El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 18 de marzo de 2011

Scones y algo de Irlanda

La primera vez que probé Scones fue en el Pub irlandés, al que solía ir hace años. Hechos de manos de una mujer irlandesa y una aprendiz española, empecé a degustar la crema batida mezclada con la mermelada de fresas en una especie de bollo compacto, que además llevaba pasas incrustadas.

He de decir que la primera vez que lo ví lo miré con escépticismo...pero una vez que lo probé, me dije...¡¡esto lo tengo que hacer algún día!! Y así fue...Desde este primer encuentro han pasado muchas lunas, y fue leyendo el blog de Cristina, cuando pensé en dar un paso más (bastante tarde desde que dije que lo haría)... y a pesar de no contar con un horno que calienta a 250º, cuando lo pones a 250º, decidí hacerle frente y al menos intentarlo. Entre tanto, miré el libro que me regalo una amiga hace poco (Country tea Party), y que nombré en pasados posts, algunas recetas de internet, y por último...un vídeo de youtube (el que más me convenció era escocés) en el que me mostraban paso a paso que es eso de "sin remover" ...en fin...he de decir que no tuve mucha suerte en la primera tanda (no fue culpa del horno, pobre de él!!)...
Podríamos llamarlas "galletas" en vez de scones, y con formas de lo más diversas (en la foto de al lado aparece un scone comprado y al lado mi "galleta" para observar bien la diferencia...por si alguien lo piensa...eché la levadura suficiente) Pero el sabor, y tuve público objetivo y subjetivo -siempre es bueno tener de ambas clases, por si a una le sale la cosa muy mal, y necesita algo de refuerzo positivo-,  y decidieron al unísono, que a pesar de no tener la forma de un scone (y que ese era el objetivo) estaban muy ricas. Después de hacer en distintos días, varias tandas, por fin, dí con mi propia receta...y la forma de hacerlo. Les dí un toque de canela, que recomiendo a quien le guste la canela, claro...y fueron todo un éxisto. Tuve que hacer formas de corazones, estrellitas, etc... dado que tenía plantillas sin estrenar desde hace siglos, y así fue como la última vez, pude degustar un scone en condiciones. Por supuesto con clotted cream y mermelada de fresa. Aún hoy tengo en el bote de cristal unos pocos, y a pesar de que han pasado ya unos días, aún están algo blanditos y se pueden consumir perfectamente. La clotted cream sigue en su punto.

Para quienes no conozcan los scones, son una especie de pan, bollito, muy compacto y hecho de harina, una pizquita de sal, otro poco de azúcar, levadura, leche....y lo que quieras echarle. Luego para rematar...una vez hechos, se cortan por la mitad y ahí tienes la mermelada con clotted cream...y ahí es cuando irremediablemente, pienses en repetir.
El té que las acompaña hoy es uno de flores que encontré por la estantería de la cocina y que pronto iba a dejar de existir, dado que quedaba para menos de una tetera.

A veces, cuando voy a Madrid visito una librería Deviaje, en la que siempre encuentro alguna que otra joya para leer. Allí me encontré como "Las Islas de Aran" de John M. Synge escritor y poeta inglés de principios del siglo XX. Acompaña a sus letras, ilustraciones del hermano de W.B. Yeats, Jack.  Todas de la vida cotidiana de Irlanda.

John pasó varios veranos de su vida en las Islas, concretamente en una casita en la isla de Irhismaan. Parece ser que hoy en día, se puede visitar la que fue su casa rehabilitada, en la isla. Como curiosidad, este hombre padeció un cancer , la enfermedad de Hodgkin,  y a pesar de ello, siguió escribiendo.
Empieza así...(después de un prólogo en el que nos cuenta que realiza una narración directa de su experiencia personal en la isla, cambiando eso sí...nombres, y algún que otro dato)..."Estoy en Aranmor, sentado cerca del fuego de una turba, escuchando el murmullo de las conversaciones en lengua gaélica, que llega a mis oídos procedente de una pequeña taberna debajo de mi habitación".

En mi viaje a Irlanda, faltaron estas islas,...que la próxima vez que vaya, intentaré ver.
Ayer celebré San Patricio, y no faltaron gorros, risas, y alguna que otra Guinnes. Aunque yo solo la pruebo...no puedo ni con media pinta!!

El libro de Las Islas Aran, aún no lo he empezado, ni terminado...acabo de adquirirlo y tendrá que esperar a que le llegue su momento.

32 comentarios:

  1. ¡¡Pero qué buenísima pinta tienen esos scones!! Te han quedado de exposición, de verdad. Me alegra mucho que por fin te hayas animado a hacerlos. Visto lo bien que te han quedado y lo ricos que debían de estar estoy bastante segura de que repetirás, ¿no?

    Hmmm.

    ResponderEliminar
  2. Seguro Cristina!! Y gracias por tus ánimos y recomendaciones!! Me vinieron muy bien.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Hola María!
    Cómo me ha gustado tu entrada! (y todas). Me encanta la cocina y probar cositas nuevas; incluso hace poco cambié mi horno por uno al que le he dado muchísimo uso para hornear panes, bollos, galletas y todo lo que se me ocurre hacer. Incluso tenemos un blog de cocina entre varias chicas blogueras donde ponemos alguna recetilla...
    El libro también tiene muy buena pinta, pero sobre todo el lugar donde se ambienta, jeje.
    Por cierto, que leí una novela de Rosamunde Pilcher (escribiré la reseña pronto) y pensé que a ti te gustaría muchísimo (en el caso de que no la hayas leído ya, claro!).
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. María te felicito!! Hace años traté de hacer scones (que todas las pasteleras mienten diciendo que es facilísimo) y fracasé estrepitosamente. Tan estrepitosamente que pese a que me encanta cocinar, hasta el día de hoy trato de mantener las manos lejos de la harina, jajaja...
    ¡¡¡También son exquisitos los scones de queso!!! Claro que aqui en Argentina,los combinamos con mate, que es una infusión muy amarga que casa bien con cositas saladas.
    El otro día estuve viendo tés patagónicos interesantes y me acordé de tí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. hola María, saludos. hace ya algún tiempo que voy leyendo tu blog pero no me había decidido a escribirte. coincidimos en muchas cosas: el té, buenos libros, buen cine, viajes... así que nada, felicidades y te seguiré leyendo.
    besos
    txema

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué buena pinta los scones! Empiezo una dieta todo lo estricta que pueda (hay que bajar todos eso kilillos que sobran) el lunes así que tendré que esperar pero en cuanto consiga mi objetivo me animaré con ellos :)
    Estoy segura de que "Las isalas Aran" es un libro preciosoa sí que esperaré a ver qué nos cuentas de él.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  7. María, de verdad que tienen una pinta estupenda!! Qué bueno, inevitablemente es difícil que ciertas recetas salgan a la primera, a mí también me pasa, el caso es intentarlo.
    Por ahí tengo alguna receta de scones para experimentar algún día, me faltaría la clotted cream... pero es algo que podría solucionar el corte inglés, o no?
    Uf! Debido a mi estado no he podido celebrar San Patricio en condiciones. La guinnes siempre me atrajo pero tampoco soy capaz de terminarla.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Otra cosa: no me gusta nada que en los blogs haya música porque la mayoría del tiempo yo estoy escuchando mi música y de repente oigo otra y me pongo de mala leche y tal... Pero hoy estaba mirando tu "ipod" de la barra lateral y ví que era la película "Hace mucho que te quiero", que me encantó.
    Quizás quieras leer mi micro-reseña:

    http://fromisiblog.articulo19.com/?p=2066

    Bueno, ahora me voy a buscar la banda sonora :)

    ResponderEliminar
  9. esos scones se ven buenísimos. Yo no sabía que eran, pero hace poco comencé a tomar un diplomado de ayurveda, en el que se incluyen clases de cocina.
    Te mando por correo la receta que aprendí ahí y que hace que queden de-li-cio-sos.
    Un beso grande,
    Ale.

    ResponderEliminar
  10. maria: scons, que delicia con meremelada y MANTECA cuando aun estan tibios.
    aca los hacemos con polvo de hornear y el proceso se facilita bastante. si a los de canela y a los salados con panceta. que hambre!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Isi...yo no soy muy de la cocina...excepto para el té y algún que otro dulce o comida. Pero tampoco es algo que odie.
    Sí que es verdad que tengo ganas de cambiar de horno...a ver cuándo!! Aún en la casa en que estoy, dudo mucho que lo cambie. Tendré que esperar.
    Quiero ver ese blog de cocina del que me hablas!! Sí no te importa, claro.
    Tuve una época hace ya mucho, en la que me gustaba leer a Rosemund Pilcher...Hace mucho que no leo nada de ella. Creo que me gustó para una época...Pero leeré tu reseña. No he leído todo de Rosemund.
    A mí me pasa igual con la música...Pensé mucho lo de ponerla o no. En fin...de momento la tengo, pero creo que con el tiempo terminaré por quitarla.
    La película es la dices...la vi hace tiempo en el cine..."Hace mucho que te quiero". Durilla, pero muy interesante. Además me encanta la actriz protagonista.
    Y la relación que tiene con su hermana...cuando por fin...hablan sin tapujos del tema.
    Bueno...que al final me lio yo sola.
    Te leo.
    Mil besos, Isi!!

    Valeria...mmmm!! No sé si lo he dicho ya...pero una de mis grandes pasiones es el queso...Gracias por recordármelo...Creo que los próximos que haga, serán salados.
    Conozco y he probado el mate, en calabaza con la bombilla...pero no termino de encontrarle el punto, dado que siempre tengo que echar azúcar incluso al té aromático...
    Me encantaría que me gustase el mate...quizá con tiempo.
    Mmmm...ya me contarás eso de los tés patagónicos...suena bien!!
    Besos!!

    Txema, Bienvenida!! Y gracias por tus palabras. Espero que sigas escribiendo por aquí.
    Un saludo!!

    Matilda, la verdad es que no sé si engordan o no, pero están hechos con tan pocos productos, y muy naturales...que no creo que engorden mucho...Yo suelo tomar uno o dos para desayunar...Ni se me ocurre pensar en ellos en la cena.Ya me contarás si los haces qué tal...Piensa que salgan como salgan...seguro que están ricos.
    Por otro lado, espero contaros pronto del libro. A ver sí me animo.
    Besos!!

    Patricia, creo que te gustarían, y seguro que te salen riquísimos...tienes muy buena mano respostera...pero si por lo que sea, no salen como esperabas (cosa que dudo), ten presente que estarán bien buenos.
    La clotted Cream la compré en "Living in London"...pero seguro que la venden en más sitios. Sí sé de otro, te cuento, vale!!!
    Imagino que estarás ya preparandote para el momento final...Muchísimo ánimo!!! Y aquí estamos para cuando quieras!! Mil besos gigantes!!!

    Ale, no estaban mal esos últimos en todos los sentidos; forma, sabor, etc...
    Y en cuando a la ayurveda...por favor!! Cuéntanos!! qué tal es?? Suena muy interesante.
    Espero ese email tuyo con la receta.
    Un abrazote!

    Julio e. no los he probado salados, pero me está apeteciendo mucho volver a la cocina y echar harina y todo lo demás para comerme uno salado...quizá sin panceta, pero tal vez con chorizo o queso....o ambos!!
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  12. Los conocí por una amiga trotamundos que vivió algunos años en Leeds, pero yo no me he animado a prepararlos.
    Muy buena elección viajar por Irlanda, es uno de mis deseos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué ricos! Me apunto a todo menos a la clotted cream.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. maria: me he quedado colgado con lo de la sagrada familia, buscando material para el trabajo me he cruzado con este video y se que va a interesarte
    http://doclecticos.blogspot.com/2009/10/antoni-gaudi-arquitectura-modernista-en.html
    que lo disfrutes y un abrazo

    ResponderEliminar
  15. María: Realmente el mate no es gran cosa...jajaja. Esla costumbre, mas que nada. Y por ahí que dura mas y hace que se prolongue el momento de reunión y conversación. Pero no voy a defender mucho el sabor porque es mas o menos. Tampoco un nacionalismo irracional, eh...

    ResponderEliminar
  16. Luciana, si te gustan y los has probado...te animo a que los hagas. Tienen su dificultad, como todo, pero en youtube hay mucha gente haciendolos al momento y es cuestión de seguir la receta que más te atraiga...y darle tu toque personal...bueno...esto si te apetece, claro.
    En cuanto a Irlanda. Hicimos el viaje en el 2004. Y ha llovido mucho desde entonces!!! Queremos volver algún día.
    Un abrazo

    Elvira...¿no te gusta la clotted cream??
    Bueno, ya se sabe...se pueden tomar de mil maneras diferentes. Están riquísimos!!
    Besos!!

    Julio e. muchísimas gracias!! Me gusta mucho todo lo que he visto hasta ahora del enlace que me has envíado de Gaudí. La verdad es que en casa lo disfrutamos muchísimo. Es un arquitecto muy especial, verad?? Su forma de ver el mundo y la vida es tan diferente!!!
    Un saludo y abrazo!!

    ResponderEliminar
  17. Valeria, no sé...pero cuando lo veo tomar en alguna que otra película y veo lo muy amenudo que os acompaña en todos los actos interesantes de la vida...apetece!! Pero es verdad que no me gusta el sabor...en fin...me quedaré con el té y los rooibos!!
    Yo tampoco soy de nacionalismos!!
    Mil besos grandes!!

    ResponderEliminar
  18. Te dejo el enlace a la receta de un bizcocho que te va a encantar... :D
    Luego ya ves tú la página principal si quieres:

    http://fiestaenlacocina.wordpress.com/2011/03/02/bizcocho-de-te-negro/

    ResponderEliminar
  19. Esos scones deben estar deliciosos,me gusta mucho hacer repostería y ya los pongo en mi lista de nuevas recetas
    Me encanta visitarte y compartir estos momentos contigo
    Feliz comienzo de Primavera
    Un Beso

    ResponderEliminar
  20. Hola María: mi vieja siempre hacía scones sin tener nada que ver con los irlandeses, no sé como habrá llegado a ella, el mundo tambiés es una gran cocina. Acá en argentina hace poco que le dan bolilla a San Patricio, los medios de comunicación le dan mucha rosca y después pasan a los mamados y los locos que se cuelgan de los faroles de las calles de Baires. Que bueno lo de tu viaje, Irlanda debe ser un país con paisajes alucinantes.

    saludos

    ResponderEliminar
  21. Deliciosa entrada!! Qué suerte poder degustar esos scones con tan buena pinta con una taza de té de crema,tofee o chocolate... También voto por el detalle de la canela. La mermelada de fresa que se ve en la foto no la conocía. No es de las que se ven normalmente en el súper. Debe estar muy rica. Gracias por hacernos pasar "un mal rato". Saludos!!

    ResponderEliminar
  22. María, se me han antojado estos scones! Por alguna razón me recuerdan a los bollitos que venden en KFC acá en México... creo que iré por unos en cuanto me sea posible...
    ¡Que exquisita entrada!

    Saludos y abrazos!

    ResponderEliminar
  23. Me encanta leer tus post porque me llevan a esas tierras del norte que tanto me atraen y tan poco he visitado, salvo Escocia! a la que vuelvo este verano ,despues de dos veces.
    Tienen buena pinta esos scones! Si se pudieran mandar por mail...
    Bts!!

    ResponderEliminar
  24. Isi...Muchas gracias!! Tomo nota. Ya te contaré.
    Bss!!

    Igualmente Princesa Nadie!! Con la cocina, tengo que tener el día...no siempre apetece.
    Un abrazo!!

    Mario, qué razón tienes...el mundo es una gran cocina, lleno de sabores y de los rincones más bellos y maravillosos del mundo. Seguro que un scone en la Patagonía, con su propia personalidad, debe estar buenísimo.
    Y sí...dan mucho protagonismo a San Patricio...llega hasta Finlandia...una vez me pilló allí y lo celebramos.
    El viaje a Irlanda, fue hace unos añitos.
    Un abrazo!!

    Emilio, gracias!! Y bienvenido!! Están muy apetecibles. Pero costó que salieran más o menos bien. La mermelada de fresa, era muy especial (digo era, porque ya la hemos terminado) es de fabricación artesanal y de la zona de Cantabria. La encontré en una pastelería...y la compré sin dudarlo.
    También yo a estas horas paso un mal rato viendo los scones.
    Un saludo!!

    Cariitoo, espero que algún día los pruebes...y como se pueden tomar dulces o salados, pues será de escoger qué es lo que más te apetece en ese momento.
    Un beso,

    Eloyse Liyu, pues...ójala puedieramos alargar la mano y coger uno, verdad!! Seguro que volveras a tierras norteñas...En escocia estaban también muy ricos, recuerdo en una casa rural en Edimburgo, que el dueño con sus bromas típicas llenas de ironía, nos daba para desayunar scones...Y estaban deliciosos.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  25. Los scones están riquísimos. Los he hecho varias veces y aunque algunas veces salen mejor que otras,el sabor es único
    besos
    Emma

    ResponderEliminar
  26. Emma, sí...me gustan mucho. Ya he hecho más desde que escribí esta entrada...ahora no vivo sin ellos. Esta vez les he echado pasas.
    Están buenísimos.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  27. Hummm, huele bien hasta detrás de la pantalla.

    En mi casa el té lo preparo yo, los dulces, mi marido que es el experto pastelero de la familia. Pero él es más de café (jejej). Preparar café, para él es un arte, y la mezacla de los olores del te y café, son un poema perfecto.

    Un besico amiga!

    ResponderEliminar
  28. Susana, qué bien tiene que oler tu casa a té y café!!! Mmmmm!!
    En casa, lo de preparar cosas en la cocina es indistintintamente... aunque,...él hace unas tortillas con chorizo y cebolla para chuparse los dedos (esa siempre la hace él).
    Un besin muy grande!!

    ResponderEliminar
  29. ¡Qué delicia!! Yo no soy mucho de cocinar pero de vez en cuando me aplico, sobre todo con exquisiteces como esta. A ver si me salen... :)

    ResponderEliminar
  30. Andromeda, yo tampoco soy de mucho cocinar, pero llevaba tiempo queriendo hacer scones y ver qué tal...y en fin...son maravillosos, y más cuando los has hecho tú.
    Espero que los disfrutes!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  31. Mi querida María:
    el ayurveda es muy interesante. Ayur quiere decir vida y veda ciencia. Así que es una antigua ciencia hindú, donde se estudia cómo preservar la salud, obtener paz mental y ayudar a que, teniendo salud y paz mental, seas feliz y tu vida bendiga la de los demás. Se dice que todas las ciencias médicas antiguas derivan de ella (la acupuntura o la medicina griega, por ejemplo). Tiene mucho que ver con la yoga, y como soy instrucora de yoga ¡sigo preparándome! ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  32. Gracias, Ale, por explicarme con más detalle qué es ayurveda. Hace unos años practicaba muy amenudo yoga. Actualmente, lo echo mucho de menos y tengo intención de volver. Estoy muy oxidada.
    Un abrazo y me encanta lo que cuentas!!

    ResponderEliminar