El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 27 de enero de 2012

Para no olvidar

Parece ser que  hoy se celebra el día internacional de recuerdo del holocausto. Un día como hoy en 1945, los  soviéticos liberaron a la mayor concentración de prisioneros en Auschwitz. Pero esta fecha se eligió internacionalmente, hace pocos años relativamente,...en noviembre de 2005...

Recuerdo que estando en Kufstein, (ya ha llovido bastante desde entonces), los sábados por la mañana, a las doce, tocaban las campanas de un modo especial...pregunté el motivo, y la respuesta fue: para no olvidar...

El temible olvido no basado en la experiencia de uno, o de una,  hace que historias como estas tengan un lugar en el recuerdo...y quienes lo vivieron, lo vieron, lo experimentaron...lucharán para que todo esto no se repita. Pero...¿esto es viable? ¿somos realmente viajeros de poco equipaje que tomamos nota de lo que sucedió y sucede en el mundo para que éstos hechos atroces no se repitan? No hay que remontarse muy lejos en la historia, para saber que todo esto sigue siendo algo real en el mundo...incluso en ocasiones presente. Si viajo a la antigua Yugoslavía,...¿me contarán algo similar a lo que vivieron en Alemanía? Y si... ¿cojo mi mochila y pregunto en Sierra Leona? ¿qué voces hablarán?
Y así...podría continuar...y seguir preguntando y tomando notas, para aprender, para no olvidar, para ser consciente del terrible lado humano que todos tenemos.

A veces pienso, que ni tomando esas notas de las numerosas guerras, holocaustos, pérdidas humanas, supervivencias traumáticas, historias jamás contadas, soledades...seríamos capaces de evitar algo parecido en el mundo.

Miro a mi alrededor, y a pesar de considerarme alguien optimisma, sólo con ver cinco minutos de la tv no elegida, o de anuncios (salvo el de los cómicos y algún otro),...o mirando los videojuegos más vendidos -en los que no se ha notado la crisis- ....pienso...realmente es un milagro que día a día no existan aún más guerras de las que ya hay...y en ese ejercicio de poder, donde en ocasiones, me hacen participe de su relato algunas personas, me pregunto...¿somos conscientes de que la lección que hay que aprender es otra? ¿Qué las numerosas oportunidades que el mundo nos ofrece supone en algunos momentos la entrega, el perdón, la búsqueda de unidad, la solidaridad concreta y no aislada?

Pues así estoy esta mañana de meditabunda, y así pienso, más o menos...y con ello no quiero decir que existan diferentes opiniones.
¿Es bueno recordar constantemente unos hechos? ¿Aprendemos de los recuerdos, de la historia? ¿Es todo un círculo, dónde una y otra vez volvemos a cometer los mismos errores llamados de otro modo, como dicen algunos?

No sé qué decir acerca de esas preguntas...pero sí sé que cuando leí el famoso Diario de Anne Frank, fui consciente de una historia más personal sobre aquellos acontecimientos que me hacían estudiar en Historia, en mi juventud. Y tomé conciencia de que eso le había pasado a personas de carne y hueso.
Luego descubrí el libro de Viktor Frankl y su "Hombre en busca de Sentido"...me habló de muchas cosas en muy pocas páginas. Descubrí a un hombre que perdonaba algo que le había sucedido y que de algún modo, había acabado con su vida. Contaba hechos concretos de su experiencia en Auschwitz...Pero este libro...es para otro momento.

Hoy, revuelta en tantos pensamientos, el libro que tengo entre manos, fue un encuentro en ese pueblecito inglés que tiene tantas tiendas de segunda mano, en Hay On Wye. Allí encontré a una Anne Frank totalmente desconocida. El libro está lleno de fotos...de su infancia, de sus risas, de los primeros encuentros con amigas... Hay algunas anotaciones, pero pocas, como si fueran pies de páginas. Y están escritas en holandes y en inglés y a veces en alemán. Quizá el libro perteneció antes a alguien que viajó a Holanda...la edición es de 1985.
Pero no hay fotos sólo sobre su vida y familia...También hay fotos sobre los acontecimientos previos a esos momentos en los que la familia decidió "desaparecer", y vivir escondidos...Y los acontecimientos posteriores. Después de que hubo terminado la guerra, y comenzaba de nuevo esa "guerra" interna de quienes sobrevivieron.
Espero que no olvidemos, y que realmente seamos conscientes de la sociedad que estamos creando...donde los recuerdos parece que se quedan alojados en un día del calendario...pero si seguimos permitiendo la violencia, los malos modos, la falta de tolerancia...todo esto...podría volver...

La esperanza que me queda, es pensar que hay muchas personas que desean y ponen en práctica el trabajo por un mundo mejor. Una de esas personas...era la misma Anne Frank, que sin saberlo, cumplió su mayor sueño, y se hizo escritora mundialmente conocida...traducida a miles de idiomas, donde su narración y su "pequeña vida", tuvo una importancia en este mundo...se la ha dado valor...y eso me gusta.

Las fotos han sido tomadas del libro que adquirí en Hay On Wye y las dos del principio, de internet.

24 comentarios:

  1. Me parece muy acertada tu reflexión de hoy. Estoy de acuerdo en que hay que recordar lo que ocurrió para que no vuelva a pasar. Junto a los libros de texto de Historia se debería facilitar a los estudiantes la lectura de alguna de las obras que relatan la realidad de los que sufrieron el Holocausto para que no vean esos hechos como algo que sólo se estudia en clase y se puede olvidar después, como la lista de los reyes godos.
    Y son tantas las obras fabulosas que reflejan aquellos hechos..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, Inmaculada, a mí fue lo que dió sentido a lo que estudiaba...sin ellos quizá no habría aprendido tanto. Espero que no se vuelvan a repetir estos hechos. Ójala aprendamos!!
    Otro saludo!!

    ResponderEliminar
  3. "¿Es bueno recordar constantemente unos hechos?" Constantemente, obsesivamente, no. Pero desde luego no olvidar.

    Me ha encantado y emocionado tu entrada. Besos

    ResponderEliminar
  4. Bonita y reflexiva entrada, creo que estos tiempos tan oscuros nos haces reflexionar sobre el futuro y no parece muy bueno.
    Yo también he terminado el libro del Holocausto español, durísimo y desde luego si somos capaces de olvidas semejante barbaridad es que no estamos bien.
    En fin maría pondremos algo de optimismo cada día.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  5. Conmovedora tu entrada. Estamos ante una de las páginas más negras de la historia. Y es muy cierto que hay que recordar siempre. Aunque lo triste y desalentador es que muchos pensábamos que algo así no se repetiría y, en efecto, luego hemos visto que desgraciadamente no ha sido así. Pero aun así sigo pensando que no hay que olvidar y que la historia debe ser una asignatura fundamental para nuestros jóvenes, porque habrá menos posibilidades de que ocurra. Está el caso de Yugoslavia, como dices, y también el de la Unión Soviética, donde en nombre de principios más honestos aun así se cometieron verdaderas atrocidades.
    El caso de Anne Frank me causó una conmoción cuando leí su diario en la adolescencia y fui sabiendo más de su triste historia. Siento una enorme tristeza al ver la fotografía que nos muestras en la que se la ve todavía sonriente tras las alambradas del campo de concentración.

    Y me razón tienes, además, en tu reflexión final. Se pierden los modos, tenemos una televisión en la que se nos muestra que ser maleducado te puede abrir puertas y te granjea los aplausos y la admiración de muchas personas. Nadie se le ocurre en televisión recordar a Anne Frank y lo que tuvieron que sufrir tantísimas personas como ella. Y hay un hecho importantísimo, uno de los detonantes fundamentales fue la crisis económica que sufría Alemania. No se debería perder de vista.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Difícil entrada la de hoy, ¿no, María? Si te soy sincera, creo que la gente que no quiere olvidar es la misma que luchó porque todo aquello no pasara, quiero decir, que siempre hay gente buena, dispuesta a cambiar las cosas y gente mala (o muy desgraciada, mejor dicho) dispuesta a ensuciar hasta lo más bonito.
    ¿Sabes? En estos tiempos de crisis en que tanta gente llora y protesta y se empeña en ver el mundo negro yo pensé, "mi única manera de poner un granito de arena es no dejarme llevar". Y eso hago, sé que hay gente que cree que soy una tonta que no quiere ver la realidad pero estoy convencida de que, si trabajo duro, si sonrío, si me recuerdo todos los días lo afortunada que soy por tantas cosas (a pesar de los tiempos que corren), si sigo queriendo ser feliz, yo saldré de los tiempos complicados que me tocaron vivir y mi pequeña familia será solo una más, si poquito a poco, cada pequeña o gran familia va saliendo dejarán de correr tiempos difíciles.
    Por eso no escucho a la gente que se empeña en desanimarme y por eso, los días como hoy, me hacen pensar en la gente que, a pesar de todo, luchó por un mundo mejor. Tardó en llegar y costó mucho sufrimiento, pero si todo el mundo se hubiera dejado llevar nunca habría llegado. No es un día solo para pensar en el horror (que no debemos ignorar) es también un día para pensar en la gente que hizo posible que esa guerra horrible acabará y que hubiera familias que se volvieron a reunir. Es un día para no olvidar lo malo que somos capaces de hacer, pero también lo bueno, que no se nos olvide que también podemos luchar contra lo malo.
    Como siempre, un placer leerte hoy.
    Un abrazo muy grande guapa.

    ResponderEliminar
  7. Me reconforta ver que una austenita valora una celebración como ésta.
    Me ha gustado mucho el tono con que te has acercado a este hecho de vileza que, en mi opinión, no ha sido superado.
    Además he oído en una cadena de radio esta mañana que la mayoria de los adolescentes españoles desconocen cualquier suceso relacionado con el nazismo y con el holocausto.
    Y ya sabemos que si el hombre es "el único animal que tropieza dos veces - o infinitas añado yo - con la misma piedra", desconocer estas barbaridades me da mucho miedo respecto al futuro que nos espera. En fin, pesimismo invernal, creo. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!! y digo un HOLA exclamado porque me emociona volver con mis reflexiones a este maravilloso Blog. Hola AMIGA MIA ,María!!.... por aqui ando tras mucho tiempo. No he podido evitar escribir tras saber que ayer 27 se celebró el Dia Internacional del Holocausto. También he leído Diario de Anne Frank y El Hombre en busca de sentido ( Viktor Frankl ) .....libros increíbles y muy fuertes además.....no quiero pensar que la mente de cualquier persona, por lo menos su parte consciente, se obligue a olvidar el sufrimiento tan terrible que forma parte de la Historia. La verdad es que me impresionó más el Libro de Víktor....es más...no pude terminarlo.....no me sentía a gusto con ello ( que por cierto me lo recomendaron en un curso de Inteligencia Emcional ) . Lo cierto es que el conocer la Historia de éstos y otros muchos acontecimientos horribles hiere la sensibilidad y el corazón .... y quizá sea por eso , que llega un momento que uno no es capaz de ver en la tele cualquier temática relacionada con sufrimiento sin que se le salten las lágrimas.Pero apoyo totalmente el recordatorio de estas fechas porque no hay que olvidar, y quiero creer sinceramente , "QUE NADIE OLVIDA". Por eso mi aportación serán RISAS , SIEMPRE RISAS......forzarse a ellas...porque la tristeza llega sóla......Hoy está lloviendo por Málaga , quizá por eso,como decías Isabel , sea pesimismo invernal ....no sé, pero hoy es de esos dias de , como dices tu María, mesa camilla ,lluvia a través de la ventana y té, jaja. Mando un besazo enorme y mucha energia positiva.

    ResponderEliminar
  9. Ojalá no se olvide, es verdad, pero en plan positivo, como aprendizaje de lo que no debemos hacer jamás. Casi todos los días me sorprende la violencia que muestra la gente al volante. En cuanto uno se cree con razón, se lanza como un depredador a su presa con insultos, gritos.... Por eso me encanta acudir a este rincón como antítesis de ese lado oscuro que todos llevamos. El hombre en busca de sentido me gustó muchísimo. Lo leí hace años gracias a mi compañera de viaje y hace poco he pensado en releerlo.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón yo he meditado muchas veces acerca de esto y es terrible. He leido los libros que citas y uno que es tambien muy bueno, es de un superviviente del holocausto, Martin Gray, en su día fué un auténtico betseller y lo pienso a menudo, que nos quejamos por tonterias, entonces pienso en ... ellos... y todo se me quita de un tirón. Un placer conocerte y tu blog.

    ResponderEliminar
  11. Hola María,

    Felicitarte por una entrada tan emotiva y, a la vez, reflexiva.

    No sabía que se había instituido esta fecha, la verdad.

    El grado de violencia y de cuestionamiento de los valores basados en la razón y el igualitarismo al que llegó el fascismo, hoy por hoy no ha vuelto a repetirse. Ha habido guerras terribles, dictaduras muy duras... pero el fascismo-nazismo es algo diferente que supera todo eso.

    No debemos olvidar lo sucedido y cualquier contribución a ello: museos, estudios históricos, días de recuerdo, monumentos conmemorativos, visitas escolares a los campos de exterminio..... todo suma.

    Bueno... algunas reflexiones...

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  12. Elvira, pensaba en ello, porque a veces hay personas que tras vivir un hecho horroroso y "similar" en sus vidas, deciden que prefieren no pensar, que no estemos constanmente transmitiéndoselo y recordando que son víctimas...Sí algún día quieren recuperarse...necesitan olvidar un poco.
    Por otro lado, quienes no lo sufrimos directamente, pero sabemos las causas...creo que nos corresponde seguir...como bien dices, sin obsesión, recordando...para no olvidar...
    (a mí me encanta que comentes...y leer tus entradas en tu blog...son refrescantes para la vista y el alma)
    Un besin!!!

    Teresa, sí, he de confesar que los tiempos que vivimos, me dan un poco de miedito...más que nada porque son los momentos previos y ciclícos que suelen conducir a conductas humanas nunca deseadas. Porque luego, todos, la gran mayoría se arrepienten...y de uno y otro lado te dicen...¿para qué?...siempre hay otros medios antes de llegar a la violencia...y ésta nunca trae lo que uno/a espera.
    Tiene que ser interesantísimo leer sobre la guerra civil española, y estoy contigo en que necesitamos recordar, pero tal vez...de otro modo...¿qué fue lo que nos llevó a una guerra? ¿Qué "caldo de cultivo" había antes?...
    Y por supuesto, hay que leer libros bien documentados, informarse bien...y estar pendiente de que aunque se tengan ideas diferentes, convivir con ello.
    Me encantan tus comentarios y hoy parece que me he levantado con ganas de escribir.
    Un abrazo!!

    La Minomalice, toda la razón del mundo...no hay que perder de vista, cómo empieza todo, y con que sutileza se va introduciendo en el sistema. Somos más vulnerables de lo que parece, verdad??
    Por eso hay que estar alertas, generar un pensamiento crítico que nos ayude a estar en contacto con lo que realmente importa...
    Me gusta tanto leerte!!
    Espero que se lleven al instituto libros como estos...en lo que se hace pensar y despertar conciencias para recordar que todo esto se podría repetir...y vernos envueltos, casí sin darnos cuenta.
    Besos!!

    Matilda, es verdead...hay gente muy desgracida que hace de su vida y de quienes la rodean algo menos bella.
    Pienso como tú, yo tampoco me quiero dejar arrastrar por estos pensamientos de crisis...veo luz y esperanza, pero también hay que estar despiertos a la realidad de la vida...sin perder de vista que la imaginación forma parte de ella, verdad??
    Es muy bonito lo que dices, y esa "pequeña" aportación creo que es más importante de lo que parece...de algún modo también se contagia...
    Y tienes razón...leyéndote he recordado que también hay que no olvidar a aquellas personas que pusieron ese granito de arena y salvaron vidas, tuvieron detalles pequeños que llenaron de alegría aquellos días "nublados" e hicieron sonreir a quienes sufrían...eso también es importante.
    Quizá más...
    Un abrazo grande!! (tengo muy pendiente pasarme tranquilamente por tu blog...).

    Isabel García, gracias!! Es triste esa noticia...que muchos jóvenes estudiantes desconocen hechos tan importantes...por eso es tan importante darle vida a estos hechos, y sobre todo esos inicios aparentemente inocentes que hacen que el ser humano pierda ese ser "pensante" que lleva dentro y dejarse llevar por la opinión de la mayoría.
    Por otro lado, es importante reseñar que de todo se puede salir...y que la historia también nos ayuda a conocernos un poco a nosotros mismos.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Ana Belén!! Qué sorpresa!! Y qué alegría verte por aquí!! Anne Frank es un libro necesario en la sociedad que vivimos. Y el de Viktor Frank, también le veo necesario...es duro, sin duda, pero con él aprendí a hasta dentro de un campo de concentración, la risa, también estuvo presente. Aparte de todo ese dolor, miseria, indignación...
    Y creo que para las "víctimas" fue una revictimización constante vivir recordando, pero es necesario que no olvidemos, quienes lo hemos visto desde más lejos...porque hay que aprender de cómo somos y de cómo podemos llegar a ser llevados por las circunstancias, quizá.
    Cómo me gusta leerte!! Y me encanta tu aportación de RISAS y ENERGÍA POSITIVA, esas sí, que son la luz de esta vida.
    Un abrazo gigante, preciosi!!! Tqm.

    Thorton, gracias por tus palabras,...y te doy toda la razón, una vez me dijeron que somos más o menos como conducimos. Y creo que hay mucho de verdad en esto...nos tratamos fatal cuando conducimos, generalmente, y siempre queremos llevar razón, aceptamos muy pocas veces que nos hemos equivocado. Y sí lo reconocemos queremos minimizarlo, casí esconderlo.
    Ójala aprendamos a reconocer nuestras miserias y a perdonarnos...creo que esto es lo más complicado.
    Un saludo!!

    Florecilla, gracias por venir por aquí...BIENVENIDA. No he leído Martin Gray, pero buscaré más sobre él. Y claro...hay que pensar que todo puede detenerse en un instante...para bien y/o mal. Luego quizá seamos consciente que todo se estaba cociendo de antes...
    Pero no hay que perder la esperanza, quiero creer que muchas personas no olvidamos...
    Gracias por venir!!

    Laura Uve, gracias, y ciertamente ese odio hacia una cultura, religión, pueblo,...no se ha vuelto a repetir de esa misma manera que como en la segunda guerra mundial, pero sí ha existido de algún modo, en muchas guerras, sino en todas. Y parece mentira que no aprendamos...¿has visto la película "La Ola"? Explica muy bien lo que dices acerca del fascismo...y cómo de la forma más sutil, podemos perder la razón...y creer en un pensamiento único.
    Un abrazo, Laura, es un placer leer tus reflexiones...siempre muy acertadas.

    ResponderEliminar
  15. Hola, María, todo testimonio, toda reseña, tu entrada, el recuerdo de las víctimas son imprescindibles. La historia no se debe olvidar.
    Ese mismo día en que escribiste la entrada, en que se conmemora el fin del Holocausto, en Viena se reúnen los jóvenes de la ultra derecha pro fascistas y organizan un vals... A la vez siempre hay una manifestación antifascista... Esa semilla todavía sigue ahí latente, no permitamos que brote...
    El diario de Anna Frank, El hombre a la búsqueda de sentido de Viktor Frankl son lecturas imprescindibles. También recomiendo "Si esto es un hombre", de Primo Levi, judío italiano que sobrevivió a los campos, pero que luego no pudo soportar el recuerdo y se suicidó. Altamente recomendable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola María, justo acabo de leer en publimetro, un artículo sobre la niña del suéter verde que es sobre unos judíos que se escondieron en las cloacas, me han dado ganas de llerlo. Me ha parecido muy interesante tu artículo, la historia no se debe olvidar. Hasta hace 18 años masomenos aqui en el Perú éramos víctimas del terrorismo y los jóvenes de ahora no saben lo que pasó en esa época. Felizmente ahora lo van a incluir en los libros escolares. Tu post me ha hecho recordar eso. Saludos!!

    ResponderEliminar
  17. La libertad es un principio fundamental en el ser humano aunque muchas veces la sociedad en la que vivimos no sea consciente de ello.

    Que post tan emotivo, muchas gracias por hacer que no olvidemos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. La mayoría de los países cargan a sus espaldas con sus propios holocaustos, tampoco hay que olvidarlos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Maria un título muy lúcido!!
    Recuerdo haber leído el Diario de Ana Frank de muy pequeña y lo que me impresionó, tanto, que en mis visitas a Amsterdam aún no he sido capaz de visitar su casa museo.
    Mucho para recordar, para reflexionar:
    Las visitas del Ghetto en Praga, los dibujos de los niños, las exposiciones en Colonia, en una de las pocas casas que se salvó de los bombardeos...la sede de los nazis....la película "El Pianista"...hace muy poquito he visto "La Ola"....muestra de lo fácil que resulta encender la chispa.
    Estamos leyendo Roberto y yo "El Cementerio de Praga", repaso a los folletos, libelos, rumores...que dan origen a todo esto, ambientado a finales del XIX...

    Hay que recordar que en el fondo de la caja de Pandora...Zeus se despistó y dejó la Esperanza.
    Un abrazo ;-)
    (preciosa música...me quedo!)

    ResponderEliminar
  20. Me encanta "La Ola", la he visto con mis alumnos en varios cursos y les gusta y la entienden muy bien. Es una excelente película... Mira, estoy pensando que igual le dedico una entrada...

    Un beso

    Pdt: gracias a ti por tan sugerentes entradas.

    ResponderEliminar
  21. Yo recuerdo que me empeñé en ir a Dahau, en tomar consciencia de que algo tan filmado, sobre lo que se había escrito ficción mil veces buscando el drama, era real. En el corredor central se conservan piedras como monumentos a pabellones derruidos, apenas han reformado nada. Sólo quedaba el número en el suelo que daba testigo mucho de lo que allí hubo. Y al fondo, había una pequeña comitiva cargando una virgen de madera con puertas, un altar portátil como los que hubo en España y pasaban de casa en casa, y se sentaron en el suelo, delante de uno de los pedregales y se pusieron a rezar.
    Me traje muchas fotos de allí, pero un regusto amargo que aún no he conseguido quitar y una aversión por la ficción sobre ese tema.
    Un beso
    PD: Perdón por la parrafada

    ResponderEliminar
  22. Hola María; me ha gustado mucho tu reseña (aunque llegue un poco tarde, porque el día en concreto ya pasó). No sé, yo espero que sí sirva de algo el recordar, porque me parece muy importante... Espero que la historia no se repita, como suelen decir.
    En todo caso, el libro me parece estupendo y sí, también estoy encantada de que se recuerde el holocausto a través de los testimonios humanos, que alcen la voz porque así nos llegará a los demás más adentro, verdad?

    Un beso muy fuerte!!

    ResponderEliminar
  23. Dona Invisible, gracias por venir por aquí...y tomo nota de la recomendación que me haces...no he leído nada de Primo Leví. Un abrazo!! Nos leemos!!

    Pilar, es espeluznante lo que cuentas. Estoy de acuerdo...olvidar significa dejar en el camino aquello que nos puede ayudar a decidir poner el cartel de NO VOLVER.
    Me alegra saber que vuestra historia de lucha quedará escrita.
    Un beso grande!!

    Earthblues...gracias por pasar por aquí. Tengo muy pendiente escribir en tu blog. Sí...no hay que olvidar algunas cosas y recordarlas en su momento, para que tampoco el recuerdo se vuelva obsesivo.
    Bss!!

    Luciana, por supuesto...recordar a unos no significa olvidar a otros.
    Saludos!!

    Maribel, el "Cementerio de Praga", debe ser toda una aventura histórica!! Qué bien...leerlo juntos!!
    Y es cierto eso de la "chispa", puede encender ideales escondidos, que con la mayor inocencia se pueden convertir en aquello que más odiamos. Es increíble, verdad?? A mí esa película no me dejó dormir. Creo que explica muy bien a lo que podemos llegar.
    Mi gran deseo cuando vaya a Amsterdam es visitar la casa de Anne Frank.
    Besos mil!!!(gracias por terminar con la Esperanza...sin ella no seríamos muchas cosas, verdad??)

    Laura Uve, en cuanto pueda te visito para ver sí lo has hecho!! Estoy totalmente de acuerdo. Es necesario enseñar esta película en las aulas, para despertarnos de ese aletargamiento que tenemos, y ser conscientes que de la manera menos insospechada, todo puede dar un giro...
    Besos!!!

    Mientrasleo, bienvenida, y siempre que quiera comenta más y más...me encanta leer comentarios largos. Entiendo que habiendo visto parte de los escombros del horror, una no quiera ni nombrarlos. Por eso mi pregunta es...que tal vez no a todo el mundo le toque recordar...y que en los recuerdos también tienen que alzarse las voces de esperanza. No quedarnos sólo con la parte de sufrimiento.
    Hubo gestos maravillosos entre tanto dolor.
    Espero que vuelvas!!Saludos!!

    ResponderEliminar
  24. Isi...sí...es verdad, espero que nunca olvidemos...y que el recuerdo sirva para algo.
    Un besin grande y gracias por venir!! (tengo muy pendiente ir por tu blog)

    ResponderEliminar