y por supuesto...uno en la mochila siempre me acompaña...

    Angela...pienso lo mismo...de un trozo de papel se pueden sacar las más bellas imágenes y hay papel, como el verjurado antiguo que escribir en el es toda una delicia...un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! qué manera de coincidir en muchas cosas, María... hasta en esto de las libretas, papeles y anotaciones al paso para no olvidar una idea creativa del momento que se nos va como una sombra. He dado una mirada rápida por ahora. Volveré y te anoto en mi lector de feeds.
    ¡nos leemos!

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu visita a mi blog. Te respondo en mi sitio sobre cómo colgar el cartel provida para que tenga continuidad el diálogo. ¿Vale?

    Bss

    ResponderEliminar
  12. Tengo muchos cuadernos, libretas y de diferentes tamaños y modelos. No puedo ir por el mundo si no llevo uno en el bolso, también tengo una agenda que utilizo exclusivamente para los libros que leo y los que tengo en lista de espera... y sí, son moleskine, los paperblank me gustan mucho pero nunca sé cual escoger, son todos preciosos! Por cierto, un amigo siempre me dice que cuando ve uno de los paperblanck Brontë, él es adicto, siempre se acuerda de mí...

    ResponderEliminar
  13. Gracias a ti he descubierto la importancia de los cuadernos, las notas de amor por la mañana en el espejo, en la nevera, etc. Esas cosas cotidianas que siempre haces, que siempre usas pero que no te paras a analizar cuán importantes son y como cualquier otra cosa importante, se merece que le prestemos un especial toque de estética. Eso he aprendido contigo. Gracias amiga.

    ResponderEliminar