El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



sábado, 10 de enero de 2015

Libros que nos despiertan

Hay libros que son como una rica taza de té...igual de estimulantes...
Miles de lecturas nos pueden hacer pasar momentos inolvidables...inesperados encuentros, conexiones con otros libros y/o personajes...en fin...nosotros  con nuestra imaginación y nuestra  mente podemos llevar a contener otras historias, o tal vez otros pensamientos que muy probablemente, ni si quiera quien inventó el libro, pudo imaginar. 

Mientras camino, mayoritariamente, Virginia Woolf y algún ensayo pequeño me acompañan. Me apresuro a decir que la mayoría de los libros de V. Woolf, aún no los he leído. Me he quedado prendada por sus pensamientos e ideas que dejaba caer en conferencias y en las columnas de los periódicos. Pero no es de ella de quien vengo a hablar hoy...aunque puede que se me escape del bolso de mariposas que me acompaña. ¿Por qué un libro tan pequeño, que lleva conmigo tanto tiempo, aún no he sido capaz de terminar? Quizá porque su forma de escribir merece toda mi atención y no siempre estoy tan concentrada...tal vez, porque sus reflexiones, necesitan de más pensamientos en mi interior, y sin duda alguna..."me despierta", como la mejor taza de té negro que hubiera en el mundo. Empieza a moverse dentro de mi cabeza, insertando nuevas ideas, conectado otras que para nada hubiera imaginado que pudieran entremezclarse...y bueno...sin duda alguna, paro y medito lo que he leído. Por eso sigue en ese bolso un libro de menos de cincuenta hojas.

Pero como decía, no vengo a hablar de ella...ni de sus pensamientos...Vengo a hablar de más de un libro...ya que no he leído ninguno. Es decir, he estado picoteando entre varios libros...
Empezaré por el que tengo entre manos en estos instantes y que creo que avanzará...y que será un libro con el que me quedaré largo rato...

Se trata de "Un paseo Invernal"...de H.D.Thoreau. Alguno más de este autor ha caído por entre mis dedos..."pequeños" libros que hablan de lo importante que es estar en conexión con uno/a mismo/a. Quien haya conocido a Thoreau, sin duda, quedará atrapado por sus palabras. Se sentirá igual que como he dicho al inicio; bebiendo una rica taza de té estimulante. No puedo evitar deleitaros con las primeras palabras del libro.
"El viento murmuraba a través de los postigos, o soplaba con aterciopelada suavidad contra las ventanas. De vez en cuando suspiraba como un céfiro de verano agitando las hojas en medio de la noche. (...) La tierra misma se había ido a dormir y reposaba con el primer sueño, apenas importunada por algún ruido procedente de la calle, o por el débil chirrido de la bisagra de una puerta de madera, que alentaba a la naturaleza recordándole sus quehaceres nocturnos: esos únicos sonidos entre Venus y Marte que nos sugieren la existencia de una distante calidez interior, un ánimo y fraternidad sagrados, un lugar en el que los dioses se reúnen pero que resulta desolador para los hombres. Y mientras la tierra dormía, el aire permaneció despierto y repleto de leves copos que fueron posándose poco a poco, como lo harían un reino de unas Ceres boreal que arroja su grano plateado sobre los campos. Por fin despertamos a la inmóvil realidad de una mañana de invierno".

¿No apetece seguir? Bueno, aviso...es un libro para deleitarse con las descripciones de lo que sucede en el día a día, y que parecen no ser importantes...

Es un libro ausente para rápidas y voraces lecturas...es de esos que has de leer con paz...despacito y saboreando algunas de las palabras que llamen tu atención.

Ah...por cierto....es un libro en el que no pasa nada...importante subrayar algo así, para evitar decepciones. Y a pesar de lo dicho...¿se trata de un libro que estimula? Pues sí...lo hace....tanto que cuando tomo conciencia de que lo que leo, inevitablemente miro la vida de un modo diferente. Esa es la magia que provocan las lecturas...es la sensación de mirar lo que te rodea de otro modo. Eso consiguen los libros...
Otros, también hacen lo mismo...puede que de pronto te sientas viviendo una aventura, o que no puedas evitar sentir que vives entre dos mundos...ese que te muestran en el que no paran de suceder cosas y el otro, en el que vives. Ambos mundos se funden de cuando en cuando...

Sigamos con esas lecturas, que al menos un alma como la mía, producen ese efecto de teína en su interior...

Otro libro que me lleva de viaje a las Navidades pasadas, (de hace muchos años), es Stella Gibbons y su "Navidad en Cold Comfort Farm"...aún estoy con él. No me he puesto plazo alguno y puede que siendo primavera le termine y decida hablar de él. En este libro en el que parece que no sucede nada, vas viviendo un día algo peculiar...algo que parecía predestinado a que no sucediera más que el chocar de la pluma con las hojas, el ruido del fuego en el hogar, las tazas de té y algún que otro puddin solitario...de pronto la irrupción de unos niños, hacen cambiar la vida de una casa.
Este libro, aunque me despierta, no lo hace tanto como el anterior...o lo hace de diferente manera.

Stella y yo llevamos tiempo conociéndonos...hay más libros suyos, unos que ya leí y otros que me esperan en la estantería. 
Si quieres introducirte en la campiña inglesa de principios del siglo pasado, nada como estar con ella un rato...Emprenderás un viaje inolvidable...a pesar de que tampoco sea un libro de apasionados sucesos...

También, en estos despertares, puede pasar que necesites leer libros del pasado. Así sucede con los libros de Anne...ahora me siento a su lado, en una casa en Summerside, y en concreto en la Calle Fantasma...en una casa llamada Álamos Ventosos. Con Anne, me siento y veo pasar un montón de anécdotas curiosas y cotidianas de la vida de dicha casa, con mujeres a las que se suponía que no las sucedía nada (ya que eran "solteronas")...y un instituto de secundaria...en el que Anne tendrá que lidiar con peligrosas mentes inteligentes que utilizarán todas sus armas para desacreditarla como una buena maestra...

A pesar de ser un libro ya leído, sin duda alguna, provoca en mí el mismo efecto que esas tazas de té que vuelan de cuando en cuando por las cocinas de los personajes de estas historias.

Sigo con otro libro que provoca en mí miles de sonrisas..."Londres me pertenece". Ya lo vi en el blog de Cristina, hace unos años, pero me lo ha recordado de forma deliciosa, Marie, y...  las calles de Londres que visité recientemente.

El libro tiene de singular lo mismo que estar viendo una película de finales de los años treinta...y tengo especial interés en lo que le sucederá a los protagonistas...Todos ellos poseen una vida poco apasionante...no son aventureros, ni tampoco sobresalen en sus actos, pero no puedo evitar mirarles con ternura...y realmente, sentirme interesada por sus vidas.

La mesita de noche está a rebosar, y me conduce a otro libro que ya hace tiempo deseaba que formara parte de mi librería...son "Los Diarios de Samuel Pepys", que nombra Helene Hanff en sus cartas. Con Samuel, me voy a un Londres que aún no ha visto muchas de las devastaciones que sufrirá en el futuro...puedo ir a escuchar conciertos de Hendel en directo, estar al tanto de las primeras decisiones que se tomaban por entonces en la Cámara de los Lores, y vivir en primera persona, el terrible incendió que asoló las calles de Londres y que destruyó la totalidad de la Catedral de San Pablo...
Con unas lecturas como estas, a través de los ojos de Pepys,...¡¡cómo no despertarse!! Es como si te tomaras mezclas de varios estimulantes...

Bueno, hay más libros que me despiertan...o con los que sale mi imaginación a dar paseos largos...Tal vez, para los ojos del mundo, esté dormida...sin vivir en el mundo real,...o puede que para otros, nunca esté más despierta...eso depende de los ojos que te miren.
Mientras leo, siempre suele acompañarme el té...aún esa mezcla maravillosa de Navidad, y algún que otro bombón...

Busco momentos durante el día y la noche...dado que no dispongo de demasiados,...por eso perduran mucho mis lecturas...y a veces se convierten en errantes compañeras de viaje, como sucede con Virginia Woolf y sus ensayos...parece que siempre viajan conmigo para saber que me siento viva...

32 comentarios:

  1. Como siempre un placer pasar por estas páginas.me he quedado encantada con ese paseo.
    Querría desearte un feliz año, aunque parece que no nos deja resuello, en fin feliz año.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, que maravilla, querría yo también desearte un feliz año,...y ya vemos que este año está plagado de momentos violentos...¡¡el amor sigue siendo una utopía!! Es un picoteo de libros, que voy haciendo por falta de tener tiempo para uno solo...
      Un abrazo muy grande, y Feliz Año

      Eliminar
  2. Querida María : Este picoteo desde luego es de "Tapas de autor".
    Yo soy más de dedicarme solo a un libro y como máximo a dos pero de distinto género. Ahora estoy alternando una novela de Dostoievski con la biografía de V. Woolf escrita por su sobrino Quientin Bell (una joya, por cierto).
    Thoreau es una maravilla. Me daba mucha serenidad cuando lo leía allá en mi época de estudiante y es de los autores que mealegro que estén sacando en español de nuevo las editoriales.
    Al fina me hice con toda la saga de Anne. En una entrada os enseñé Ann of the Green gables pero ya los tengo todos , cada uno distinto, conseguidos de diferentes maneras. Os contaré...
    Gracias por este post tan bonito, como todos los tuyos. Qué alegría cuando veo que ya has actualiado ! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss Winnifred, qué alegría leerte...uff...ya me gustaría entregarme a un solo libro, pero me doy miedo. Tengo que estudiar...y tan solo me permito esos picoteos de los que hablo. Además, a veces me cuesta esas primeras páginas con los libros...pero una vez que empiezo, ya sé que no puedo parar...
      Por eso, con Anne por las noches, me siento relajada...la leo de otro modo que cuando leí sus libros por primera vez...y sin duda son muy recomendables para tener buenos sueños.

      ¡¡Cuánto me alegra saber que tienes a Anne completa en casa!! Y me encantará saber de donde procede cada libro...tiene que ser muy interesante. Es una de las mejores "medicina" para la vida...
      Veo que también leíste a Thoreu en el pasado...yo también, pero no este paseo invernal...que además no es mío, pero con el que disfrutaré...
      Tengo a Quientin Bell esperándome en una de las zonas de casa, esperando a encontrarse conmigo en algún momento para hablar de mi querida V.Woolf. Pero, antes, quiero seguir con su diario...el que ella misma escribió...Sé que no le tengo completo, pero me conformo con leer algunos de sus días, tanto los buenos como los menos buenos momentos de su interesante vida.
      Estas con Dostoievski, yo hace años leí "El Idiota", que me gustó muchísimo...
      Espero que nos cuentes pronto. En estos días, me acercaré a tu espacio y rincón de libros...para desearte un año lleno de buenos momentos...
      ¡¡Un abrazo muy grande!!

      Eliminar
  3. Hola María,
    Creo que todos son muy buenos libros, aunque todavía no leo a Virginia Woolf. Pero de Thoreau! No he leido ningún libro de él, pero si varias pequeñas líneas, ya que lo conocí por un libro de Louisa May Alcott: Juventud. Y habla con tanto entusiamo de el, que yo moría por leerlo. El joven protagonista, habla de que siempre llevaba consigo un ejemplar suyo y que no podía esperar mejor compañero.
    De Stella gibbons tampoco he leído nada, pero al fin conseguí un libro suyo en español, así que ahí lo tengo esperándome.
    Anne of Green Gables, es de mis favoritos, yo solo he leído los 3 primeros, y aunque guardo los mejores recuerdos del primero, he disfrutado también mucho de los otros dos.
    Yo también leo dos libros al mismo tiempo, pero lo hago por razones prácticas. En el bus, que es donde más leo, lo hago en los libros de papel. Y en casa leo los libros que tengo en digital y no consigo en papel. Lo que pasa es que no puedo leer algo en digital en el bus, porque me roban el celular, así que no me arriesgo,iiiiiii.
    Te mando un abrazo María, y espero que hayas tenido feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, querida, no sabía que Alcott nombrara a Thoreau,...ahora me gusta más...de hecho pensé en ella mientras leía algunos fragmentos del libro. Ya que él también parece haber visitado Concord.
      Stella Gibbons, sigo con ella...pero tan poquito a poco que no merece la pena nombrarlo.
      Anne, sigue estando siempre un libro suyo cerca. Los siguientes a los tres primeros, no están mal, pero no sé...tienen algo muy especial esos primeros libros...los demás son para saber más de esa relación entre Gilbert y Anne, y cómo es Anne en el futuro. A partir del cuarto o quinto libro...Anne está en otra etapa de su vida. Quizá muy diferente...no sé...son libros muy distintos.

      A mí me gustaría entregarme a un libro solo, pero no puedo...me pasa como a ti...Además que hay libros que no saco de casa...porque pesan muchísimo.
      Un abrazo muy grande, mi querida Pilar,...¡¡nos leemos!!

      Eliminar
  4. Como me gusta leerte María!! Y que de cosinas me llevo de esta entrada!! Tengo muchas ganas de volver a leer a Stella Gibbons porque el primero que leí de ella no acabó de convencerme pero luego leo las opiniones de gente como tú, que me fío mucho, y me apetece darle otra oportunidad. Quizás las primera vez que lo leí no era el momento y ya sabes que eso es muy importante :-D

    Y 'Londres me pertenece' me da unas vibraciones buenísimas y ya cuando dices que es como ver una peli de los años 30, me hacen los ojos chirivitas!! A ver si soy capaz de encontrarlo!!

    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi muy querida Jane Austen, yo tampoco llegue a enloquecer con Stella Gibbons, quizá porque espera algo más tipo Jane Austen...a quien dicen que se parecen sus libros, y que yo no encuentro parecido. Tal vez en su ironía, pero la encuentro diferente a Austen. En fin...sus libros, me han hecho reír, lo he pasado bien con ella, pero como digo, no son lo más...al menos para mí.
      Así que, cuando te encuentres con Stella, quizá con menos expectativas...puede que te guste muchísimo más. Ya me dices...
      Londres me pertenece...está siendo delicioso. De verdad...imagino que realmente recorro Londres, pero un Londres de 1939...y que las personas de las que habla vivieron realmente...y que tal vez, Norman Collins las conoció.
      A ver si lo termino y os cuento.
      Suerte...está difícil en español, pero no es imposible.
      Un abrazo muy grande

      Eliminar
  5. Me llevo apuntadísimo el de Thoreau, que me encanta. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustará...¡¡besos gordos!!

      Eliminar
  6. Preciosa selección de libros!!!

    Precisamente ahora estoy disfrutando de la lectura de un libro de Stella Gibbons, Westwood, y, aunque sólo he leído el principio, le estoy tomando mucho cariño a la protagonista.

    Te deseo un maravilloso 2015, María!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Indira!! Este año, había echado mucho de menos tus comentarios...pero imaginaba que estabas bien liada...Ya me contarás qué tal Westwood. Reposa en la estantería y me encantará saber de él antes de iniciar su lectura.
      Un abrazo enorme y lo mismo...feliz, muy feliz 2015...lleno de aventuras.

      Eliminar
  7. Hola!
    Magnífica selección. Algunos están ya en mi biblioteca personal, otros me los llevo bien apuntados para futuras adquisiciones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginger, gracias por venir...imagino que son libros de que quienes escribimos, ya forman parte de nuestra biblioteca...pero otros son para un futuro...para cuando se necesiten.
      ¡¡Un abrazo muy grande, y nos leemos!!

      Eliminar
  8. Hola querida María!
    Cuántos libros entre manos! Yo sólo suelo mezclar dos: una novela que esté leyendo y algún libro infantil, bien sea en español o en inglés. Ya no puedo con más a la vez, me pierdo y me agobio. Aunque ahora mismo, y casi sin darme cuenta, he añadido un libro más, el de "Una habitación propia" :) Lo tengo en la mesilla de noche y cada noche, antes de dormir leo aunque sea unas líneas, a modo de buenas noches. Muchísimas gracias por el descubrimiento! Me está encantando la traducción :)

    Qué entrañable ha tenido que ser volver a Cold Comfort farm en Navidades! Yo espero poder volver el año que viene!

