El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



miércoles, 20 de abril de 2011

Bookends and...

De fondo un día entre nubes y claros...con pocas personas por la calle...tan pocas, que parece una ciudad distinta...Cuando he llegado a casa después de hacer unas razonables compras....escojo la zona más abuhardillada de la casa y con taza de té en la mano, termino de leer uno de los libros que tenía por casa y que prometí leerlo a lo largo de este año.

Es un libro que S. me recomendó insistentemente. Lo compré en Londres el pasado año, en un 3x2. En inglés... of course, y he intentado leerlo varias veces, pero con mi "increíble" nivel, teminaba dejandolo por algún rincón de la casa. El caso es que...hace poco, en una librería que está cerrando sus puertas, encontré el libro traducidol...así que...me hice con un ejemplar (costaba 5€!!).

De forma que durante unos días me encontraba tendida en el sillón y  leía algunos capítulos en la versión traducida (con título penoso: "Lios, libros y más lios") y otros capítulos en la versión original (para no decir que no lo había intentado). Durante la lectura, quedé muy sorprendida conmigo misma, porque entendía más de lo que esperaba. También es cierto, que hasta que el libro no me enganchó, no leía de igual manera (Eso pasa en la pág. 56 del libro traducido y en la pág.62 del original).
Además...no es el primer libro que leo en inglés... ¿Por qué me enganchó la historia? Porque hablan de una librería de esas de ensueño...que una siempre ha tenido (y tiene) la ilusión de que algún día se haga realidad. Y es una delicia ir andando con el libro en que apenas pesa y con esa portada, por mi ciudad, parar en una cafetería y leer...quedarme hasta pasadas unas horas mirando las palabras que antes no parecían tener sentido, y que comienzan a adquirir una forma bastante definida. De manera que ya, cuando me hablan de Cath, sé exactamente como es en mi imaginación. Al igual que la librería...Sé que hay sillones donde sentarse, imagino la calle de Londres donde está ubicada y los clientes que entran a echar un vistazo.

Pero la historia no comienza con la librería. Primero te presentan a una serie de personajes universitarios, interesados más en sí mismos y en sus líos, que en lo que estudian...y a quienes la vida les vuelve a reunir pasados unos diez años. La mayoría de ellos han mantenido un contacto más o menos intenso, según su relación que mantuviesen durante esos diez años.

En esa maraña de vidas entre unos y otros, una de las protagonistas reune el valor para dejar su trabajo y abrir una librería: Bookends, en la que venderán libros y además, podrás tomar té/café y...¿¿ por qué no?? Un rico pastel de los que prepara Lucy. Es como leer un guión de un buen telefilm de media tarde, que te engancha y acabas queriendo saber más sobre ese grupo de amigos y sus vidas.
No suelo leer libros de Jane Green, pero este, tengo que reconocer que me ha gustado.
Además...encontarlo en una librería que está en sus últimos días, me ha parecido muy simbólico. Porque hoy en día requieren de más esfuerzo que hace unos años (o eso me parece a mí)... La persona que comenzó con esta librería, un día me dijo que ese era su sueño, y al igual que la protagonista del libro, Cath, comenzó con mucha ilusión, dando vida a cada rincón. Vinieron poetas, traductores, autores, músicos,....Estaba llena de magía. Ahora se le enconge a una el corazón cuando ve el cartel que hay en la entrada en el que dan las gracias a quienes creyeron en ese sueño.

Ciertamente uno de sus puntos débiles es que tardaban bastante en traer un libro determinado (incluso no llegar a traerlo)...pero había libros en sus estanterías, sorpresas en alguna repisa, música fascinante de otros mundos...Y una se podía quedar allí un rato mirando lo que había alrededor. En cuclillas o de pie, con una copa de vino o con una taza termo de té...te recorrias las pequeñas estancias de esta pequeña librería, que hacía más bella la zona donde esta ubicada.

Bueno, y por si fuera poco, durante estos días (además de ir al teatro y a conciertos de piano...) he descubierto una serie de esas para pasar un rato de interés "gracioso"...podríamos decir...y de la que algunas personas ya me habían hablado...Se trata de Black Books...una serie que bacila entre lo absurdo, lo cómico, los libros, los británicos, tener una tienda y no querer vender ni un solo libro para no tener que hacer un pedido...etc...es sencillamente estupenda y muy recomendable.

Las fotos son de una servidora, menos la de Black Books, obtenida de internet. La primera de las fotos, (bastante desenfocada...la hice rápido y mientras andaba por Charing Cross) es de una librería que había en Londres y que ya no existe. Espero que no llevara ese nombre por el libro de Jane Green...creo que se trata más bien de esas casualidades de la vida...o quizá,...no...aunque no vendían nada de té ni pasteles.

28 comentarios:

  1. Hummm el libro no lo conozco, pero me lo apunto sin dudar (ahora ya estoy avisada de que el principio hay que leerlo con ánimo porque tarda en enganchar, jejeje). Me alegro de que lo hayas leído a medias en inglés a pesar de tenerlo traducido!! (yo no podría!!).
    Lo de la librería es una pena, la verdad, pero bueno...
    Y la serie no la conozco, pero mejor, porque es que me engancho como una tonta a cualquier cosa!

    felices vacaciones!

    ResponderEliminar
  2. Me encuentro feliz, mi papá me compró el Kindle de Amazon por motivos académicos y de salud (cargaba la "pequeña" Oxford Anthology of English Literture y me espalda comenzaba a dolerme), lo cual ha influído en que lea con mayor velocidad, junto a una rica taza de té... ahora espero conseguir ese libro, ya sea en Kindle o en estado físico (voy comprando los libros que me gustan en Kindle)...

    Está triste lo del cierre de la librería... mi sueño es abrir una librería, pero tengo miedo de que me pase eso...

    Gran entrada!

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. hola maría:
    libros, librerias, sueños, nuevos sabores; a todos hay que animarse y dar el paso. si esta el riesgo del fracaso de que no nos guste, de que de trabajo, pero bueno... quien nos quita lo bailado. animo con ese sueño que de entrada en entrada aparece (quiza debiera ser una libreria virtual donde podamos comprar todos tus lectores. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrada... el libro lo anoto aunque sin muchas esperanzas de encontrarlo. Comparto ese sueño de la librería con café y algo rico para comer... refugio de todos los intelectuales y soñadores de mi pueblito...

    ResponderEliminar
  5. Isi, no está nada mal...parece una especie de Bridget Jones...ya me contarás si lo lees, qué te parece.
    Besos!!

    Cariitoo, pues imagino, vamos creo que con toda seguridad lo podrás encontrar en Kindle. Creo que te gustará...
    Ese miedo...por montar una librería y que no salga bien...creo que lo tenemos todas las personas que soñamos con ello...
    Espero que algún día puedas cumplir ese sueño, pero con un finales optimistas...
    Un abrazo muy grande!!!

    ResponderEliminar
  6. Julio e. eso mismo fue lo que le dije a la dueña de la librería...¡¡qué te quiten lo "bailao"! Desde luego ha sido un lugar vivo durante varios años.
    Sí...hablo mucho de ese sueño en mis últimas entradas...quizá porque los treinta son años de proyectos y una tiene ganas de verlos crecer. Ahora, de momento, no se han cruzado la oportunidad con la preparación...pero ¡¡algún día!! Aunque sea de forma vitual!!
    Gracias y un gran saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Valeria, creo que la mayoría de las personas que paseamos por los blogs, estamos muy tentados a disfrutar de un sueño parecido. Otro de mis sueños era tener un cine...Como ves...todos negocios muy solventes...jejeje...
    Espero que algún día...por la Gran Argentina, nos presentes ese rincón tuyo, lleno de libros, tés, cafés...y algo para comer...Espero ser cliente tuya para cuando vaya!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Me interesa el libro, porque como a muchos, me gustaría tener mi librería propia. Por cierto, lástima no tener dinero para comprar la que venden!
    A la serie me la han recomendado varias personas. Habrá que verla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo también vivo en Alcalá por lo que me apena que cierre Liberarte, aún me dio tiempo de pillar un par de libros.Y a proposito de librerías: Me llama la atención que no tengas enlace a la página web de la Librería Cervantes "La Librería de Javier" ya sabes, la que está enfrente de Saboreateycafe la Tetería de Carolina, allí fue donde, ya hace más de un año, comenzamos las tertulias con los escritores ¿cómo es que no te has apuntado a ninguna?
    Saludos.
    Por cierto, me gusta la música que suena en tu página.

    ResponderEliminar
  10. Hola Maria, otra librería menos, snif!,
    ¿te imaginas que dentro de diez años cuentan la historia de un montón de chalados enredados aquí que compraron una librería solo por el placer de compartir?...
    El nombre de la libreria (Liberarte, ojalá pudieramos...)es muy sugerente...y la Tetería de Carolina...tendremos que visitarte!!
    Me gusta que me descubras series..esta pinta muy bien.
    Es verdad que a veces el libro tarda en captarte, sea en inglés o no, yo estoy muy perezosa con mis lecturas en inglés...me desconecto...
    Un abrazo ;-)

    El Guisante Verde Project

    ResponderEliminar
  11. Luciana, Bookends, no está mal...pero no es el mejor libro que he leído. Tiene sus momentos. Ya me dirás que opinas cuando lo leas.
    Ójala pudiera comprar la librería...y lo que es más...hacer que se convierta en tetería...
    Es/era un rincón pequeño, pero muy especial.
    La serie tiene buenos puntos de humor.
    Un abrazo grande!!

    Ester, si, conozco la librería de Javier...¿cómo no?!! Y durante un tiempo compraba muchos libros allí...de cuando en cuando lo sigo haciendo.
    Y los tés y roiboos de Carolina!!! Mmmm qué ricos!! Especialmente los roiboos de plátano y caramelo, aquí suelo ir más amenudo.
    Sé que hace (o hacía), Javier, tertulias allí.
    Tal vez, entre librería y librería, nos veamos la noche de los libros...¿quién sabe?
    Gracias por pasar por aquí y comentar.
    Un saludo!!

    Maribel...espero pronto esa visita vuestra!! Y Dios quiera que no me pille fuera, jejeje...
    Qué bonito sueño sería ese...poder comprar una librería entre unos cuantos "chalados"...sería estupendo!!
    Espero que disfrutes con la serie...ya me contarás!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Maria, eres genial!!!!
    me he sentido muy orgullosa de ti al entrar, despues de mucho tiempo sin hacerlo, en tu blog...
    un abrazo,
    Mada

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho recordar mi visita a Alcalá, que tengo ganas de repetir ;)
    y ese libro que encontré en Liberarte. Por cierto, me parecía una muy buena idea pero es una pena lo que explicas, una librería que no trae libros que buscas me parece mal.

    De todas las librerías de Londres, nunca había estado en Bookends, eso sí, gracias por la información, tengo una guía de librerías de Londres que ya tiene unos años y siempre me gusta actualizar qué librerías ya no están o si han cambiado de dirección, por ejemplo. En fin, ya te contaré.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué entrada tan linda, María!! Quizá todos los lectores hemos soñado con tener una librería; ese fue mi sueño durante mucho tiempo, ahora bien disminuido gracias al libro electrónico (que, dicho sea de paso, uso con frecuencia). :/
    Espero encontrar ese libro encantador. :)
    ¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  15. Mada!! Qué ilusión!! He pensado mucho en ti estos días. Gracias por lo que dices. A ver si encontramos un rato y nos vemos.
    Un abrazo muy grande!!

    Little Emily, si!! Tú estuviste por allí, por entre sus estanterías... Y ciertamente, te encontraste con un libro precioso!!! A ver cuándo nos hablas de él!!??
    En cuanto a no traer los libros...no lo hacían aposta. Era más bien la falta de medios. A mí realmente me importaba menos, porque sabiéndolo, ya se los pedía a otras librerías...y así no me privaba de disfrutar de esos "encuentros" con libros que allí disfruté.
    Espero que encuentres Bookends...la foto que hice fue en 2008, y el año pasado ya no estaba. No sé si han cambiado de lugar.
    Un beso grande!!

    Andrómeda, es cierto...quienes nos gusta leer, de algún modo hemos soñado con algún ricón como ese. Aún o me he animado a la lectura electrónica...que veo útil...pero no me despego de los libros. Sigo "cargando" con ellos.
    Seguramente, caeré en la lectura digital, pero de momento, sigo aprovechandome del tacto que tienen los libros
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Ojalá cumplas algún día tu sueño! Y lo llevarás con más eficiencia, seguro. Que los encargos hay que atenderlos como es debido para que el cliente quede contento.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ójala, Elvira...pero al paso que voy lo veo difícil. Gracias de todos modos!!
    Si algún día lo consigo, te invitaré a un té/café...con pastelito.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  18. Es tan triste cuando una librería cierra :(

    Y qué bien que hayas descubierto Black Books: es genial, genial, genial :D

    ResponderEliminar
  19. Me da mucha pena cuando cierra una librería aunque tengo que reconocer que últimamente hago más uso de las bibliotecas que de las librerías... es cuestión de salud (alergia al polvo).
    A ver si tengo suerte y lo encuentro.
    Black Books es una de mis serie preferidas, reí muchísimo con ella. Es genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. He disfrutado mucho leyendo tu entrada. Cuando me he querido dar cuenta estaba paseando por tu ciudad con ese libro -que no he leído- debajo del brazo, buscando un café para leer... Ojalá no desaparezcan nunca esas librerías. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. ¿Sabes María? Yo también tengo el sueño de abrir una librería y de hecho, ya he preparado el proyecto un par de veces, pero la vida real y sobre todo los bancos me ponen los pies en el suelo. La mí tendría una sección de infantil muy importante, claro, haríamos muchas actividades y se impartirían cursos, esos que yo me tenago que ir a buscar a Madrid porque en Sevilla no los hay. Además, detrás del mostrador habría una estantería llena de tés, vendería rooibos, negro, rojo... algunas tacitas con tapa, alguna tetera...
    Ojala un día cumplamos ese sueño :)
    Por cierto, he probado un nuevo té negro, de tarta de manzana, está sorprenentemente bueno y huele que alimenta. Como no son baratos voy a mi tienda preferida (y recien descubierta) menos de lo que quisiera y me quedan un millón de tés por probar, ¡qué alegría!
    Me apunto el libro, claro, pero yo, de momento para leer en español. ¿La serie solo la podemos ver en inglés? Con los subtítulos si me animo así que también la apunto.
    Como siempre, un placer leerte.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  22. ¡Ah! "La hija de Robert Poste" me está gustando, es muy agradable de leer porque la autora escribe bien y Flora Poste, la protagonista, es tan tremendamente frívola y caradura que acabas encariñándote con ella irremediablemente. Yo no me estoy riendo a carcajadas como he leído que le ha pasado a otra gente pero reconozco que casi todo el rato tengo una sonrisa en la cara :)
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola. ¿Alguien que ame los libros no tiene el sueño de abrir una librería? Un sitio mágico donde se almacenen más o menos ordenados todos los libros que nos han regalado historias, reflexiones, risas, belleza, tristezas... Y todos los libros que aún están por descubrir. Seguramente cada uno de nosotros tiene una librería diferente en mente, una librería que viene a ser el reflejo de la personalidad, los gustos y las creencias del que sueña. (Cada día entiendo más lo que decía Calderón de la Barca, ahora que lo pienso)
    Y tras esta perorata, contarte que hace ya unos años que me leí el libro éste del que hablas: "Bookends", "Líos, libros y más líos", en castellano... (¡Vaya título...! Debe haber algún duende malvado escondido en algunas editoriales repartiendo "ideas brillantes" en las mentes pensantes de los responsables de los títulos y se debe de pegar algunas panzadas a reír bastante serias... ¿no te parece?) Pero volviendo al libro, lo empecé con mucha ilusión y, hombre, no me parece un libro lo bastante bueno como para guardarlo. De hecho, yo lo regalé. Reconozco que me entretuvo pero no me aportó nada. Es de ese tipo de lecturas que te entretiene como te entretiene una película de sábado a medio día en antena 3; está bien para pasar el rato si no hay nada mejor, pero nunca te comprarías el DVD. En fin. Ésta es sólo mi opinión. Un saludo, bella María. (P.D.: Perdón y perdón de nuevo así hasta mil; sé que te debo correo. A ver si este fin de semana me siento y te contesto) Un beso enorme. Mari Mar.

    ResponderEliminar
  24. Siempre en constante búsqueda de libros, cine y series ( olvidaba los discos ) muy bueno que lo compartas con nosotros. saludo0s

    ResponderEliminar
  25. Yo me leí el libro porque hablaban precisamente de una librería y me gustó mucho esa idea...

    El libro no me entusiasmó pero su lectura me pareció agradable.

    Me da pena que cierren librerías, sobre todo si tienen encanto.

    Un besico.

    Ana

    ResponderEliminar
  26. María, aunque ahora no pueda comentar tanto como antes por causa de la niña siempre te leo. Creo que de alguna forma te he dicho que este es uno de mis blogs favoritos, me inspira sensaciones buenas, y si no fuera verdad te aseguro que no lo diría.
    Me encantaron tus encuentros con Virginia Woolf entre té y té.
    También me uno al lamento de que cierren una librería.
    De Jane Green leí Nadie es perfecto, un libro que se olvida fácilmente. Posiblemente con Bookends se esmeró más, tendré que anotarlo en mi libretita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. No he leído nada de esta autora pero, por lo que comentas, este libro parece muy entretenido. Tendré que buscarlo.

    No se me ocurre un negocio más agradable que una librería y, si encima hay té y pasteles, debe ser maravilloso. Qué pena que algunos libreros, que empezarían con mucha ilusión, no tengan más remedio que cerrar. Debe ser frustrante.

    He visto el primer capítulo de Black Books. Me ha gustado mucho. Es una serie realmente absurda pero muy divertida :)

    Un abrazo, María

    ResponderEliminar
  28. Cristina, es una lástima, verdad?? Yo también lo siento muchísimo.
    En cuanto a la serie, la veo de cuando en cuando y paso un rato muy agradable dentro de ese humor absurdo.
    Bss!!!

    Guacimara, hubo un tiempo en que era de bibliotecas, pero llevo años sin pisar una. Quizá fui demasiado tiempo en otras épocas...en fin...siento mucho lo de la alergía...
    Ya me contarás si lo encuentras y lees qué te parece...
    Recuerdo que es una lectura tipo "telefilm" serie B del medio día...que a veces, puede apetecer.
    Un abrazo grande!!!

    Thorton,...lo que más me ha gustado de lo que dices es esa búsqueda hacia una cafetería con libro en mano..¡¡¡qué tentador!!!
    Saludos!! Y gracias por comentar!!

    Matilda...creo que nuestros sueños se han cruzado!! ¡¡¿Hablamos de la misma librería!!?? me da la impresión de que sería muy similar...seguro que hay algunos matices diferentes, pero en esa tienda que tengo pensada, también vendería té.
    Por cierto...nombras un té llamado "pastel de manzana", solo por el nombre merece la pena probarlo!! Seguro que esta riquísimo. ¿Es té negro?
    La serie la encontré en inglés y con subtítulos en español...pero merece la pena...es absurdísima, para pasar un rato en blanco, sin pensar en mucho más.
    Me alegra saber que la hija de Robert Poste, te está gustando...¿sabes que hay otro libro que es la continuación? También hay una película llamada Cold farm...la encontré en internet. Está en inglés con subtítulos en español.
    Un abrazo grande, Matilda!!!

    M.M. ¡¡Qué alegría verte por aquí comentando!! Así que leíste...bookends...Estoy muy de acuerdo contigo en que es un libro ligero,...como ya digo en la entrada, es como ver un telefilm de media tarde que termina enganchándote y hasta ahí.
    Pero hay momentos en los que he disfrutado de su lectura...y te aseguro que en inglés...más aún.
    Un abrazo muy muy muy grande!!

    Gracias, Mario...es verdad que termina siendo contar cosas que suceden: que lees, que vives, que sueñas...es un poco eso, no!!??
    Un saludo!!

    Anvica, es cierto...es un libro que no engancha demasiado, y no es muy bueno, pero...en fin...como habla de libros, té, amigos, etc...pues una quiere saber más.
    Lo de la Librería es muy muy triste. En fin...
    Gracias por pasearte por aquí y comentar.
    Un saludo!!

    Patricia, no te preocupes!! Tú a lo tuyo con Celia!! Me hacen mucha ilusión tus palabras, pero ahora esta esa pequeña hada que te necesita y de la que seguro tú también necesitas. Gracias por el esfuerzo de pasarte por aquí y leer...
    No he leído nada más de Jane Green, solo este libro, pero no creo que se haya esmerado mucho más con este. Si lo anotas en tu libretita, piensa que la idea del libro (abrir una librería, estar con amigos, té...)es mucho más alta en nuestra imaginación de lo que luego te encuentras en sus hojas...no sé si me he explicado bien, pero hay que pensar que es una lectura ligera.
    Un abrazo...me encanta ver fotos de tu pequeña hada!!

    Indira, qué bien, leerte de nuevo!! Voy de inmediato a tu blog para leerte.
    Este libro es de lo que lees la contraportada y esperas más de él. Es lectura ligera, agradable, tipo telefilm (creo que me repito mucho).
    La serie es genial dentro de lo absurdo...verdad??
    Y lo de la librería...una verdadera pena!!
    Qué tengas un precioso fin de semana!!!
    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar