El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 11 de enero de 2010

Nieve...y Catalina de Aragon


Supongo que para muchas personas la nieve en invierno es algo habitual...pero en la ciudad en la que vivo, se vuelve algo insólito ver caer copos de nieve y observar el paisaje de todos los días, cubierto por una capa de nieve. Anoche era incapaz de dormir viendo nevar...mirando a mi alrededor, incluso a pesar del frío; salir a la calle, y empaparme de esos momentos mágicos que se viven, en mi caso, una vez al año como mucho. Y no era la única que disfrutaba de la nieve. Más personas sacaban sus abrigos, sus gorros, las cámaras de fotos y se esparcian por las calles...Sin embargo, y a pesar de la gente que había por las calles, se escuchaba un silencio acogedor. También descubrir las pequeñas luces de las ventas con los cristales empañados, y ver rostros asomados, el olor a lumbre y a cocina, a calbotes...hacia del día de ayer algo especial. Esta mañana, la nieve persistia...incluso en la repisa de la ventana, y ha hecho difícil que muchas personas pudieran ir a trabajar...(por lo poco acostumbrados que estamos a sobreponernos de estas "dificultades", especialmente en carretera).


En fin...que paseando por las calles de mi ciudad, entre ayer y hoy, me encontré con Catalina de Aragon, con algo de nieve por encima...pero con su libro y su flor por la vida...ajena a las contrariedades del tiempo. Y tal vez, situada bajo el balcon donde nació.  Ella iba a ser la futura reina de Inglaterra...No sé si por aquel entonces desconocía su futuro. ¿Casarse con dos infantes de Inglaterra? ¿Ser expuesta a preguntas sobre su virginidad antes de un matrimonio concertado? En fin...preguntas que hoy en día tendrían un significado distinto y un balance sobre el futuro muy diferente.

También la Librería Domiduca de segunda mano, cercana a nuestra Reina de Inglaterra se ha atrevido a dejar los libros fuera...a pesar del frío. Allí estaban colocados en ese orden incierto que se tienen en las liberias de viejo: Vargas Llosa, Onetti, Cervantes, Brontë (alguna edición juvenil), Juan Pablo II, Conan Doyle...entre otros.
Se fue haciendo tarde y tuve que regresar a casa,...pero no sin una sonrisa en la cara, porque la nieve aún no se ha derretido del todo. Aquí me esperaba un té calentito de Tarraco Blend, y alguna chaqueta confortable.
Por supuesto, los libros que estoy leyendo y releyendo...a mi lado.

24 comentarios:

  1. Ah, ¡qué bonitas fotos! Yo no sé los años que hace que no veo nieve, vamos, que cuaje de verdad, porque alguna vez caen copos y se derriten enseguida.

    Nieve, paseo, libros y té parecen una combinación perfecta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito, encantador, María. Eres una verdadera afortunada por vivier en un sitio tan maravilloso, pero sobre todo por saberlo ver con esos ojos limpios y de ilusión. FELIZ NIEVE... Y TAZAS DE TÉ.

    ResponderEliminar
  3. Es muy bonito leer tus sensaciones, las transmites a la perfección. Por aquí no hemos visto nieve, que lástima
    Leí la biografía de Catalina de Aragón hace años y me encantó

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué sensación debe ser la de ver caer la nieve, salir a la calle y tocarla! Me gustaría mucho que aquí nevara y que al menos cuajara y durara unos cuantos días, cosa que por aquí parece ser imposible.

    Siempre me ha parecido muy triste la obsesión que tuvo Enrique VIII con la virginidad de Catalina... en fin. Hace unos añitos ya leí una biografía que escribió Antonia Fraser sobre las seis mujeres de Enrique VIII. Creo que te interesará.

    Besos

    P.D. Sigo comentándote más abajo que te he tenido muy abandonada y he visto que ya has hablado de Persuasión.

    ResponderEliminar
  5. Te leo escribir sobre la nieve y siento una punzada de envida. Es que acá el calor está intolerable y nunca nevó (ni nevará) en mi ciudad.
    Me han encantado tus fotos, especialmente la de Catalina y escuchar a Norah de fondo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Si ya lo dije yo: toooooodos los años que viví en Madrid lo de las nevadas en la ciudad era una cosa poco habitual. Y desde que me he ido no miento si digo que ha nevado TODOS los años. No es justo, con lo que me gusta a mí la nieve.

    Tus fotos me ponen los dientes muy largos, pero me gustan muchísimo, sobre todo la de la pobre Catalina de Aragón, pasando frío, la pobre. Gracias por ejercer de ventanita, María.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maria
    me encanta el silencio de la nieve, las estatuas ligeramente cubiertas de un manto que nos hace mirarlas de nuevo. (Gracias por la reflexión sobre Catalina que nos regalas, me pasó algo parecido mirando un retrato suyo de adolescente que se enviaba para que la conocieran sus pretendientes...)

    Qué más se puede pedir, pues a Nora Jones, que hizo que durante mis comentarios de ayer tu blog estuviera de fondo acompañándome, como los copos de nieve, un saludo ;-)

    ResponderEliminar
  8. Mientras por aquellos lares cae nieve con parsimonia acá en la patagonia el viento se lleva hasta las piedritas.
    La nieve siempre llama no?
    Despertó el ánimo del librero que sacó los libros a la calle y la estatua cubierta de nieve.
    que bueno que hayas disfrutado de la nive.

    saludos María

    ResponderEliminar
  9. Hola María, hoy he paseado junto a a tí y he visto caer la nieve...
    mientras me mostrabas esta librería.
    Que bien nos transmites tu estado de ánimo, tus paseos, tus vivencias...
    Por aquí también hemos disfrutado de la nieve, junto a casa, y seguimos haciendolo.
    Un saludo y gracias por llevarme contigo!

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno disfrutar unos días de la nieve, tú por lo menos la tenías al lado de casa yo tuve que ir a buscarla como comprobaste en mi blog. :-) La sensación de ver nevar desde la ventana de una casa calentita es como una especie de sueño para mí, jejeje.
    Curioso lo de la virginidad de Catalina...
    Me gusta el estilo de música que escuchas, qué bueno que ahora pones música.
    Besos, María.

    ResponderEliminar
  11. Te he dicho alguna vez que tus escritos tienen sabor a Poesía? Se me cruzan poemas cuando te leo, cuando veo las fotografías, cuando hablas con pasión de los libros, y ahora contando la historia breve de esta Princesa, que ensimismada con su libro, no percibe la nieve que cae sobre ella. Preciosa imágen.

    La nieve a veces en demasía produce ciertas molestias, pero coincido contigo, en que quita el sueño con los ojos cerrados, pero despierta el sueño con los ojos abiertos. Ver nevar es Poesía.

    Abrazos y besos con el calor de Chile en verano.

    Anouna

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito lo has contado, la verdad es que ver nevar nos transporta a otros lugares.
    En mi ciudad no tengo a Catalina, pero Cervantes estaba blanco mirando a su D. Quijote como le cubría la nieve.
    Un saludo María y gracias por tus escritos.
    Teresa

    ResponderEliminar
  13. Fue maravilloso, Elvira!! Los momentos sencillos son los mejores.
    Un abrazo y gracias por pasar por aquí.

    Thorton, muchas gracias...hubo nieve y té. Una combinación estupenda. Y la ciudad en la que vivo, era realmente más bella con ese aspecto cubierto de nieve!!
    Saludos!!

    Emma, yo he leido la biografia de Catalina a fragmentos. Me encantaría leer algunas de las respuestas que dió cuando su vida personal e intima estaba siendo puesta en tela de juicio.
    Un abrazo!!

    Gracias Little Emily!! Tomo nota de biografía de Antonia Fraser. Pensé que por allá arriba también nevó.
    Voy a leer lo que has escrito en Persuasión.
    Un abrazo grande!!

    Luciana, es verdad, por allí estaís con calorcito. Bueno, eso tampoco está nada mal. Hoy por ejemplo por aquí hace un día de lluvía constante...ni si quiera he salido de casa. En tu caso, es momento para terracitas, refrescos, lecturas cerca de algún lugar fresquito...una verdadera suerte también.
    Besos y te envio un frasquito de fresquito virtual, ya no queda casi nieve en los tejados...

    Es verdad Cristina, lleva nevando varios años seguidos,...al menos estos dos últimos. Recuerdo que en el 97 también cayó una gran nevada en Diciembre. Lo sé porque no pude marcharme a casa y tuve que dormir en casa de una amiga. En fin...
    Como le he dicho a Little Emily también pensé que había nevado en Barcelona.
    La pobre Catalina lo pasó algo mal...pero su cara complaciente con su libro y flor, no se vio alterada por el tiempo.
    Un abrazo!!

    Maribel es un placer leerte también a ti. Pero no sé si he cogido el blog menos actualizado...tendré que visitarte de nuevo. Catalina, es una gran mujer, desde mi punto de vista. La admiro mucho por cómo fue su vida y las decisiones que tuvo que tomar. Más bien las que tuvo que vivir por las circunstancias.
    Un abrazo y me encanta que pases por aquí.

    Es cierto Mario, la nieve siempre anima mucho!!
    La Patagonía tiene que ser una pasada...aunque haya viento con piedritas. Aún os queda tiempo de verano, verdad??
    Saludos!!

    Marci, que cambio de foto tan bella!! Eras tú de pequeña?? Qué guapa!!!
    Qué bonita ha debido de ser ver la nieve allí, en tu tierra. Gracias por tus palabras. Un beso grandísimo!!!

    Patricia, ver la nieve caer desde la ventana es también maravilloso...seguro que con los cambios climáticos que nos acompañan, algún día desde tu casa, verás caer esos copos de nieve.
    La pobre, después de tener hijos con Enrique VIII, algunos se murieron otros no, dice que no era virgen cuando llegó al matrimonio. Cómo probar que llegó virgen?? Y la virginidad de él?? En fin...Y todo por estar con Ana Bolena...
    Mil besos grandes!!

    Anouna, gracias por tus palabras...y disfruta de ese calorcito de por allí...de esa tierra tan bella!!
    Besos!!

    Teresa, qué bonito tuvo que ser ver a Cervantes, mirando su obra, nevadita!! Aquí también tenemos a Quijote con Sancho...Y Cervantes está en la Plaza. Pero no les hice fotos. Una lástima!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. María:
    ha sido todo un lujo pasear de tu mano por Madrid nevado...la nieve es toda una desconocida para mí, anhelo pasar un invierno en un lugar donde yo pueda estar dentro bebiendo chocolate caliente y ver desde la ventana caer los copos de nieve...y después salir y disfrutarla. Espero hacerlo con la misma gracia que Catalina de Aragón ;-)

    un beso grande,
    Ale.

    ResponderEliminar
  15. Hace un tiempecito que me paseo por tu blog aunque no escriba comentarios, pero hoy no he podido evitarlo al ver uno de mis rincones preferidos de la Ciudad donde trabajo.(Y casi vivo)
    En el año 2000 inaguré la tradición en mi casa de darnos un regalito al comenzar el año nuevo.
    Mi familia es toda de Cáceres, del Valle de Jerte.
    Me encanta la lectura y el té (en el rincon de Carolina).
    Puede que vaya descubriendo más coincidencias.
    Saludos. Ester.

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado la foto de Catalina :-)
    Por cierto, ¡qué frío! Por aquí también, pero no ha nevado, lo que no entiendo, porque hemos llegado a estar a bajo cero.
    Seguro que ha sido preciosa la nevada en Madrid :-) Eso sí, siempre y cuando luego se tenga un cálido hogar en el que refugiarse, como tú dices con una buena chaqueta y un té calentito.
    Un abrazo,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  17. Hola, María, es maravilloso poder contemplar la caída de la nieve, yo sólo pude hacerlo una vez, en Praga, y fue tan mágico como dices (y más porque en estos lares, si quiero ver nieve, me tengo que acercar a las faldas de algún volcán...) xD
    Están preciosas las imágenes.
    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  18. Me gusta tu blog, es muy cálido...a pesar de la nieve.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta volver a encontrarte María, hacía tiempo que no pasaba por aquí a disfrutar de tu lectura y de un buena taza de Té y lo sentía en falta. Por aquí tampoco vimos la nieve, aunque estuvo cerca y tuvimos mucho frío. Solo he visto una vez mi ciudad vestida de blanco y fue muy hermoso e inolvidable verla así con el fondo azul del mar Mediterráneo, aunque confieso que fue tambien un verdadero caos en la ciudad. Que se le va hacer es la falta de costumbre.

    Besitos para ti

    ResponderEliminar
  20. Precioso escrito y delicado el que has dedicado a la nieve que también en la ciudad en la que vivo no es frecuente verla... Y ya ves, María a mí me ha recordado un bello lugar que he encontrado este otoño en mi vecina Catambria. Te deseo lo mejor para este nuevo año a la vez que tengas una estupenda semana.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. MARÌA ETERNA: ALGO TARDÌOS MIS SALUDOS Y AFECTOS, PERO SON VÀLIDOS AÙN ---UN ABRAZO MUY CÀLIDO PARA VOS Y LOS TUYOS EN ESTOS DÌAS DE COMIENZOS DE AÑO.
    PROSPERIDAD,SALUD Y SUEÑOS QUE SE REALIZEN. DESEOS DE VUESTRO
    SINCERO SEGUIDOR:
    GIN-DRY.

    ResponderEliminar
  22. Nunca he visto la nieve y me ha encantado sentirla a través de tus fotos y palabras...
    Bss

    ResponderEliminar
  23. Quiero nieve y frio!!! Por este hemisferio estamos sufriendo una ola de calor terrible.
    Por suerte en pocos dias salgo de vacaciones a la montaña.
    Te dejo un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  24. Ale, pensé en ti...cuando fotografiaba a Catalina. Después de todas las conversaciones que hemos mantenido acerca de esta interesante mujer y el resto de mujeres de Enrique VIII.
    Ese paisaje de la foto...ha cambiado totalmente...ahora se pasea con frío pero con el cielo más o menos despejado.
    Un abrazo!!

    Hola Ester!! Bienvenida!!! Entonces compartimos la misma ciudad, además del té, el amor a los libros...
    El rincón de Carolona...está en esta ciudad??
    Saludos!!

    Tanakil, tengo más fotos de Catalina...ya las iré poniendo. Otra foto la tomé en un mes de Julio caluroso.
    Un abrazo grande!!

    Bueno Andromeda...habrás visto nevar una vez...pero...menudo paísaje!!!! Inolvidable!!!! En Praga!! Yo aún tengo pendiente viajar a Praga. Siempre es un viaje que "casi" hago en varias ocasiones.
    Un abrazo!!! Vivir por allá, tiene que ser una maravilla, aunque no haya nieve.

    Tuzz, gracias!! A mí me gusta mucho tu imagen.
    Saludos y bienvenida!!

    Mamen, qué bien verte por aquí!! La verdad es que teniendo el mar tan cerca...quién quiere nieve?? (que también la tienes cerca, no??) Bueno, que nos "encontremos" de nuevo.
    Un abrazo grande!!

    Ángela, que bien llevarte a otros rincones de tus viajes!!
    Abrazos!!

    Gindry, igualmente, Feliz Año...para ti y los tuyos!!!
    Saludos!!

    Bohemia, gracias por lo que dices...y hay que poner remedio a eso de ver nevar...es maravilloso!!
    Un abrazo!!

    Jorgelina, la verdad es que este año llevo mejor el frío que otros...pero, ya voy deseando ir menos abrigada por las calles y sacar las chaquetas y camisas!!
    Un abrazote!!

    ResponderEliminar