El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 8 de noviembre de 2011

Caminando por Charing Cross Road

Sigo caminando por las calles de Londres. Esta vez de la mano de Helene Hanff. Mi interés por esta calle creció desde la primera vez que la visité. De esa ocasión no guardo fotos, sólo los recuerdos y un libro de poesías de Alfred Lord Tennyson...Así que siempre que voy Londres, resulta "obligado" el recorrido a lo largo de la calle y la sabida parada  frente el 84 de Charing Cross Road,...está vez, para darme cuenta de que estaba en obras. Ya no está el encantador café-restaurante que ocupaba varios números e incluso daba la vuelta...ahora, hay una tapia blanca que tapa lo que era ese número y la placa de Helene Hanff. ¿Será que van a abrir una nueva librería, de esas en las que además puedes tomar algo? No sé, sí será un negocio abrir una librería en una calle que está cerrando antiguas tiendas de segunda mano, pero de seguro, en mi próxima ocasión la visitaría. Estuve caminando largo rato por la calle. Entré en las librerías que poseen el olor de "antiguas"...También pasé por una pequeña calle que está repleta de librerías donde puedes ver en el escaparate numerosos cuentos antiguos...

Estuve largo rato dando paseos e imaginandome a una Helene Hanff haciendo algo similar, andando por las calles, viviendo el momento intensamente, y sabiendose en un Londres que ella misma describió como el Londres de la literatura inglesa...ese era el que ella deseaba descubrir. Seguramente que entró en muchas de las librerías de la calle, incluso en otras que no nombra en su "The Duches of Bloomsbury".

Pero también me imaginaba a una Anne Bancroft, quién sé que también paseó por las sucias y antiguas calles de Londres. Hablando quizá, con Helene Hanff, (que sin duda tuvo la oportunidad de hacer)...y tal vez pensando en cómo hablar de los libros que Helene Hanff leía.
En casa hay varias versiones de este libro y una de ellas, creo que ya lo he mencionado, contiene la introducción al libro de Anne Bancroft. La copiaría tal cual, pero hoy escojo este fragmento que define un poco lo que vivió cuando fueron a la premier de la película. "(...) That's how I got to play Helene on the screen, and to meet her in person. If I were a better writer, I'd describe the occasion on which we all met the Queen Mother at a comand performance of the movie; the image of Helene democratically offrering her hand to royalty remains an indelible memory" Me imagino a ambas dando la mano a la Reina y quizá Helene Hanff se preguntaría...¿sí me viera Frank...? Después de haber intentado ir a su coronación, ahora estaba allí, saludándola. Mano a mano...

Mi camino por estas calles finalizó en Foyles. Y de allí, muy a mi pesar, no me llevé ningún libro. 

Después de pasar por otro de mis pequeños parques favoritos del Soho, fui a Hatchards. Visita obligada, donde sí escogí un libro de Jane Austen ilustrado...y que curiosamente está impreso en España....




Y por supuesto, ese día también hubo té. En esta ocasión en V&A y como hacía tan buen tiempo, lo disfrutamos fuera. Después visitar la zona Kensintong y descubrir más librerías...de las que aún no he descargado las fotos. Es increíble lo mucho que hay que visitar en Londres. Aún me quedan rincones que aún no he visitado y en los que me encantaría quedarme...

De pronto la ciudad se llenó de luces y me dirigí al hotel, con un par de libros bajo el brazo.
En este mes pasado de Septiembre, leer a Helene Hanff fue uno de los grandes placeres...y uno de los regalos que me han llegado por correo, fue otro de sus libros... "Letters from New York" ...del que no sé nada aún porque no lo he empezado. Es de segunda mano y tiene ese olor a antiguo...algún día os hablaré de él...
Casí he finalizado el viaje...aún quedan dos rincones más muy especiales.

17 comentarios:

  1. ¡Me encanta las narraciones de tu viaje a Londres! Me has trasladado a sus calles y plazas. Te sigo desde hace tiempo, pero no había comentado antes. Saludos Pilar

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, María, yo impaciente esperando la continuación de tu viaje y de pronto veo que, con el ajetreo del día a día ya tienes dos entradas nuevas.
    Como siempre, un placer conocer algo de Londres de tu mano,anotar sitios que espero visitar algún día, redescubrir autores y recordar libros.
    Como bien dices, curioso e impresionante tu encuentro en un banco del parque con el nombre de alguien que hoy no está. A veces no dedicamos tiempo a pensar porque la vida no nos lo permite, es bueno que haya situaciones que nos hagan meditar un poco, ¿no?
    Espero que sigas teniendo paz y que la cuesta arriba esté llegando a su fin.
    El té de esta tarde, Matilda y yo lo tomaremos a tú salud.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A raíz de la lectura de el libro que mentas me entraron ganas de patearme la calle...ahora ya es pura envidia.

    Petó

    ResponderEliminar
  4. Helene Hanff es una de las autoras que aún me esperan. Tendré que encontrarme con ella aunque sea en Santa Fe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ya no puedo soportar la envidia que siento. Si te tuviera delante no sé qué haría si abrazarte o darte un tirón de pelo. Adoro con toda mi alma el librito de Helene Hanff, "84, Charing Cross Road". Lo tengo subrayadísimo y lleno de dibujitos. Lo releo cada cierto tiempo y siempre me encanta. La película la he visto montones de veces y la seguiré viendo. Y guardo en mi interior la secreta satisfacción de creerme un poquito parecida a Helene. Perdonarme la inmodestia. Tuvo que ser una señora asombrosa y lo mismo Frank y todos los que trabajaban en aquella magnífica librería, fantasma hoy que puebla mis recuerdos literarios. Cuánto estoy disfrutando con tus narraciones sobre este viaje tan especial!!!

    Besos!
    Ana.

    ResponderEliminar
  6. Querida María,

    Ha sido un grato paseo del la mano de Helene Hanff (quedé prendada de 84, Charing Cross Road). Sabes?, estaría bien, pero que muuuy bien, que tras esa tapia hicieran esa librería-café que imaginas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pilar, gracias por venir por aquí...y comentar.
    Saludos!!

    Matilda, ¡¡qué ilusión ver tu comentario!!, y saber que de algún modo, has viajado a Londres y paseado por sus calles...No sé si has leído este libro que nombro sin hablar de él...Te invito, sí no lo conces, a que lo leas...te encantará!!
    Por otro lado, gracias por tus palabras, parece que el ser humano tiene también la capacidad de "aparcar" algunas cosas de su vida, y no le impide disfrutar de otras...
    Un abrazo grande!!

    Susana, no dudes en escaparte un día y pasear por esas calles...
    Besos!!

    Helene Hanff, estoy convencida que también te puedes encontrar con ella en Santa Fe.
    Bss!!

    La Minomalice,...yo creo que te daría un gran abrazo...sabía que habías leído este maravilloso libro. La película es también muy especial...la descubría un día de lluvía en casa de mis padres y después de verla, me invadió una maravillosa sensación. Estoy convencida de que a muchas de quienes hemos leído a Helene Hanff...nos sentimos atraidas por ella por mil cosas...entre ellas sentirnos parecidas. Yo en cambio, pienso que me encantaría parecerme más.
    Un beso grande, Ana!!

    Rosa, ¡¡ójala!! Me imagino que sin duda, más de una la visitaríamos,...verdad??
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  8. He estado en varias ocasiones en Londres, pero reconozco que siempre he sido una turista allí, necesito ir con más tiempo para poder perderme literariamente por sus calles.

    Que gusto da leer tus relatos de viajes, no cansan, no se hacen largos y son tan relajantes...jejeje

    un besico!

