El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 23 de agosto de 2013

Bergen

Puerto, Bergen
¿Cómo podría definir Bergen? ¿Cómo una ciudad mercantil? ¿La ciudad  vikinga? ¿Cómo el lugar de inicio de la propagación de la peste?¿Por contener el espacio más pequeño del mundo que sirvió de refugio para la resistencia de los nazis? O... ¿Es dónde la música de Grieg recobraba un sonido distinto?Todo esto y mucho más es Bergen...Sus calles, y sus casas la hacen diferente,...especialmente las casas que rodean el puerto. Y las que encuentras en la zona de nordnes

Puedes levantarte una mañana temprano...antes de que incluso la ciudad despierte a pesar de la luz diurna y acercarte al mercado de la plaza. Todo él huele al rico salmón, y a otras especies marinas... El puerto parece dormir aún. Aunque hay personas merodeando por entre los puestos de pescado. Puede que incluso escuches voces en tu propio idioma y te des la vuelta, impresionada de que también los vendedores sean de tus lejanas tierras.
Incluso, puede que imagines que coges un barco y que navegas hasta Newcastel o a Escocia...Bergen está muy unida por el mar a Inglaterra.


La bruma y Bergen
Por aquí se esconde
el museo más pequeño,
dónde se escondieron
la resistencia durante
la Segunda Guerra Mundial.
Museo Theta.
Pero continúas tus pesquisas y sigues caminando por entre la bruma y la sensación de que el frío no te abandonará esa mañana. Por eso tu indumentaria es: un buen gorro de lluvía,...sin paraguas...eres una optimista y piensas que el día te ofrecerá rayos de sol en algún momento.

Por entre las casas de madera...
Paseas por las calles en las que destacan las casas de madera,...aquellas que permanecen escondidas cerca del puerto,.... y vas con la bolsa de pescado, como lo harían los antepasados (quizá en cestas) y te escurres por entre los pasadizos secretos. Allí descubres un Bergen oculto y en el que parece que no han pasado los años...Hay vendedores de pieles, de la más diversa clase,...Tiendas con olor a tiempo...Te detienes ante la puerta de lo que parece un restaurante que está medio abriendo las puertas...y piensas que puede que incluso decidas ir a cenar allí...el precio no es demasiado escandaloso...



De nuevo caminas...sigues andando hasta llegar a ese lugar donde has decido vivir durante unos días...como si pertenecieras a la ciudad. Es una casa de madera, un mini-apartamento con todo en una pieza...muy a lo Helen Hanff.  Dejas el pescado recién comprado en la nevera de la casita  y te preparas una taza de té. El día no parece que vaya a abandonar las lluvías...Dicen que en Bergen ha llegado a llover más de trescientos días seguidos...eso fue lo que te dijo la casera.

Aún así, la lluvía no impedirá que decidas volver a salir. La indumentaria será el chubasquero unas mallas calentitas, zapatillas goretex y... por su puesto, el gorro de lluvía.

Bergen ofrece miles de alternativas...ya puede llover o hacer mucho frío que hay mucho que ver, y disfrutar.
Ojeando uno de los folletos que había por la casa, decidí no desperdiciar la oportunidad de regalarme una alternativa interesante al día lluvioso. De manera que, ni corta ni perezosa planee un viaje a las afueras de la ciudad...Visitaría a un compositor,...a un músico excepcional...Tenía la oportunidad de escuchar de manos de un gran pianista, composiciones escritas por Edvard Grieg. Dejo un enlace de algunas de sus composiciones más famosas aquí.

El autobus te deja algo alejado de la casa,...tienes que dar un agradable paseo por entre los árboles...Mis compañeros eran de lo más originales y se habían preparado para la ocasión. Había personas de todas las nacionalidades y muy amantes de la música.

En la casa de Edvard Grieg...

Casa de Edvard Grieg
La casa de Edvard me recordó mucho a las que visitaba en Canadá...En el interior...Hay una foto en la que aparecen todos, incluido Greg,  y reconozco que me dió algo de repelus, porque parecía que todos ellos iban a aparecer dentro de la casa en cualquier momento.

Interior de la Casita Roja donde él trabajaba
y se inspiraba...
Grieg disponía de un espacio propio para componer...a pocos metros de la casa principal, se encuentra una casita roja, pequeña, y cercana al fiordo, desde la cual imaginabamos a el gran compositor, escuchando los sonidos de la naturaleza y tratando de incorporarlos en sus melodías.
Casita Roja, dónde Grieg componía
Grieg era muy amigo de otro gran músico, violinista Ole Bull que le sacaba algunos añitos a Grieg, pero que instó a los padres de Grieg a que le concedieran la oportunidad de componer...


Concierto de piano...con
composiciones de Brahms y Grieg

Al llegar a casa...aún escuchaba su música...

Bergen es especial...contiene mucha vida cultural...sus calles amplias, el gran teatro,...forman parte de una ciudad muy intensa. Ofrece mucho más de lo que cuento aquí...

Marché de Bergen una mañana temprano. Desde allí cogí un tren para hacer un viaje de seis horas y media hasta Oslo. Os aseguro que ha sido uno de los viajes más maravillosos que he hecho en tren...muy recomendable.

Las fotos son en su totalidad de una servidora...


26 comentarios:

  1. ¡Guapa!!! Como me gusta leer tus andanzas...
    Donde dices "Aún así, la lluvía no permitirá que decidas volver a salir", supongo que habrás querido decir"la lluvia no impedirá" ¿no?
    Besitos y seguiré pendiente de tus entradas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Marian!! Soy terrible...seguro que tengo alguna otra cosilla por ahí...
      Mi compañero de viaje, suele leerlo antes para ver aquellas cosas, que en medio de la prisa escribo con faltas o regularcillo...ayer no me dió tiempo.
      Un besito grande!!

      Eliminar
    2. A mi también me pasa María. Incluso habiéndolo repasado a veces se me cuelan cosillas. Para que veas que te leo a conciencia, jeje.
      Besitos

      Eliminar
    3. Gracias Marian!! Un beso grande!!

      Eliminar
  2. ¡Vaya lugar más maravilloso tenía Grieg para componer! Bergen parece una localidad fascinante, a juzgar por lo que cuentas y por tu fotos. ¿Qué importa la lluvia en un entorno así?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena...¡¡desde luego!! Quedé impresionada del lugar. Y como le gustaba tanto...muy cerquita, está enterrado él y su mujer en plena roca.
      ¡¡Cierto!! La lluvía no molesta en un entorno así

      Eliminar
  3. Gracias por transportarnos durante unos minutos y hacernos sentir la atmósfera tan agradable de este viaje, entre casas de madera y lugares tan bonitos... con la sorpresa final de la música. Menuda sala de conciertos!! me ha venido a la cabeza una exclamación que me ha hecho sonreir: Parece un viaje hobbit, nunca dejará de sorprenderte!! :)
    No conocía a Grieg, así que agradezco enormemente el descubrimiento cultural. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Thornton, estoy segura de que la música de Grieg ya la habías escuchado. Tal vez "por entre" los hobbits.
    La sala de conciertos era increíble y al mismo tiempo muy muy sencilla.
    Saludos y feliz día!!

    ResponderEliminar
  5. Me encantó Bergen, especialmente ese barrio hanseático con todo lo que conllevaba. Un barrio solo de hombre célibes (!!) dedicados en cuerpo y alma al comercio del bacalao.
    Muy fácil entender cómo se expandió la peste.
    Viste lo torcidas que estaban las fachadas del barrio??

    Me perdí por un parque en la zona izquierda del puerto, la que está en frente de ese barrio y encontré una estatua de una feminista noruega y un monolito dedicado a las 350 mujeres quemadas por brujería entre 1550 y 1700. De este último sabía su existencia y no paré hasta encontrarlo.

    Una ciudad preciosa.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, me gustaría mucho ver esa estatua...creo que no la vi, ni el monolita dedicado a las 350 mujeres quemadas. Sin duda, tendré que volver a Bergen para remediarlo.
      Un beso grande, gigante!!!

      Eliminar
    2. hola
      un par de enlaces

      http://es.wikipedia.org/wiki/Amalie_Skram

      http://www.visitbergen.no/769-heksestenen.htm

      http://www.google.no/search?safe=off&hl=no&q=bergen%20heksestein&psj=1&bav=on.2,or.r_qf.&bvm=bv.51495398,d.Yms,pv.xjs.s.en_US.M4-36_38X9A.O&biw=871&bih=377&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi&ei=iKwiUuHfHpCChQeb-oGACg

      Eliminar
    3. Muchisimas gracias!! No concía a Amalie Skram. Parece que fue una escritora interesante. Y el monumento tampoco...gracias...

      Eliminar
  6. Hola María, pensar que toda la vida había oído a Edward Grieg y yo no sabía, porque estoy segura esa música la ponían para las películas de princesas de disney, creo que era la Bella Durmiente...Muy hermosa!
    Gracias por el link!
    Y Bergen parece genial! y a mi que por alguna razón me atraen los vikingos. Las fotografías están muy buenas!
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, a mí la música, me sonaba de un anuncio, pero puede que aparezca en otras películas...Es una música excepcional.
      Bergen es una ciudad preciosa...una más que tienes que anotar en el mapa de viajes.
      Un beso grande!!!

      Eliminar
  7. En AventArte acabamos de ser nominadas a los LIEBSTER AWARD. Un premio entre blogs, cuya función es ayudar a la difusión de estos.

    A nosotras nos ha encantado recibir este reconocimiento especial, por eso hemos querido seguir la cadena y nominar tu blog para estos premios, porque nos parece interesante y para que más gente lo conozca.

    Un saludo.

    Anabel y Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil Gracias AventArte...no sé cómo hacer para nominar a otros blogs, aunque el proposito de éste no es entrar en concursos, ni nada por el estilo...es simplemente el hecho de compartir vivencia, lecturas, viajes...con una taza de té en la mano...simplemente es eso...
      Pero gracias por acordaros y pensar que mi blog podría estar entre los candidatos.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  8. Ay! Yo necesito una casita roja con esas vistas para poder escribir, lo que mejorarían mis entradas con una paisaje tan evocador!
    Me maravillan tus viajes porque siempre haces cosas que no vienen en las guías "normales", como ir a ese concierto que, aunque el músico hubiese desafinado como un orco, seguiría siendo maravilloso, sólo por poder sentarte ahí y disfrutar de la inmensidad que se extiende ante ti...
    Un beso enorme! Da gusto volver a la blogosfera y encontrarse con estas entradas tuyas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida MªJosé...¡¡cómo te he echado de menos!! Qué tal tus aventuras británicas?? Cómo va Heavy-cheff (perdón, sé que lo escribo mal...ya me corregirás)...Qué ganas tenía de saber de ti!!
      Empiezo leyendo el último de los comentarios que has hecho por aquí. Muchas gracias...he visto que has ido dejando uno por cada entrada del viaje. Eres un amor!!
      Estoy convencida de que eso del turista común...apenas existe. Creo que incluso en esos grupos de personas que siguen a un señor con un paraguas hay almas en búsqueda de su propio viaje...y que esas personas descubrirán el suyo, incluso siguiendo lo trazado por otros.
      La verdad es que lo del concierto fue todo un acierto. Pero la información era del todo accesible...estaba en una guía noruega...en la casa de la casera donde me alojaba.

      Iré respondiendo a tus comentarios...ahora tengo que salir...pero las he leído...y he disfrutado muchísimo...por favor...pronto...crónicas bristihs....I need it!!!
      Otro beso enorme!! Por cierto...viniste a Noruega, aunque no lo sepas. Me acorde mucho de ti en algunos lugares concretos. En el Museo Polar, por ejemplo.
      Bss y bienvenida!!

      Eliminar
  9. Qué lugares tan hermosos que nos hacés conocer!
    Esas callecitas, con sus casas de madera y el mercado, ha sido salir de paseo con vos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniste!! Esas calles están allí...para cuando vuelvas!!
      Un besin grande!!

      Eliminar
  10. Maria, un relato precioso, sutil y con esa sensibilidad a la que nos tienes acostumbrados. Bergen es una ciudad mágica, que a nosotros nos regaló unos de sus escasos días soleados. Que suerte leer aquí acerca de Grieg, la conexión entre el compositor y el autor de "Casa de muñecas", Ibsen, es palpable en la ciudad, que no acaba de decidir favorito.
    Como siempre un placer leerte, y es maravilloso visitar un lugar y comprobar las diferentes percepciones que provoca.
    Lo de tu casita, al más puro estilo de "Una habitación propia" me ha encantado.
    Un fuerte abrazo ;-)
    El Guisante Verde Project

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maribel...desde luego Bergen es una ciudad llena de magía...me alegra saber que gozastéis de un día de sol. He visto fotos, y mejora mucho...
      La casa era de lo mejor...Para comprar en el mercado y en el super...porque los precios por allí, son espectaculares!!
      Un besin gigante!! Y gracias por visitarme.

      Eliminar
  11. Tengo a una amiga que ha estado trabajando todo el verano en Bergen y no he ido de milagro, sobretodo porque hay que ahorrar, pero iree. Que tengo otros amigos noruegos que no van a tardar en casarse!! Lo que cuentas... transmite!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eloyse,...ya sabes...Bergen te espera!!
      Un besin!!

      Eliminar
  12. Algún día espero poder hacer este viaje que has hecho este verano ¡que cantidad de bellezas! como dice Ma.José: si yo tuviera una casa de esas con semejantes vistas ¡mis entradas también mejorarían mucho!
    Algo que me llama la atención es como viven entre la naturaleza sin dominarla, coartarla, sojuzgarla. Aprenden a convivir con ella. En mi ciudad, el clima ha cambiado para mal por toda la mala planeación, por no respetar los ciclos de la naturaleza, sus caminos (se inunda cada que llueve porque el agua reconoce lo que antes eran cauces de ríos y aunque ahora hay calles, siempre se forma el río de nuevo en este tiempo).
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, muy cierto...quienes habitan las tierras del norte son muy cuidadosos con lo que les rodea, incluso a la hora de participar del invierno, que a todos los que no lo vivimos así nos puede parecer duro, ellos ven otras opciones; como el hecho de llevar ropa adecuada y preparada para lo que la naturaleza tiene previsto. No luchan...simplemente se adaptan.
      Es bueno dejar que el agua tenga sus cauces, aquí en España sucede lo mismo...pero me lo explicó una profesora de Geología que tuve...y es que se construye donde no se debe...hay que estudiar el terreno antes de construir, y éstos estudios, en muchas ocasiones se minimizan.

      Jajaja...lo que cambiarían nuestras entradas con paísajes como el que nos muestran, verdad??

      Besos!!!

      Eliminar