El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 25 de noviembre de 2013

Tres Mujeres - Sylvia Plath

Ilustración Anuska Allepuz. "Tres Mujeres" Sylvia Plath.
Siempre me ha gustado leer a Sylvia...conocer más sobre sus pensamientos, sus escritos, sus vivencias. Ahora poco a poco me voy desprendiendo de ese deseo, porque Sylvia ya viene conmigo de cuando en cuando...pasea conmigo al trabajo y también cuando salgo...
Fue una mujer diferente...con pensamientos distintos a los que podrían tener sus compañeras...

Foto en casa...con un rico té de toffee, y leyendo a
Sylvia...y sus tres mujeres.
Escribió este libro para las mujeres...para las que tienen hijos e hijas, para las que no los tienen y no los han querido tener, y para las que no han podido tenerlos...

Son las voces, a veces mudas, de las mujeres que estaban en una clínica de maternidad y sus alrededores.

Pero, Sylvia en sus poesías va más allá de la maternidad, y en algunas de las voces se deja entrever su inclinación a las relaciones de pareja. Muchas veces sufridas en silencio.



Seré una heroína de lo periférico.
No seré acusada por los botones perdidos,
agujeros en los talones de los calcetines,
las caras blancas y mudas
de las cartas sin responder, encerradas en cajones.
No seré acusada, no lo seré.
El reloj no econtrará mi carencia, ni tampoco la estrellas
que sostienen un abismo tras otro.

Sylvia Plath signature.svg
Sylvia Plath
Un poco triste, ¿verdad? Pero no todas las poesías son así...Como digo...hay varias voces, hay tres voces,...de diferentes mujeres...

Hoy he elegido esta, porque me recuerda los cientos de relatos que llevo escuchando...y de algún modo, me parece una poesía realista, porque no piensa en seguir con una relación que la atormenta, donde lo que queda es dependencia emocional más que una relación de amor.
Por eso...porque es una heroína de lo periférico, hoy le doy la voz a ELLAS, las mujeres que sobreviven a una vida con violencia. Y también a aquellas que no han tenido esa suerte...

Quisiera darles a cada una, las herramientas necesarias para terminar con el machismo, con la dependencia emocional y el amor "romántico" mal interpretado...pero también deseo que sean ellos quienes nos den la mano en esta ardua tarea. No es un camino solo de mujeres, es de toda la sociedad.

Esta noche, dejaré una vela encendida por esa heroína de lo periférico...que hoy tomará un protagonismo especial.

Sylvia, en Yorkshire...

Sylvia murió de una forma trágica...se suicidó en su casa de Londres...dicen que fue causa de lo que hoy sabemos como trastorno bipolar...pero leyendo un poco sobre su vida, personalmente me queda la duda de que no fuera por una dependencia emocional...o por varias...y por la sensación de soledad y abandono...
Hoy en día, quienes van a visitar su tumba, suelen encontrársela llena de bolígrafos y plumas...quizá donde esté necesitará seguir escribiendo...

38 comentarios:

  1. Una autora con una vida difícil. No he leído nada de ella y aunque en pequeñas dosis aprecio la poesía, no es uno de mis fuertes. Me agrada ver pequeños ejemplos como el que nos traes hoy.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mariuca, tampoco soy una gran amante de la poesía aunque...por su puesto, tengo mis salvedades...como Emily Dickinson, Sylvia Plath, Bennedeti, etc...
    Estoy segura que tú también tienes las tuyas....
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Es muy conmovedor, María. Me evoca una sombra, pero por encima de eso la búsqueda de libertad, de encontrarse consigo misma, de volar... Hoy es un día para reflexionar sobre la violencia siempre injusta, pero en este caso más aún si cabe y cobarde, pero también de ofrecer nuestro apoyo y acogida a todas las mujeres víctimas de la violencia machista. Me parece un bonito recuerdo el que vas a brindar esta tarde. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es un poco sombrio, pero como bien dices, al mismo tiempo alentador...de la búsqueda de una misma...
      A mí me recuerda la salida de la dependencia...de lo que nos enseñan que es bueno, y el reaprendizaje que se hace posteriormente.
      Desde luego, hay que seguir luchando poque las mujeres y los niños y niñas, siguen siendo víctimas directas del machismo.
      Gracias por venir por aquí y por tus palabras. Saludos!!

      Eliminar
  4. ¡¡¡Hola guapísima!!! No he leído nada de esta autora-poeta. Me ha llamado tanto la atención todo lo que nos cuentas que me he puesto a investigar sobre ella. ¿Sabías que escribió su primera poesía a los 8 años? ¿Y que tuvo varios intentos de suicidio?. Lo que tú dices: igual estaba trastornada por alguna relación emocional violenta o complicada, vete a saber...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian,...no sé mucho de Sylvia, pero si que empezó a escribir a muy temprana edad y que muchos de sus intentos de suicidio tuvieron que ver con la muerte de su padre, cuando ella era pequeña.
      Creo que enseguida ponemos un nombre a lo que le pasa a alguien...y a veces...es más sencillo...o más complejo...y simplemente hay quienes están cansados/as y la lucha no les parece una aliciente. Es triste, pero es así...hay quienes no desean salir de su circulo de dolor y dependencia...
      Pero todo esto son elucubraciones mías...el mundo se rige por otras reglas y normas...
      Un beso muy grande!!!

      Eliminar
  5. De ella me queda el agradable recuerdo de la lectura de La campana de cristal. Lo leí hace mucho pero la admiración por su autora me quedó vivo.

    La dependencia emocional es un mal del que no siempre se es consciente y que puede acarrear, como tú señalas, consecuencias muy negativas. Ahora bien, el trastorno bipolar genera estado de grave depresión que por si mismos pueden provocar el suicidio. No sé, es difícil de saber, supongo.

    Me atrae tu propuesta.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, no he leído La campana de cristal, pero sí he oído hablar de él. Espero encontrarme más a menudo con Sylvia...la verdad es que me gusta...
      Como le digo a Marian, creo que enseguida ponemos nombres de trastornos de la personalidad a personas que toman decisiones en la vida poco "acertadas" para las normas del mundo. Pienso que hay otros males, como la soledad, la falta de amor, la dependencia emocional y la permisividad del amor romántico que se arrastra siglos y siglos...y que no hay manera de erradicar...puede que me equivoque,...seguramente...pero también tengo la sensación de que enseguida buscamos nombre a un problema...y puede que todavía no lo tenga... o tenga una influencia más sencilla de lo que imaginamos.
      Conozco muy bien el trastorno bipolar...y a cuantas personas se las mete en ese gran saco...o otros trastornos...no sé...son cosas que pienso y que como digo, puedo estar totalmente equivocada.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  6. Gracias María por estar ahí
    Un Beso con todo mi cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso enorme, y gordísimo, Princesa Nadie!!

      Eliminar
  7. Yo no la he leído, pero espero hacerlo en el año que se aproxima, me traigo entre manos algo al respecto. Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta Plath, me ha ce pensar de una forma relajada en sus letras.
    Traes un libro fantástico
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo, desde luego es muy agradable...imagino que no a todo el mundo le gusta, pero tiene algo especial a la hora de transformar letras en palabras.
      Un beso!!

      Eliminar
  9. Una autora especial. Hace tiempo lei una biografia suya, que quiero recuperar porque me apetece volver a leer, pero está en casa de mi madre a muchos kilómetros de donde vivo. Tal vez estas navidades la recupere, y de paso algún libro más.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Blasfuemia, yo no he leído aún ninguna biografía suya...quizá algún día...
      Espero que recuperes ese libro que está tan lejos de ti ahora...quizá como dices, para Navidades.
      Un saludo!!

      Eliminar
  10. Hace unos años leí a Sylvia Plath, algunas de su poesías y su diarios. Siempre me he identificado con su CAMPANA DE CRISTAL, aunque ya Hermann Hesse hablaba de la sensación de sentirse dentro de una campana de cristal. Cuando lees sus diarios te dejan una sensación de tristeza, por su soledad, por sus dependencias emocionales, por su suicidio... Suicido que dicen que fue una llamada de atención, pues creo que una niñera o limpiadora iba a su casa a determinada hora y Sylvia lo sabía muy bien, pero ese día no recuerdo por qué fue más tarde y, al parecer, de llegar antes la hubiera encontrado todavía viva. Siempre sintió una gran nostalgia de su niñez perdida. La permanente sensación de no encajar con los demás fue muy duro para ella. La mujer con la que ya estaba su marido Ted Hughes antes de morir Sylvia, años después también se suicidaría. Dicen que él siendo mejor poeta que ella, dicen, no lo sé, a él no lo he leído, siempre ha tenido que quedar injustamente a la sombra de la leyenda de Sylvia.

    Ay, maravillosa tu entrada como siempre, pero Sylvia siempre me deja un regusto amargo. Para mí lo más valioso de su obra son sus diarios. No me termina de gustar su poesía, aunque hay algunas muy buenas. Pero siempre llevo conmigo esa CAMPANA DE CRISTAL. Y el sentirme a gusto dentro se lo debo a ella.

    Un besazo enorme, querida María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Minomalice, ¡¡qué de cosas me cuentas de Sylvia!! ¡¡Cuánto me gusta que ya os conociérais!! Me han hablado muy bien de la Campana de Cristal...algún día tendré que hacerme con su biografía. Probablemente no querría morir...o tal vez cuando alguien se suicida...solo tal vez, quiere "morir" esa parte de sí mismo/a que necesita sacar. A veces no nos basta con seguir hacia delante...pero quizá, la clave está en mirar a otro lado o depositar tu energía en algo diferente...¿quién sabe? Lo que sí pienso es que fue una mujer a quien le costó estar casada...sufríó mucho por la manera de ser que tenía y por las infidelidades de su marido.
      Sin duda alguna...hay personas que eclipsan a otras...y estoy convencida de que Ted Hughes se leería tal vez más sí Sylvia no hubiese sido su mujer...

      De todos modos, Sylvia es una gran escritora...quizá por esos momentos de luces y sombras que vivía en su interior y que era capaz de expresar con su pluma de un modo delicioso. No es mi poeta favorita, y su prosa no he tenido el gusto de saborearla en condiciones...pero hay algo en ella, en su forma de escribir que me ha cautivado.

      Bueno, mi querida Minomalice, espero que pronto leamos una entrada tuya...se te echa mucho de menos.
      Un abrazo chillaó...muy grande!!!

      Eliminar
  11. Hola María:
    Llevo unos días que no me da tiempo a nada, hoy por fin, respondo a algún comentario y me da tiempo a comentar en tu blog!!
    Otro de Nórdica! Qué buena pinta y con lo que nos has contado seguro que caerá pronto.
    ¡Qué entrada más oportuna!
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina, yo también ando muy liada, así que con paz...cuando puedas y tengas ganas.
      Este libro no está mal, pero échale un ojillo antes...no ha todo el mundo le gusta Sylvia.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  12. Qué entrada tan bonita! Hasta la taza de la foto lo es! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miss Winnifred...¡¡qué tengas un buen día!! Sylvia también te gusta??
      Besos!!

      Eliminar
  13. Fíjate que no he leído nada de Sylvia Plath; a ver si lo soluciono pronto. Qué final más desdichado el suyo... :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halcombe...como me acuerdo de ti. Te imagino por las calles de Londres, visitando algunas librerías...y en fin...entro en extasis, jajaja...
      Sylvia sufrió mucho, y creo firmemente, por lo poco que he leído, que parte de culpa tiene la dependencia emocional.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  14. Hola María, aunque he estado mucho tiempo sin escribir por aquí te leo, pero lo ocupado que estoy ahora (aparte de cambios importantes en mi vida... que ahora está recuperada del todo :) ) me ha hecho imposible escribir todo lo que quería, y antes de hacerlo mal...

    Ahora encuentro un momento por fin relajado y lo hago.

    Alguien me abrió los ojos hace tiempo haciéndome entender que no existen libros para chicos y libros para chicas (así que... me das permiso para leer éste algún día?? jiji) Así que gracias por la recomendación y la reflexión que hay en ella.

    He estado leyendo las anteriores entradas, esos viajes a Londres... Yo viajo poco, pero quiero volver a Londres, intento leer todo lo que puedo ambientado en esa MAGICA ciudad. Algún día tendré la suerte de reencontrarme con las calles, los paisajes, las gentes, la estética (me encanta)... someday

    También he tenido la suerte de verte de espaldas!! Yuujuuu jaja, junto al gran Garci. Le sigo siempre en unas tertulias radiofónicas que te recomiendo, en esradio.fm, los lunes en la tertulia de los sabios y los viernes en Cowboys de medianoche (en este caso hablando de cine) Son mi escape de una semana llena de trabajo.

    Y bueno, ahora, con una vida renovada, cambiada (ya a mejor) espero poder disfrutar de la belleza de tus palabras, de lo que me relajan, de lo que me hacen pensar, de lo que me inspiran.

    He leído mucho estos meses, y ya te prometí, creo, poner algunos libros que tratan de libros... pero lo haré en un mensaje a tu próxima entrada, porque si no éste ya sería demasiado largo y te me dormirías.

    Gracias por este blog.

    Un saludo del mago madrileño

    Iván Manso

    Pd: Y ahora terminaré "Invisible" de mi favorito Auster ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iván, el mago!! Cuánto tiempo!! Bueno, me alegra saber que todo bien, y que esos cambios importantes, estén siendo todo un regalo...y si son menos buenos, que sean todo un aprendizaje.
      Muchas gracias por leerme.
      Tomo nota de las tertulias radiofónicas de Garci...aunque la verdad, es que ahora cuento con menos tiempo, pero espero encontrarme algún día con él en sus programas. Es un placer escucharle. A él y a sus contertulios, y en ocasiones a sus escasas contertulias.
      Espero que cuentes esos libros que has estado leyendo.
      Un saludo y Auster tendrá su momento y sus tés conmigo!!!!
      Otro saludo mágico

      Eliminar
  15. Es una autora de la que no he leído nada, pero porque sabiendo cómo terminó su vida, le temo.
    Prometo vencer mi miedo y ponerme con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciana, tal vez aún no os habéis encontrado...puede que algún día con mate os encontréis.
      Muchos besos...hacia mucho que no te veía!!

      Eliminar
  16. Quizá sí, quizá siga escribiendo. Es una bonita imagen, la de la tumba. Para contrarestar eñ "cómo" existe el "después" y es agradable pensar que mientras te recuerden, y tengas esas muestras de cariño y admiración, valdrá más el "qué" que el "cómo"
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E.L. yo también me la imagino soñando...escribiendo y feliz...fuera del peligroso mundo de las dependencias, y de tal vez...la carcel que en ocasiones pudiera suponer su propio pensamiento.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Por supuesto que me gusta , al menos lo que he leído de ella (poesía). Feliz puente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Idem, Miss Winnifred. Me alegra saber que también disfrutas de Sylvia Plath.
      Un beso grande!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  19. Hola María!
    No he leído nada de Silvia, al menos que recuerde. Pero, justamente, el otro día leí un artículo en el periódico sobre ella. Era muy cortito, pero sí que hablaba de sus intentos de suicidio (por lo visto, su hijo o hija, también se suicidó hace poco). Una persona tiene que arrastrar mucha tristeza y desesperanza para intentar algo así hasta tres veces.
    En lo que a ti respecta, estoy segurísima de que consigues transmitir todos esos valores y esas herramientas a las mujeres que ayudas. Tienes un trabajo precioso y, a pesar de que he estado poco tiempo a tu lado de manera personal, creo que estás muy capacitada para ello, para transmitir fuerzas, sentimientos, esperanza y valor.
    Muchas felicidades por tener la suerte de dedicarte a algo que amas y hacerlo tan bien! :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MªJosé...la vida de Sylvia fue de muchos altibajos...de momentos de creer encontrar la felicidad y de otros en los que se sentía totalmente desolada. Esos cambios y contrastes son debidos a los trastornos de personalidad...ser bipolar, por ejemplo. Pero yo creo, que tenía gran dependencia emocional. Su hijo se suicidió en Alaska, creo...
      Uff!! No creo que llegue a ser como dices en mi trabajo, pero gracias!! Muchas gracias!! Siempre sienta muy bien escuchar palabras como las que dices.
      Un beso grande y ánimo con todos los proyectos actuales!!!

      Eliminar
  20. Pilar Merino Ciudad26 de enero de 2014, 12:43

    ¡Hola, María! Ya ayer intenté comentar algo y no lo consegui. Voy a reintentarlo hoy. De Sylvia Plath sólo he leído "Cartas a mi madre" a través de las cuales se va haciendo patente que está enferma. Era una persona muy exigente consigo y por supuesto pertenecer a la época en la que vivió tampoco le ayudó mucho: la época de las mujeres perfectas, amas de casa impecables, siempre dispuestas a agradar, divididas entre su plena dedicación al marido y a la casa y su trabajo fuera de ella. De tanto estira y afloja, al final, no pudo más. Claro que la traición del marido fue un tanto muy pesado en su balanza. ¡Pobre!
    "Este trimestre tengo intención de dedicarme a leer para las supervisiones y escribir al menos dos horas diarias".
    "Tengo verdadera necesidad de conocer a hombres más maduros. Estos jóvenes son tan inconsistentes, inseguros, inestables que acabo haciéndoles de madre".
    El mundo literario perdió a una gran autora
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, perdona que haya tardado tanto en responderte...yo aún no me he decidido por leer nada más...pero trataré de remediarlo algún día. La verdad es que pienso que la época de las mujeres perfectas aún no ha pasado...muchas si quieren tener trabajo, familia, casa...tienen que ser esclavas de ese tiempo. Pero, también es cierto,...que ahora hay más opciones en la vida...

      ¡¡Qué gran mujer Sylvia Plath!! Muy real en sus pensamientos y atrapada en un mundo del que quería escapar...creo que constantemente se sentía culpable.
      Tal vez, como dicen más arriba...no quería suicidarse...quería quedarse en el mundo...solo que esperaba que alguien la salvara de su propia existencia.
      Un saludo, espero que leerte más por aquí!!

      Eliminar