    ResponderEliminar
  9. Hola María, disfruta de tu paseo por Londres!! Justo hace poco he descubierto a Tennyson por Anne of Green Gables y la dama de Shaliot, o algo así, me gusta mucho!!
    Saludos
    Pilar

    ResponderEliminar
  10. ¡Cuánto me gusta pasear por Londres junto a ti!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Susana, me alegra saber que te gustan estos relatos...a veces pienso...¿les aburriré? Pero es que me encanta hablar de esta ciudad y de sus muchos rincones. Quizá porque siento afinidad con la literatura que allí empezó a florecer.
    Ser turista es necesario...en ocasiones también lo soy de mi propia ciudad...¡¡hay tanto que descubrir!!
    Saludos!!

    Pilar, los cuadros de la Dama de Shalot, son preciosos...a ver sí puedes ver algunos por internet, creo que te gustarán. También yo descubrí a Alfred Lord Tennyson cuando leí a Anne.
    Besines!!

    Avenarte...gracias!! Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  12. Otra entrada espléndida, María, me encantó el libro de Hanff, gracias por recordármelo.
    Las fotos están preciosas.

    Besos. :)

    ResponderEliminar
  13. María, que deliciosa coincidencia... las dos hablando del mismo libro, la misma semana (se me había pasado entrar en tu blog y mira que sorpresa). La verdad es que es un libro entrañable que muestra a una mujer muy especial. Qué gusto pasear por la calle donde estuvo la librería...

    Un día estupendo desde luego.

    Un abrazo muy grande!!

    ResponderEliminar
  14. Como me gusta leer tus crónicas de Londres,me dan unas ganas tremendas de ir, aunque ahora mismo no puedo.
    Como me gusta visitar librerías como las que describes, actualmente hay tan pocas como esas en las grandes ciudades. En mi opinión les falta el encanto que emiten las librerías antiguas
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  15. Hola, María,
    solo he visto la película basada en la vida de Helene Hanff y me encantó. Por lo que contais varias personas ya en la blogosfera, el libro debe ser una delicia, o sea que no puedo perdérmelo. Me gustan mucho tus paseos literarios por Londres. Me dan ganas de redescubrir la ciudad, estuve hace muchos años y la verdad es que tengo que decir que me decepcionó un poco. Tengo que volver!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Maria, evoco con tus palabras ese Londres de Helen Hanff, de Anne Bancroft, esa nostalgia de algo que no has vivido pero que te marca de forma tan potente como la relación con alguien cercano. Su obra constituye una fuente de referencia para indagar en la literatura inglesa, para descubrir que aún nos falta por saber, por leer.
    Todos deseamos tener ese Frank amable, que consigue suavizar nuestras aristas, que nos suministra dosis de cultura en trocitos, y que alimenta nuestros mejores anhelos.
    Si además pienso que te has paseado por mi adorado V&A...las ganas de escapar a Londres son aún mayores, habrá que comprobar en persona que pasa con esas obras, ¿no?
    Gracias, gracias, gracias ;-)
    El Guisante Verde Project

    ResponderEliminar
  17. Andrómeda, a mí también me gusta mucho recordarlo. Es precioso, verdad?? Un beso!!

    Laura, sí...vaya coincidencia, verdad?? La verdad es que tiene diferentes ambientes por la noche que por el día. De momento, me gusta más de día. A ver sí cuando vuelvas a Londres, te "pierdes" por este lugar tan especial...por lo que te leo, creo que te encantará.
    Besos!!

    Emma, sí la verdad es que hay cada vez menos librerías antiguas...pero aún hay!! Y son preciosas.
    Un abrazo!! (yo también me iría a Londres de inmediato).

    Dona Invisible, creo que te gustará mucho el libro...Isabel Coixet también dirigió una obra de teatro que fue también muy especial. Tuve la suerte de verla porque llegarón a actuar en mi ciudad.
    Espero que cambie tu opinión de Londres, la próxima vez que vayas.
    Un abrazo!!

    Maribel, con vuestros viajes, los míos se quedan "a la altura del betún". No sabía que te gustaba V&A. La verdad es que Londres guarda unos rincones preciosos...y cómo tú dices, también indagas esa literatura inglesa simplemente paseando por sus calles.
    Besos grandes!!

    ResponderEliminar