El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



domingo, 24 de enero de 2010

Onetti y los últimos viernes


Hace ya más de un mes que asistí a una exposición sobre "Onetti: confesiones desde Santa María" en mi ciudad. Quedé prendada al descubrir tanto al autor como a sus palabras. Reconozco que era para mí un gran desconocido. Pero el desconcierto vino después, cuando al casi acabar el día, vino a cenar a casa un amigo periodista quién nos contó, que  llegó a cruzar unas palabras con este hombre, ya casi en sus últimos años...antes de recluirse del todo. Nos dijo que llegó un momento en el que dejó de leer lectura contemporanea,...que se dedicó especialmente a las novelas de serie negras.

No concía más que el nombre gracias a algunos de vosotros y algún comentario sobre sus libros que haceis. Pero no sabía nada más y...allí, en medio de sus palabras que volaban por megafono entre las salas, con su propia voz (he de decir que estabamos dos personas sólo disfrutando de la exposición, por lo que su voz resonaba en otras salas de la misma exposición, todo un lujo), con sus libros, sus legajos llenos de esa letra casi inteligible, la habitación que recreaba su escritorio y forma de vida (parece ser que Hortensia Campanella trajo algunas "cosas" que cohabitaban con él)...en fin...paseando por allí, me di cuenta que estaba mirando cara a cara el tiempo, la palabra tras un ser pesimista,  que escribe "Cuando ya no importe", que leía a través de su vida, viendole fotografiado con varios contertulios de su existencia; con Benedetti, García Marquez, Borges..., Observé que sufrió las injusticias del momento, que a pesar de ser melancolico, tenía un hueco para el sentido del humo; dejaba notas bajo la puerta de su casa cuando le llamaban al timbre  y no quería recibir visitas diciendo: "no estoy"....

Además,  caminando por entre sus fotos, palabras, voces...llegabas a un rincón de lectura muy "onettiano", con sus libros de Faulkner y Celine hasta la literaturia policiaca que tanto apreciaba en los úlitmos tiempos.

Una de las cosas que me llamaron mucho la atención fue el decálogo del escritor. Entre risas, entendí que dos y dos son cuatro, pero...¿y si fueran cinco? Dejarme caer por allí fue lo mejor que pude hacer ese día. A parte, de leer un cuento del autor; "el último viernes". Que fue una delicia. La conversación que no se queda en las palabras, sino en los multiples gestos de dos personas que se sientan frente a frente para preguntarse lo que quizá, ya saben del otro.

Como anecdota, leí en la prensa, que los comics de Onetti que había esparcidos por las salas de la exposición, no fueron del agrado de su viuda, ya que según decía, a Onetti no le gustaban.
En muchas ocasiones, Onetti afirmaba que escribir era su vida...desde luego, este año tengo que dedicar un tiempo a dejarme llevar por sus palabras.

12 comentarios:

  1. Conozco a Onetti por mi mamá, que es escritora, y que tiene algunos de sus libros.
    Me alegro que decidas dedicarle algún tiempo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A veces los mejores hallazgos son los que hacemos casualmente, no crees?
    A pesar de haber oído hablar en alguna ocasión de él, no conozco nada suyo.
    Gracias a tí, ahora lo tengo en cuenta.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola María, que bonita entrada y que bien que nos recuerdes a Onetti. He leído algo de él, se más de su vida que de sus libros. Creo que Vargas Llosa ha escrito un libro sobre él, será interesante leerlo.
    Un saludo
    Teresa

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco conozco nada de Onetti... pero su decálogo me ha encantado, así que muchísimas gracias por la entrada y el descubrimiento, María.

    ResponderEliminar
  5. Luciana, sí la verdad es que dedico más tiempo a la literatura de hace un par de siglos, y no reparo en que hay muchos libros en la actualidad, y del siglo pasado, que no dedico tiempo...así que...he decidido remediarlo.

    Marci, qué razón tienes...basta que alguien te haya dejado unas palabras sobre alguien para mantenerte alerta...y luego cuando paseas y te lo encuentras, deseas saber más y más...
    Un abrazo guapa!!

    Teresa...a mí me ha pasado igual...no he leído más que ese cuento que nombro; "el último viernes" y no está nada mal. Habrá que dedicarle más tiempo!!
    Sabia lo de Vargas Llosa, creo que además hay una película o corto que han hecho el pasado año. Habrá que echarle un vistazo, verdad??
    Un abrazo!!

    Cristina, el decálogo está genial, verdad?? A mí también me gustó cuando lo leí. Como digo, quiero dejar un hueco a más escritores este año, de los que apenas conozco más que el nombre.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. María: las novelas de Onetti tiene una atmósfera como dice mi amigo- no apta para suicidas- por el desencanto con el mundo. Novelas bellísimas y extrañas situadas en una ciudad imaginaria. y sus cuentos, enormes.
    Sus últimos días las pasó en una cama, abriendo y cerrando el tambor de un revolver. Personaje extraño el señor Onetti. grosso total
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Excelente entrada, María, Onetti es uno de mis pendientes y espero leer algo suyo este año.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Mario, jajaja...tiene mucha razón tu amigo...es una lectura no apta para suicidas... Sí, sabia lo de sus últimos días...muy triste, pero no perdía el sentido del humor, o por lo menos eso es lo que a mí me ha transmitido de lo poco que pude saborear de sus escritos, y de la exposición.
    Saludos!!!

    Andromeda, este año Onetti tendrá un hueco en varias estanterias.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  9. Cuántos escritores y cuántas cosas voy descubriendo a través de vosotros, a través de ti. Visitarte siempre es un placer. Siempre me gustó mucho eso de las conversaciones sin palabras, cuando sé está tan conectado a otra persona que no hace falta decir nada. Y por supuesto, me gustó la entrada, aunque ni de oídas sepa de este autor. Me voy con la intención de saber de él más adelante.
    Besos, María :-)

    ResponderEliminar
  10. Pues no conozco de nada a Onetti pero me ha gustado mucho lo que has escrito de él. A ver si este año me puedo poner.

    ¡Cuánta razón tiene con los burgueses! Y por si acaso, aunque ya lo tenía planeado, acabo de trasladar a Proust a la lista de espera inmediata (el cabezal de la cama)!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  11. Me alegra que participes de todas aquellas cosas, ya que después tenemos el deleite de que nos las cuentas. Poder conocer un poco más de cerca, a los escritores, a través de sus huellas esparcidas por todas las partes que fueron pisando, es adentrarse en sus letras, es poder conocerles más, en su intimidad y entender sus pensamientos (o al menos tratar).

    Hermosa entrada, voy a leer más también de él, a partir de esta entrada.

    Me gusta la música de fondo, mucho.

    Un abrazo muy grande amiga,
    Anouna

    ResponderEliminar
  12. Patricia, leer es lo que tiene...hace que quieras investigar más sobre alguien que sólo conoces de oídas...y si sus palabras te cautivan...entonces...estás perdida (jejeje). Qué tengas un buen día!!

    Little Emily!! Proust!! Ya me contarás...yo aún no me atrevo. Aunque me atrae enormemente.
    Mil besos!!

    Anouna, gracias por tus bellísimas palabras.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar