El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



sábado, 28 de noviembre de 2009

Viajeras, Intrépidas y Aventureras (Cristina Morató)

Me entregué a la lectura de este libro parte del verano y de este otoño y tenía pendiente hablar de él. En principio el libro me ha gustado, porque Cristina hace una muy buena recopilación de documentación sobre las mujeres que han cogido sus "mochilas" y han experimentado la sensación de viajar...
Me ha llevado desde Egeria (la primera mujer viajera española, de la que se tiene conocimiento en el siglo IV, gallega ella), hasta Jane Goodall en su investigación con los Chimpancés. He conocido a mujeres pirata como Anne Bonny y Mary Read, mujeres que surcaban los cielos como Amelia Earhart (de quién se ha hecho una película y que actualmente está en carteleras). Anita Delgado y sus danzas,  reinas de áfrica como Mary Kingsley, famosa etnologa....Y seguiría...
Leyendo este libro, me he visto viajando con todas las mujeres de las que me hablaba, y...si el tiempo me lo permitía, me zambullía en internet. Navegaba para conocer más acerca de las mujeres de las que me hablaba.

Viajar, es de las cosas que más me gusta hacer en la vida, pero al contrario de las muchas mujeres viajeras de las que habla Cristina...en mi caso...necesito volver a casa. Hace poco hablé con la dueña de una tetería que hay en la ciudad donde vivo...ella ahora se dedica a viajar y a hacer documentales por centro américa, y cansada, me dice..."es bonito y bello viajar. Sentir que te desprendes de todo...y que la mayoría de tus pertenencias caben en una maleta...pero necesito volver a casa. Quedarme unos días tranquila, y sentirme en un hogar".

En el libro Cristina, se contradice bastante (y aquí entro en la parte más crítica del libro). Ella habla de las mujeres viajeras, pero si han hecho un viaje con ciertas comodidades o se quejan de lo duro que es viajar en camello durante muchas horas, entonces...no son verdaderas viajeras. O si se quieren llevar sus costumbres británicas (porque es de quienes más habla) pues...por qué no se quedan en casa?? (se pregunta ella).
Pienso que las personas tienen derecho a viajar, y a hacer el viaje como les plazca. Gracias a los diarios de muchas mujeres hemos descubierto que quizá la vida en África o en otros países no es tan fácil. Que es duro montar en camello, etc...
A mí me gustó leer en un libro de Virginia Woolf como nos veía a los españoles en aquella época y en aquellos rincones del mundo. ¿No es cierto que de algún modo ser viajera, no sólo es viajar, sino dejar algo de uno mismo en el trayecto? Al menos eso es lo que siento cuando viajo. Y aunque el placer del viaje sustituya todos los desencuentros o infortunios que me toque vivir, desde luego, hablaré de lo dura que ha sido la ruta, de las difícultades, etc...

Hubo momentos, cuando leía acerca de las mujeres victorianas, que me entraron ganas de dejar abandonado el libro. Admira mucho a las mujeres que se visten de hombre o que incluso en su aspecto, suelen ser confundidas por varones. Ah!! Y era imprescindible tener una vida agitada sentimentalmente. Deja claro que Ida Pfeiffer (mujer a la que admiro profundamente) dice que deja constancia de su prepotencia en sus experiencias de viaje. Ide Pfeiffer fue una mujer que se marchó sóla con poco dinero y que demostró que se puede viajar con poco. Dicen que fue la primer "mochilera". Recorrió el mundo en tres ocasiones. Y emprendió sus viajes, porque era lo que más le gustaba hacer en la vida. Estuvo casada y tuvo dos hijos... Yo he leido uno de sus libros, y no veo la prepotencia de la que me habla Cristina.

En definitiva, el libro no esta mal por el trabajo documental que tiene, pero...la forma en que la autora abarca el tema, las opiniones personales, etc...dejan mucho que desear, desde mi humilde opinión.

18 comentarios:

  1. Interesante... Hubo una época en la que me apetecía más viajar, pero nunca he tenido esa necesidad que sí se halla en algunas personas. Tengo un tío que se fue de casa a los 18 años y no ha parado de viajar por el mundo desde entonces. Yo soy más hogareña ;-)
    Hasta pronto,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu opinión, que uno se queje no quita que disfrutemos del trayecto.
    Esta entrada me recordó que estoy planeando mis vacaciones. Tengo muchas ganas de salir, aunque todavía no tenga en claro el rumbo...Norte (Brasil tal vez?) o Sur (la Patagonia que tanto amo?), aún no me decidí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Guapa!
    me ha encantado tu blog!
    de hecho, nunca habia estado aquí pero te escribo para pedirte si no te importa que te agrege a mis blogs favoritos.

    Yo tengo un blog de "moda" y me suelo mover en ese tipo de temas y blogs, pero mucho antes que la moda me gustaba leer, y mis libros favoritos son los de jane austen...asi que hoy (una de esas tardes que navegas y navegas por internet), he encontrado algunos blogs sobre libros que me han encantado. entre ellos el tuyo.


    Me pregunto si podrias darme alguna recomendación sobre algun blog que a ti te guste!;)

    UN BESAZO!

    ResponderEliminar
  4. Había leído alguna opinión un poco negativa sobre el libro. A mí también me gusta viajar aunque no puedo tanto como me gustaría. Lo mejor es la sensación al volver a casita.

    ResponderEliminar
  5. Interesante libro...no había escuchado de él y me encantaría leerlo porque me vi reflejada en tu comentario y en lo que ponías sobre el libro mismo.
    Adoro viajar y estoy de acuerdo en que cuando uno sale de casa, lo demás queda atrás. Si tienes que andar a caballo, dormir en una choza o andar 6 horas diarias en auto no importa, todo con tal de conocer.
    Este año había planeado ir a Guatemala, pero mis vacaciones se cayeron porque mi sobrino nace en febrero. Que no se confunda, adoro la idea de un sobrino....pero no podría haber llegado más tarde?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Aún con los "peros" al libro, me ha llamado mucho la atención gracias a tu entrada. Mi chico a veces se siente agobiado porque de ser por mí cada mes haría algun viaje (aunque sea uno relámpago de fin de semana). Suerte que mi hermana y amigas tambien son muy viajeras y es un placer viajar con ellas! Cuando sabes que vuelves a casa es más fácil desprenderse de tus costumbres e intentar adaptarte a las del nuevo lugar. Como dicen mis padres: "Allà donde fueres, haz lo que vieres". Los momentos de crisis son los que le dan salsita y aventura a los viajes, no te parece?
    Un abrazo desde Girona, España.

    ResponderEliminar
  7. María, para mí viajar es esencial porque te abre las puertas a lo desconocido, a otras realidades muy diferentes a las que estás acostumbrada... Pero, también necesito de mi espacio, de mi cama, de mis costumbres....Por éso suelo hacer viajes cortos pero intensos...Viajar querida María me encanta... Ayer me compré Un viñedo en la Tosaca... ya te contaré. Que tengas una estupenda semana junto a tus libros y tu taza de té.Un abrazo grande.Desde mi silencio

    ResponderEliminar
  8. Creo que hace unos meses cuando comentaste de pasada que estabas leyendo este libro te dije que a mí no me había gustado nada. Precisamente por lo que tú comentas, sólo que tú eres mucho más benévola que yo. A mí ponme contradicciones y errores en un libro de no-ficción supuestamente serio y con una investigación importante detrás y ya no hay forma de que me reconcilie con él, por interesante que a priori pudiera parecerme el tema.

    Lo mejor de todo es que tú eres mucho más positiva y te quedas con lo bueno del asunto :)

    ResponderEliminar
  9. Esperaba esta entrada desde hace un tiempo!!se que hiciste referencia al libro hace un tiempo ...y ahora puedo leer tu opinión. Estuve a punto de llevarlo a casa, el tema me encanta, mujeres y viajes,pero es cierto que no había leído muy buenas críticas, precisamente por lo que tú has notado de Cristina Morató.
    Y estás en lo cierto cuando dices que todos tenemos derecho a viajar como nos plazca. Debía de ser todo un arte tomar el té a la inglesa en pleno desierto, o intentar ir bien peinadas, jeje.
    Otra entrada preciosa con la que nos has deleitado. Y veo que ya te estás familiarizando con tu nuevo ordenador.

    ResponderEliminar
  10. María, sólo un pequeño comentario del que me olvidé anteriormente:si te interesara, en el suplemento del Diario El País de hoy hay un interesante artículo sobre Nellie Bly(dio la vuelta al mundo en globo tras retar al mismo Julio Verne). Vale la pena, hay incluso algunas direcciones en internet:http://digital.library.upenn.edu/women/bly.

    ResponderEliminar
  11. Hola!

    Gracias por visitarme María!

    Quiero tener más tiempo para visitar tus entradas y ver, como siempre tus interesantes post...

    Viajes!! ahhh!!! que buen día elegí para venir a visitarte!!! Es un tema que me encanta! Creo que tomaré tu idea de ''zambullirme'' en la Internet y averiguar sobre viajeras de ''todos'' los tiempos...

    Un abrazote grande!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias!! Me ha parecido muy interesante saber de estas mujeres verdaderamente intrépidas. La idea de conocer a estas pioneras me parece fantástica.. y muy importante, porque realmente este conocimiento suele caer en el olvido... y desde luego no se habla de ello, aunque se podrían hacer montones de películas con cada una de ellas.
    Creo que es muy sabio poder separar lo interesante del tema de las incorporaciones de opinión de la autora...
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Copado trepar montañas y escalar complicados picos montañosos con esas polleras acampanadas. Estas mujeres viajeras no sólo llevaban sus pertenencias en la maleta sino también debajo de la camapana de sus polleras, sino mira la foto, ja.
    Fuera de broma me parece un libro interesante que habla de mujeres valientes que se decidieron a cruzar el mundo, digno de una película de Bertolucci.

    ResponderEliminar
  15. Acabo de escribir a todos, pero de pronto, el ordenador ha hecho de las suyas...en fin...

    Tanakil,...para mí viajar, es uno de mis vicios... Tengo épocas en las que no paro y otras en las que necesito quedarme en casa.
    Hasta pronto!!!

    Luciana, qué suerte!!! Yo tampoco sabría hacia donde dirigirme...Brasil o la Patagonia!! Difícil decisión!!
    Un abrazo!!

    Juliet, muchas gracias por tu comentario, y bienvenida. Y...no me importa que me enlaces, desde luego!! De moda no sé nada de nada. Visto con un estilo algo peculiar y dudo mucho que vaya a la moda. Pero estoy segura de que me encantará pasar a visitarte.
    Nos leemos!!
    Un abrazo!!

    Emma, es cierto...la sensación de volver a casa es maravillosa...pero qué me dices de la sensación de marcharte del lugar al que fuiste?? En más de una ocasión casi pierdo el avión, por aquello de "aprovechar" el momento. Y he derramado lágrimas mirando hacia atrás...o hacia delante, despidiendome mentalmente de aquél lugar.
    Saludos!!

    Chofi, yo quiero hacer ese "viaje" de ser tía!!! Entiendo que Guatemala tiene que ser maravillosa...pero seguro que te espera otro año!! Y sí no...intentar hacer las dos cosas puede que sea viable, no??
    Un abrazote.

    Guacimara, el libro tiene "sus momentos". Ya me contarás, si lo lees, qué te parece. A mí viajar me encanta...soy de las que duermen en el suelo, si es preciso. Hay muchos tipos de viajes y muchas formas de viajar, y no por ello no disfrutar de aventuras.
    En mi caso, las anecdotas y lo inesperado, forman parte del viaje. Especialmente, cuando echas unas gotitas de sentido del humor. Pero reconozco, que también me gusta disfrutar...y los viajes más o menos cómodos también están en la lista.
    Un abrazo, viajera!!

    ResponderEliminar
  16. Ángela,...me encantan tus palabras...desde luego, viajar te hace distinta. Y pienso igual que tú, necesito de mis rutinas...volver a ellas, es también parte del viaje. Quizá incorpore nuevas...Cuando te leo, especialmente cuando recuerdas los viajes que has hecho...me veo en ocasiones reflejada.

    "Un viñedo en la Toscana" (libro o peli??) bueno...ya me contarás. Feliz semana para ti también...Un beso enorme!!

    Cristina!! En ocasiones quise dejarlo...de hecho tengo numerosas anotaciones en los márgenes y al final del libro. Y, sí, he sido comedida, porque lo he escrito después de haberlo leído hace un tiempo. No sé lo que hubiera escrito estando exaltada. De todos modos, entiendo lo que dices...un trabajo de investigación debe estar a la altura. Y a este le faltan muchos peldaños.
    De todos modos, he aprendido...he conocido mujeres que no me han enseñado en los libros de historia...y aunque el proceso de investigación lo he hecho en paralelo, el libro me servido de guía...Quitaría los comentarios de la autora y sus opiniones y los ojos con los que mira a muchas de las viajeras.
    Un abrazo!!

    Marci, MIL GRACIAS POR LO DEL PERIÓDICO...no lo compré y lo miraré en internet. Me interesan mucho esos temas.
    El libro...estoy contigo...acaso no podemos llevarnos un termo con té en plena selva y disfrutar de un momento así??? No quedaría eso muy aventurera, verdad??En fin...Creo que los viajes y los viajeros y viajeras pueden ser de muchas maneras distintas. No hay un perfil determinado. Lo importante es el deseo de viajar, cierto??
    Besos mil.

    Vilmus, qué bien verte por aquí!! Y si vas a viajar por internet conociendo a estas maravillosas viajeras, te aconsejo que tengas cuidado...porque de pronto...no te darás cuenta de que estas viajando con ellas, jeje.
    Buen viaje en internet!!

    Thorton...¿por qué son unas desconocidas?? De lo que yo recuerdo en mi colegio, no me hablaron de mujeres pirata, ni de la primera mujer que viajó...Pero sí conocí a Marco Polo y a Colón...etc... Por eso quizá me interesó este libro. Y sí...coincido con ud. en que hay personas de las que se podría hacer una película!!
    Un abrazo.

    Mario, jajaja...muy bueno lo de las "polleras"...desde luego era todo un mérito escalar bajo esas ropas.
    El libro sería más interesante sin los comentarios de la autora y sus opiniones, viajes, etc...
    Saludines!!

    ResponderEliminar
  17. Estupenda entrada, María, me dejas con ganas de leer el libro para transitar por experiencias de viajes de otros tiempos, pero coincido con lo que dices. Los viajes pueden llegar a ser muy cansados (sobre todo para quienes deseamos ver y hacer todo lo posible, y aprovechar hasta el último minuto). De vuelta a casa las molestias se desvanecen y quedan los preciosos recuerdos. :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  18. Andromeda, el libro no está mal, en cuanto a la recopilación documental, pero sí lo lees...esperaré tu opinión con ganas. A mí hubo cosas que no me gustaron nada.
    Un abrazo, viajera!!!

    ResponderEliminar