    De Anne me traje de la Waterstones de Oxford el primer libro, la portada era preciosa, aunque aún no le he hincado el diento. Pero su momento llegará seguro, todos tienen su momento. Creo que soy de las pocas adultas que aún no ha leído la historia de Anne.

    Con la forma de relatar de Thoreau, me has recordado un poco a Gerald Durrell por las descripciones tan detalladas y a Crandford, aunque con este último no tenga nada que ver. Pero en el sentido de que parece que cuenta cosas cotidianas, en las que parece que todo transcurre lento, sin grandes acontecimientos, pero que se disfrutan igual.

    Me llevo también apuntadito London Belongs to me :) para poder viajar a esa ciudad cada vez que quiera, aunque sea desde el sofá. Intentaré buscarlo para el ebook por aquello de que está en inglés.

    Gracias por estas entradas tan bonitas que haces, en las que da gusto recrearse y visitarlas una y otra vez, porque siempre aprendemos muchísimos datos y libros, además de disfrutar con las imágenes con las que tan bien sabes acompañar tus palabras cálidas. La primera de las ilustraciones me ha encantado y el fondo de pantalla con esa nieve cayendo sobre la taza y los libros es para quedarse mirándola e imaginarte que estás en cualquier cafetería de madera noruega, mientras nieva fuera y tú estás dentro con la chimenea y tomando algo calentito...

    Un besito muy fuerte María! Ánimo con los estudios y lee cuando puedas y lo que te apetezca, por aquí estaremos esperando con gusto tus opiniones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María José, que agradable comentario y visita...
      Mis momentos más bonitos son cuando "soy" de un solo libro...el cual me llevo de un lado a otro. Pero en el momento actual, y sabiendo que hay momentos inevitables de espera...en esas antesalas de tiempo...no puedo llevarme un libro grande como Londres me pertenece. De todos modos, a veces, si no voy muy cargada...lo llevo a hombros, en esas bolsas de tela donde parece que puede salir mil cosas de ellas.
      Pero para viajes diarios de vida al trabajo, o esperando salir de algún lugar, o entrar en otro...me llevo pequeños libros. Por eso lo de ir con tantos por doquier. Luego está eso que suele pasar de que cuando un libro te llama la atención tienes que leer al menos unas cuantas hojas...y eso fue lo que me pasó con Thoreau.
      Si tienes ocasión lee a Thoreau...relata momentos tranquilos de la vida diaria...se nota que el hombre decidió ser poseedor de su tiempo. Y lo sabía aprovechar. En el Club de los Poetas muertos recitaban un poema suyo...sobre como estrujar y aprovechar el momento a la vida...
      Te encantará Londres te pertenece...Y Anne...uff...siempre es un agustito leerla...por eso no se marcha de la mesita de noche. Allí está aguardando para que mis sueños nocturnos sean agradables...A veces la escojo, porque es una relectura y aunque no recuerdo muy bien este cuarto libro (el de Alamos ventosos), me relaja leerla e introducirme en su libro...en su vida y en su toma de decisiones. Además de conocer al resto de personajes.

      Un beso enorme...y sigo leyendo lo que no me gusta tanto...esos a apuntes sobre cómo educar. Con las Brontë como maestras no sería necesario leer otras cosas...bueno, alguna otra también...pero no tantas como imaginamos.
      Un abrazo muy muy grande y ánimo también con todos los proyectos que vayan surgiendo...

      Eliminar
  9. Me encanta esa línea metafórica que has orquestado entre lecturas, té, paseos, atención y lectura lenta...

    Woolf es, ha sido, y me parece que será, una compañera de vida desde que la descubrí de veinteañera.

    Me sorprende encontrarte caminando con el anarquista que promovió la desobediencia civil y los derechos, Henry David Thoreau. Lo he leído por muchos motivos que sería largo explicar aquí.

    El resto de tus acompañantes no los he leído pero todos me pican la curiosidad si te acompañan felizmente a ti.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura...las metáforas me han gustado desde siempre...y en este caso son ciertas en la unión que las proporciono.

      ¿Te sorprende verme caminar con un anarquista? Pues, es el estado ideal de un gobierno que realmente sepa vivir dignamente. El problema es cómo llevarlo a cabo siendo quienes somos...También el momento en el que fue escrito es revelador. No hemos cambiado mucho, pero si en las formas de dirigirnos a los demás...de respetar opiniones contrarias...decimos que lo hacemos, pero no es cierto.
      Tengo pendiente leer Desobediencia Civil (que como sabrás también esta en cómic), pero prefiero leerlo con calma y sin distracciones.

      Un abrazo grande y que sigas paseando con Joyce y Thoreau...¡¡qué habría pasado si ambos se encontrasen!!??

      Eliminar
  10. ¡Hola, María! No he leído ninguno de los libros que comentas y, madre mía... ¡me los llevaría todos! Qué razón tienes con eso de que hay libros que actúan en el ánimo igual que un té negro: te mantienen alerta, concentrada, pendiente de cada evocadora palabra... Es una suerte cuando nos encontramos con un libro así, ¿verdad? Me llevo anotados todos estos. ¡La pila no para de crecer, uf! Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halcombe...¡¡qué razón tienes!! Son libros evocadores que te mantienen alerta y despierta a lo más insignificante de la vida y a lo que no prestan atención en las noticias...Ahí están...los libros...esperándote como una taza de té negro, como bien dices, provocando esos estímulos necesarios para no perder detalle.

      Un abrazo y nos leemos...yo también tomo nota de todo lo que nos cuenta...Ay!! Necesitaríamos unas cuantas vidas simplemente para leer lo que nos llama la atención.

      Eliminar
  11. Querida María,
    hoy ha empezado a nevar aquí y ahora que he dispuesto de mi mejor momento de paz no he imaginado algo mejor que venir a verte. Como me gusta el nuevo fondo que has escogido. Todavía dan más ganas de acurrucarse bajo la manta con un buen libro.
    De esos de los que tan bien te has rodeado para encadenar esta maravillosa entrada.
    Es que yo no podría desear mejores compañeros que esos, Virginia, Thoureau, Norman Collins, Lucy Maud…sin duda podríamos tomar el mejor té de nuestras vidas con ellos como compañeros. Ya te encargarías tu de hacer de anfitriona con la elección del té y yo haría algún bizcocho y pastelillos :)
    No sabes lo feliz que me hace que estés disfrutando tanto con Londres me pertenece. Debemos estarle eternamente agradecidas a Cristina por habernoslo descubierto.
    Y bueno, después de la visita corta pero agradable como siempre, me despido hasta muy pronto María. Espero que enero esté siendo amable contigo y te esté trayendo cálidos momentos en medio del frío. ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi muy querida Marie,

      ¡¡Qué alegría tan grande verte por aquí!! En varias ocasiones me he metido en tu blog para comentar...y he sido interrumpida. Espero que hoy no suceda lo mismo.

      La nieve y su silencio. Aquí he tenido la suerte de vivirla durante esta semana...y de disfrutarla como una niña...Sentir que nieva es maravilloso...y luego ver cómo lo deja todo de bonito...posándose con delicadeza en las ramas de los árboles.
      Gracias por elegir un momento así para entrar aquí...y quedarte un rato, con alguna taza calentita entre manos.
      (el mismo día que me escribías estaba todo cubierto de blanco)

      No puedo quejarme de la compañía que tengo durante este mes, aunque también hay otras...las reales en el trabajo y vida personal, y las ficticias que he de estudiar. Las ideas y preguntas de otros/as...en fin...mejor no pensarlo demasiado.

      Gracias mil por recordarme y escribir de maravilla aquella entrada sobre Londres me pertenece. Gracias a tu insistencia lo busque y lo encontré en una librería de segunda mano. Cristina, desde luego, fue nuestra mecenas...
      Un abrazo muy grande y cálido...nos encontramos en tu blog...al que estoy deseando visitar.

      Eliminar
  12. María:
    ¡que bonito recibimiento tenemos en tu blog! ¡que bien ha quedado el fondo!
    Y como siempre, encantada de dar un paseo contigo mientras nos cuentas de los libros que te sirven para despertar. Jung decía: "quien mira hacia afuera sueña, quien mira hacia adentro ¡despierta" así que estás muy despierta como puedes ver ;)
    Es necesario que haya lecturas que nos lleven a ver la vida desde otro ángulo, recordarnos que no sólo es real desde donde estamos parados...eso nos hace más humanos, creo.
    Un beso fuertísimo,
    Ale.
    pd
    me llevo mucho en mi libreta del plan lector ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa frase de Jung, Ale...tomo nota de ella...me la llevo de viaje a la vida diaria...Gracias.

      Es verdad que las lecturas nos aportan momentos maravillosos y me sigo preguntando...como el Sr Mifflin en la librería encantada, si se leyeran ciertos libros...¿realmente sucederían las guerras? ¡¡Qué importante es lo que leemos, lo que vivimos, donde lo situamos...y lo que hacemos!!
      Un besado muy grande y me alegra saber que tu libreta está a rebosar de lecturas.

      Eliminar
  13. Querida Maria
    Me encanta venir a leer contigo junto a una taza de té...visitarte siempre es un placer
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti...es un placer también disfrutar de los tuyos...¿siguen siendo los martes?
      Un abrazo gigante!!

      Eliminar
  14. Madre mía, me ausenté por un rato largo de los terrenos blogeros y ahora que me paso veo que se me acumulan muchas lecturas... Que gusto!
    Un abrazo y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Tacita Lane,...Un abrazo y feliz año para ti también.

      Eliminar
  15. Graaaacias Maria por esta preciosa y cuidada lista de lecturas que incrementan mi plan infinito,( veo que también a ti te ha alcanzado Thoreau) me recuerdan que este año no he elegido ningún libro "navideño" y aparece en tu texto mi adorada Helene Hanff, ella como tú, suscitaba en mi un sentimiento de curiosidad hacia aquellos textos de sus cartas en "84 Charing Cross" que yo aún no conocía.
    Es más, observo que hay en tu entrada un código de colores, que también me invita a seguirte y abrir con pausa otras ventanas, como en un precioso calendario de adviento. Veo que tengo trabajo pendiente al tardar tanto en venir a visitarte.
    Leerte despierta mi curiosidad
    Un abrazo ;-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thoreau me gusta desde hace tiempo...pero he leído pocos libros sobre él.
      Me encanta Helene Hanff, también me recuerda de algún modo a Thoreau, aunque hayan tenido vidas muy diferentes. Ambos me parecen nómadas y ermitaños, si es que se puede ser ambas cosas a la vez.
      Un abrazo muy grande, mi querida Maribel...un placer verte y leerte.
      Y gracias por tus palabras, con vuestros relatos viajeros también se despierta mi curiosidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Hace tiempo que no me paso por aqui. Entre escribir y distintos proyectos al final el tiempo se escurre, pero ahora he ido pasando algunas entradas y he leido en esta dos cosas que han iluminado mis alarmas. Una es Thoreau. Justo mañana saco uns post sobre recomendaciones de lecturas y una es de este autor. No había leído nada de él, pero ahora habéis abierto mi curiosidad.
    La otra es "No pasa nada", y es como yo me siendo a veces al escribir, porque mis historias muchas veces no tienen una trama que empieza y termina, sino que simplemente pasa por los personajes. Así que te robo la foto, y me la imprimiré para ponerla en la pared.
    Besos desde este otro lado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eloyse, el tiempo se escurre....jajaja...muy bueno. A mí también se me escurre y se evapora...
      Espero que te despierte Thoreau, es maravilloso...seguro que ya le conoces y no lo sabes. Aparece mucho en la película de "El Club de los Poetas Muertos".
      La frase de no pasa nada, me encanta...porque visitamos tantos lugares donde pasaron miles de acontecimientos que parecen que en los que no sucedió nada se quedan ahí, aislados. Igual que con los libros...me encanta leer aquellos en los que parece que no sucede nada.
      En fin...
      Un abrazo gigante y que sigas escribiendo mucho.

      Eliminar