El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 21 de junio de 2011

Días de Verano


Días de Verano en Biarritz (Francia) En 2008
 ¿Qué tendrán los días de verano que tanto me gustan? Aunque haga cosas similares a lo que hago cuando no tengo que ir a trabajar, siento que son diferentes: realizas quizás las cosas más pausadas, aunque en mi caso, suelo sentirme más activa, y me levanto antes de forma natural, hago comidas más fresquitas, preparo té con hielo y lo dejo en la nevera, o limonada...y piensas y organizas el día de modo distinto, aprovechando más el tiempo libre, etc...
Cuando salgo levanto los ojos y siento que el aroma que respiro en la calle, es distinto. Puedes levantarte más o menos temprano,  salir a comprar el pan y mientras embriagarte de olores: del café recién hecho, cuando pasas cerca de una terracita donde están desayunando, observar las flores que cuelgan en los balcones (cada vez más personas lo hacen y estoy segura que sin saber que, de algún modo, alegran la calle y a quienes pasean por allí,)... En fin...ratos de esos que pueden pasar inadvertidos por lo sencillos que son, pero que hacen que el día comience de un modo diferente.

Puedes ir a la piscina, playa,  pensar en vacaciones relajadas o más activas, y si no se puede porque la crisis está ahí, pues meditar que aún no me hemos llegado a esos momentos en los que se racionaban los alimentos. Y a pesar de la situación, donde uno/a vive, puede hacer miles de cosas sin dinero...(Siempre he pensado que los atardeceres son gratis y es una de las cosas más bellas para disfrutar en este mundo).

Una de las cosas que siempre suelo hacer en verano es ir a la piscina...Intento ir casi a diario (a horas en las que se puede nadar y estar más o menos tranquila). Con libro y toalla en mano, es una de las cosas que más me gusta disfrutar en esta época del año.

A la piscina se vienen conmigo, en esta ocasión, varios escritores y escritoras en un solo libro de bolsillo. Tenemos a Katherine Mansfield, a Chéjov, a Flannery O'Connor, etc...Seguiría... El libro lleva por título, "Cuentos de mujeres solas", y el prólogo es de Marcela Serrano, que  no tiene desperdicio. Es una maravilla leerla, porque de algún modo te situa el mensaje que quiere llevar el libro, dentro de que cada escritor deje su seña de identidad. No sé por qué, pero leyéndo el prólogo me acordé mucho de Virginia Woolf (sigo con su diario durante las mañanas, voy muy poco a poco).

Viene a hablar de la soledad que sienten muchas personas a pesar de estar acompañadas...Cómo esta soledad se puede hacer invisible, silenciada...en especial se centra en mujeres,...en las mujeres de otras épocas, aunque creo que podría ser en ocasiones, muy extrapolable a la actualidad. El contexto con el que trabajo está muy relacionado con esa situación. Esa soledad que sienten y que es derivada por una serie de acontecimientos y circunstancias...que tal vez está condicionada por la vida que una llevan, pero también con eso que decimos...¿con qué llenas tu vida? ¿Qué condimentos utilizas? ¿Qué sentido damos a lo que hacemos?
Mmmm...con estas y otras preguntas, me voy a la piscina, a intentar encontrar un momento de soledad buscada y a leer estos relatos que parecen la mar de interesantes.
Feliz Día de Verano!!!

24 comentarios:

  1. maría: feliz día, aca acaba de comenzar el invierno y se ve que sabemos también de disfrutar de la vida porque muchas de las actividades placenteras que propones para tu estío, las voy a aplicar en este invierno.libros paseos pan caliente café y tardes frías y borrascosas.en fin disfrutar

    ResponderEliminar
  2. Julio e. ¡¡desde luego!! Esos aromas y sabores que nombras, nos siguen también en el invierno. De todos modos, ahora, necesito del verano, para luego refugiarme en el invierno...que también me va gustando cada año más.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. María, ¡qué buen título ese de Cuentos de mujeres solas!! Voy a buscarlo inmediatamente, yo ahora mismo estoy alternando mis lecturas con algunos relatos y me está resultando agradable la experiencia.
    También estamos con mucho calor, aquí preparamos la flor de Jamaica o Hibiscus a la manera de un té helado y resulta muy refrescante. Caliente lo tomé como "Karkadé" en Egipto y también me gustó, pero con este calor prefiero los cubos de hielo. =)
    ¡Te mando un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Hoy mismo ha empezado el invierno por acá, con un día gris, frío y lluvioso, haciendo gala de la estación. Yo soy una persona que aprecia más los encantos del otoño y del invierno que los del verano.
    Es que si vivieras en mi ciudad, con altas temperaturas, muchísima humedad y continua invasión de mosquitos, tampoco podrías disfrutar tanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. María cada vez que mencionas a Virginia Woolf más ganas tengo de leerla.
    Besos.
    P.S. Un verano en Francia debe de ser divino!! :)

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que no soy demasiado fan del verano y creo que no lo disfruto demasiado, quizá hago menos cosas que en invierno y todo. A pesar de que tengo playa en mi ciudad ni la piso... Prefiero con mucho el otoño, la primavera... porque un invierno muy largo es triste.

