El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 19 de agosto de 2011

Un viaje en tetera

De cuando en cuando me gusta leer un libro de niños (que también pueden ser para adultos, según se mire) Y hace como un mes, llendo a la librería Pasajes, mi compañero de viaje, me regaló esta historia de una niña que viaja en una tetera. ¿Pero...qué lleva esta niña en la tetera? Lleva semillas de muchos rincones del mundo y busca un lugar donde sembrarlas...entra en una ciudad, y después de mucho buscar, descubre un espacio especial para ellas...e imagina la cantidad de colores aparecerán allí en primavera...Sin embargo, la mayoría de las semillas desaparecen, y sólo quedan unas poquitas. Decide sembrar esas pocas, y esperar...y hasta aquí os cuento. Sólo decir que es un cuento con moraleja, muy solidario y con un final precioso, donde no faltan imágenes con libros.

Las ilustraciones, son muy sencillas...pasearse por el libro simplemente con la mirada, merece la pena. Todo esto se debe a Peter H. Reynolds, que tiene muchas más libros ilustrados, que pienso investigar.


El libro está dedicado a Rose Fitzgeral Kennedy, quién plantó su propio jardín perenne*. Si buscais un poco en internet, descubriréis la gran mujer que era. Murió con 104 años y fue la madre del conocido presidente de los EE.UU. De algún modo, este libro, es lo que quizá ella quiso construir: un mundo mejor... 
Como digo, es un libro precioso, que no tiene desperdicio tanto por sus dibujos como por su contenido.

Estos descubrimientos, suelen contar con otros maravillosos encuentros...paseando por dicha librería, no puedo evitar pasar por algunas zonas que siempre visito no vaya a ser que me dé por leer en inglés, aunque con trabajo.
Así, me encontré con una nueva colección de Penguin sobre cocina...de la mano de escritores como Charles Lamb, Samuel Pepys, o a una Isabella Beeton (de quien hay una  película "La vida secreta de Isabella Beeton") que fue el libro que más me convenció para llevarme...a pesar de que dudo mucho que pueda llevar a cabo algunas de sus riquísimas recetas, pero bueno, puede que a alguien por casa le dé por hacerlo). Hay más libros, pero no terminaría en nombrandolos a todos.
Las portadas, todas ellas, son muy curiosas...

Con este viaje en tetera y libros culinarios de la época victoriana, no he podido evitar, invitarme a un té. Quizá un segundo té...de chocolate que esta muy rico, aunque últimamente, suelo tomar por las tardes té verde moruno, con hielo y con hiervabuena...riquísimo!!!

*Este jardín está en Boston. Y está dedicado a su memoria. Como curiosidad, hay una tetera en él.

22 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué libros más interesantes! ¡Yo también quiero viajar en una tetera! :D Suelo leer bastanete literatura infantil, aunque mi favorito por ahora es Andersen.
    Que pases buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  3. Interesantes y atrapantes libros. Con ilustraciones que evocan a la niñez. A Charles Lamb lo conozco de nombre por los libros de Monterroso.
    Las teteras son siempre motivo para cuestiones infantiles. Por estos pagos es muy conocida una canción que dice: estamos invitados a tomar el té la tetera de porcelana pero no se ve, yo no sé por qué, de M. E. Walsh.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Hey, que chulo!
    Me encantan estos libros para sentarme con mis hijas a leerlos.
    Gracias. Muy interesante.

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad de libro y con una historia muy romántica eso de viajar en una tetera para plantar un gran jardín por el mundo... De Peter H. Reynolds tenemos en la biblioteca del cole "Casi" y "El punto", dos preciosos libros con una sensibilidad especial. Me encantaria poder leer también el que comentas pero veo que no está traducido, snif!

    ResponderEliminar
  6. Que bonita propuesta, si es que el mundo está sembrado de maravillosas ideas, lástima que no se lleven a la práctica. A mí también me gustaría viajar en una tetera,seguramente de estas de plata traída de algún país lejano, je, je a soñar se ha dicho.

    PD:Mmmmmm té de chocolate, ese no lo he probado.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado ese viaje en tetera,ha sido fantástico...ese libro debe ser una delicia,investigaré sobre él y sobre su autor
    Con tu permiso me quedo un rato y me tomo un té
    Un Beso

    ResponderEliminar
  8. Cicely, Andersen fue mi escritor favorito durante la infancia!! No olvido el patito feo y algún otro que me hizo sentir que somos capaces de ser resilientes. Igualmente!! Qué pases un buen finde!!
    Saludos!!

    Mario, no tuve el gusto de conocer a M.E.Walsh, pero si tiene una canción sobre una tetera,...mmmmm....investigaré sobre ella.
    El cuento es sencillo...pero con una historia más profunda de la que pueda parece a primera vista.
    Un saludo!!

    Oscar, creo que para los niños es genial!! También para adultos!! Espero que os guste.

    Guacimara, creo que he leído el punto, pero nunca "casi"...Investigaré...no sabía que había editado libros en español. Ya me contarás qué te parece éste cuento. Se entiende muy bien y las imágenes merecen la pena.
    Un besin grande!!!

    V de Vane, me alegro mucho de que te haya gustado...Viajar en tetera...mmmm...creo que no me lo pensaría ni dos veces, eso sí...la que imagino no es de plata...es de goma transparente, o de porcelana, o de cristal...Un abrazo grande!!

    Princesa Nadie...quédate el rato que quieras con tu seguro, preciosa taza de té el rato que quieras. La verdad es que viajar en tetera con este libro trae consecuentas...una se encuentra sensacionalmente bien. ¡¡Para que luego digan que los libros no nos hacen sentir!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Parece un cuento delicioso!! Como amo la ilustración, a menudo busco bellos cuentos que tengan ilustraciones hermosas. Y cuánto se disfruta buscando en tu librería preferida. En "Diego Marín" en Murcia he pasado mañanas deliciosas. Me encanta a primera hora de la mañana, pues abren muy tempranito, cuando hay pocos clientes, entrar y disfrutar entre los estantes buscando tesoros. Y sí, algunas veces vuelvo a los cuentos infantiles y disfruto muchísimo. Coincido en Hans Christian Andersen. Mis preferidos siempre han sido "El soldadito de plomo" y "Las zapatillas rojas".

    Besos y feliz fin de semana!!
    Ana.

    ResponderEliminar
  10. Minomalice, cómo me gusta todo esto que cuentas sobre tu experiencia con la librería de tu ciudad...a mí me encanta pasarme a última hora...pero es verdad que cualquier momento es agradable, cuando te sientes agusto, verdad??
    El soldadito de plomo es una maravilla...y las zapatillas rojas, también!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  11. Qué idea más maravillosa, una niña viajando en una tetera llena de semillas...

    Me gusta.

    Besos.

    Ana

    ResponderEliminar
  12. Qué chulo!! Que buena relación entre el mundo interior, de los cuentos y de los ideales en ilustraciones y el mundo real, al jardín de Boston con tetera... Quizá de los colores de ese mundo interior de cuento dependa lo que hagamos hacia afuera en la vida real. Gracias!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Thorton, me quedo con esa última reflexión que hace..."Quizá los colores de ese mundo interior del cuento dependa de lo que hagamos hacia afuera en la vida real"...Curiosamente, el libro habla de eso.
    La verdad es que a veces en cuentos como estos, con pocas palabras...se dice mucho, verdad??
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  14. María, estaba deseando parar un momento en tu blog. Pensé que en mis días en el campo podría hacerlo con calma pero la conexión... bueno, el campo no es para mirar el ordenador, ¿no? Me faltan un montón de entradas por leer pero como hoy traías un cuento y para más inri, con tetera incluída, no he podido resistirme. Gran ilustrador Peter H. Reynolds, ¿verdad? A mí me gusta mucho, pero no conocía este libro. Te imaginarás que ya estoy buscándolo :)
    ¿Sabes? El otro día fue mi santo y Jaime me regaló una preciosa tetera silbante roja, una cajita para llevar el té de viaje y una muñequita en plena merienda para mi rincón de té, toooodo me encantó.
    Ya había tomado té esta mañana pero después de tu entrada creo que voy a tener que ir a por otro ;)
    Un abrazo muy grande guapa y como siempre, un placer leerte.

    ResponderEliminar
  15. Matilde, me alegra saber que has desconectado del todo. Estoy segura de que este cuento te va a encantar!!
    Felicidades por tu santo...¡¡qué de regalos para ese espacio de té!!
    Un abrazo muy grande!! Disfruta de esa segunda taza de té!!

    ResponderEliminar
  16. Hola María¡
    Los cuentos con moraleja son mis favoritos, siempre se aprende de ellos. Recuerdo las fábulas de Felix María Samaniego con mucho cariño. Pero este libro de la tetera, además tiene unas ilustraciones preciosas, muy alegres y coloridas, así que uno debe disfrutar, leyendo y observando al mismo tiempo.
    Por cierto, esas recetas de las que hablas... no me importaría hacer alguna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Una maravilla leerte, como siempre. Voy a ver si retomo el hábito :)
    El libro que recomiendas tiene muy buena pinta.
    Un abrazo fuerte, María, y a ver cuando nos volvemos a reunir para compartir un té,
    Noemí.

    ResponderEliminar
  18. Rosa...qué bien verte de nuevo por aquí!! Es un libro precioso...y quizá a Julia le guste.
    No conozco las fábulas de Felix...quizá algún día.
    Ójala pudiera presentarte alguna receta del libro, estoy convencida que a ti se te daría muy bien.
    Un besin!!

    Noemí!!Qué bien verte por aquí!! Yo también tengo ganas de disfrutar de un rico té contigo. Ambos libros están muy bien (el de cocina y el cuento).
    Mil besos grandes!!

    ResponderEliminar
  19. He querido comentar esta entrada desde hace tiempo pero blogger no me deja, eso creo. Me encanta esta entrada me hace querer reencontrarme con mi lado infantil y hojear de nuevo ''EL Principito'' o ir a la librería y comprarme unos nuevos, jaja.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  20. Vaya!! Siento que estés teniendo problemas!! A mí me ha pasado en varias ocasiones..."El Principito"...es maravilloso...curiosamente este mes no he parado de escuchar cosas sobre él.
    Un abrazo y gracias por intentar dejar comentarios!!

    ResponderEliminar
  21. Oh, quiero leer este cuento... me ha encantado la historia que cuentas.
    Leyendo lo de la taza de té he recordado esta entrada de otro blog:
    http://unajaponesaenjapon.com/?p=17413

    Es curioso que podamos enlazar nuestros pensamientos a través de los blogs y de la gente que se encuentra detrás. Resulta bastante bonito, y de alguna forma mágico.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Krups...sí que es cierto...parece que hay una ventana a otros pensamientos...¿verdad? Ese cuento es muy bonito...o al menos a mí me gustó muchísimo. Espero que lo encuentres y disfrutes.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar