El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 12 de mayo de 2015

Sentido del humor en las librerías...

¿Me perdí tras el cristal de una librería? ¿Fui raptada por algún libro que me dejó sin salir durante varios días y solo me permitían tomar té y chocolate? Bueno, ninguna de estas cosas me sucedieron. Aunque puede que a ratos, si me sintiera raptada por un libro...o varios...y tal vez las paredes de las librerías fueron un espacio habitual, donde me sentía a salvo y refugiada de todo lo que nos acontece fuera.


Me encontré con las cosas raras que se oyen en las librerías de las que escribe Jen Campbell, y no era capaz de contener la risa. Ya lo había visto en inglés,  pero lo escogí traducido, con la idea de dejarlo en el cuarto de baño para cuando vienen las visitas. Estoy convencida, que más de uno/a tardará en salir...
Otra razón fue que vienen "momentos estelares" sobre otras librerías europeas, entre ellas algunas de Madrid. Estoy convencida de que los mejores momentos, aún no se han escrito.

El libro está repleto de anécdotas, muy interesantes sobre las conversaciones y peripecias que se desarrollan en las librerías...y estoy convencida que para muchas/os que venís por aquí, este libro es un gran conocido en vuestras vidas. Pero para quienes lo conozcan menos, voy a describir unas pinceladas...
Se confunden pensando que la
librería es una tienda de lanas...
Hay muchas anécdotas acerca de esto...
Se concentra en dos librerías, aunque hay más al final del libro. Una de ellas está en Edimburgo...y la lleva un matrimonio. Y la segunda, es una librería que vende libros de segunda mano y que tiene por nombre el confuso "Ripping Yarns", que parece que está diciendo "tejiendo-hilando historias"...por lo que algunas veces, se traducía como un lugar donde vendían lanas. Imaginar las muchas de experiencias que tiene la tienda al respecto. En el libro se citan algunas. Además, el nombre viene dado por una antigua serie de los Monty Python, por lo que la risa está servida.

El sentido del humor es imprescindible...y lo mejor es reírse de uno/a mismo/a, a través de las experiencias que nos van sucediendo en la vida. En ocasiones, viviendo ciertos acontecimientos de la vida diaria, veo que puedo sacar provecho de lo que un primer momento pueda parecer extraño. A veces me siento inmersa en una película de Woody Allen, y creo que saldrá de su escondite en cualquier momento, para decir "corten". También vivo momentos a lo "Almodóvar". Por lo que en ocasiones, me fijo en las esquinas de los lugares que habito por si hubiera alguna cámara escondida, recogiendo cualquier instante, en especial, los más insignificantes...Esta mañana, sin ir más lejos, al mirar de este modo en la ducha, me di cuenta de que cohabitaba con una araña. Ambas nos hemos dejado vivir esta mañana...la prisa por entrar en el trabajo me impidió tener algo más que palabras que con ella. Pero bueno, eso es más una película infantil de serie B...

Uno de esos momentos en los que las risas se
pueden hacer incontrolables.
Leyendo el libro me he percatado de los muchos momentos que podemos vivir y sacar provecho. Quizá, de ahora en adelante, tome nota en ese libreta de libros que me acompaña, momentos o anécdotas que nos hacen sonreír. Esto es muy particular, ya que a todos/as no nos hacen gracia las mismas cosas. Por eso, puede ser interesante e incluso puede que descubramos mejor quienes somos, al releer aquello que nos provoca risa.

De la autora conozco muy poco...Jen Campbell. Sé que ha escrito más libros acerca de lo que acontece en las librerías y otro más  también relacionado con el mundo de los libros que se esconden en las librerías más pintorescas del mundo. Un poco lo que venimos haciendo algunos/as cuando viajamos...ese recorrido por el mundo...donde buscamos esos espacios imprescindibles para cualquier amante de los libros.

Llevo tiempo abandonada a la vida diaria, con sus idiosincrasias y sin apenas darme un respiro. Cuando llego a casa, casi al atardecer, siento abandonadas mis plantas, que me piden "riégame" casi sin aliento. Luego, con los ojos medio cerrados, me dispongo a abrir un libro y dejar que este me secuestre. No siempre lo logra, y me entrego a los brazos de Morfeo...sin resistirme.

También es verdad que ando algo más ocupada...curiosamente, cuando se acercan los exámenes, parece que tengo más tiempo para escribir. ¿Será que busco una distracción?...Y qué mejor "distracción" que pasearme por blogs, o escribir por aquí contando tantos pensamientos y lecturas que tengo atrasadas...

30 comentarios:

  1. "cuando se acercan los exámenes, parece que tengo más tiempo para escribir." A mí me pasaba que cuando tenía exámenes que corregir, me daba por ordenar armarios o cualquier otra tarea doméstica de esas que normalmente no me apetecen nada. Es que... cualquier cosa antes que corregir!!

    Me he reído con algunas de las anécdotas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elvira, gracias por lo que dices...también me entran ganas de eso que cuentas...en fin...creo que se pasan tras los exámenes, al menos en mi caso...porque luego no quiero hacer nada de eso...jajaja...lo del blog, sin embargo, siempre me apetece, a pesar de que no disponga de tanto tiempo como antes.
      Un abrazo grande y me alegra saber que te han hecho reír las anécdotas...está muy bien el libro...

      Eliminar
  2. Me encanta este concepto. El humor librero es sin igual ;) Quizá me tira porque es como el de casa. Por eso, aunque seguramente las conocerás porque son ya unas superheroínas, yo siempre recomiendo Libreras Resoplantes :) ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jen, no conocía librerías resoplantes...pero voy de lleno a ellas...gracias.
      Tengo pendiente visitarte...lo haré pronto.
      ¡¡Un abrazo muy grande!!

      Eliminar
  3. Interesante tu cuarto de baño. A mí me costaría salir, desde luego. Conocía el libro, del que me atrae no sólo el tema (obvio) sino el sentido del humor.
    Veo que Jen te habla de LIbreras Resoplantes... sonrisa asegurada entonces. Son la caña :)

    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja...si la verdad, es que se trata de un aseo interesante. También puedes encontrar otros libros de humor o a la Reinas de África...depende del momento.

      Voy directa a las libreras resoplantes. Gracias mil.

      Otro abrazo grande, Ana.

      Eliminar
  4. Es un libro al que ya le tengo el ojo echado, no debe tener desperdicio :-) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm...pues cuando te adentres en él, en cualquier momento, no pararás de reír...
      ¡¡Un abrazo grande!!

      Eliminar
  5. Recetaría al mundo más sentido del humor... así que empezaré por mi. Reírse de uno mismo me parece un sano ejercicio y seguro que en esas anécdotas nos sorprendemos de lo que somos capaces... Anotaré a la señora Campbell, si es una exploradora de librerías interesantes, merecerá la pena seguro. No he podido evitar acordarme del Sr. Miflin, de la librería encantada...
    Me alegro que al final no te secuestraran con libros, te y chocolate.... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thronton, no puedo estar más de acuerdo contigo. El sentido el humor es el mejor antídoto, ante cualquier desavenencia, o contratiempo....También me acordé del Sr Mifflin.
      Descubrir por el mundo librería encantadas,...o ser secuestrada por un libro...a veces no diría que no...y más si hay chocolate y té,...
      Buen día lleno de lecturas risueñas.

      Eliminar
  6. Libros y sentido del humor me parecen una fórmula perfecta. De los primeros voy sobrada, del segundo hay momentos en que me siento incapacitada para desarrollarlo. Y es que me tomo la vida demasiado en serio, mal hecho. Así que este libro me busca, quizás me encuentre pronto :))

    Abrazos (siempre va bien descansar del blog y luego reencontrarse con él ¿no?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es bueno descansar del blog, para luego volver,...aunque no siempre se puede regresar como una imagina.
      Reírse, sentir que la vida te persigue o te ofrece oportunidades para que la mires de otro modo. A veces, eso es lo que te dan los libros y los personajes que hay en ellos. No sé si os pasará a alguien más, pero a veces, cuando leo sobre cierto personaje, algo de él/ella, se queda en mí...y parece que se instala en mi pensamiento.
      Sin duda alguna, ahora que he leído el libro y he pasado por las libreras resoplantes, miro determinados acontecimientos de mi vida con más sentido del humor que antes.

      Un abrazo grande y que tengas muy buenas lecturas.

      Eliminar
  7. Curioso... el pasado jueves, al salir del último día de club de lectura (jo) me pasé por un Vips cercano (algo que es costumbre) y vi este libro. Me llamó la atención la portada y, sobre todo, el título. Lo ojeé y lo hojeé y leí alguna de las preguntas. Me quedé con curiosidad de leer más...
    Además me gusta la edición, es de los mismos que hicieron (creo, por su color en el borde de las páginas) el libro "La libreria más famosa del mundo", libro que habla acerca de la libreria que has puesto como foto principal en el blog (a la que algún día sabes que volveré, y a la que tú algún día tienes (debes) ir)

    Pero como mi cupo de libros (y mi presupuesto) es limitado... lo dejaremos para más adelante. Me quedo con las adquisiciones de mi visita a la Feria del libro antiguo de Madrid (biografía de Hemingway, Cuentos inéditos... de Hemingway, Hermosos y malditos de Scott Fitjerald, Las aventuras de Sherlock Holmes (por fin) y una edición muy barata y muy interesante del cantar del Mio Cid, con el texto original y posterior texto "traducido" al castellano actual)

    Es normal que necesites tu tiempo para las cosas que lo necesitan, y a veces supongo (supongo porque AÚN no tengo blog propio) que escribir periódicamente es a veces difícil, y no siempre vas a estar inspirada.

    Te deseo muchos éxitos en tus exámenes (no estudias literatura no??... cómo me gustaría a mí eso jaja) Prestales atención ahora que es su momento, piérdete en algún ratín con algún buen libro (necesitamos un respiro de cultura) y después a celebrar las buenas notas.

    Ánimo y a por ello.

    Gracias por tus bonitas y siempre aleccionadoras entradas.

    Un beso muy mágico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iván, ¡¡qué buen encuentro!! He visto el libro que dices, y en él aparece la foto de la librería que "tengo pendiente"...por cierto...¿sabes qué tal esta el libro? Siempre que lo veo dudo en llevármelo. Últimamente diferencio entre los libros que me gustaría tener y aquéllos que solo me gustaría leer.
      ¡¡Qué buenísimas adquisiciones en la Feria del Libro Antiguo!! No he podido pasarme ni un solo día, pero ya tengo preparada una visita al Retiro para Junio. Veremos que me traigo o qué apunto, jajaja...
      Veo que te has traído lecturas de lo más variopintas desde Fitjerald al Mio Cid. Tengo al Mio Cid atragantado, quizá porque en la escuela, nos obligaban a memorizarlo...

      Muchas gracias por los buenos deseos con los exámenes, y no estudio literatura, los libros son mi refugio...aunque hago muchas referencias a ellos.

      Gracias tu visita, Iván, que tengas un día precioso lleno de la magia que envuelven los libros.

      Eliminar
    2. María!! El libro "La librería más famosa del mundo" (en mi opinión) es para tenerlo. Aparte de la bellísima edición, con esos bordes rojos, y luego la tapa dura, te cuenta, en palabras de un "inquilino" que tuvo la tienda. Ya sabes que los escritores duermen gratis a cambio de que escriban su "biografía" y se lean un libro al día (aparte de ayudar en la tienda) Cuando entras, en el segundo piso, ves camas, máquinas de escribir pequeñitas, un piano... uf... ve!!!! (yo quiero repetir cuando pueda)

      Y lo bueno, es que te cuenta las vivencias de la tienda cuando su dueño aún vivía, y las excentricidades de sus inquilinos... No sé, yo pienso releerlo. Lo leí antes de ir a París y creo que lo debería leer ahora de nuevo. Y eso me pasa también con París era una fiesta, de Hemingway.

      Así que, contestando a tu pregunta, te lo recomiendo para TENERLO. Para mí merece la pena y mucho. Porque te metes en las vivencias de la tienda y en la de sus personajes, que en ocasiones hasta parecen de ficción de lo... peculiares que son. Ya me contarás si lo lees o si lo tienes (y lo lees)

      La feria del libro también la visitaré, pero me gusta más la del libro antiguo porque encuentras cosas que no vas a encontrar en la del libro de junio, porque ves libros que ya no están a la venta, descatalogados, y algunos a muy buenos precios. Pero vamos, que tengo ya uno previsto para comprarme en la feria del libro, y es una antología que ha hecho Cátedra de la poesía española. Un buen libro para degustarlo a sorbitos y leer cada poema con tranquilidad, para luego cerrar los ojos y pensar en él.

      Bueno, no me enrollo más que vaya como largooooo

      Un beso enorme y ya me contarás.

      Pd: Yo también me pienso mucho lo de comprar los libros, el de la bio de Hemingway lo compré cuando no paraba de pensar en que por qué no... y casi me cierran el puesto en mis narices (fui el último cliente y cerraron) Esto no sé si lo he contado arriba... jaja.

      Eliminar
    3. Tomo nota, Iván...lo más seguro es que en algún momento de la vida, forme parte de las estanterías de casa. Mientras...a esperar, porque hay otros libros que en casa me susurran..."estoy aquí" y algún otro, que me lo dicen despacio desde las estanterías donde buscamos aprovisionamiento...

      La feria del libro antiguo me parece sumamente interesante...pero a veces, hay años que no puedo ir...y seguro que mi bolsillo lo agradece.

      Gracias por contarme que merece la pena...
      Saludos llenos de magia y momentos de lectura

      Eliminar
  8. Si las estanterías de las librerías hablasen... ¡Cúantas maravillosas historias se habrán producido cerca de ellas!
    A veces un baño se convierte en una sucursal de una biblioteca, lo malo son las colas que pueden formarse fuera.
    Me encanta la foto que encabeza tu página.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dorcas, ¡¡qué razón tienes!!...Los lugares más insólitos se pueden convertir en rincones de lectura...También tengo allí, en el aseo, a la Bibliotecaria de Auschwitz.

      Disfruta de un día lleno de lecturas, besos

      Eliminar
  9. Hola Maria, hacia ya mucho que no dejaba un comentario en este rinconcito que tienes por la sencilla razón de que en ocasiones la vida real es muy dura. No me entre tengo más y te cuento dónde descubrí este libro. Sí, en Londres y más concretamente en nuestra querida Persephone Books. Lo vi allí en su mesita y me senté a hojearlo en un sillón. Me entraron ganas de reír a carcajadas así que se vino conmigo.
    Y casualmente también tengo The Bookshop Book aunque éste lo encontré en una librería mucho más próxima a mi casa. De Jen Campbell te recomiendo también sus vídeos de Youtube, que están muy bien y van bien para mejorar nuestro inglés ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Dichosos los ojos, mi querida LittleEmily!! ¡¡Cuánto tiempo!! Aunque estoy totalmente de acuerdo que a veces, una necesita "desaparecer".
      Veo que tuviste un bonito encuentro con este libro y que además saliste con algún otro bajo el brazo. A veces parece que una ha quedado a una cita a ciegas, y se presenta el libro que menos imaginas...Quizá algo similar te sucedió ese día en Londres.
      The Bookshop Book, ya está anotado. Cierto es que lo vi en Irlanda, pero no me lo llevé porque tengo mis dudas acerca de él...Acababa de comprar en Krakovia otro sobre librerías, y quizá pensé que era demasiado...
      Tomo nota de los vídeos de Jen Campbell.

      Un abrazo y gracias mil por la visita. Te la devolveré en breve.

      Eliminar
  10. Hola María.
    No conocía el libro, aunque el nombre de Jen Campbell alguna vez se ha cruzado en mi camino. Cualquier librería, con seguridad, ha de tener historias muy peculiares de puertas adentro. En la Cuesta de Moyano (Madrid), destaca una caseta destartalada, con montones de viejas ediciones y ejemplares de lance dispuestos sin orden ni concierto.
    Es atendida por el propietario, un viejecillo, ya mayor el hombre, y su ayudante, un chico joven. Al observar a ese hombre, con sus hechuras de viejo librero, pues siempre va enfundado en una bata azul que con certeza tiene más años que él, y su inseparable boina, pienso en las miles de anécdotas y confesiones que habrá vivido con lectores de todo tipo y condición. Su presencia, rodeado entre cientos de libros, me resulta fascinante. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, la Cuesta de Moyano, merece la pena muchísimo...pero no la visito lo suficiente como para conocer a quienes están tras la pila de libros. Es bonito observar que hay personas que siguen viendo a quienes hay detrás de los libros. Quizá es el inicio de otro libro, porque todas las vidas que tenemos son un libro más...ese que a veces no nos atrevemos a leer...
      Saludos y feliz día de lecturas.

      Eliminar
  11. Este tipo de libros me encantan, me río un montón y últimamente desde Quemad la librería, los voy enlazando
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La risa hace que el corazón se nos abra y nos despierte nuevas ideas...una se vuelve más creativa y mira a su alrededor de forma distinta. Anoto "Quemad la librería"...creo que le vi hace tiempo.
      Besos grandes

      Eliminar
  12. He leído toda tu entrada con una sonrisa en los labios, acordándome de anécdotas que me han sucedido a mí y de cosas que me hacen que me siga riendo mucho tiempo después. Y me ha encantado tus confesiones Allen-Almodóvar ajajajajajaj

    Es verdad que a veces sentimos como si estuviéramos en una peli y pensamos pero dónde está la cámara oculta!! Qué haríamos sin esos momentos, verdad?? XD

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Jane Austen...¡¡qué bien suena!! Nuestras vidas, en ocasiones, tienen semejanza con lo que sucede en los guiones de las películas...a veces se parecen mucho...y es que ambos directores, suelen también rescatar situaciones de la vida diaria.
      Te aseguro que este año he tenido momento muy a lo Almodóvar. Y cuando compartes esos momentos con amigos, las risas no paran de sucederse.

      Gracias por tu visita, espero y deseo que sigas leyendo muchísimo.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Hola María!
    De este libro si había oído hablar! Lo debo haber leído en el periódico porque recuerdo esos chistes, muy graciosos!!
    Quisiera leerlo, reir es muy importante, nos relaja y desestresa un montòn.
    Me encantaría algún día poder leer tu libretita con tus apuntes, es más yo también quiero tener una, creo que lo difícil está en comenzar.
    Un abrazote!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, mi libretita anda algo sucia y destartalada...por todos los meneos que tiene, pero además, está llena de otras notas, ya que no dispongo de espalda lo suficientemente grande como para llevar una libreta para cada cosa...así que me decidí por llevar una para todo...y así pasa...que luego cuesta encontrar los libros que anotaste...
      Pero es curiosa, eso si.
      Espero y deseo que te encuentres con este libro en algún momento y que las risas se asomen mil y una vez.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  14. María querida:
    ¡que esos exámenes salgan con nota perfecta!
    Leí este libro el año pasado (¿o uno más atrás?) y recuerdo lo mucho que me hizo reir. Hay que ver los clientes tan peculiares que tienen los que trabajan con los libros. Y lo que batallan con uno ("no recuerdo el nombre del titulo, pero es verde la portada") jijiji. Sonrisas y risas aseguradas.
    Yo también este último mes, queriendo leer en la noche, tan solo me quedo dormida con el libro posicionado encima de la nariz. Las actividades diarias acaban conmigo esta primavera :D
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, eso espero...sacar buenos resultados...ya os contaré....muchas gracias por los ánimos...
      Aún me queda tiempo, que además también trabajo...Si, creo que lo vi en tu blog, pero no me daba la vida para leerlo...Por fin, ambos, libro y servidora, nos hemos encontrado.
      No me extraña que acabes tan cansada...te admiro profundamente...con todo lo que hay que hacer en nuestros hogares, más si añades hijos...más si tienes vida propia...una acaba rendida en los sueños más profundos con Morfeo...o sin él.
      Un beso y feliz Primavera.

      Eliminar