    Espero que tú si disfrutes del verano, veo que eres capaz de sacarle muchísimo más partido que yo ;) Aprovecha para disfrutar esas lecturas al borde de la piscina o de la playa o durante tus vacaciones. Tengo ganas de que nos expliques más cosas de tus lecturas de Virginia Woolf.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. Yo soy más de playa que de piscina, con enorme parasol, silla y mucha, mucha lectura...son los mejores momentos del verano; ver como se esconde el sol tras el mar.

    Petó

    ResponderEliminar
  8. Querida María:

    Qué bonitos detalles del verano, me encanta el fresco de la mañana y el olor a café.
    Te escribo mientras duerme la pequeña Julia, tomando un té frío, que he aromatizado con cardamomo y jengibre, y mientras, leo tu entrada y veo el libro que has elegido para tu fantástica tarde de piscina, me ha recordado a un libro que tengo muchas ganas de leer, es de Virginia Nicholson (sobrina de nuestra Woolf), se llama "Ellas Solas", no sé si lo habrás leido.

    Estoy de acuerdo contigo, ahora en verano , es un placer leer, sobre el cesped, de alguna piscina, a la sombra de algun viejo árbol.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Andrómeda, los cuentos, me están gustando más algunos que otros. Como siempre suele pasar en este tipo de libros. Pero el abanico de autores es tan amplio, que no te aburres...
    Aquí el calor sigue,...pero de momento se lleva bien. Dicen que será peor la semana que viene. Flor de Jamaica!! Mmmmm tiene que estar buenísimo.
    Y...¿Un té en Egipto? ¡¡Qué bien suena!! Algún día me encantaría leer tus relatos de tus viajes, seguro que han tenido que ser estupendos.
    Un abrazo,

    Luciana, tiene que ser también una maravilla vivir el invierno en tu ciudad...La verdad es que cada estación tiene su encanto, verdad?? Aquí de momento, no hay muchos mosquitos, pero depende donde una se mueva. Quizá si voy a ciertas montañas o pantanos, vendré agujereada por todos lados.
    La verdad es que...¡¡qué maravilloso es poder hablar desde contrastes tan distintos del mundo!! Qué tengas buenas lecturas invernales!!
    Un abrazo!!

    Luz, el pasado verano fue mejor. Recorrí Bretaña y Normandía...Muy recomendable.
    Y Virginia Woolf, te espera, para cuando la quieras y/o tengas tiempo. De momento, lo que más me gusta de ella es leer sus ensayos y crónicas, y diarios...
    Un abrazo!!

    Litlle Emily, sé lo fan que eres del verano...quizá algún día consiga engatusarte y te llegue a gustar. No me paso todo el día en la piscina, pero sí que utilizo más rincones para leer. La calle, cuando corre un poco de aíre, es estupenda.
    De todos modos, todo se acaba y piensa...que la próxima estación, es nuestro querido Otoño.
    Voy muy lenta leyendo a V.Woolf. Suelo leerla por las mañanas. Pero la saboreo poco a poco. Mientras me llevo otras lecturas por ahí.
    Un abrazo grande!!!

    Susana, la playa es estupenda!! Desde luego!! Lo cierto es que no soy muy de quedarme en ningún lugar mucho rato. En la piscina, nado, nado y nado...y leo un poco mientras me seco...luego cojo la bici y me voy. Puede que vuelva o no, pero quedarme...casi nunca. En la playa...hago parecido. Estoy ratos más cortos dependiendo del calor que haga. No soy de tomar el sol.
    Besos y felices ratos playeros.

    Rosa...qué momento!! Té fresquito con cardamomo y jengibre...¿era negro o verde?
    "Ellas solas" es muy recomendable, Rosa. A mí me encantó. Lo llevaba de un lado a otro por la vida...Es un ensayo sobre la mujer de la postguerra. Escribí una reseña sobre él.
    http://librosyte.blogspot.com/2009/01/viento-t-y-ellas-solas.html

    Curiosamente ese día también tomaba yo una taza de té de jengibre y cardamomo que compré en Bath.
    Un abrazo y felices lecturas!!

    ResponderEliminar
  10. Acabo de ver la entrada a la que haces referencia, qué bueno lo del té (bueno el mío es casero, te daré la receta 1l de agua, 4 sobres de té verde, una cdta de granos de cardamomo, media cdta de jengibre en polvo, dejar enfriar y meter en una botella de cristal en el frigo).
    Por lo que cuentas del libro, ya sé que no me lo puedo perder.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Al leer tu entrada no he podido evitar pensar en Helene Hanff en 84Ch.C.Rd, cuando llega la primavera y elige las lecturas que vienen con la época, observando la vida y, como ella, siempre acompañada en su "soledad" por grandes mujeres, escritoras /es, unidos a través del tiempo por un amable libro. Casi me llega el aroma a café también.
    FELIZ VERANO!!

    ResponderEliminar
  12. Acabo de escribir un comentario más, pero blogger no lo ha cogido...
    Maria, del verano hay cosas que me gustan pero se acercan más a la visión romántica: esplendor, verde, los veranos que pasaba de niña en la montaña con mis abuelos... pero me repelen la calor, los mosquitos. Además, como casi nunca me voy de vacaciones y me quedo en la ciudad pues no le encuentro demasiados alicientes. A ver si algún día logras convencerme ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. ¡Feliz verano, guapa! A mí me encantaba cuando era más joven, ahora lo llevo un poco peor. Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. María, yo soy del verano tranquilo, relajado. No me gusta nada ver cómo la gente se inquieta con un montón de planes y se estresa en los viajes como si el verano se les fuera a escapar.
    No temo la calor, ya sabes que en Galicia no tenemos mucho problema y el agua de la playa está más bien helada, la verdad suelo ir poco a la playa por eso y porque no me gusta tomar el sol.
    Eso de los atardeceres lo venía pensando en estos días, siempre digo que quiero verlos y cuando me acuerdo ya se escondió el sol dejando el cielo anaranjado, he de ponerme seria con eso y verlos de verdad. :-)
    Me gustan esas últimas preguntas que nos dejas como deberes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Yo soy una enamorada del verano porque me apasiona el sol. Y no para tomarlo en la playa pues siempre voy con parasol sino porque me carga de energía y dispongo de más tiempo para pasar con los amigos, leer, ir a conciertos al aire libre, viajar. Es la época del año en la que me siento más activada y al tiempo, en la que más descanso y recargo mis pilas para Septiembre.
    Ya he anotado el libro que recomiendas en mi lista. En cuanto acabe con Los amores de Silvia de Gaskell quizá me ponga con él, aunque tengo Ana Karenina a la espera... ya veremos, el verano es muy largo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola María: copadísima tu descripción de un día de verano. Yo asocio al verano con mi niñez, el asfalto caliente y el río que lo tenía a pocas cuadras. EN cambio el invierno parece ser la estación preferida de mis 40 pirulos.
    Buena elección para la piscina, escritoras solas narrando sus experiencias.
    saludos y que la pases joya en el verano del otro lado del mundo

    ResponderEliminar
  17. María, tu descripción del verano es muy sugerente, pero no me gusta nada el calor, me deja "chafada", a pesar de ello reconozco que tiene su encanto... y tú lo has sintetizado perfectamente.

    Jamás voy a la playa (que tengo donde vivo) sin lectura. Ese libro parece interesante. Añadiré que, soy de la opinión, que las mujeres somos más capaces de aceptar y disfrutar de la soledad... A mi me encanta.

    Feliz verano, un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lo que más me gusta del verano es la playa. Aunque debo admitir que no soy persona de pasar muchas horas tumbada al sol, pero es mi ( casi única) de relajarme y una forma de recargar pilas. Y mirar el mar es algo especial e indescriptible para mí.
    A mí el verano no me va mucho, sobretodo por el odioso bochorno que hace por aquí y por que con la calor me baja la tensión, mis ganas de hacer cosas es nula. Pero tal y como tú lo has descrito, es un verano maravilloso
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  19. Rosa, gracias por la receta. La tendré en cuenta. A ver sí un día de estos me animo y lo hago como tú.
    Y el libro espero que te guste mucho.
    Un abrazo!!

    Thorton, recuerdo bien la escena que describe de la llegada de la primavera, cuando Helene Hanff solicita un libro de poesías. Pero me viene a la mente, más la imagen de la película que la del libro. Y veo a Anne Bancroft, apoyada en la repisa de la ventana mirando alrededor y con un cigarro en la mano.
    Saludos!!

