El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 4 de octubre de 2013

Mujeres Excelentes, Barbara Pym

Barbara Pym, me acompañó gran parte del verano...y aunque habría querido leerlo en Otoño, no pude esperar.

Cuando leemos algún libro, a veces necesitamos disponer de ciertas provisiones especiales...en algunos casos de una lectura previa de algún otro libro, en otros un poco de chololate o acudir a un lugar concreto de la casa o a algún parque...  Para leer a Barbara Pym y sus Excellent Women, hay que aprovisionarse de té ...porque en el libro no paran de volar las tazas de té, las teteras,...siempre es buen momento para ofrecer una taza de té...

Tuve la sensación de que Barbara Pym leía mi pensamiento, porque deja en manos de su protagonista una conversación sobre ese exceso de té que hay por todo el libro.
Es en el capítulo 25 comienza..."Quizá sea un exceso preparar tantas tazas de té, pensé, mientras observaba a Miss Statham llenar la pesada tetera (...) ¿Necesitabamos de verdad una taza de té? Incluso se lo dije a Miss Statham  y ella me dirigió una mirada dolida, casi enfadada: ¿Neceesitamos un té?, repitió, pero Miss Lathbury...Parecía desconcertada y afligida, y empecé a vislumbrar que mi pregunta había afectado a algo profundo y fundamental. Era la clase de pregunta que desencadena un corrimiento de tierras en la mente. Murmuré que había pretendido hacer una broma y que por supuesto siempre era necesario el té, a cualquier hora del día o de la noche".

Obiamente, es un hecho,...para una mente británica, nunca hay suficientes tazas de té para leer y hasta puede resultar ofensivo rehusar o tratar de decir que son excesivas.
Me encanta como describe Barbara Pym todos esos instantes de la vida cotidiana,...apetece llegar a casa, con mantita incluida, y preparar esa taza humeante, y seguir leyendo donde dejaste la señal la última vez...
Con sus libros te transportas a las calles de Londres... Hace unos días paseaba por esas mismas calles de Londres, a las que en ocasiones hace referncia, y entré en una Iglesia...allí, en un rincón, había un grupo de personas con esas tazas de té de las que habla Barbara Pym en su libro. Incluso llegaron a ofrecerme una...quizá estaban preparando esos bazares navideños (en el libro empiezan por Octubre) o los arreglos florales de temporada.

Pero...¿de qué trata Excellent Women, a parte de las miles de tazas de té que corretean por el libro? Pues trata de esas excelentes mujeres que en apariencia, y para lo que el mundo considera importante, no han hecho gran cosa en la vida...pero que están ahí; ofreciendo momentos agradables (con té) cuando no los hay a quienes los necesiten, con sus propios miedos e incertidumbres, con sus pequeñas rutinas...
Son las mujeres con las que todo el mundo puede contar porque se cree que no tienen una vida propia, ya que no se han casado (por decisión  o porque no han conocido a la persona indicada), que tienen un trabajo social minimamente remunerado y que se dedican a preparar los bazares navideños, los arreglos florales, etc de la s parroquías...Son esas mujeres excelentes que también tienen su trastienda interior, y que poseen su tiempo,...y que por supuesto...están enriquecidas de vivir una vida llena; quedan con amigos anualmente a comer, inivtan a viejas amigas del colegio a pasar una temporada en casa o inician un viaje...o leen al cardenal Newman en un momento de controversia,...

Sin embargo, en nuestro libro, hay una mujer...una protagonista...una única voz para esas excelentes mujeres...El libro está escrito en primera persona la de Miss Latbury y comienza y acaba en un año. Paseas con Miss Latbury por sus pensamientos internos,...aquellos que van a toda velocidad en nuestras mentes...

Nadie repara en observar que una mujer sola, con su propia independencia,...cuenta con una libertad inusal para aquélla época, que pocas mujeres casadas podían degustar.

No es un libro de mujeres de parroquía, aunque leyéndome, podría parecerlo. Y el caso, es que pensadolo bien...puede decirse que sí...que la vida parroquial está muy presente en el libro. Lo que trata de explicar, o así lo he entendido yo, Barbara Pym, es que una mujer sola, puede disponer de una vida repleta de vivencias interesantes. Y te lo cuenta desde la mujer que para los ojos del mundo menos "interesante" sería...quizá, con menos proyección de futuro y sin aspiraciones matrimoniales...no es una famosa antropóloga, ni es una fundamentalista, ni es una mujer encerrada en sí misma o en las bibliotecas. Es una mujer normal, que posee una vida muy intensa a pesar de las apariencias.
Y no cuento más...porque ya he contado mucho para quien le apetezca leerlo.

Agradezco a Cristina que me presentará este libro hace años en su blog. Lo llevaba en la libreta anotado y lo dejé escapar en una feria del libro antiguo. Sin embargo, una gran Amiga, me lo regaló este verano...y ahora le tengo en casa, en un lugar especial, junto a la edición en inglés.

Como he dicho anteriormente, acabo de llegar de un viaje intenso por las calles de Londres y Oxford...En Otoño siempre me gusta oler las hojas de Russell Square, y tratar de imaginarme viviendo allí...aunque lo que me rodea al llegar a casa, no me disgusta nada...al contario, me hace sentir mejor. 

Las fotos están escogidas de internet, menos la última que es mía.

35 comentarios:

  1. Mientras leía he pensado en mi querida abuela, y en tantas mujeres "soporte", que silenciosamente sostienen nuestra vida cotidiana, (y nuestra alma, porque también nos han reconfortado y han sido una seguridad afectiva...)
    Me ha parecido muy interesante la reflexión sobre lo de pedir cosas a la gente que aparentemente "no tienen vida", por no estar casadas o no tener hijos, como si eso les dejara disponibles para todo... cuando a lo mejor lo que les facilita su estado es mayor libertad o una vida interior rica.

    Muchas gracias!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, justo es lo que pienso...¡¡qué bonito pensar en tu abuela!! Seguramente, si miramos a nuestro alrededor, estamos acorralados de "personas excelentes" no solo mujeres.
      Barbara Pym defiende esa vida propia de cada ser humano, esté casado/a, viudo/a, soltero/a...y que dedique su vida a lo que quiera, incluso a lo más sencillo, porque también será una vida plena. Quizá más que otras que aparentemente lo son.
      Muchas gracias a ti, por comentar!! Saludos!!

      Eliminar
  2. Hola María!
    Estas historias sencillas, de la vida cotidiana, donde parece que nada pasa, son las que más me gustan. Te hacen detenerte de las prisas de tu día a día, olvidarte de tus problemas y ser, por un momento, parte de la vida de esa otra persona.
    Ahora que has mencionado lo del té y las teteras, aquí la Pepa tiene una colección de tazas y varias teteras de Emma Bridgewater (no sé si la conoces, son tazas pintadas a mano, creo). Bueno, pues el otro día me acordaba de una entrada tuya, en referencia a eso: "La formación de una marquesa". Le contaba a una amiga, que esto de tener todo el día esas tazas delante, es una tortura, porque las quiero tener y son carísimas. Entonces me siento un poco como Emily Fox (aún sin haberla leído, pero de lo que sé de tu reseña), estoy viendo rodeada de todo el lujo siempre, pero yo sólo lo toco para fregarlo jajajaja
    Pero bueno, yo soy feliz cuando puedo leer libros o leeros a vosotras en los blogs, tomando un té que, normalmente, prepara Heavy-chef, y da igual donde lo podamos servir :)
    Espero que nos cuentes tus paseítos por Londres, porfa! Y por Oxford también, así puedo ver tus fotos, que siempre me encantan!
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...no conozco las tazas de la Pepa, pero me suena el nombre...sobre todo el apellido "Bridewater". La verdad es que Emily es muy buena compañía...y probablemente, en el inicio te sientas bastante identificada con la protagonista. Pues Barbara Pym habla mucho de Oxford en sus libros, estuvo estudiando por allí...y en las guías aparece su nombre (no en todas, especialmente en las de itinerarios literarios).
      Las calles de Londres y Oxford serán mis próximos temas...jajaja...
      Un abrazo muy grande!!! Y un Earl Grey con leche, por favor!! jajaja!!

      Eliminar
  3. Me gusta mucho la estampa que pintas de ese ambiente rodeado de té, aunque ya sabes que ya somos mucha las mentes españolas que tampoco sabemos estar ya sin el té.
    En mi vida diaria no conozco mujeres como las que describes aunque a veces me parece vislumbrar alguna, sin embargo me encanta ese tipo de personalidad que hacen más acogedor cualquier lugar. Ya tengo un nuevo título del que seguro me voy a disfrutar.
    Yo si dejaré este título para dentro de un mes que por aquí es cuando puede empezar a hacer un poco de frío y me gusta ponerme con mi te y mi manta en el sillón de la sala a leer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, Barbara Pym no decepciona...es lo que cuenta...ni más ni menos. Y ciertamente, ¿qué haría de mis mañanas sin té?!!! Serían diferentes y menos ingeniosas...jajaja...
      ¿No conoces a ninguna mujer/hombre/niño/a que consideres excelente no haciendo aquello que considera el mundo "asombroso"?? Pues,...lo siento de verdad...Creo que hay muchas personas que nos rodean que parecen "invisibles" y que llevan una vida sencilla...pero que tienen ese toque especial que las hace excelentes...me viene a la cabeza, mi madre, mi abuela, mi padre...una mujer mayor que pasea a su perrito por las mañanas y hace una vida aparentemente rutinaria...
      Creo que es un libro que te gustará...y sí...mejor más adelante, con más fresquito.
      Felices lecturas!!

      Eliminar
  4. Suena atractivo, desde luego. La vida interior puede ser muy rica aunque la vida externa parezca sosa o rutinaria.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy atractivo, Elvira...Barbara Pym es sello seguro de pasar un rato agradable y risas de esas internas que solo una entiende consigo misma...Besos grandes!!

      Eliminar
  5. Una vez más me descubres una maravilla, me han entrado unas ganas irresistibles de leer esta maravillosa historia de mujeres fuertes y independentistes que seguro que tienen mucho que enseñarnos.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una vez más me descubres una maravilla, me han entrado unas ganas irresistibles de leer esta maravillosa historia de mujeres fuertes y independentistes que seguro que tienen mucho que enseñarnos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rayan, gracias, espero que sea lo que imaginas al leerme. No decepciona si vas con las expectativas que son; pasar un rato tomando té con una mujer que aparentemente no resulta tener una vida interesante...
      Un beso grande!!

      Eliminar
    2. Justamente esa sencilles es lo que me atrae más.

      Un beso

      Eliminar
  7. Seguramente tuviste un paseo muy lindo por Londres y los té que te gustan tanto.
    Creo que es un libro que me gustaría leer, el gran problema...conseguirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciana, en inglés no creo que tengas ningún problema...y en castellano, lo encontró una amiga...pero le costó encontrarlo. Me dijo que no era fácil. Suerte...cruzaremos los dedos!!
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  8. Mi lista no deja de crecer con tu blog, siempre me descubres títulos interesantes cuya existencia desconocía, apuntado queda. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, me alegra que tu lista de libros crezca. Despierto tu interés...pero recuerda...mejor no ir con expectativas muy altas. Es un libro sencillo...pero muy de agustito.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Hola María, qué bonita suena esta novela, a veces uno nomás se enfoca en aquellas personas que realizan grandes hazañas, pero no se pone a pensar en que todos tenemos una historia que contar.
    Como dice Luciana...el gran problema es conseguirlo...
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, la verdad es que es una historia muy agradable...y de algún modo, habla de historias de mujeres que pueden encontrarse muy cerquita de nosotras. Una lectura para quedarse en casa, con un "algo" calentito...y lo de conseguirlo, creo que está fácil para encontrarlo en inglés. Un beso grande!!

      Eliminar
  10. Ya sabes lo feliz que me hace esta entrada. Me alegro de que por fin te hayas encontrado con Barbara Pym y que os hayáis entendido tan bien.

    Y me ha hecho gracia que cietes justo un fragmento que yo tambié resalté en mi blog. Curiosamente mi traducción rápida y la traducción que tu citas no son muy diferentes: http://93bcn.blogspot.com.es/2009/04/fortnum-mason-te-queen-anne.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina, te he dejado un comentario en tu entrada, en la de Excellentwoman, pero sin leerla de nuevo...simplemente agradaciendote que me presentarás a esta gran escritora...olvidada durante algunos años, incluso para los británicos. No leí lo que me comentabas, pero debió de quedarse grabado en mi subconsciente, por ello tal vez, haya escogido el mismo fragmento que tú...¡¡qué curioso!!

      Nos hemos entendido muy bien y nos hemos tomado todos los tés juntas del libro...bueno...seré sincera...alguno no...era demasiada teina para mí...jajaja...

      Un beso grande...estoy disfrutando mucho de tus entradas londinenses.

      Eliminar
    2. Cristina, te he leído en el enlace que me pones en el comentario...ahora entiendo...era en otra entrada sobre el té cuando te recordó al libro...Y vaya!! La traducción es casí identica...yo la copié del libro de Anagrama, y la traducción de Jaime Zulaika.
      ¡¡Qué curioso!!

      Eliminar
  11. Cuánta inspiración encuentro cada vez que me acerco por tu blog! Este libro está ya en mi lista de próximas lecturas, por varios motivos: se ambienta en Inglaterra, habla de cosas del día a día, y no hay nada mejor que acompañar esta lectura con toooodo el té que tengo en casa, porque yo también soy muy tetera (también cafetera... pero solo en verano y con hielo). Me apetece mucho leer este libro, además la portada que has seleccionada es preciosa (y a veces pasa que un libro te entra primero por los ojos... jejeje). ¡Espero que subas alguna entrada relatando tu viaje! Yo estuve en Oxford de quinceañera, y en Londres hace un par de años. Son dos lugares increíbles. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rebeca...gracias...qué bonitas palabras...
      Es un libro muy agradable y es el que he puesto la portada es el que se pasea en casa en versión original con un prologo muy interesante de Alexander Mc Call Smith. Muy recomendable. Pues...adelante con esos tés y las palabras de Pym!!

      Contaré algo de Oxford y Londres...a Oxford es la quinta vez que voy...me encanta...
      Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Una vez más nos regalas una entrada deliciosa. Y deliciosa parece la lectura de estas "mujeres excelentes". Me lo apunto sin ninguna duda. Estos días ando haciéndome un diario y he dejado una sección de libros que voy a inaugurar con éste que hoy nos presentas. Siempre llevaba una libreta aparte, pero he decidido que los libros para mí son algo tan importante que deben estar en mi diario íntimo.

    Noooo, nunca son muchas las tazas de té. Yo que soy más de té que de café lo afirmo y estaré encantada de leer un libro en el que se ofrecen tantas; por supuesto, a todos los ofrecimientos diré que sí. Me gusta tanto lo que dices de que cada libro requiere sus circunstancias, sus lugares, sus antecesores... En mi pueblo que lo llamamos el Londres de Murcia, ya nos ponemos la mantita con gran placer y lo leeré como tú con ella sobre las piernas y una taza humeante de té. Y con mi Garfield en el regazo, claro, que es verme sentada con mantita barojiana y un libro y se viene corriendo para ponerme su exquisita banda sonora de ronroneos. Menudo sibarita está hecho! Veo que la autora lleva un gatito. Cuando un escritor me gusta y es o era amante de los gatos, me parece sentirlo todavía más cercano.

    Ay, y la fotografía de las don ancianitas bajo la mesa es maraaaaaavilloooooosa! Yo quiero ser así de mayor. No aspiro a nada más que a ser exactamente así!!

    Gracias María por regalarnos esta bonita entrada. Ando liadísima y este descanso viniendo a tu blog es como esa taza de té reconfortante que tanto se necesita de vez en cuando! Un besazo enorme, queridísima María!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Minomalice, ¡¡qué suerte tiene tu diario!! Primero por ser tu su dueña...y segundo por incluir títulos de libros que te interesan y llaman la atención...Me ha gustado muy eso de que los libros son algo muy intimo...

      Hay lugares que parecen sacados de las novelas que leemos...donde vivo ahora, en ocasiones, y especial cuando se mueve el viento, parece Cumbres Borrascosas...así que entiendo perfectamente que vivas en un Londres en Murcia. La autora es un encanto,...su forma de pensar a veces sorprende. Te gustará saber más de ella y leerla. Como ves es amiga de los gatos. A mí me suelen gustar mucho las autoras de gatos...y mis mejores amigas han sido "engatusadas" muchas veces...les encantan!!
      La foto de las ancianas...si...yo también aspiro a algo similar de mayor...reírme debajo de la mesa, descalza con una de esas amigas con quien te sientes tan agusto.

      Qué tengas un feliz día...por aquí el sol brilla...y el otoño se presenta más cálido de lo que nos habían dicho al principio.
      Un beso enorme!! Y disfruta de esos momentos tuyos de café, té...y ronroneos!!!

      Eliminar
  13. Me has dejado con el gusanillo. ¡Gracias por el apunte!

    Lo del té y los ingleses es difícil de explicar. Yo recuerdo acabar el día haciéndome la pregunta ¿cuántos tés he bebido hoy? Porque a cada minuto estabas con la "mug" en las manos dando otro sorbo.
    También es cierto que la mitad no se bebe porque cuando comienza a enfriarse van a hacerse más.
    Una entrañable locura.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gardening...es muy british, tiene todos esos elementos que nombras...Me ha dado la impresión de que vives allí, así que seguro que puedes ilustrarnos aún más sobre estas cuestiones.
      Lo de la mug es muy típico...a mí me resulta confortante tener una siempre cerca.
      Con respecto a lo que dices de que se enfría el té es cierto...pero curiosamente hoy me han regalado un calienta té que puedes conectar al ordenador para que no se te enfrie. Es como un posavasos con puerto usb...jajaja...he hecho una foto y puede que la cuelgue. El mío además, tiene forma de galleta oreo.

      Un saludo y nos leemos!!

      Eliminar
  14. María, está claro que es un libro hecho a tu medida, con tazas de té por aquí y por allá. Muy buena tu reseña, como siempre.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian,...es un libro muy especial. Me ha ido gustando cada vez más a medida que avanzaba...
      Muy recomendable. Besos!!

      Eliminar
  15. Hace mucho que no te leìa (culpa mìa, no tuya...) y me ha encantado!
    Te llevo conmigo (y las mil tazas de tè) a mi facebookkkk :)
    Si, para que mis amigas te conozcan ;)
    Un abrazo y no dejes de visitarme...
    Vilmus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vilma, ¡¡qué alegría verte por aquí!! A ver si me paseo por tu blog...siempre me gusta lo que haces y cómo tienes tu hogar.
      Un beso y feliz primavera, para ti!!

      Eliminar
  16. Querida María!
    No puedes imaginar las ganas que tengo de empezar a leer las novelas de Barbara Pym. Me pasa como a ti, fue Cristina la encargada de descubrirmela hace ya tanto tiempo, pero todavía no había podido leer sus novelas.
    Hace ya algún tiempo encontré una edción algo viejecita de Mujeres escelentes, pero dandole prioridad a otras lecturas ahí se quedó Pym esperando en la estantería.

    De pronto he leído tu entrada y he sentido la imperiosa necesidad de leerla. No podría encontrar mejor lectura que esta para estos días de otoño que emiezan a acortarse. Me hace tanta ilusió ver que hay otras personas que disfrutan de estas historias. De estas mujeres "ordinarias" para el mundo, pero que esconden tanta riqueza.
    Creo sinceramente que yo me conformaría con vivir como una de estas damas, adictas al té y a las pequeñas delicias de la vida :)

    Un beso muy grande María y mil gracias por evocarnos esos detalles cotidianos que alegran nuestros días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barbara Pym te espera para cuando quieras...cualquier momento es bueno, aunque es verdad, que el Otoño la lleva de la mano. Te va contando las estaciones por ciertas celebraciones litúrgicas que aparecen a lo largo del libro o por la realización de bazares. Es muy acogedor. Llevar a Barbara Pym en el bolso es acierto seguro para pasar un rato de espera de lo más agradable. Eso si!! No dudes en sacar tus tazas de té y la tetera...porque te harán falta...jajaja...
      Bueno, una cosa más...la verdad es que me considero una "ordinaria" más, así que...no hay problema en reconocerme en ella muy a menudo. No acudo a ningún bazar, pero sí preparo cenas en casa de acuerdo con ciertas fechas...
      Un beso muy grande y disfruta de ese arsenal de lecturas que te esperan...

      Eliminar
  17. Ahora que no solo he terminado la lectura de este libro, sino que tengo terminada también mi reseña, regreso a tu casa donde sabía que tenías este regalo para mí. jajajaja He disfrutado muchísimo con esta lectura, no era otoño pero yo si reconozco bien los tiempos de la liturgia jajaja he aprovechado unos días muy fríos de inicio de este extraño verano, gracias a ello he podido tomar té caliente a raudales... Hasta el libro huele a té... Y a libertad encubierta ;) Un abrazo, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Susana por tomarte la molestia de venir justo al lugar donde había escrito sobre estas excelentes mujeres...y la escritora que también lo es. Tengo que leer tu reseña, y he visto la portada de gatopardo, en la que indudablemente habla sin decir nada de esa libertad que hay dentro del libro.
      Un abrazo muy grande y feliz verano.

      Eliminar