El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



jueves, 12 de julio de 2012

Desordenando días de verano

Sigo un camino de lecturas algo electrizante...sí...es como seguir un instinto...así que parece que el libro que más se queda conmigo últimamente es uno que ya leí hace tiempo...y que me impresionó mucho. Bueno, no quiero adelantaros el título porque merece una entrada completa...ya os hablaré de él...
Últimamente no paro, voy de un lado a otro, y sin apenas tiempo para detenerme...y cuando lo hago me quedo dormida...¿será que me ha picado alguna mosca "tsé tsé", que hace que mi sueño sea cada vez más acuciante? No sé de qué efecto se trata, pero voy dando tumbos.

Estoy reorganizando mi casa, mi vida, los libros...por ello también las ausencias. Los días de verano, cuando ya están encima, suelo disfrutarlos mucho...están esas mañanas alegres, donde hasta puedes desayunar en la terracita (cuando es temprano, of course), leer algo del periódico...alguna noticia agradable (más bien cultural, porque la vida por el mundo parece que va dando tumbos a varios niveles, no sólo el económico...-a veces pienso sí las personas piensan un poco en los demás...¿lo hacen?...porque no lo parece, a pesar de que las soluciones sean complicadas-...en fin...qué me voy por los "cerros de úbeda").

Y estando en estas circunstancias, mientras veo los libros espacidos por el suelo (y lo que me queda...) sin poderlo evitar, me quedo sentada en el suelo, leyendo algunos fragmentos de ellos...y así fue como conocí un poco más a Elizabeth Barrett Browing. No tengo de ella más que frases sueltas que fui recopilando en mis años de universidad y que copié en un cuaderno...
Pero esta vez, nuestro encuentro ha sido distinto...la he encontrado en otro libro...y me ha sido presentada ni más ni menos, que por Virginia Woolf.  Ella misma, parece haber aparecido entre medias de todos esos libros que me rodeaban, de ese caos que inunda actualmente la casa, y sorprendida del desorden, pero al mismo tiempo emocionada...me hablaba en sus  "Lectores comunes" acerca de la gran poetísa a quien le dedicó más de un pensamiento.

Parecía que ella estaba aquí, conmigo, sentada en cuclillas y mirándome atrapada entre libros...mientras el tiempo la recuperaba de nuevo a su época...se la llevaba a su escritorio, en un mes de Julio de 1932, y un día como hoy, estaba  retocando "The Common Reader" (C.R.)....para ella era un lunes y no un miércoles (ayer)...había ceñido con una goma verde su libro C.R. y decía que escogería otra pluma nueva para ahora escribir otro libro (sé que volvió a retocarlo días más tarde...pero me parece, que ella, aún no lo sabe...la dejaremos que saboreé la sensación de tener otro libro en su pensamiento...)

De Elizabeth Barrett habla con delicadeza, con ternura...y la nombra bajo el nombre de una de sus obras...decide que sea ese el título de su entrada...(este libro, C.R., me recuerda mucho a los blogs...es como sí V.W. tuviera el suyo propio y nos contara cosas de esas que ella vive y a quienes conoce, desde su manera de verlo, eso sí)...Recupera la memoria de una mujer que se está quedando en esos años, en el olvido. Ella la rescata también de su estante, la escoge entre otras lecturas y elige "Aurora Leigh", para mostrarnos a una gran escritora,  cuya pluma experimentó diversos momentos distintos. Parece ser que en ese tiempo, se la conocía más por su marido y por su historia de amor, que por lo que escribía.
Ciertamente yo no tengo nada suyo en casa, salvo esas frases o fragmentos de poesías. Recordé entonces, que tenía algo más de ella...el libro, que  también  está escrito de la pluma de Virginia W. donde se narra la vida de Elizabeth desde el punto de vista de un perro...un spanier concretamente.

Así que...ni corta ni perezosa, fui directa al estante donde V.W. siempre me espera, y rescaté a "Flush, una biografía". Este libro, de edición de bolsillo, me encanta, porque está dedicado por Rebeca Hall, sí...la actriz, y estuvimos hablando del libro, que para ella también era desconocido por aquél entonces. De esto hace ya unos tres años.