    Little Emily, yo también odio el calor y los mosquitos...Intento poner remedio, pero es cierto que a veces parece que es imposible. Sin duda, los días que describes, son preciosos...y tienen un sabor a verano formidable.
    Pero hoy, hay muchas cosas que hacer en verano en la ciudad...exposiciones que ver, noches fresquitas para leer, tés de verano, etc...
    Espero convencerte...lo seguiré intentando (dentro de que cada época tiene su encanto, y el otoño es muy especial, desde luego)
    Un abrazo grande.

    Elvira, a medida que pasa el tiempo, tampoco soporto demasiado el calor, especialmente por la noche. Espero seguir viendo tus fotos, a pesar de las elevadas temperaturas.
    Un abrazo!!

    Patricia, totalmente de acuerdo, aunque hay tiempo para todo. A veces se necesita más actividad que en otras. En mi caso, necesito mucho cambiar de actividad...sentir que estoy en otro momento. En Galicia el calor es diferente. A mí tampoco me gusta el calor, y el mar que allí tenéis es de los que más me gusta disfrutar.
    Un abrazo!!

    Guacimara, a mí también me recarga las pilas. Pero no soy de tomar el sol. Me suelo quedar más o menos blanquita todo el año. Sólo me seco al sol después de nadar.
    Espero que disfrutes de esos conciertos, lecturas, etc...
    ¿Qué tal los amores de Silvia? A mí no me ha atraido mucho. Pero seguro que está mejor de lo que imagino.
    Un beso y Feliz Verano!!

    Mario, el libro no es solo de mujeres, también hay relatos de hombres. Pero sí...el tema, son las mujeres solas.
    La verdad es que me está gustando bastante. Aún no lo he terminado. A mis 35 pirulos, me sigue entusiasmando el verano. Pero acaricio el invierno con más ganas.
    Saludos!!

    Laura Uve, la soledad elegida siempre es sensacional, pero indistintamente, conozco a hombres y mujeres que gozan de ella...y otras personas que no son capaces de estar un rato a solas consigo mismas...En mi caso, siempre, hasta ahora, he necesitado de una soledad buscada y elegida. Especialmente cuando voy a la playa o a la piscina a leer o nadar.
    El calor sofocante, también a mí me deja echa polvo, pero luego se pasa...y vienen esas noches fresquitas para leer, ecuchar música, etc...
    Un abrazo!!

    Emma, la bajada de tensión se reaviva con un té, aunque entiendo muy bien lo que dices. Por allí arriba, al menos, es diferente, y más fresquito.
    Un abrazo!! Y que disfrutes de esos ratos de sol, y de tranquilidad del verano!!

    ResponderEliminar
  20. María, aunque prefiero otras estaciones más fresquitas, creo que hay que disfrutar cada momento de la vida y me encanta el optimismo y la alegría que se desprende de este post. Eres realmente una persona maravillosa :)

    Ese libro que recomiendas me lo voy a comprar con toda seguridad. Creo que me gustará mucho leerlo, incluyendo el prólogo.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Indira, escribo a altas horas de la noche, porque duermo en una buhardilla y hace un calor interesante. Me he puesto colorada con tus palabras. Ojalá fuera tal y como piensas. También poseo un caracter fuerte. También pienso de ti leyendo que eres una gran persona. Él libro por ahora no está mal. Me gusta más algún relato que otro, pero eso suele pasar con este tipo de libros. En fin...
    Un beso enorme y gracias de nuevo por tus palabras. Espero que encuentres él libro.

    ResponderEliminar
  22. siempre es un placer leerte, y descubrir lo que disfrutas (e invitas a disfrutar) las cosas sencillas de la vida que como dices, son gratis. Acá el calor no ha estado tan intenso como estos años, y no hay piscinas públicas a donde uno pueda ir a refrescarse, pero la semana pasada pudimos ir al mar, y disfrutar viendo las olas llegar y besar la arena, nos tocó luna llena y verla refrejada entre las olas fue maravilloso.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  23. Hola, María, me llamo Susana. Acabo de descubrir tu blog y bueno estoy tan contenta, es muy bueno. Es que soy una lectora feliz de poder compartir con alguien los libros de mi vida. Hay cosas que no se pueden entender si no amas la literatura.
    Muchas gracias por todas tus palabras escritas.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias Susana!! Y Bienvenida!! Me alegra saber que podemos compartir libros...¡¡ya me dirás cuales son los tus libros de cabecera!! ;)

    ResponderEliminar