El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 24 de mayo de 2013

El año del jardinero de karel y Josef Capek

Por casa deambula un librito que no paro de ojear a pesar de no ser yo quien lo esta leyendo. El libro en cuestión está escrito por la pluma de un escritor checo: Karel Capek e ilustrado por su hermano Josef. Ambos de nacionalidad checa y con curiosidades muy particulares. Como por ejemplo, se dice que fue el inventor de la palabra robot...y por eso en su tumba, quienes la visitan suelen dejar un robot.

El librito en cuestión está dividido en meses, y cada mes tiene un contenido diferente...con un sentido del humor muy especial...Satiriza sobre el jardinero fiel y fanático que hasta duerme cerca de sus herramientas en los meses en los que no puede hacer nada en el jardín.

El libro despierta risas constamente...Además, de pronto, se puede poner ha hablar de botánica, como de las propiedades de la lluvía bienhechora o sobre las bellezas del Otoño.
Estoy la mar de encantada de que el lector del libro en ocasiones lo deje olvidado, y sea yo quien se encuentre con sus hojas...
Una de las "lindezas" del libro:
(estamos en el mes de agosto y el jardinero está enojado consigo mismo por haberse ido de vacaciones)

Las flores del campo no son ningún problema; el jardinero fanático siempre se las arregla para desenterrarlas a fin de incoporarlas a su jardín. No ocurre lo mismo con otros objetos naturales. "Dios mío -se dice el jardinero a la vista del Matterhorn (también llamado Monte Cervino) o de la Gerlachovka-, ójala tuviera esta montaña en mi jardín y este trozo de bosque con los árboles gigantes y este claro, y este torrente o, mejor, este lago! Y allí hay un prado que quedaría de maravilla en mi jardín, igual que un trozo de ribera marítima; alguna ruina de un monasterio gótico también me iría bastante bien. Y me gustaría tener este tilo milenario que hay allí (...)
Debéis saber que hablo del jardinero de jardín y no de los amantes de vergeles o de huertos. Que los primeros se alegren con sus manzanas y sus peras, que los segundos se feliciten de las dimensiones sobrenaturales de sus cardos, sus calabazas y sus apios. El verdadero jardinero, por su parte, siente con todo su ser que el mes de Agosto es el principio de un cambio. Todo lo que crece se marchitará".

Quien espere encontrar en este libro una guía de jardineria y de consejos sobre plantas, se verá decepcionado. Es más bien un libro poco común, con el que descubres la obsesión por el jardín con mucho sentido del humor.

El libro se publicó en 1929 y casí diez años más tarde, el escritor murió enfermo creo que de neumonía, el día de Navidad de 1938. Los nazis le estaban investigando y fueron a su domicilio meses  después de su muerte. Se llevaron a su esposa, Olga, una actriz de teatro,  para interrogarla, y luego la dejaron libre. Su hermano, tuvo peor suerte y acabó sus días en un campo de concentración nazi. Previamente, Karel,  había escrito una sátira sobre el nazismo "La guerra de las Salamandras". No sé si esta traducida, pero investigaré. (Está traducida).

Dicen que este es el mes de la flores...cuando todo lo que has ido sembrando encuentra por fin su momento de florecer. Donde vivo ahora puedo disfrutar del gozo ver crecer  las "malas hierbas", además de alguna plantita y flor que he logrado sembrar. A pesar de que en este pequeño librito, el jardinero lucha incesamente contra los hierbajos...¿Por qué son "malas hierbas"? Siempre me lo he preguntado, pero ahora más...cuando veo crecer los cardos. Además, la flor del cardo es por excelencia el símbolo de Escocia...¿es que antiguamente no tenía tan mala fama? ¿Las rosas por el hecho de tener espinas, no serían también "malas hierbas"?? Todo esto lo pregunta una profana de las plantas y flores.
La verdad es que al final, tendré que quitarlos, pero siento verdadera lástima...son en sí mismos bellos, y al mismo tiempo se defienden de ser devorados. Pero de momento, si miro por la ventana, puedo verlos sin temor alguno y disfrutar de su gran belleza.
Cuando bajo a la ciudad, durante el trayecto veo campos llenos de cardos en flor y os aseguro que el paísaje es realmente bonito y más este año que ha llovido tanto.

Espero que encuentre el equilibrio entre las plantas, árboles y flores...y las "malas hierbas"...quiero dejarlas a ellas también un lugar en este pequeño jardín.

Los libros y los tes siguen ocupando mi tiempo, pero es verdad es que en estas últimas semanas he tenido menos tiempo libre...para pasarme por aquí. Espero contaros pronto los últimos libros leídos. Éste no puedo decir que lo haya leído entero...lo he ojeado...y terminará cayendo...

49 comentarios:

  1. ¡Oh, dios, me lo apunto! Especialmente ahora que tras ver varias películas de la Nueva Ola Checoslovaca he vuelto ser una "checoslovacófila"... Es una lástima que no se traduzcan más autores de ambos países porque hay obras geniales...

    Bisous!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cicely, que bien verte por aquí...yo también tuve un tiempo una vena/ola checoslovaca...cine, libros, etc...
      Sí que es una pena que haya tantos autores extranjeros que no se hayan traducido.
      Éste es una delicia.
      Besos!!

      Eliminar
    2. El año del jardinero es un libro excelente, distinto, muy bien traducido además. Ya que te gusta el cine de autor, me atrevo a recomendarte "La gran belleza", una suerte de Fellini made in 2013, con una gran inventiva visual -al que a lo me mejor le sobra algo de metraje, pero excelente-. Y ya puestos un espectáculo muy hermoso de ballet, acobacia, luz titulado "Alchemy" montado por el grupo Momix y que puedes ver en Teatros del Canal en MAdrid. Ah, me olvidaba: felicidades por tu blog.
      Carlos

      Eliminar
    3. Muchas gracias Carlos, lo tendré en cuenta.
      Tomo nota de ambos espectáculos...El Ballet me gusta mucho.
      Saludos y feliz Navidad!!

      Eliminar
  2. ¡Qué libro más curioso! Parece uno de esos libros que no son para leer del tirón sino para disfrutar entre lecturas de algunos capítulos ¿Verdad? Me lo apunto. Ya nos dirás si encuentras el otro libro aunque sea en inglés.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, es muy agradable y curioso, como bien has dicho. Es para disfrutar de sus capítulos. Lo puedes dejar aparcado y luego volver,...no tiene pérdida.
      No estoy muy en la búsqueda de la Guerra de las Salamandras...prefiero que sea el libro quien se encuentre conmigo en este caso.
      Un beso!! Y felices lecturas!!

      Eliminar
  3. Las malas hierbas son a menudo realmente bellas, las que tienen flores me da pena arrancarlas de mi jardín y las dejo por un tiempo
    Un campo de cardos es una preciosidad a cualquier hora del día y es cierto que este año parece que hay más flores que nunca,lástima que por aquí ya empiezaa hacer calor y comienzan a secarse
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien me vienen los consejos jardineros...soy toda una inexperta pero tengo claro lo que no quiero: cesped, ni losetas...
      Creo que cuando empiecen a secarse, aunque cueste más sacarlas de la tierra, será cuando me despida de ellas. En fin...es una lástima, la verdad...
      Un beso y gracias!!!

      Eliminar
  4. En casa es mi marido el jardinero. Tiene muy buena mano para las plantas y tenemos gracias a él unas rosas bellísimas. Al hablarnos de este libro, querida María, he sentido una gran ternura por mi jardinero particular y me encantaría leerle fragmentos de EL AÑO DEL JARDINERO. Siento que otro ser único fuera víctima del nazismo. Cada uno de los seres que mataron era único y especial y muchos de ellos nos hubieran seguido dejando una obra artística y humana irrepetible. Espero que nos hables de ese libro que buscas en castellano.

    Gracias María por otra entrada especial e interesante!! Buen fin de semana!! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Minomalice, que bonito!! Tener un jardinero en casa!! Pues este libro, puede que le guste,...aunque no trate fundamentalmente de jardinería. Al mío le están empezando a gustar mucho la tierra...
      También yo siento que haya sido víctima de las atrocidades a las que puede llegar el ser humano. Gracias a ti, siempre es un placer leerte. Me encantan estas conversaciones de té que tenemos de cuando en cuando. Es como recibir "cartas". Espero que tengas un fin de semana muy entretenido y lleno de lecturas y creaciones interesantes.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  5. Hola! La guerra de las Salamandras lo publica Hiperión y por si te costase encontrarlo te diré que en Madrid la editorial tiene su propia librería (Muy recomendable) en la Calle Salustiano Olózaga. bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss Winnifred!! No sabes la alegría que me das. Lo anoto de inmediato. Y la calle de libros también. Gracias!!!
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  6. No conocía al autor, pero me ha parecido una delicia de libro. Espero que puedas leer el otro que buscas y nos cuentes tus impresiones.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Al menos tienes algo de tiempo para leer y de vez en cuando entrar a los blogs, yo estoy en esa etapa del año donde me siento absorbida por obligaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciana, se te echa mucho de menos. Imagino que ahora no puedes darnos ni darte ese tiempo, pero todo es movimiento,...pasará ese tiempo de absorción.
      Un beso gigante, Luciana!!

      Eliminar
  8. una propuesta original sin lugar a dudas, aunque no me llama tanto como para leerlo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Meg, acercate a una librería y ojea el libro...luego me respondes...Un besin enorme!!

      Eliminar
  9. La verdad es que este tipo de libros "frescos" (como me gusta llamarlos a mi) son siempre un dulce descubrimiento eh!

    Un besazo desde pianodeazucar.blogspot.com
    (Maria (tsetsetseries.blogspot.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, gracias por venir, bueno, creo que eres María...por lo que he leído en el blog de Sandra ahora eres tú la escritora.
      Pienso como tú...es un libro fresco...renovador...muy agradable.
      Un beso!!

      Eliminar
  10. María, Chequia me tiene fascinada desde que leí "La insoportable levedad del ser" o "La hora estelar de los asesinos", pasando por nuestro escolar Kafka.

    Me apunto tu sugerencia que, seguro, como siempre, termina por ser un acierto.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Hacía mucho que no te veía por aquí...Tengo muchas ganas de conocer checolosvakia..pero no en cualquier estación...Otoño, invierno...pero verano no.
      He leído a Kafka, y la insoportable levedad del ser me lo regalarón y aún no he podido leerlo...no he podido, porque cuando trato de adentrarme en el libro, he de salir corriendo de él...no sé...será que no escogí el momento adecuado.
      Qué disfrutes leyendo y disfrutando de un feliz día!!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo. Aunque no te haya puesto comentarios hace tiempo, te sigo siempre que publicas porque éste es uno de mis blogs favoritos.
      Un saludo

      Eliminar
    3. Gracias guapa!! Yo también te leo. Un beso grande!!!

      Eliminar
  11. Una vez más nos descubres un maravilloso tesoro. Esta vez pequeño en apariencia pero grandísimo en contenido:)(quizás como una pequeña semilla de jardín...) No conocía a estos buenos hermanos con vidas tan interesantes. El humor es vital en la vida. Las ilustraciones son buenísimas. Tan sencillas como expresivas... y muy simpáticas. Creo que palabras y dibujo se complementan a la perfección en este caso. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, es algo así...como una pequeña semilla en el jardín...va creciendo y te va haciendo muy feliz...de igual modo es este libro...es sorprendente...
      La vida de los hermanos es sumamente interesante. Lástima que no podamos seguirles leyendo.
      Gracias a ti por tu visita.

      Eliminar
  12. Precioso ese libro, también dejo reservadas algunas orillas incultas en el jardín, para cardos, malvas, dientes de león, margaritas y amapolas, que ya estaban aquí antes de que invadiese su país...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, me gustaría dejar siempre un espacio a estas plantas autóctonas, pero también quiero sembrar flores aromáticas, medicinales, etc...Espero poder lograr una agradable combinación y equilibrio.
      Gracias por pasar por aquí...este libro...es una delicia.

      Eliminar
    2. A lo peor me tomas por un sabelotodo, pero sí lo deseas, tengo unos apuntes sobre jardinería y por afición, ya he diseñado el jardín de dos amigas que no parece que hayan quedado descontentas con mis propuestas...

      Eliminar
    3. Carlos, estoy convencida de que aprendería mucho de tus consejos de jardineria...de hecho no sé que hacer con los bichitos verdes que dejan a los árboles sin vida. Me encantaría ver tu propuesta de diseño. Tengo un trozo chiquitín, de muy pocos metros: 40 creo.
      Bueno ya me dirás...
      (siento haber tardado en responder...)

      Eliminar
  13. Admiro muchísimo a estos escritores que son capaces de hilar una historia que casi no se sabe cómo describir pero que te atrapa. Qué talento más increíble!

    Y como siempre una entrada muy bonita! escribes con tanta emoción y sentimiento que siempre que disfruto muchísimo leyéndote!

    besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jane Austen, la historia tiene un gran argumento!! La ansiedad de los jardineros!! Hay mucho de qué hablar...y Karel lo hace con una excelente maestría y sentido del humor. Quizá eso es lo difícil...hacer las cosas sencillas!!
      Gracias, de verdad, por tus palabras...me hacen crecer como un globo.
      Ya me dirás qué te ha precido el libro, sí algún día te encuentras con él...a mí no hace más que hacerme ojitos cuando ando por casa...También sucede que actualmente, dispongo de algo de tierra, y me siento como una profana en la materia, y a veces, soy una jardinera muy humorista...en fin...ya veremos cuánto me dura la obsesión de las flores...
      Un abrazo enorme!!

      Eliminar
  14. Hola María!
    Al principio, cuando he leído el título del libro, me he dicho: "éste no es para ti, que eres una negada y no distingues un geranio de cualquier otra flor de colores". Pero al leer tu entrada me ha gustado que no haga falta ser un entendido en la materia para poder disfrutar de la obra. Y, además, si el autor sabe sacarte una sonrisa pues ya mejor que mejor.
    Tengo un amigo que es un apasionado de la jardinería, se lo recomendaré también para que lo disfrute :)
    Ahora, lo de que K. Capek inventó la palabra robot, me lo guardo para mí y lo suelto en la primera comida de amigos que tengamos, voy a quedar como una diosa entre todos los ingenieros.
    Es curioso también el culto a las tumbas de los autores. En la de Tolkien también había varios objetos, libros, ofrendas, notas de agradecimiento... Los descendientes deben de quedarse orgullosísimos cuando ven que la gente, incluso la que no es religiosa o las que no suelen pisar un cementerio nunca (como es mi caso), visita sus tumbas y "hablan" con ellos para darles las gracias por sus obras.
    Muchas gracias por el descubrimiento María y Felicidades por tu jardincito! Yo me acabo de hacer con un aloe vera que me prometió el del vivero que era imposible que se me muriera, a ver... porque lo de que se me dé fatal el cuidado de flores, me viene de familia.
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi queridisima Mª José, sin duda alguna, si me conocieras, lo de las flores y yo no ha perdurado mucho. He llegado a matar a un ficus que se supone que no mueren nunca...jajajaja!!
      Y mi conocimiento de plantas se limitaba a las petunias, pensamientos y poco más...pero con esto de disponer de algo de tierra, me estoy aficcionado a conocerlas y a reconocerlas. No llego a un nivel de nada...simplemente las llamo por su nombre...y las saludo cada mañana. Sé que la mayoría morirán, por ser de temporadas y otras por los cuidados o no que les profese...pero este año me ha sobrevivido dos de las plantas navideñas, y eso...querida...ha hecho que me replantee lo de ser jardinera. ¡¡Qué optimista!! (no te contaré las que se me han muerto...pero sí te diré que son más de dos).
      Con esto de leer, y averiguar algo del autor...una se lo pasa en grande descubriendo detalles de las vidas de los escritores. Lo de la palabra Robot fue genial...y como bien dices, luego una saca estas cosas en cenas con amigos, y todos se quedan a cuadros. Hace poco, una amiga me dijo, ¿dónde encuentras los libros que compras? Le dije que en las librerías, que estaban menos escondidos de lo que creíamos...
      Lo de las tumbas es de lo más singular. Yo si que sigo una espiritualidad, pero desde luego, los cementerios nunca han sido mis lugares preferidos...aunque cuando viajé a Austría, me di cuenta de que eran hermosos jardines, y claro...me opinión cambió mucho. Pero no visito las tumbas, actualmente. Eso sí, como bien dices...no me privé de visitar la de Tolkien...no dejé ningún objeto. Creo que no le habría gustado. Pero sí una oración y pensamientos de agradecimiento.
      El libro es una delicia, y te ríes mucho con el protagonista anónimo jardinero obsesivo. Y ahora que estoy leyendo un libro muy brtish, cuando hablan de los jardínes no puedo evitar sonreir y ver similitudes con este de Karel.
      Gracias por venir por aquí...me gusta muchísimo leerte!! Qué tengas un buen día en el Lapin. Un beso enorme!!

      Eliminar
  15. Una vez alguien me dijo que las malas hierbas son aquellas que crecen mientras que esperas a que crezcan las que tú quieres, jeje! De echo se las llama así porque tienen un crecimiento más rápido y se extienden con facilidad, quitando los nutrientes de la tierra a las demás plantas o flores que suelen estar más valoradas. No por eso, las malas hierbas no deben tener su espacio. Yo soy una gran defensora de ellas! Y no hablemos de los cardos! Me encantan!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje...si...seguramente es lo que suele suceder. Este año, he querido que fueran ellas quienes crecieran y abarcaran todo el jardín. Soy amiga de los cardos y del resto...pero ciertamente también del cerezo y me temo, que si quiero que siga con vida, tendré que quitarle algunas hierbas que le rodean.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  16. Mmmm, ¿buscando ya libros para la tertulia de jardines? ;)
    Un beso,
    Noemí.

    ResponderEliminar
  17. María que bien volver de viaje y poder disfrutar leyéndote. Y además si nos hablas de flores mejor que mejor. A mi me encantan! Creo que todo empezó bien pequeña cuando mi madre me compró un libro titulado "El lenguaje de las flores". Con unas ilustraciones preciosas recogía todas las leyendas asociadas a cada flor y encima estaba perfumado con aroma de violeta. Lo guardo como un tesoro y nada me gustaría más que tener un jardín donde cultivar mis flores. El gran problema...Que cada vez que compro una planta se me muere enseguida!! Ay que desgracia! Yo no se lo que hago mal, es una maldición!
    Hace unas semanas me compré una hortensia y el florista con todo su buen corazón me preguntó si era para plantarla en mi jardín (ojalá pensé yo), y me dió indicaciones para cuidarla; bueno pues no me duró ni una semana! Al final mi único consuelo es tener siempre en casa algún ramo de flores, aunque sean unas sencillas margaritas. No concibo un hogar sin flores o plantas y espero algún día tener más suerte con mi faceta de jardinera :)
    Un beso muy grande y feliz semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie, qué bonito leerte!! Tengo varios libros sobre el lenguaje de las flores, todos ellos, me parecen preciosos. Lo de estar perfumado no ha llegado a sucederme. Algunos tenían flores de jazmín, o petalos de rosas, pero no eran los que hablaban precisamente de flores...
      Me ha encantado tu historia con la hortensia. A mí me suelen pasar cosas parecidas. Supongo que necesitan más sombra, menos calor y más luz y poca agua...y tal vez,...toda esa armonía no suele darse siempre.
      Eso de tener la casa siempre con flores es fundamental...a mí también me pasa. Ahora duermo con rosas que me llevo del jardín de mis padres y tal vez...comenzaré a llevarmelas del mío...ya veremos. La Queen Rose que planté...se está haciendo de rogar...
      Un beso grande!!

      Eliminar
  18. A pesar de que me gustan las flores, al final nunca me aplico y me dedico a investigar más sobre ellas. Es uno de esos temas que tengo pendientes eternamente y que pienso que siempre tendré tiempo para él "en el futuro". Ni siquiera puedo tener una maceta en el balcón porque no cabe...
    Ya te puedes imaginar que me había fijado en este librito pero últimamente he derivado mucho en las lecturas. Ya te contaré ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Little Emily, siempre hay hueco para las flores...aunque sea en jarrones. Las margaritas duran mucho, y cuestan muy poco. Además, últimamente, estoy descubriendo que poseen muchos beneficios...el sencillo hecho de que estén por casa, dan más armonía, transmiten paz, sosiego, alegría...son espectaculares.
      Un beso grande!! Estoy deseando saber de esas lecturas derivantes...

      Eliminar
  19. Me encanta el fondo de papel y bici, las plantas y los libros antiguos!
    Buen descubrimiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eloise, gracias...la verdad es que me gusta mucho montar en bici. Ahora aprovecho mucho más esa alternativa.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  20. Hola María, si que es un tema interesante el de los jardines, yo ahora estoy obsesionada con tener siquiera solo una plantita sembrada por mi, me voy a comprar mi macetita y una semillita, será como mi hijo.
    En el colegio nos hicieron sembrar en el biohuerto y por más que mi papá me compró me compró los mejores productos para plantas, no creció ni malahierba :O
    Me gustaría mucho el libro, sobre todo si es gracioso :D, una pena lo del escritor.
    Un abrazote! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar!! Estoy volviendo a sentir placer en eso de plantar algo y ver como crece...es como un milagro. Aunque algunas milagrosamente se me mueren y me da mucha pena...
      Lo del escritor es una pena, sí... Parece que las vidas más interesantes llevan consigo sufrimientos...
      Eso del biohuerto suena genial...
      Un beso grande!!

      Eliminar
  21. Ahh María, disfrutarte siempre es un placer, me relajo, aprendo, y me llevo cosas muy positivas para mi vida.
    Soy una terrible jardinera, y este año quiero que este verano mis hijos vayan a clases de huertos urbanos a ver si les da por cuidar uno aquí en casa (que si me hago cargo yo, no dará nada). Pienso que puede ser educativo, y los aleja de la computadora y los juegos de video...pero ya están en una edad en que ellos han de decidir. Yo planteo la idea...espero que germine ;-)
    un beso fuertísimo,
    Ale.
    pd
    estoy feliz porque acabo de checar las librerías de aquí, vía internet, y parece que ambos libros están disponibles ¡yei!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, bienvenida al club!! Yo soy una pésima jardinera, pero me encantaría poder mejorar y aprender...Intento hablar con ellas, a veces parece que funciona, pero no siempre. Supongo que tengo que encontrar el equilibrio con cada una.
      Un beso muy grande y me alegra saber que puedes contar con ambos libros en tu librería.
      Besos!!!!

      Eliminar