Bueno, y volviendo a Flush rescatado, sin dudarlo y a pesar de tener la casa bastante desordenada, decidí dedicarle un rato al libro...y releí la primera de sus páginas, después de haber leído ya algo más sobre Elizabeth Barret, me sentía más inclinada a pensar en ella de una manera diferente, e incluso Flush, fluía de forma diferente por mi cabeza.

Esta Virginia, siempre que viene me hace despertar neuronas...es estimulante como un té y en ocasiones me hace reír a carcajadas. Descubrir las variables que nos proponen sobre  la procedencia de la palabra Hispania, y la manera en que ella lo cuenta, es algo único.

Los libros tienen esa magía especial que hacen que una se quede embelesada con ellos y te atrapan ya desde el inicio por su forma de transmitir...así que en esas estoy...con Flush y con esa otra relectura noctura de la que os hablaba al principio.

Mientras la casa está llena de cajas, libros, cuadernos, "cosas" (¡¡qué de cosas llegamos a acumular!!)...tomar decisiones, vivir otras experiencias...

Elizabeth Barrett Browing...ella supo decidir, a pesar de las dificultades,...y de esas decisiones, estoy convencida, que surgieron algunas de esas  palabras que ahora leemos...¿serían las mismas de haber decidido vivir de otra manera? ¿Seguiría viviendo con su padre, enferma, sin estímulos externos...? ¿Se habría convertido en la "Emily Dickinson" de Inglaterra? ¿Somos distintos a raíz de las decisiones que tomamos?

En este fragmento del libro de C.R. que escoge Virginia Woolf de sus cartas, podemos descubrir a una persona sensible, con un alma tímida y autorreflexiva, que desea vivir experiencias antes que quedarse toda una vida leyéndolas...quizá por eso decidió escapar de una vida conventual a la que parecía estar abocada.

"Crecí en los campos; no tuve oportunidades sociales, mi corazón estaba en los libros y la poesía, y mi experiencia en sueños..." (fragmento de una carta de Elizabeth Barrett, que está contenida en "lectores comunes")

30 comentarios:

  1. Buenos días María!
    Mmmm post recién horneado! Qué bien!
    Flush es lo único que yo he leído de Virginia. He pensado mucho en cuál sería el siguiente libro y nunca me decidía, pero ahora casi seguro creo que será el Lector Común. Desde que leí Flush me quedé enamorada de la valentía de Elizabeth Barret (y de la nobleza de flush, que ignoraba sus instintos para quedarse a los pies de su cama).
    Qué valiente fue!
    Desde esta parte del ordenador poco se te puede ayudar con tus cajas de libros... sólo darte ánimos para que llenes tus estanterias y tus ausencias.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MªJosé, qué bien leerte!! Tengo muy pendiente estar por aquí más rato y leer los blogs, que tanto me gustan. Hace poco recibí varios elogios sobre el tuyo. La verdad, es que escribes muy bien.
      Flush, ahí está...con ganas de ser devorado. Y sí, me encanta la valentía de Elizabeth Barrett a quien apenas conozco. Gracias, por darme ánimos para ordenar y colocar,...creo que me llevará más tiempo del que pensaba, pero...he de ponerme más en serio y no distraerme con tanta facilidad.
      Es uno de mis retos de este verano.
      El Lector Común te encantaría...por lo que te voy conociendo y Horas en la Biblioteca también.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  2. Tras una temporada un poco desconectada de los blogs por mucho trabajo, gracias a las vacaciones vuelvo a tu blog con muchas ganas.

    Me siento identificada contigo en ese reorden veraniego que describes y te imagino rodeada de tus cosas formando esos montoncitos por el suelo como los que yo suelo hacer, jeje! Cuando acabe mis cursos y actividades veraniegas me espera ese mismo arduo trabajo, necesario pero siempre tan pesado y lento...

    Disfruté muchísimo de la lectura de Flush por su originalidad y frescura. Y hace poco he descubierto a Emily Dickinson con un precioso libro ilustrado de Nordicalibros, muy recomendable.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te echaba de menos!! Qué bien, las dos limpiando y ordenando!! Ay!! Guacimara, qué de cosas guardo que no necesito y que olvido que tenía...y lo peor es cuando las recuerdo y me decido a quedármelas!! Espero ser más fuerte y empezar a dar...que además creo que es muy necesario. Ya te iré contando.
      Flush, siempre ha sido un libro que me esperaba en el estante, y nada como redescubrirlo para comenzar de nuevo a leerlo. Espero no desistir y coger buen ritmo con él.
      El de Emily Dickinson, es una preciosidad,...lo leí, pero de cuando en cuando, lo abro y vuelvo a dejar escapar algunas de sus poesías por la casa. Y es que lo bueno de las poesías es que siempre te dicen algo nuevo.
      Un abrazo grande!! (y me alegra mucho verte de nuevo)

      Eliminar
  3. Hola corazón !!! la verdad es que no he leído nada de Virginia.....y siempre me hablas de ella y me acuerdo de ti cuando la veo en los estantes de las librerías...pero esta vez me apetece decir que entre cajas como estás tu ahora, cuando a mi me ha tocado, y siempre con música de fondo , siento que limpio y ordeno la casa porque realmente limpio y ordeno mi mente y mis sensaciones vitales acumuladas.....quizá el ordenar las cosas no nos hace sentir, sino que como consecuencia de sentir , ordenamos las "cosas" , y entrecomillo cosas ....porque son solo eso ......y más en esta época de " huracán mundial " ..... para mi es importante entender la palabra cambios...porque a lo mejor no lo hemos pensado bien , pero ni yo soy hoy la que era ayer, ni mañana seré la misma de hoy ; por lo tanto ....en mi caso llevo 36 años en constante cambio .....recolocando permanentemente ....que curioso , la energía no se destruye , se transforma.....pues qué somos entonces ?
    ANA BELÉN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Belén...pero cómo me gusta leerte!!! ¿No has pensado en abrir uno con pseudónimo? Uno en el que nos cuentes cosas como estas...sobre esa limpieza y acumulación que vamos desarrollando en nuestro interior, y lo maravilloso que es dar...porque se nos ensancha el espacio vital, nuestra mente, nuestro corazón...
      Jajajaja!! Me encanta eso del "Huracán mundial", así vamos por la vida, en fin...Verdaderamente, ayer también pensaba en el tiempo que estoy dedicando a esto...y la de veces que lo habré hecho...aunque en esta ocasión, quiero intentar un paso más..."el cuartito ese que no enseño a nadie y que guarda apuntes de la carrera...jajajaja".
      Y ciertamente...¿recogemos para volver a hacerlo meses más tarde? Todo el tiempo somos algo que no somos??? En fin...será que es viernes trece y me esta dando por filosofear.
      Un besin enorme!!!

      Eliminar
  4. Flush es una novelita curiosísima, que dice mucho tanto de Virginia Woolf como de Elizabeth Barrett Browning.

    Si quieres seguir conociendo la vida de EBB tangencialmente te recomiendo una novela de Margarte Forster llamada Lady's Maid. No está traducida, pero si un día se cruza en tu camino no la dejes escapar.

    Y mientras tanto los Poems from the Portuguese de EBB sí que están traducidos y son también una joya (mucho mejor en inglés, pero bueno ;)).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina!!! Voy de inmediato a tu blog, porque a pesar de no saber sí has escrito algo sobre tu cumple...no se me ha pasado...eso que lo que sepas...y el Hector, que también es este mes!!
      He visto en internet lo que me cuentas sobre Margaret Foster, sí la veo no la dejaré escapar. Gracias. Ayer estuve en "Pasajes" y no vi nada de EBB. No pregunté porque los dependientes, a pesar de estar allí, estaban hablando de sí mismos para gustarse...en fin...sí te pasas por este mes, y están ellos dos, me entenderás.
      Anotados los poemas!! No los he visto, como digo.
      Y tienes razón en esa pequeña novelita, se dice mucho, verdad?
      Un beso muy grande, Cristina!!

      Eliminar
  5. Con la llegada del verano yo también aprovecho para poner un poco de orden y tirar mucho de lo que acumulamos, el famoso por si. Tengo muchas ganas de leer el lector común( muy gracioso lo que dices de VW bloggera) tras tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar!! Qué bien, espero coger ritmo, porque lo estoy alargando mucho. Un beso grande y no dejes de escapar ese libro...a mí me gusta muchísimo...sí...se parece que a una VW blogera ;)

      Eliminar
  6. Gracias por presentarme a Elisabeth Barret,es fantástico como leyendo un libro,un nombre te lleva a otro ...a otro libro , leyendo ese libro conoces otros autores y ellos a su vez te llevan a otro...
    Leí a Virginia Wolf hace mucho tiempo,cuando tenía mucho tiempo para leer,luego dejé de hacerlo y la lectura quedó relegada a las vacaciones y aún así leí poco porque cuando podía hacerlo estaba demasiado cansada
    Ahora mis circunstancias han cambiado , he vuelto a retomar la lectura con muchas ganas y creo que ha llegado el momento de reencontrarme con Virginia,en eso tu tendrás parte de" culpa"
    Un Beso

    ResponderEliminar
  7. Princesa Nadie,...justo es eso lo que me estaba pasando...pero todo se quedaba en Virginia Woolf. Me alegro de formar parte de tu regreso a los libros de Woolf. Por cierto, no he leído ninguna novela suya. La mayoría ensayos. Bueno,sí...leí hace mucho la Señora Dalloway, pero es que me resulta una mujer muy compleja. La entiendo mejor cuando escribe sobre alguien o sobre sí misma. Aún así, tengo muy pendiente algunas de sus obras a las que las quiero dar un tiempo...sólo de pensar lo mucho que se esforzó con cada una de ellas, y como era parte de sí misma, merece la pena centrarse un rato en ellas.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  8. Qué "interesante" momento este de la reorganización, menos mal que tienes amigas literarias que te visitan en medio del trabajo... es grato redescubrir libros o ideas que alguna vez destacaron en nuestras vidas. Me gustan mucho tus reflexiones, gracias como siempre por compartirlas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, que bien verte por aquí!! Cierto...lo bueno de ir limipiando rincones de casa, es esos maravillosos encuentros, quizá "inconscientes" que una se dedica...aunque he de decir, que sentí eso mismo...un redescubrimiento. Gracias por tus palabras. Saludos veraniegos!!

      Eliminar
  9. Qué lindo, nada mas lindo que organizar la biblioteca y redescubrir los libros!!!!!! Yo tuve que guardar casi 500 ejemplares en cajas porque cuando nació mi hija tuve que mudar a mis hijos de tinta por falta de espacio y elegir solo a los preferidos y a los no leídos: ¡No veo la hora de rescatarlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeria!! Cuantísimo tiempo sin verte!! Ni leerte!! Entiendo lo que dices...yo también tuve que desprenderme de varios libros...se quedaron guardados en cajas cuando hice la primera mudanza.
      Lo bueno...es que sabes que volveran...ahora, con los peques por casa es normal que esos amigos literarios estén un poco más escondidos.
      Un besin grande!!!

      Eliminar
  10. Hola María, te deseo suerte con tu reorganización de libros y de vida!!
    Siempre he querido leer a Elizabeth Barret y también a Robert Browning. Me encanta su historia de amor. Yo los conocí más por L.M.Alcott, que los menciona en sus novelas (si te habia comentado esto creo) y luego los busqué en wikipedia :p Ahora de Virginia woolf no he leído nada! Pero descargaré ahora mismo algo de internet y lo leeré en el reader! besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar!! Gracias!! Con los libros es algo más fácil que con la vida, pero bueno...he de tomar decisiones, aunque me gusten muy poco.
      Elizabeth Barret, para mí ha sido una gran desconcida que de cuando en cuando asomaba la cabeza con alguna que otra frase o poema, en mi cuaderno. Pero gracias a Virginia Woolf la estoy conociendo algo mejor. Y también V.W.
      No sé qué decirte con ella, pero un buen libro por el que empezar es "Una habitación propia" o sus viajes...no sé, de alguna forma, creo que para entender mejor los libros de V.W., sus novelas, hay que adentrarse con alguno de sus ensayos...
      Un abrazo y te deseo buenísimas lecturas...te veo muy "dickeniana".

      Eliminar
  11. Debería imitarte y ordenar mi biblioteca que tiene un orden peculiar que no siempre ayuda a encontrar lo que busco.

    Pero la tarea sería tan ingente que no me animo...

    Ya sabes cuanto me gusta Virginia Woolf, sin embargo creo que no he leído nada de Elizabeth Barret. Buscaré animada por tu preciosa entrada.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, estoy reordenando pero al mismo tiempo es un desorden...ya explicaré por qué.
      Sé lo mucho que te gusta V.W., ya me contarás que te parece esta poetisa de pelo rizado que nos cuenta algo de sí misma, y que no se queda en su historia de amor, a través de sus poesías.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. <No sé si mi comentario se ha volatilizado...

    ResponderEliminar
  13. Hola María, me llamo Susana. Hace mucho tiempo que leo tu blog. Me gusta mucho, de verdad. Como mencionas a Elizabeth Barrett Browning, hay una película que seguro que ya habrás visto: "Las Vírgenes de Wimpole Street". Es una película preciosa; narra la vida de ella, cómo la veía a través de una ventana. Los libros que reseñas los he leído. Virginia Woolf es una de mis escritoras favoritas. Gracias, María, por tu dedicación al blog.

    ResponderEliminar
  14. Susana, muchas gracias por dejar un comentario...y bienvenida.
    No he visto la película que dices,...pero voy de inmediato a informarme...
    Me alegra saber que ambas disfrutamos de los mismos libros de lectura y que V.W. forma parte de nuestras vidas.
    Pasate cuando quieras...

    ResponderEliminar
  15. ¡María querida! a mi me pasa como a tí: comienzo a arreglar, tengo todo en el piso y de repente un libro me llama y ahí me quedo sentada en el suelo, entre todos ellos, leyendo. Y con las cosas que quiero descombrar me pasa igual, si me doy tiempo de recordar de dónde y qué han vivido conmigo, me cuesta mucho deshacerme de ellas. Pero después de arreglar un cuarto, un librero, un cajón hay un orden nuevo en mi cabeza (o eso siento yo jajaja). Un beso, Ale.

    ResponderEliminar
  16. Desde luego, Ale...leerte hoy me reconforta, porque aunque he quitado mucho, he vuelto a "desordenarlo" todo para que pudieran venir visitas, que también me apetecen mucho. Espero realmente conseguir eso que me cuentas, y ser más constante en mi empeño...el mes de Julio ya está por la mitad y he avanzado poco.
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  17. Cuando reorganizo mis libros soy incapaz de coger cada tomos sin más y no releer. Me apasiona abrir sus páginas y sorprenderme con lo que entonces puse en sus márgenes. Al acercarme a mis clásicos los abro con mucho respeto y cariño y tantos hermosos recuerdos me perturban y el tiempo parece detenerse. La semana pasada le tocó a mi taller en el que tengo muchos libros, fotografías de escritores y escritoras, de gatos, por supuesto, y todos mis útiles de pintura y para mis creaciones. Madre mía, me pasé cuatro horas!!

    EL LECTOR COMÚN de Virginia Woolf estuvimos a punto de elegirlo el sábado pasado cuando tuvimos reunión del club de lectura. Al final, una compañera, Charo, dijo que ahora en verano le apetecía algo de misterio. Entonces nos decantamos por una continuación con misterio de ORGULLO Y PREJUICIO. Se trata de LA MUERTE LLEGA A PEMBERLEY de P.D. James. Ya te contaré qué tal es. Nosotras estamos impacientes e ilusionadas. Me entusiasma que tu última entrada sea sobre novelas de misterio. Es que, no sé, parece que el verano se presta a ellas.

    Besos y hasta la otra entrada!!
    Ana.

    ResponderEliminar
  18. La Minomalice, teneís razón, "el lector común" quizá es más apropiado en otro momento...pero no lo desterréis de vuestras lecturas...os aseguro que es como leer un blog...el de Virginia Woolf...que además es hasta recomendable releerlo, ya que hay cosas que pasan desapercibidas en una primera lectura.
    Eso de escribir en los margenes, es una maravilla, y volver a ver esos libros en los que escribiste es genial...verdad?? Todo mezclado con tus útiles de pinturas, los gatos danzando, etc...
    Qué ambiente más formidable describes, Ana!!
    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar