El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 6 de enero de 2012

Las musas...

Paseando estos días navideños, con esas bolsas de regalos en las que una lleva quizá alguna que otra ilusión,... estaba mirando, sin buscar nada, un puesto de libros callejero. De esos que a veces se presentan en navidad y que parecen de antiguo. Así fue como me encontré con este libro...y recordé que siempre me había preguntado...¿quién es ella? ¿Quiénes son quienes son las inspiradoras de estos cuadros? ¿Eran elegidas al azar? - Hay que decir que la noche anterior había estado viendo Moll Flanders y que las escenas, me habían hecho recordar a la época prerrafaelista y de pronto, este libro, aparece entre mis manos.

Llevo pocas páginas leídas, pero por lo poco que he leído (he informado), parece ser que Jane Burden era una muchacha, en principio poco agraciada. Vivía en una zona deprimida de Oxford y quienes la conocían no creían que tuviera una gran belleza. Llegaron incluso a pensar que no se casaría nunca.

Pero la suerte le cambió...y fue "descubierta" por un joven Gabriel, quien quiso ser dueño de su imagen...Él fue quién la presentó a su futuro marido, William Morris, con quién Jane tuvo dos hijas. En aquel tiempo William Morris era un hombre muy influyente en muchos círculos. En casa tengo unos posa vasos con los dibujos que utilizaba para sus obras textiles. Muchas de ellas, se pueden disfrutar en el Museo Albert and Victoria de Londres.

El libro parece ser que desvela información que ya está al alcance de todos...pero quizá explicado desde un punto de vista distinto...imaginando a Jane, sus palabras y las de quienes la acompañaban en vida. En otras ocasiones, simplemente ejerciendo de narradora.
Gabriel Rossetti ya estaba casado con otra mujer, cuando conoció a Jane. Su mujer también fue retratada y despedía una belleza muy similar a la de Jane. Se la reconoce en muchos de sus cuadros, como en Beatrix o pintada por otros en Ofelia...(ese cuadro que dicen que fue el que le costó la vida...aunque hay muchas versiones de su muerte).



Mirando el libro en casa, recordé que en mi último viaje a Londres había estado en una librería antigua y que por casa había más imágenes de Jane. Buscando en las estantarías lo encontré.
Es un libro no muy grande, llamado, Sounds the deed waters - Women's romantic poetry in the victorian age. Un libro precioso...lleno de una gran belleza en imágenes y en palabras. Hay poemas de Emily Dickinson, de las Hnas Brontë, de Elizabeth  Barrett Browning, o incluso de Elizabeth Siddal, la mujer de Dante Gabriel Rosseti, de quién hablo más arriba.

Cuando adquirí el libro (ya de más que de segunda mano, aunque en muy buen estado), observé que el anterior lector, dejó marcado ese poema de Elizabeth; Worn Out. No me atrevo a traducirlo, pero os dejo con una pequeña estrofa del mismo.
Dicen que habla del amor que sentía por Gabriel antes de suicidarse con laúdano.

"I can but give a sinking heart
and weary eyes of pain,
a faded mouth that cannot smile
and may not laugh again.

Yet keep thine arms around me, love,
until I drop to sleep:
Then leave me -saying no good-bye,
lest I might fall and weep".
                          Elizabeth Siddal

¿Triste, verdad? No quedan muchas palabras cuando el amor por una persona parece desvanecerse, después de haberla ensalzado. Fue un poco lo que creo que le sucedió a Elizabeth.

Pero en mi mente siguen apareciendo mujeres pintadas por otros contemporáneos a Rossetti y que se presentan como desconocidas...he intentado saber de ellas, pero he conseguido muy poco. Tengo en casa tres cuadros de esos que imitan esa época artúrica con la que se diferenciaban los prerrafaelista, en este caso la musa, creo, que era una mujer llamada Muriel Foster, que estudió en la escuela de enfermería en la Escuela de la  Sra Nigntingale. Ella fue musa de muchos y numerosos cuadros de John Waterhouse...ella habita la casa en la que vivo y muchas veces, mientras la veo por aquí, me preguntaba...¿quién será esta chica que se deja guiar en sus movimientos?

La sorpresa mirando los cuadros, y los libros, es que hay una versión de cada una de estas mujeres que se ofrecieron como musas...y es que nadie las miró de un modo similar...ellas tienen retratada algo de sí mismas, que quizá a ellas mismas y al espejo que las devolvía la imagen, se les escapaba..era algo irrepetible que sólo los ojos de quienes las pintaron supieron ver.

Y volviendo al tiempo real en el que nos desenvolvemos, a pesar de ser un autorregalo, esta noche mágica, en la que los niños sueñan con aquellos envoltorios y lo habrá tras ellos, sigo pensando que sus Majestades los Reyes Magos, nos traerán aquello que más necesitamos...el mundo de hoy creo que necesita mucho amor, de ese de verdad, no del de boquilla, y mucha ilusión e ideas creativas para salir de esta crisis en la que estamos envueltos. Mientras esto se va haciendo realidad, trataremos de encontrarnos con aquellos efectos materiales que hacen que la vida tenga algo más de entretenido...entre ellos, las lecturas.

24 comentarios:

  1. Querida María
    Los libros son para mí cada vez más verdaderos objetos de lujo y siempre que compro uno de segunda mano me preguntó a qúién perteneció antes y porque se deshizo de él ...en un libro leido se queda parte de la vida de la persona que lo leyó antes y creo que puede llegar a incluso transmitirnos los sentimientos que tuvo quién los leyó.
    Me ha encantado sumergirme contigo en tus libros y conocer un poco más a esas mujeres que vemos representadas en esos preciosos cuadros
    Un Beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo me metes de lleno en los temas que narras y explicas! Creas una atmósfera y zás! Ya estoy dentro.

    Que las musas nos acompañen y las blogueras amigas más! Besos

    ResponderEliminar
  3. La historia de Elizabeth Siddal siempre me ha gustado desde que supe de ella gracias a Desperate Romantics. Rosetti tuvo que ser un hombre muy... peculiar.
    Me ha encantado saber algo de Jane Burden; apenas conocía nada de ella.
    Y los libros que comentas parecen auténticas joyitas. Me ha gustado mucho esta entrada.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Me entusiasman las musas y la turbadora e interesante influencia que ejercían sobre los artistas. He leído tu maravillosa entrada con los ojos muy abiertos y casi sin parpadear; me ha encantado. Yo tengo un libro muy bonito también titulado VIDAS DE LAS MUSAS de Francine Prose, en el que hace un recorrido por la vida de diferentes musas: la propia Elizabeth Siddal, Alice Liddell, la siempre seductora e inteligente Lou Andreas-Salomé e incluso Yoko Ono. Algunas de estas fascinantes mujeres no sólo fueron inspiración de los artistas, sino que ellas mismas lo fueron también creando interesantes obras. Todas me interesan y despiertan mi curiosidad, pero he de reconocer que tengo una preferida, musa de innumerables artistas del París de las primeras décadas del siglo XX: Misia Sert (PARÍS ERA MISIA de Isabel Margarit). Fue una de las pocas amigas femeninas de Coco Chanel e inspiró a genios como Debussy, Renoir, Toulouse-Lautrec, Valéry, etc., etc. Hay una bonita anécdota, cuando Misia murió la asombrosa Coco la maquilló y vistió de tal modo que dejó a todos los que la contemplaron boquiabiertos. Y eso que llegó a decir la diseñadora, más o menos, que a los amigos se los quería por su defectos y Misia le había dado numerosos motivos para quererla. ¡Hay tantas historias interesantes en el mundo del arte! Y tu blog es uno de los más bonitos para charlar, compartir y sobre todo aprender sobre un mundo tan rico e interesante. Gracias por ser y estar.

    Besos!
    Ana.

    ResponderEliminar
  5. He viajado gracias a ti a la Epoca Prerrafaelista con unas mujeres muy especiales. Es una pena lo poco que sabemos de las protagonistas de esos cuadros tan famosos. Yo sólo conozco algo de Elizabeth Siddal, y me interesó tras ver Desesperate Romantics. Habrá que leer la historia de Jane Burden. Besos y que lo Reyes Magos hayan cumplido tus deseos. Besos

    ResponderEliminar
  6. Princesa Nadie, pienso igual...cada vez, tengo más presente que estos libros antiguos, son de un valor mayor que otros adquiridos por primera vez. ¿Has leído 84 Charing Cross Road? Creo que te gustaría y mucho...
    Y ahora, sabemos cómo se llama la chica con la que vemos tu imagen.
    Un abrazo grande y que disfrutes de muchos tés este nuevo año!!


    Elvira...aprendo mucho de ti, de tus cuadros...y lo malo es que no lo retengo demasiado en mi memoria...así que, de cuando, en cuando vuelvo a meterme en tu blog para ver de quién era aquél cuadro o fotografía...además de las que haces tú, que me encantan.
    Para mí, esta entrada, también ha sido un aprendizaje.
    Un abrazo!!

    Seri, aún no he visto Desesperate Romantic...lo he intentado en varias ocasiones. En mi caso, hacer esta entrada, ha sido también un aprendizaje...no conocía tampoco a Elizabeth Siddal. De todos modos, se sabe poco de ellas...¿verdad?
    Un beso grande, Seri!!

    La Minomalice, tomo nota del libro que nombras de Francine Prose...suena la mar de interesante. Y no conocía a Misia...tuvo que ser la suya una vida muy interesante...De Coco Chanel he descubierto hace relativamente poco, una serie sobre su vida, que me dejó imapactada. Gracias por descubrirmela. Y la anecdota también.
    A mí también me gusta leer, no sólo libros, muy especialmente blogs y otras cosillas...
    Un abrazo grande!!!

    Pilar, tengo pendiente ver Desesperate Romantic...a ver sí me hago con la serie de una vez.
    He debido ser buena...los Reyes se han portado estupendamente conmigo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Qué interesante historia, y cómo juega la casualidad en el destino para descubrirnos estas pequeñas joyas!!

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. Nunca me paré a pensar en quienes eran las mujeres que aparecen en esos cuadros. Había oído que a menudo eran sus mujeres, amantes, o incluso amigas o familiares.
    Me ha gustado descubrir que en algunos casos su influencia marcó a los propios artistas.
    Espero que hayas tenido unos buenos reyes y que este año sea un poquito mejor o no tan malo como nos están vendiendo cada día...
    Besines.

    ResponderEliminar
  9. Qué interesante esta entrada. Esas musas que aparecen y nos encandilan tienen una historia, claro. ¿Este libro de "La musa rebelde" hace referencia a Inglaterra o es más amplio?

    Me uno a tus deseos de amor auténtico, ilusión y creatividad. Y, por supuesto, siempre con libros.

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado esta entrada, retrata a la perfección la magia de los libros usados y de las casualidades... =)

    ResponderEliminar
  11. Soy una admiradora de los prerrafaelistas, tengo un cuadro de Waterhouse sobre mi cama...lástima que no sea original :)

    Los artistas y sus musas, a ellas debemos agradecerles ser la inspiración de estos genios.

    Besos y buen comienzo de año.

    ResponderEliminar
  12. María, me fascina la obra de Rosetti, menuda joya literaria me acabas de descubrir, tengo que conseguir ese libro. Curioso que a Jane se la considerase como poco agraciada, con lo bella que me parece a través de esos cuadros.

    Mil gracias por tus comentarios, yo he tenido problemas para publicar en blogger y todavía me debato entre mudarme o no a Wordpress. :/

    ¡¡Besos!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Maria, me gusta mucho como los libros se te "aparecen" en el momento oportuno.
    Al menos así me lo parece, vamos tejiendo historias a medida que seleccionamos (o el libro nos elige) el próximo a leer...
    Tienen algo especial los prerrafaelitas!!, y el Victoria & Albert.
    Interesante reflexión sobre la inspiración y la forma en que vemos y nos ven los demás, tu eres de verdad una bella musa, gracias ;-)

    ResponderEliminar
  14. Más veces de las que deseo no encuentro el tiempo de reposo necesario para leer tu blogg, pero hay que decir que sólo asomarse un momento merece la pena. Es un placer visual, un paréntesis de paz y buen gusto. Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Meg, a veces me pregunto sí son casualidades o regalos en el tiempo, de algún modo, predestinados a que sucedan.
    Besos!!

    Guacimara, fue el encuentro con ese libro, lo que despertó mi curiosidad, por ellas...las mujeres retratadas. También había escuchado que eran amantes, amigas, hijas de... esposas, pero nunca había tenído más interés.
    Los Reyes Magos han sido demasiado buenos conmigo...
    Un abrazo grande!!

    Laura Uve, este libro de las "musas" es un libro-novela, sobre Jane Burden. Es su historia junto al triángulo amoroso que formó con William Morris (su marido) y Gabriel Rossetti (su amante, y quién la pintó). El libro, me ha llevado a hacerme preguntas por esas musas...las que están por mi casa, y las que admiro en museos, y que pertecen a esa época prerafaelista.
    Digo idem a tus palabras finales.
    Un abrazo!!

    Laura, bienvenida!! La vida está llena de esos encuentros casuales o no, que nos hacen sonreir desde el interior.
    Gracias por venir por aquí!!

    Luciana...jajaja, ójala tuvieramos los originales un ratito, verdad?? Tengo por casa algunas replicas de también, esa época "arturica" que los prerrafaelistas retrataban a la perfección.
    Ambos nos dejaron su huella en el tiempo...artistas y musas.
    Besos y feliz año!!

    Andrómeda, no sabes cómo te entiendo. De momento no me da problemas bloguer, pero ha habido épocas que sí. Espero que se solucionen y sí no...pues a otra opción...que para eso están. Echo de menos tus entradas...aunque últimamente escribes más que yo. Este libro, no sé si te gustará ya que es una novela...que está dentro de la ficción...y retrata mitad hechos reales, mitad pensamientos de lo que pudo pasar y conversaciones imaginarias. Bueno, ya me dirás.
    Un abrazo grande y feliz entrada de año!!

    Maribel, la verdad es que esos encuentros en libros, en paisajes, en momentos...en fin...son la "sal" de la vida, verdad?? Estoy contigo en que es el libro el que nos elige a nosotros.
    Un besin y qué tengas un precioso día!!

    Thorton...gracias...estoy toda colorada. Me alegra saber que lo disfrutas. Y entiendo perfectamente lo atrapados que estamos en el tiempo, así que...descuida, que sé que cuando no se comenta es cuando no se puede.
    Gracias de nuevo!!

    ResponderEliminar
  16. Los prerrafaelitas me fascinan. Sabían crear un ambiente tan especial en sus cuadros, parece que provengan de otra época y no de la victoriana. Igual que tú nos haces entrar en ese mundo a través de tus palabras... ya me gustaría saber escribir como tú ;)
    Tienes que ver Desperate Romantics cuando puedas... a pesar de la pinta de jóvenes marchosos que tienen todos, sus historias llegan.
    ¡Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  17. Mi querida María:

    llego después de mucho tiempo, espero que este 2012 esté lleno de bendiciones para tí y los tuyos, que sus majestades mágicas vayan trayendo a cada uno lo que necesita para poder abrir el corazón y hacer de este un mundo mejor...
    bien dicen que uno atráe aquello en lo que pone su conciencia, así que no me extraña nada que este libro haya llegado hasta tus manos. Como siempre, un placer leerte,

    Ale

    ResponderEliminar
  18. Muy interesante. A nuestro alrededor hay miles de historias llenas de recovecos y casualidades. Simplemente hay que estar allí, reconocerla, atraparía y encerrarla en el papel. Enhorabuena por verla y gracias por contarnosla.

    ResponderEliminar
  19. Little Emily, verdad?? Parece que son atemporales...Siempre he pensado que ese aíre "artúrico" les llegaba un poco por eso...de mezclar épocas...contextos...En pocas ocasiones, y a pesar de la melancolía me da la impresión de que las mujeres que aparecen en sus cuadros, sufran. Quizá hay cierta melancolía romántica en ellas, pero al mismo tiempo, las veo autónomas e independiente.
    Gracias por tus palabras...sabes muy bien lo que pienso de cómo escribes...suscribo que me encanta!!!
    Un abrazo grande!! (sí...tengo que ver Desesperate Romantics pronto)

    Ale, te echaba muchísimo de menos!! Y veo que has escrito varios comentarios!! Estaba preocupada y pensaba enviarte un correo para saber de ti. Espero y deseo que todo bien. Gracias por esas bendiciones, que recojo con sumo gusto. Y también para ti, deseo que seas inmensamente feliz.
    Un abrazo muy muy grande!!!

    Oesido, gracias. Cierto...a nuestro alrededor pasan cosas de lo más inexperadas...dicen que la suerte es cuando se junta la oportunidad con la preparación...Aunque yo no lo llamaría suerte, pero sí encuentro.
    Gracias por comentar, y te deseo un muy feliz año nuevo!!

    ResponderEliminar
  20. David C. gracias por comentar y bienvenido!!

    ResponderEliminar
  21. Maravillosa entrada!!! Me encantan los prerrafaelitas y esas mujeres bellas y misteriosas de largas melenas rojizas que utilizaban como modelos en sus cuadros. Quizás mi cuadro preferido sea Ofelia,de Millais. Es realmente impresionante. Este verano tuve ocasión de verlo, junto a otros maravillosos cuadros prerrafaelitas, en mi viaje a Londres.

    Hace tiempo dediqué una entrada (Los manuscritos sepultados) a la mujer y musa de Rossetti, Elizabeth Siddal, que, como tú comentabas, fue la Ofelia de Millais.
    Una preciosa chica con una vida muy amarga.

    Como siempre, me ha encantado leerte.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. Indira!! No he leído esa entrada tuya, pero desdel luego no me la voy a perder.
    La Tate Britain tiene esos retratos con los que disfrutamos tanto. Yo hace años que no la visito...
    Gracias por pasar por aquí. Me encanta leer tus comentarios y tus entradas.
    Ofelia es increíble!! Mi preferido durante mucho tiempo fue la Dama de Shalot, pero con el tiempo he ido cambiando de preferidos...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar