El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 25 de julio de 2011

Un encuentro con Charles Chaplin en Vevey

Charles Chaplin es uno de mis actores favoritos. Que me ha hecho reír de mil maneras, y también llorar. De pequeña había escenas que me encantaban como aquella famosa en la que se come un zapato. Hoy sé que comía regaliz y que como repitió esa escena cientos de veces, acabaron él y su compañero con una diarrea bastante interesante.

Dicen que tenía mucho caracter, que le gustaban mucho las mujeres y que quería muchísimo a su madre. Su vida, ha sido escrita por él mismo, por otros,...y muchos han dado su opinión sobre él, su caracter, su vida... Pero imagino que pasa como en todo...cada uno de nosotros vemos algo diferente de cada persona, y quizá, ya nos formamos una opinión sobre ella/él, que tal vez, no tenga que ver nada con la realidad, o sí...Con Charles Chaplin no iba a ser menos. Todos hablamos de él, tenemos nuestra imagen, de algún modo, "etiquetamos" a quienes conocemos...¿Qué había de personaje, del actor, en su vida? Hubo muchas películas que llamaban autobiográficas, o basadas en su infancia, como la del "El Chico".

Charles Chaplin, nos ha regalado risas en momentos difíciles de la historia, y sinceramente, creo que es un ejemplo de resiliencia...esa  capacidad de salir de aquellos traumas infantiles que a quienes han sufrido una infancia dificil, les cuesta salir...
Creo que de algún modo, y por medio de sus películas, pudo expresar parte de esos duros momentos de su pasado y darles la mano. Sin despedirse de ellos, pero sabiendo que a pesar de formar parte de su vida, de su existencia, hicieron de él, lo que era: un gran soñador e ilusionista de la vida, (quizá esta es la "etiqueta" que le pongo)

Buscaba la inocencia y por eso se enamoró del que dicen que fue el gran amor de su vida: Oona, cuando ésta tenía diecisite años y él más de cincuenta. Tuvieron ocho hijos y las imágenes que nos muestran de él, parece que es feliz fuera de la vida de las cámaras y disfrutando de años de descanso, con alguna que otra oportunidad para producir.
Ya que él siempre trabajaba mucho y muy duro en el rodaje y elaboración de sus películas. Él mismo solía dirigir y producir sus películas, así el riesgo provenía de su bolsillo... Bueno, hay muchas webs en las que una se puede perder e investigar sobre él...o sobre lo que se dice de él.

Así que, estando a orillas del Lago Lemán, viendo un tenedor pinchado frente a mí, no pude dejar de pensar en lo interesante de esa vida, sus experiencias...la cantidad de personas que conoció...y esa última experiencia que le llevó a vivir en Suiza,  cuando en EE.UU. se sintió incomprendido y malinterpretado...

Vevey se ve en un día. Es una de las ciudades más tranquilas que conozco. No sé si existen la costumbre de ir a dormir la siesta, pero puedo asegurar que cuando llegué eran más o menos las dos de la tarde y la ciudad-pueblo estaba casi toda ella en silencio. A orillas del lago había algo más de gente, pero no mucho.


Museo de Historia en Vevey
 Visité un museo de historía en el que sólo estabamos dos personas. Allí conocí un poco mejor la historia de Vevey, sus costumbres, sus fiestas, antiguos carteles que anunciaban algún que otro acontecimiento...
La pena de ir un día festivo fue que las pequeñas librerías que encontré estaban cerradas. Y sí hubiese ido un lunes, no abren hasta las dos de la tarde o la una y media...y luego, como siempre hasta las seís o las siete, que vuelven a cerrar.

Uno de los lugares que me habría gustado ver era la casa de Charles Chaplin y Oona, que se abrirá como museo en 2012.
Acabé mi visita a Vevey en una zona más apartada de la ciudad, cerca de una conocida multinacional y subi un poco algunas calles solitarias, con pocas personas, tal vez quienes realmente habitan  Vevey...

Caminando encontré una zona residencial y un colegio, en el plano decía que cerca había un pequeño cementerio, que es  donde está enterrado Charles Chaplin y su mujer. En un principio no encontraba la tumba, a pesar de que es más grande que el resto, pero finalmente la vi. Hay un banco de piedra frente a ellos. Pensé en la gran cantidad de personas que asistieron a sus entierros, en los seres queridos que más sintieron sus perdidas y allí, mirando las begoñas que hay sobre sus tumbas, ambas idénticas, recordé escenas de sus películas, en las que muchas veces quiso burlar a la vida.

Allí sentada, observé que a Oona la dejaban piedras y velas y pensé que quizá era judia, y en cambio a Charles Chaplin se le dejan céntimos de euros, figuritas antiguas, etc...no sé muy bien el significado, pero así es. Estuve allí varios minutos.

Finalmente, me fui. Cojí el tren de regreso a Aigle, con la mente llena de imágenes en las que se entremezclaba lo que hoy día conozco de Charles Chaplin (un tenedor en medio del lago está allí a causa de sus películas, una figura del personaje que le hizo famoso,...) y las escenas de las películas que nos dejó.

18 comentarios:

  1. maría: hoy tu entrada me ha hecho pensar en los recuerdos, toda ella gira en torno a eso, desde los claros homenajes a chaplin, las piedras para oona, o lo que vivmos en los cines viendolo actuar.
    dulce y melancolico diria woody allen, asi es este momento al que tu con tu cronica nos transportas.gracias
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Adoro a Charlot, por un lado porque me ha hecho reir como nadie en mi infancia. He visto tantas películas de él, sin recordar los nombres, porque era una niña, que forma parte de mi sin duda alguna. Pero además lo admire (y admiro), cuando ya tuve más años, por su personalidad, su independencia, su sentido de la libertad... qué maravilla "El gran dictador" y su discurso final.

    Conocía menos de su vida privada y no tenía ni idea de que estaba enterrado en esa localidad... gracias por añadir más información de un personaje, de una persona, tan inolvidable.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Qué linda entrada!
    Un lugar maravilloso y los recuerdos de un gran artista.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Un tenedor clavado en el agua, ¡qué simpático! ¿Sabes algo de su historia? la verdad es que me ha llamado mucho la atención, ¿pero cómo...?
    Bueno, dejando a un lado esta intrigante obra de arte, me ha gustado saber algo más sobre Chaplin, ya que no conocía mucho de él.
    Algunas de sus escenas son geniales, muy divertidas. (He de confesar que me gusta más ahora, que cuando era pequeña)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Julio e. la vida de Charles Chaplin ha ido siendo, un descubrimiento para mí. Y también me parece impresionante...
    Saludos!!

    Laura, me alegra saber que ya formaba parte de tus risas. A mí me pasa lo mismo. Verle es también una lección, un aprendizaje de vida.
    Un abrazo!!

    Luciana, es maravilloso, la verdad es que sí. Aunque debía ser difícil trabajar con él. Dicen que tenía un fuerte caracter.
    Un abrazo!!

    Rosa, no sé nada del tenedor pinchado en el lago. Imagino que tiene que ser algo relacionado con las películas de Charles Chaplin, ya que está frente a él. Creo que en concreto, con "La Quimera del Oro"...pero no sé nada más. De momento lo están incluyendo en guías y en mapas de la ciudad.
    A Charles Chaplin se le puede conocer y disfrutar en cualquier momento de la vida...Cada cual en el suyo.
    De pequeña me reía, hubo un tiempo en la adolescencia que no me gustaba tanto, y parece que ahora me guta algo más...
    Un abrazo gradne!!!

    ResponderEliminar
  6. Curiosamente a mí me ha gustado más Charlot de mayor que de niña. Entonces no me hacía especial gracia.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que bonita entrada, como siempre!! A mi me gustaría visitar la tumba de Oscar Wilde algún día en Francia!! Sería muy emotivo, jaja
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola María: No dejo de decir que el lugar o los lugares que visitaste están copadísimos. Sobre todo ese tenedor que surge del agua o flota sobre ella.
    Las películas de Chaplin a pesar de ser muy divertidas siempre me dejan un dejo de tristeza.
    saludos enormes

    ResponderEliminar
  9. Me encantan los viajes que haces y cómo los vives. Y de paso recordar un grande, tu entrada hizo que buscara más cosas sobre Charlie Chaplin.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. María, me has despertado la curiosidad por saber más acerca de Charles Chaplin; hace mucho que no veo una película suya pero conservo gratos recuerdos de algunas.
    Gracias por el video, está genial.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  11. No sabía nada sobre Vevey y ahora me apetece visitarlo...Lo cierto es que cuando hablas de tus viajes , lo haces tan bien que apetece pasar por los mismos sitios de los que nos hablas.
    Ya tienes dos motivos de más para volver por allí: ver las librerías en día laborable y visitar la casa de Chaplin!bs

    ResponderEliminar
  12. Querida María;cómo siempre vuelvo de nuevo a tí después de una larga temporada en silencio por circunstancias adversas ... Y me encuentro una entrada tuya preciosa dedicada a Chaplin... El me encantó pero la película que me fascinó al igual que la música de esta fue Candilejas.... ¿ la recuerdas?...En blanco y negro... Gracias por recordarme a este gran actor... Un fuerte abrazo y de paso te deseo que disfrutes del verano sin olvidar tu taza de te.

    ResponderEliminar
  13. Que tierna es la entrada de hoy, me ha gustado muchísimo. Al igual que las anteriores sobre tu viaje, las fotos son preciosas. Narras tus viajes de una forma tan particular, que dan ganas de visitarlos. Tu forma de ver las cosas es especial y particular.
    Yo cierro por vacaciones, antes quría desearte un muy feliz mes de Agosto
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  14. Elvira, es genial descubrirlo en cualquier momento de la vida. Curiosamente tus películas, a pesar del tiempo, se siguen viendo...eso querrá decir algo, verdad??
    Un abrazo!!

    Luz, espero que puedas lograr tu sueño. Seguro que con el tiempo llegarás a ir :)

    Mario, a mí el tenedor me dejó impresionada...de hecho me quedé largo rato mirándolo...e incluso, me comí un bocadillo (lo del zapato lo veía difícil, como en la quimera del oro de Chaplin).
    Saludos!!

    Patricia, a mí me pasó igual. Ir allí, hizo incrementar mi interés por la persona,...y por el personaje!!
    Besos preciosa!!

    Andrómeda, de cuando en cuando una película de Charles Chaplin no viene nada mal. El vídeo lo encontré en youtube, y lo puse, porque retrata muy bien parte de su vida de actor, y lo que cuentan que fue un poco su vida personal. Curiosamente, parece que está reflejada en sus películas.
    Qué bien leerte, Andrómeda!!
    Un abrazo grande!!

    Miss Winnifred, fue imperdonable no disfrutar de las librerías, porque encontré varias. Lo cierto, es que con esos precios, sólo me habría dedicado a mirar. Espero volver alguna otra vez.
    Espero que tú también te animes a ir y nos cuentes...
    Besos!!

    Ángela, qué bien leerte!! Pensé que ya no escribirías...y mira!! Qué bien!! Candilejas, también la recuerdo, aunque la he visto menos que otras. Me ha picado el gusanillo y quizá vaya viendo más a menudo algo de Chaplin.
    Otro abrazo para ti...espero leer tu bienvenida a la estación de verano...Un besin!!

    Emma, gracias!! Disfruta mucho de las vacaciones, de tus pekes y de todo lo que te rodea. Espero que pintes mucho y que algún día, si tienes ocasión, nos lo muestres.
    Un abrazo muy grande!!!

    ResponderEliminar
  15. Qué curiosa esa escultura del tenedor jeje! En 2006 estuvimos en The Ring of Kerry (Irlanda) y también tienen una escultura suya porque veraneó allí una temporada.

    Fue un gran genio pero dicen que era complicado vivir y trabajar con él por su perfeccionismo exagerado. Aún así, nadie puede dicutir que fue un genio.

    The kid es una película maravillosa. Algun año la hemos visto y comentado con los niños del cole y sorprende lo bien que la entienden y les gusta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola María, ya veo que has ido a recorrer ese país tan bonito. Yo estuve allí hace unos años pero nos llovió tanto que no pudimos acercarnos a ver la casa de Charlot y mira que lo llevaba apuntado. Bueno me la has enseñado tú.
    El gran dictador, mi preferida, pero La quimera del oro me hace reir a carcajadas y, como dice Mario, siempre hay un lado melancólico y triste.
    Un saludo
    Teresa

    ResponderEliminar
  17. Hola María,
    Ya de vuelta de mis vacaciones por Escocia y la Provenza. Maravillosas las dos, cada una a su manera!
    Leyéndote con gusto y pensando en mi visita al lago Leman hace más de 5 años!
    Saludos,
    Elo

    ResponderEliminar
  18. Guaciamara!! No la vi cuando fui a Irlanda...Entonces...debe ser que tengo que volver, jejeje!!
    Me encanta saber que sus películas, y en concreto The Kid se trabaja en los coles con los niños y niñas.
    Dicen que es cierto, que tenía un caracter muy difícil,...pero es com tú dices, lo que suele pasar con los genios.
    Un abrazo!!

    Teresa, qué maravilloso tuvo que ser tu viaje...La verdad es que aunque llueva, es precioso. A mí me cayó una granizada...ya aún así disfruté muchísimo.
    La casa de Chaplin no la abren hasta el 2012. Jamás ha estado abierta al público, así que será una primicia para la ciudad. Tenemos un motivo más para repetir y ver esta ciudad de nuevo.
    Besos y gracias por pasearte por aquí!!

    Eloyse Liyu...Escocia y Provenza!! Qué genial!! Espero que nos cuentes algo de ambos lugares tan bello. Provenza no la conozco bien. La vi de pasada hace muchísimos años...
    Un abrazo y bienvenida!!

    ResponderEliminar