El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



sábado, 18 de octubre de 2008

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar


Es un libro de relatos...de historias varias y cada una diferente. Imagino a Anna Gavalda, observando por la ventana o incluso sentada en el parque, en una terraza... mirando a las personas que hay paseando, llendo a trabajar, disfrutando de un café/té, escribiendo...y ella inventando personajes de esas personas que observa. (Tal vez nos pasa un poco a quienes nos gusta mirar )Una puede que sea la mujer que corre porque espera una cita, otro el hombre que amó una vez y no sabe si volverá a hacerlo,...Me gusta como escribe Anna...parece que estoy delante de una conversación de las de hoy en día. Utiliza un contexto que conozco...y dispone escenarios para sus personajes muy cotidianos.

Al ir leyendo el libro, me fui encontrando con un una hoja de otoño que guardé hace tiempo y tenía olvidada y con una tarjeta de "se alquilan bicis"....¿estaban esperandome la hoja y el tiket en el libro? ¿Vendrían a decirme: cuánto tiempo hace que no sacas la bici y estamos en buena época para hacerlo?


Tal vez...detrás de este momento, dentro de un rato, en algún café...hay alguien o algo que que nos espera; un amigo, un silencio, una taza, una palabra, una tarjeta, una nota...un libro.






8 comentarios:

  1. Me gusta el nombre del libro: quisiera que alguien me esperara en algún lugar, es como el tema de Pink Floyd: Deseo que estuvieras aqui, que ademàs es un temazo.
    y a la bici la vas a tener que sacar y pedalear entre los álamos o sauces, no sé que árboles moran por alli, aca en la patagonia hay álamos a la vera de las chacras para que el viento no se ponga pesado con las frutas, y ahy espárragos a la orilla de los canales y los perros ladran de lejos porque andás metido en su territorio, bueno me fui al garete.
    saludos y a pedalear.

    NOS LEEMOS

    ResponderEliminar
  2. Inventar historias para lo que veo es lo mío. Tú conoces algunas ya, por eso, la temática del libro me interesa.
    No sólo personas nos esperan y eso nos ilusiona; como dices, puede ser un libro ¡o un nuevo post que se nos ocurrió! siempre el crear algo es muy grato.

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta abrir un libro que dejé a medias y encontrar cosas que usaba para señalizar o anotaciones, flores también he encontrado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lo que has dicho, me transmites ternura, para mi los libros son muy importantes y me dan emociones, pero si que es verdad que cuando he abierto alguno, me he podido encontrar con algún secreto guardado en su interior, son buenos para guardar cosas que en el momento de leerlos era bonito y significativo. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Mariano, a mí también me gusta el nombre...y lástima que no pueda salir pedaleando y viendo tan maravilloso paisaje que describes...la zona donde vivo es algo seca. Aunque hay zonas de árboles, donde más me gusta perderme. Seguimos leyendonos!!

    Alemamá, es un libro con historias inacabadas, pero a mí me gustan así...como escoger unos minutos de una vida (o unos meses)...no tiene por qué tener un final. Nos leemos!

    Barbara...me habría encantado encontrarme con una flor seca...además...luego empieza el cerebro a divagar hasta alcanzar el momento y lugar exacto donde tuvo lugar esa situación...en fin...Saludos

    Earl Grey...a veces, me encuentro algo tuyo entre los libros...y los recuerdos se amontonan en mi cabeza...besis

    ResponderEliminar
  6. Unas historias más que otras, pero en general el libro me gustó bastante cuando lo leí.

    Y me encanta cuando abres un libro que tiene cualquier cosa que metiste allí sin darte cuenta (o dándote cuenta) y que ya no recordabas. Hace ilusión encontrarse hasta las cosas más simples como billetes de metro o tickets de compra.

    ResponderEliminar
  7. Hace poco tuve la oportunidad de disfrutar de un café, pero con tiempo. Parece una tontería, pero como uno va siempre programado, cuando caí en la cuenta de que simplemente estaba sentado disfrutando del momento, observé alrededor y me sentí bien. Bueno, he de decir que estaba bien acompañado doblemente, por una persona maravillosa y un buen libro. A lo mejor eso es hacer trampa... lo importante es saber apreciar ese instante de felicidad.
    María, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Crisitna, a mí el libro me gustó porque cada historia es muy diferente a las demás...aunque ciertamente, no todas me entusiasmaron. Es cierto, que hace mucha ilusión econtrarse con cualquier detalle.

    Thorton, ciertamente apreciar los pequeños momentos es una maravilla...Son la sal de la vida. Besos

    ResponderEliminar