El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



domingo, 25 de noviembre de 2012

Habitaciones propias

Esta mañana me he levantado y con los pocos libros que me quedan aún por encima de la casa de la que aún no me he mudado, he escogido, para leer mientras desayuno,- como si de un periódico se tratase,-"Una habitación propia" de Virginia Woolf.  Lo he devorado literalmente, en varias ocasiones, aunque aún no haya hecho una entrada en el blog, en condiciones (y esta todavía no sé sí lo será, pero creo que no).

Me he dedicado a releer, al azar, algunos fragmentos de este precioso libro.
Los he querdio compartir y aquí están;

Refiriendose a la Historia...a lo que historiadores han hecho referencia al género femenino, me encuentro con este fragmento

"Fui al estante donde guardaba los libros de Historia y cogí uno de los más recientes, la Historia de Inglaterra del profesor Trevelyan. Una vez más busqué Mujeres en el índice, encontré "posición de" y abrí el libro en la página indicada. "El pegar a su mujer -leí- era un derecho reconocido del hombre y lo practicaban sin avergonzarse tanto las clases altas como las bajas..."(...) - esto ocurría en 1470....

¿Curioso? Si me pusiera a investigar ahora, descubriría que ésto aún no ha terminado y que es actual...¿qué ocurre entonces?

Hace poco asistí a una conferencia en la que explicaban las violencias. Vivimos inmersos en muchas violencias, pero ésta, sigue siendo una más. En este tiempo que vivimos, siguen muriendo mujeres, menores,...siguen quedando secuelas psicológicas y físicas a personas que han sufrido una situación traumática, en la que un pequeño detalle llevado a la continuidad de la vida, puede ser el desencadenante de una historia de violencia. Evitar generar espacios donde las personas dejen de serlo en su diginidad, hace posible una lucha eficaz contra una violencia mayor. Siempre hay que trabajar desde el principio...desde lo pequeño.
En esto luchamos todos y todas juntos...para erradicar una historia que nos persigue desde la antigüedad...


Seguí releyendo a Virginia Woolf, que siempre me hace sentir de algún modo, que viene a visitarme....así que, ni corta ni perezosa, la ofrecí un poco de té con leche. Dejó su paraguas en el recibidor y fue a sentarse junto a mí, entre miles de cajas de libros, tazas, bolsas,...en fin...en un ambiente caótico...Y así hablamos del libro con tranquilidad. Estaba muy ilusionada y acababa de leer algunas cosas de su libro, de manera que...con mucho afán la pregunté ¿qué es eso de 500 libras al año una habitación propia para las mujeres? Ella me explicó que era algo necesario. La independencia económica de la mujer. Tener control sobre su propio dinero (en su época, ésto sucedía muy pocas veces).
La expliqué que hoy en día las mujeres que denuncian y obtienen orden de protección, pueden recibir una asignación mensual (durante unos meses) de unos 420€ y tener derecho a estar en un lugar compartido con más personas,... en una habitación propia.  No sé muy bien de matemáticas...pero...¿se asemejan esas 500 libras anuales a los 420€ mensuales?  Si es así...estamos ofreciendo muy poca ayuda. Muchas veces, no hay ordenes de protección y esto dificulta que puedan ser atendidas adecuadamente...además, hay que añadir que la mayoría de ellas, vienen acompañadas de menores.  ¿Se puede vivir así en una habitación propia, dignamente?

El caso es que se necesitan más esfuerzos, desde la prevención, para erradicar estas injustificadas violencias que llegan a la muerte de mil formas de las personas...

Luego, mientras releía las últimas hojas del libro, rescaté un texto, en referencia a la hermana de Shakespeare...
"Ahora bien, yo creo que esta poetisa que jamás escribió una palabra y se halla enterrada en esta encrucijada, vive todavía. Vive en vosotras y en mí, y en muchas otras mujeres que no están aquí esta noche porque están lavando los platos y poniendo a los niños en la cama. Pero vive; porque los grandes poetas no mueren; son presencias continuas sólo necesitan la oportunidad de andar entre nosotros hechos carne. Esta oportunidad, creo yo, pronto tendréis el poder de ofrecersela a esta poetisa.(....) En cuanto a que venga sí nosotras no nos preparamos, no nos esforzamos, si no estamos decididas a que, cuando haya vuelto a nacer, pueda vivir y escribir su poesía esto no lo podemos esperar porque es imposible. Pero yo sostengo que vendrá sí trabajamos por ella y que hacer este trabajo, aún en la pobreza y en la oscuridad, merece la pena".


En esta ocasión, Virginia y yo salimos juntas de casa, y nos acercamos a un pequeño rincón de la ciudad...en el que...al atardecer de este día, se encenderá una vela por cada mujer y menor que haya fallecido durante este año y el mes de Diciembre anterior. Se leeran textos de mujeres supervivientes, y tal vez, de menores que han puesto fin a una relación traumática.
La esperanza es lo último que se pierde, y sigo ilusionada, pensando que si trabajamos por un mundo mejor, donde los valores más pequeños cobren sentido, estoy convencida que ésto que escribimos hoy, será historia...y podrá leerse con principio y fin...

32 comentarios:

  1. Pufff qué pena me da hablar de este tema, María. En mi entorno próximo ha habido un caso de violencia de género y te deja con la piel de gallina. Y es que, encima, la separación es el comienzo de otro infierno...
    No sé cuándo conseguiremos esa supuesta igualdad, ahora que la educación es gratuita y universal (yo pensaba que casi todos estos males se erradicaban gracias a la educación, pero por lo que veo... difícil). ¿Se podrá conseguir algún día?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isi, cuánto lo siento!! Es cierto lo que dices, no está solo el hecho de haber pasado por una situación violenta, sino la continuidad...seguir viviendo otro momento traumático con personas con las que querrías evitar volver a ver. Y sí hay niños, es aún peor.
      Pero...¿Sabes? No sé muy por qué, pero tengo esperanza. E incluso con esa sombra que de algún modo siempre te puede perseguir, hay que aprender a vivir con ello, y superar ser víctima, para llegar a ser superviviente. Porque podemos llegar a victimizarnos tanto...que olvidemos vivir, ser felices, y aprender a saborear la vida. Todo esto con tiempo,...desde luego...
      Un abrazo Isi, y mucho ánimo para esa persona cercana.

      Eliminar
  2. Hola María, muero por leer a Virginia Woolf, sobre todo una habitación propia, que como dice, toda mujer debería tener (dinero también por supuesto) para ser libres! En las noticias se ven tantas cosas, y no sabía que en España les daban una asignación mensual. Acá en Lima, la verdad no hacen eso, aunque está el ministerio de la mujer, pero aún así, hay algunos hombres que no saben perder y cuando la mujer los deja, o la queman, acuchillan, la matan, etc.
    Bueno, es un tema triste, algún día ojala no haya tanta violencia, o al menos disminuya.
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, Virginia Woolf, te espera con calma para cuando puedas leerla con tranquilidad...con paz, seguro que llegará el momento.
      En España se sigue ofreciendo la ayuda, de momento no la han quitado, pero hay menos ordenes de protección, con lo cual, muchas víctimas de violencia, no la reciben. La violencia psicológica, aún se vive con una violencia de género cuando las mujeres acuden a los juicios.
      No obstante, este dienro lo vienen recibiendo unos años, que no llega a una década.
      Aún queda mucho camino,...Y por allí, espero que poco a poco, vayan mejorando las cosas. Si no se trabaja para erradicar el machismo, difícilmente llegaremos a erradicar esta lacra.
      Un besin grande!!

      Eliminar
  3. Una importante reflexión para todos. Estoy totalmente de acuerdo en la importancia de trabajar desde lo pequeño, desde la semilla que puede desencadenar en las más graves consecuencias. Qué importante es tener también un lugar propio, verdad?.

    ResponderEliminar
  4. Verdaderamente es muy importante disponer de ese lugar propio donde las personas puedan desarrollarse plenamente. Y no me refiero sólo a las mujeres...Todos y todas necesitamos disponer de un lugar donde ser nosotros mismos.
    En referencia a la violencia, pienso que siempre hay que trabajar desde el principio.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Conozco el tema de cerca por mi profesión y aún queda mucho camino por recorrer, pero es imprescindible empezar desde la educación a los pequeños en el colegio y en las familias, lo demás son solo parches una vez que el daño está hecho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rebeca!! Si...yo también trabajo con víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas, pero, a pesar de que es difícil ver el cambio,...creo en las pequeñas transformaciones, y...a veces, suceden. No se trata de cerrar los ojos a la realidad, pero sí de mirarla con esperanza e ilusión.
      Creo que no solo hay que educar en prevención desde la escuela con programas de coeducación, sino que también hay vivirlo en casa, en sus hogares,...y la sociedad en todo, debe participar de este hecho.
      Espero que algún día me cuentes más de donde trabajas y a qué te dedicas.
      Un besin!!

      Eliminar
  6. Es increíble que en el siglo que estamos las mujeres sigan sufriendo tanta y tanta violencia en todas las partes del mundo. Ojalá que entradas como esta que has hecho tan bonita, y se nota que con el corazón, remueva conciencias y nos haga entender que este problema tan grave es asunto de toda la sociedad que debemos proteger y ayudar a las mujeres que sufren.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jane Austen, si...cierto es que todavía seguimos sufriendo injusticias, pero...tengo la esperanza de que los cambios son posibles...y es tarea de todos y todas.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo con tus reflexiones, me ha encantado todo lo que dices.
    Pero como yo soy más mayor os puedo decir que esto ha cambiado muchísimo, osea que hay esperanza.
    Antes las mujeres aguantaban todo con resignación, ahora se denuncia. Aunque la lacra de las muertes de las mujeres espeluzna a cualquiera.
    La educación, es la base. La educación a los chicos, hay que romper ese modelo masculino-machista que aún existe en nuestro entorno.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, me encantan tus reflexiones...y me gusta ver que hablas de esa luz que sigue haciendo posible que miremos las cosas de otro modo. Desde luego...la educación es fundamental...y la ejercemos todas y todos ya desde los pequeños gestos.
      Un placer leerte por aquí, un beso!!

      Eliminar
  8. Reflexiones antiguas y actuales, la violencia de género está lejos de desaparecer. Se ve en los adultos y también en los niños, que crecen viendo como natural que se le pegue o maltrate a las mujeres.
    Remo continuamente contra ello, para que tal vez, alguno de ellos se de cuenta y no repita modelos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciana!! Qué ganas tengo de ir a tu blog...
      La violencia es difícil de erradicar, pero creo que es importante poner nuestro granito de arena...verdad??
      Estoy convencida que a los niños y niñas que educas, les transmites esos valores igualitarios que hacen que las realidades, se transformen y cambien a mejor.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Qué maravillosa es Virginia Woolf y qué frases tan extraordinarias escribió!

    En cuanto al machismo que todavía vivimos, yo también creo que es fundamental la educación en la sociedad, en los colegios y, por supuesto, en los hogares.

    Es muy triste que algunas mujeres que sufren las consecuencias del machismo eduquen de forma desigual a sus hijos e hijas, permitiendo que lo que se vive en su casa se repita en la siguiente generación.

    Un interesante post, como siempre.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indira...no lo puedo evitar...Virginia Woolf trae su bici o su paraguas, y se queda a tomar el té...es increíble la capacidad de persuasión que posee. Me chifla toda ella. Y durante el traslado de casa me ha acompañado...me ha venido muy bien.
      Las mujeres, y sus hijos e hijas...siguen sufriendo algo de lo que no estamos libres aún. Pero creo en las transformaciones...en la evolución, así que...es cuestión de seguir trabajando para crear, al menos, rincones en el mundo de paz y armonia.
      Me encanta leerte...un abrazo!!

      Eliminar
  10. Hola María,
    ¡Qué bonita conversación con Virginia! Todos debemos tener esperanza en que todo tipo de violencia se acabe. Tenemos suerte de que, cada vez más, se educa a los niños para que tengan conciencia sobre la violencia de género. La educación es clave para ello.
    Aún no he leído Una Habitación Propia, la he tenido varias veces en la mano, pero nunca me decidí por una cosa u otra. Espero poder invitar pronto a Virginia al Lapin.
    Ojalá ya estés bien instalada en tu casa, bebiendo una buena taza de té, arropada con una manta calentita y sintiendo esas paredes como un hogar.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José,...esta Virginia, en cuanto puede...se escapa y me visita...es increíble...toda ella, y los momentos que compartimos.
      Una habitación propia te va a encantar...en cuanto lo pruebes, ya vas a querer que te acompañe todo el tiempo...Seguro que pronto te visita al Lapin!!
      Ahora ya estoy instalada en esta nueva casa, y con taza de té incluida...por el tiempo que en que tú me escribiste...aún no era posible...
      Gracias por tus palabras...me han venido de maravilla.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Hola María, todo eso es cierto y doloroso, pero también me gusta ver que con la iniciativa de las denuncias hayamos avanzado un poco más que hace años.
    Desde luego opino como muchas de vosotras, los ejemplos se dan en la infancia: Si un niño ve que un hombre grita a una mujer o viceversa, él también lo hará.
    Ciertamente las mujeres son las que más han sufrido en este sentido, pero permíteme decir que espero que esto no se vaya de las manos y terminen pagando justos por pecadores.
    Me explico, creo que hay que atender a todas las ''personas'', los casos hay que investigarlos detenidamente y no meter a todos los hombres en el mismo saco. Está comprobado que son más violentos, pero eso no quiere decir que la mujer no pueda ser agresiva o chantajista, sobre todo si la justicia se pone más a su favor. Sé de hombres que se han visto afectados por mentiras y falsos testimonios, algunos de ellos terminan durmiendo en los portales de los edificios o en los cajeros.
    Disculpa que me haya extendido, pero es un tema tan delicado, más si hay niños. Por eso me gustó que en tu entrada en alguna ocasión te refirieras a las ''personas'', porque todos pueden terminar sufriendo por igual.
    Virginia Wolf y tus conversaciones con ella de lo más interesantes.
    Espero que termines pronto con la mudanza.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia...que bien leerte...y estoy totalmente de acuerdo contigo. Además...no se habla de las mujeres que se están salvando. Te aseguro que serían más las víctimas anuales, si no hubiera Centros de Acogida, o lugares donde poder empezar una vida de nuevo.
      Y hay de todo...hay también injusticias, pero te puedo decir que después de diez años trabajando, podría contar con los de dedos de las manos, las personas que han sido injustas en sus denuncias y en las que había una relación de maltrato mutua o en la que ellos son los maltratados. De ésto también se da cuenta...pero, la realidad es que mueren ella y Patricia, después de llevar atendiendo a casí ochocientas personas...creo que la injusticia sigue siendo con ellas y con los más pequeños
      Y añado, que la igualdad se construye con todos y todas...no sólo con las mujeres. Y que el trabajo que se está haciendo con hombres que maltratan, es excaso...aún nos queda mucho por aprender.
      Me encanta hablar contigo de todo esto, porque pienso que eres muy sensible a este tema, que te preocupa, y que estoy convencida de que trabajas desde la coeducación con tus niñas y niños del cole.
      También brindas siempre rayos de esperanza que es muy necesaria para el momento que vivimos.
      Me preocupan más la cantidad de violencias que vivimos...de todo tipo, porque también hay madres que maltratan a sus hijos y de esto...puedo hablarte que son más casos de los que creemos. Hay mucho abuso de poder.
      Además...las mujeres por el hecho de ser maltratadas, no significa que sean unas santas...te aseguro que también tienen su caracter, pero eso no significa que hayan sufrido maltrato. Esta todo muy mezclado...las distintas violencias, las carencias afectivas, el abuso de poder, la falta de una autoestima estable, etc...
      Qué importante es vivir una infancia sana!!
      Muchos besines, futura mami!!
      Qué tengas un precioso día y perdona...que me he extendido un montón

      Eliminar
  12. Es una entrada muy original y emotiva. Espero que la violencia en general termine, y que las personas se paren a hacerse las preguntas correctas, en lugar de actuar sin humanidad alguna.
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mav, yo también espero que la violencia termine...alzo mi taza de té por ello.
      Un besin!!

      Eliminar
  13. Estoy segura que vamos hacia adelante, que poco a poco estas funestas noticias dejarán de serlo.
    Pero eliminar un derecho incluso penal de tantos siglos nos obliga a tener paciencia y fuerza en la lucha.
    Detrás de cada maltratador hay una madre, y aquí tenemos la obligación de educar.

    Petó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si...yo también pienso que vamos hacia delante...aunque todavía queda mucho por hacer.
      Sin duda, nunca he querido dar a entender que esto va de buenos y malos...creo que quien maltrata no es feliz, y probablemente proviene de una infancia difícil...los hechos deben ser punibles, no la persona.
      Bss

      Eliminar
  14. Yo lo leí hace un par de años y me gustó bastante, la verdad. Y lo otro, por desgracia, es un temazo todavía. Poco a poco hemos de contribuir entre todos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elvira, es un libro para releer...en mi caso le debo una relectura...porque cuando lo cojo, siento que despierta otras "lecturas" dentro de mí, que aún no había hecho.
      Creo, como tú, en que poco a poco, llegaremos a erradicar la violencia.
      Bss!!

      Eliminar
  15. No conocía nada de Virginia, gracias por publicarlo, me resulta muy interesante!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJelens Cervecita...bienvenida...pues te animo a que conozcas a Virginia, es muy interesante, especialmente sus ensayos...cuando se la conoce a ella, es más fácil leer sus libros.

      Eliminar
  16. Me falta releerlo. En su día lo devoré y me quedé con el mensaje (prevención y educación); pero me gustaría apreciar el extraordinario estilo que sí he podido disfrutar en otras obras suyas.
    Woolf nos distingue.

    ResponderEliminar
  17. Fernando, espero que lo leas...creo que te gustará mucho. Desde luego...Woolf es indispensable, diferente, locuaz,...y sus libros son muy inteligentes...Es simplemente,...increíble.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  18. Estimada María:
    Soy José Castro y estudio historia en la UAM. He realizado un trabajo sobre Una habitación propia que me gustaría que leyese para, si tiene tiempo y quiere, que me diese su opinión critica sobre él. No sé como ponerme en contacto con usted. Así que escríbame un correo a jcastroalamo@hotmail.com y con gusto le envió mi trabajo
    Reciba un saludo cordial.
    José Castro del Álamo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por venir aquí, y por pensar que podría leer tu trabajo sobre este libro tan especial.
      Estoy convencida de que lo habrá escrito de maravilla. Sólo por elegir hacer un trabajo sobre él.
      Tiempo, no tengo mucho, pero me encantará leer su trabajo.
      Un saludo,
      Mi correo: juntoaunte@gmail.com

      Eliminar