El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 2 de diciembre de 2013

Las niñas buenas no van al Polo Sur, Liv Arnesen y un sueño


Hay un proverbio hindú que dice..."puedes alcanzar tu objetivo siempre que tus motivos sean honestos y estén en armonía contigo mismo y con las leyes de la naturaleza".

Puedes estar más o menos de acuerdo con este proverbio, pero hoy en día...¿quién reta a sus sueños? ¿Quién trata de inspirarse en ellos y a pesar de las dificultades  pretende seguir hacia delante? ¿Y qué sucede cuando un sueño importante, se hace realidad?

Desde niña, igual que Liv, la autora de éste precioso libro,... he tenido sueños. Esos sueños que hacen que sigas pensando que puedes llegar a conseguir lo que te propongas...lo importante es no perder el rumbo,...llenarse de mensajes positivos y mirar hacia delante...
Pero...los sueños tienen también su cara oculta...esa de la que no se habla mucho y es que...normalmente requieren de esfuerzo, de algunos fracasos, de desánimos, de transformaciones, etc... Muchas veces no estamos dispuestos a pasar por las dificultades por sí después no llegamos a la meta deseada.
Y como dice Liv, hay que prepararse también para el fracaso...con la firme idea  de que seremos capaces de conseguirlo.

¿Quién era Liv Arnesen, me dije cuando llegué de Norway este verano?  Es la mujer que soñó desde niña con el Polo Sur. Con la experiencia de cruzar océanos con niños y niñas de todo el mundo...Y es la primera mujer que llegó en solitario y sin apoyos al Polo Sur. Hizo su sueño realidad...caminó 1100km sola, durante cincuenta y un días...y a pesar de ser un sueño que tuvo en su niñez, no lo hizo verídico hasta la Navidad de 1994. 

A sus 41 años, llegó a cumplir un sueño...Tal vez, habría querido que esto sucediera antes, pero no pudo ser...y como  dice, puede que fuera ella misma quien se ponía las dificultades. Fue al comprobar que otra persona hizo el mismo viaje que ella tenía pensado realizar  y que fue capaz de organizarlo con menos medios de los que pensaba en un primer momento que necesitaría, esto fue lo que la arrastró a decidirse.

Muchas veces los miedos, nos paralizan e impiden que lleguemos a mirar hacia delante...por eso es importante enfrentarse a ellos...(no era el caso de Liv)

Liv Arnesen firmando mi libro...
Foto tomada por mi móvil, y he añadido un texto
que escogí de la introducción que hizo
en el diario de Amundsen
Conocí a Liv este jueves pasado...y observé que los sueños no se detienen...tienen su sentido, y su propio camino...Ella no solo fue al Polo Sur, sino que su experiencia...la vivencia de estar sola en la nada y sin nadie, ni si quiera bacterias alrededor...ha hecho de ella, una persona diferente...
Al pasar por numerosas dificultades y tener que tomar decisiones complejas, está formada sobradamente, para poder enseñar...ella ya era profesora, pero ahora...con ese bagaje personal que la acompaña, ayuda a muchas personas, especialmente a los niños y niñas a creer en sí mismas y retar sus sueños...
También ayuda a personas con dificultades sociales.
Y por lo visto... sigue soñando...en 2014, tiene un proyecto con niños y niñas en la India...un proyecto de concienciación del agua y la crisis que hay...también, con su amiga Anne Bancroft (no la actriz), y siete mujeres más de otros continentes, irán a la Antártida de nuevo...

Estuve sentada un rato, observando las diapositivas que nos iba poniendo y viendo como fue capaz de cumplir su sueño. La miraba con asombro, porque a pesar de que posee una gran fuerza de voluntad, también es importante llenar la mente de mensajes positivos... saber que puedes conseguirlo, a pesar de las dificultades...

En esos días de soledad en el que viajaba arrastrando unos 84 kg más... la mochila que llevaba en sus hombros...una ha de estar preparada para tanto silencio...y probablemente tuvo días en los que era difícil continuar... Para no perder la concentración, nos dijo que era importante tener la mente ocupada en algo. Ella ya sabe como entrenar su mente...se conoce muy bien a sí misma...de manera, que escogió cada noche, antes de dormir en su tienda de campaña, la lectura de poemas. Luego iba pensando mentalmente durante el día en el poema aprendido la noche anterior...

Más tarde, cuando tuve la oportunidad de charlar un rato con ella, y con mi inglés "vagabundo" la pregunté qué poemas leía...de qué autor o autora...me dijo el nombre y era un poeta noruego...y añadió que no cree que esté traducido. Al llegar a casa traté de buscarlo, pero no conseguí descifrar lo que entendí...

Liv, es una persona encantadora, muy accesible, con gran sentido del humor y muy sencilla. Apetece sentarte con ella y charlar largo rato...o simplemente escucharla. 

En casa ya hay un apartado de viajes, y junto a él está el de los grandes y pequeños exploradores y exploradoras. Y hace poco tuve la suerte de recibir este regalo...un libro que cuenta la experiencia de una mujer en el desierto polar. Cómo es eso de viajar una misma, de cumplir un sueño sin mirar  hacia atrás...Supongo que se trata de tener claros cuales son tus ilusiones y no dudar en tratar de hacer camino hasta llegar a ellas.

Acabo de empezar el libro, con muchas ganas, y no tengo más que elogios para él. Puedo contar poco, pero estoy convencida de que llegará a conquistar los corazones de quienes lo lean.
Fue un regalo verla,...muchas veces tenemos más cerca nuestros sueños de lo que creemos...quizá hace falta estar atentos...

Las fotos son la mayoría escogidas por internet. Salvo dos que he hecho con el móvil (la del autógrafo y la de ella firmándolo).

Por cierto...feliz Adviento...

18 comentarios:

  1. Qué suerte!! Valoro mucho estos encuentros con personas con una viviencia enriquecedora. Creo que son en sí mismos un regalo, algo muy positivo. Desde luego, espero leer pronto este libro. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Thornton!! Conocer a personas siempre es interesante, pero en este caso, no solo por el hecho de llegar al Polo Sur, sino por cómo es ella: su manera de transmitir, su paz interior, su sencillez...hacen que pienses que los sueños están más cerca de lo que crees y que no son tan difíciles de conseguir como creemos. Necesitamos creer más en nosotros mismos y la vida nos ofrecerá las alternativas...
      El libro está muy bien. Avanzo despacio, pero de forma continuada.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. María que encuentro tan especial! Me enamoré de las fotos de tu viaje de este verano, y me he ayudado de ellas para hacerme una idea de la aventura que inicio Liv Arnesen.
    Sin duda su libro tiene un mensaje precioso, ese mismo que te ha dejado en tu ejemplar. Que pena que no pudieses descifrar el nombre de ese poeta noruego; aunque bueno en caso de que no estuviese traducido iba a ser un poco difícil pillarle algo en Noruego :)
    Como del libro si que podemos disfrutar me lo apunto como fuente de inspiración. Muchas veces somos nosotros los que ponemos límites a nuestros sueños, así que un pequeño empujoncito no viene nada mal :)
    Un besito grande maría, que bien estar de vuelta en tu rinconcito. Tus entradas antiguas me van a acompañar en la hora del café!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie,...¡¡qué alegría, verte por aquí!! Liv Arnesen es sumamente imprescindible para a quienes nos gustan los viajes, las aventuras, las expediciones. Te la recomiendo muchísimo.
      Como digo más arriba es una mujer muy sencilla, que simplemente se ha entregado a sus sueños y retos personales...y que no se guarda para sí misma ese enriquecimiento, sino que quiere ayudar a quienes les cuesta salir de las dificultades. Ha llevado programas de drogadicción y también está muy pendiente del medio ambiente. Allí en Noruega, quedarse cincuenta días en la nieve no es una hazaña. A la mayoría les gusta esquiar...vivir las montañas blancas y también disfrutar de momentos sencillos, como tomarse un café mientras lees el periódico...
      Creo que Liv, te llevará al Polo Sur en su viaje...pero también al mundo de tus sueños e ilusiones...

      Jajaja...me dijo el nombre del escritor noruego...pero no entendí nada absolutamente...quizá tenía que haber pedido que me lo escribiera.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  3. Una persona muy interesante que permanecerá desconocida para la gran mayoría por haber logrado solo un "reto personal", pero que es el tipo de personas que nos inspiran a los demás a conseguir nuestros sueños.
    No me parece que 41 años sea tarde para conseguir un sueño. Espero seguir soñando hasta el mismo día en que todo se acabe, que mi vida tenga un proyecto tras otro y que los vaya consiguiendo y disfrutando. Soñar es muy importante.
    Me ha encantado que nos presentaras a esta interesante mujer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca,...desde luego...los cuarenta no son tarde para cumplir tus sueños...pero cuento lo que ella hubiera querido, aunque luego...mientras la lees, descubres que era el momento...ese...y no otro.
      De todos modos, hay sueños que llevan inscritos el tiempo...de manera, que o se transforman o se pierden...
      Por supuesto hay que seguir soñando. Mi abuela lo sigue haciendo y eso es toda una inspiración...
      Saludos desde el Polo Sur!!

      Eliminar
  4. Liv ha encontrado la manera de compartir su experiencia personal y excepcional para que no se quede en el yermo territorio de los "records deportivos". Su libro te cuenta, con base firme, como puedes convertir un sueño en un plan factible y llevarlo a cabo. Una mujer impresionante. Gracias también a ti por compartir este encuentro con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Metafora Nord, leyéndola crees que todo es posible...y ese es el mejor regalo. Desde luego, es una mujer impresionante.
      Gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  5. Algunos de mis sueños han adquirido ese color sepia de las viejas fotografías. Aun así, ahí están y cada día los visito y como en los álbumes de Scrapbooking les voy poniendo lacitos, corazoncitos, mis propios dibujos... y los dejos más bonitos. Lucho por que se hagan realidad al mismo tiempo que contemplo ambas posibilidades, que en efecto logre su realización o que fracase. En todo caso me han acompañado desde hace tanto que son parte inseparable de mí y nunca hasta el último aliento renunciaré a ellos. El libro de esta asombrosa mujer de la que nos hablas en tu entrada debes ser muy estimulante y una adecuada guía para no desfallecer, me lo apunto. Qué maravilla que la conocieras. Me ha entusiasmado desde luego que eligiera leer poesía para mantener la mente centrada.

    Gracias por otra entrada interesantísima. Un besazo enorme, querida María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Minomalice...querida mía...yo no sabía nada, fue un encuentro fortuito y a la vez premeditado. Me llevaban de sorpresa...quien me regaló el encuentro sabía lo mucho que me entusiasmaba conocer a esta gran mujer. Con el libro me habría bastado, jajaja...

      Me gusta muchísimo lo que dices acerca de tus sueños...esos que están cogiendo color sepia y a los que sigues cuidando. Gracias a los sueños e ilusiones caminamos de manera diferente por la vida. Son ellos quienes nos inspiran para ser mejores, para que el acercamiento a los demás, sea más sincero y sencillo...y tal vez nuestra mirada lleve el amor que se merecen quienes nos rodean.

      Una de las cosas que más soñaba después de llegar al Polo Sur, era darse una ducha y coger una taza de café, sentarse en una silla...y leer el periódico. ¡¡Maravilloso y sencillo, verdad!!??

      Leyendo a Liv, una se siente diferente...cree que de verdad, esos sueños que tenemos arrugados y mil veces acariciados...se pueden hacer realidad...

      Se relajaba con poesía, porque a ella le funcionaba, pero no duda en decirte, que cada uno/a tiene su manera personal de relajarse...que es bueno conocerse mejor.

      Un beso muy grande, mi querida Minomalice y que los sueños e ilusiones nunca dejen de acompañarte...(y otros dejen de hacerlo para hacerse realidad)

      Eliminar
  6. María... estaba leyendo el proverbio hindú y casi se me caen los lagrimones. En las últimas semanas, se me ha presentado otro objetivo, otra meta por la que luchar y, a pesar de que es difícil de conseguir, lo estoy intentando con todo lo que puedo. Como dice el proverbio, tengo unos "motivos honestos" y "están en armonía conmigo", pero creo que me fallan las leyes de la naturaleza jaja Creo que no tengo el tiempo material para llevarlo a cabo, pero me da igual, lo voy a intentar de igual manera. Salga lo que salga. Te iré contando mejor.
    Tu entrada es genial, me ha venido como anillo al dedo. Ves ahí a Liv, luchando contra la naturaleza, la soledad, el cansancio físico y mental... y te da fuerza para afrontar cualquier reto que te propongas (aunque creo que tendré que venir a este post más de una vez este año para recobrar esa fuerza que nos has transmitido).
    Muchas gracias por descubrirnos el libro!
    Y ánimo también con todas las cosas que llevas por delante, este año vamos a trabajar duro y vamos a convertirnos en auténticas heroínas! (aunque sea a pequeña escala, la heroína de nuestra casa... algo es algo).
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MªJosé, estoy convencida de que cualquier proyecto que emprendas tendrá su recompensa...de una manera u de otra. Creo que hay poner todo lo que tengamos en nuestra mano para salir adelante y con eso...ya es mucho...lo demás no nos compete a nosotras/os.

      Liv es impresionante,...te la recomiendo...es inspiradora, y dan ganas de salir corriendo con la mochila a descubrir cualquier rincón del mundo. Pero quizá nuestra heroicidad sea quedarnos...y comenzar de nuevo cada día, con el estímulo de que estamos construyendo algo mejor...
      Un beso y abrazo gigante!!!

      Eliminar
  7. Los sueños los llevamos dentro haciéndolos cada día un poquito más realidad. Y juntarnos con gente que consigue los suyos no hace más que animarnos a no desfallecer cuando los nuestros se balancean a cada paso.
    Me ha gustado imaginar a la autora enfrentándose a dar un paso tras otro en la nieve con las letras de un poema en la cabeza.
    A veces yo me siento así, las historias se mueven por mi cabeza mientras camino y me acompañan, haciéndome más fácil, más ameno, más bonito el camino, y sintiéndome acompañada.
    Disfruta de la lectura!
    Un beso!
    Eloise

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eloyse...creo que esas historias nos acompañan a cada una de quienes seguimos por estos lares. A veces me gustaría poder trasladar mi pensamiento al papel...pero no siempre es posible. Eso es un arte.
      Disfruta también de esos paseos en los que parte de ti está vagabunda por el mundo.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  8. ¡Hola María! ¡que entrada tan bonita! hace poco estuve yendo a un curso sobre el viaje del héroe. Y una de las primeras etapas es el "llamado a la aventura". El héroe a veces se rehúsa a ir, por comodidad o por miedo, pero cuando enfrenta el miedo, se le da un elíxir, un don o regalo que regresará a compartir con los demás. Y no podrá ser el mismo después de esto, ha cambiado. Creo que ese viaje lo hacemos cada vez que estamos dispuestos a ir por un sueño. Y que no hay fracaso posible, pues aún cuando no lleguemos a la meta propuesta, lo que hemos aprendido en el camino siempre nos pertenecerá, y nos habrá dado herramientas nuevas para enfrentar el mundo.
    ¡51 días en soledad! creo que eso es más difícil que enfrentarse a las inclemencias del clima porque ahí te enfrentas contigo si o sí. No dudo que sea una mujer con una mente muy fuerte y que se conozca al dedillo. Tengo amigos que hacen meditación vipasana y dicen que después de 3 días en silencio, ves realmente a todos tus demonios internos y te tienes que enfrentar a ellos si quieres terminar los 10 días de meditación ;-)

    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, este libro te encantaría...
      Me encanta eso que dices sobre estar sola y encontrarse con una misma...hoy día estoy resulta difícil...no buscamos estar solos/as, sin nada...ni ordenadores, ni móviles, ni nada...solos nosotras/os con esos fantasmas/demonios que nombras.
      Vivimos en la sociedad del ruido...el silencio está muy codiciado...para quienes lo buscamos y es poco atrayente para quienes no lo buscan...
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  9. ¡Oh! Pensé que en su día te había comentado esta entrada y ahora veo que no... Nada, otro que me apunto, porque este tipo de historias me encanta. Me ha recordado un poco a "Learning to Breathe", de Alison Wright (me temo que no está traducido), que habla del afán de superación que impulsó a la autora a dejar atrás las secuelas de un grave accidente y poder seguir recorriendo el mundo (es fotógrafa de National Geographic). Muy recomendable también. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halcombe qué interesante lo que cuentas...buscaré algo sobre Alison Wrigth,...las historias sobre superación persona, me gustan mucho.
      Un besin muy grande!!

      Eliminar