El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 28 de abril de 2014

Tren nocturno a Lisboa

Los viajes en tren siempre me han apasionado...tienen algo diferente al resto de los viajes. Esta vez, el viaje fue desde que me senté en la butaca del cine,...con un perrito caliente escondido, y con una botella de agua que siempre viene bien. No acostumbro a comer en el cine, pero cuando coincide con la hora de la cena, no me queda más remedio que interceder...así, sin más equipaje,... y sin saber muy bien cómo... estaba ya viajando con el protagonista. 

A veces la vida te puede cambiar con un detalle,...algo que irrumpa en tu día a día de manera diferente. Y aunque no lo tenías previsto...te ves inmersa en una aventura de la que nunca habrías participado de haberlo pensado más de un segundo. 

De esta película no es bueno hablar mucho para no desenterrar la intriga...Es preciosa, y deja un rastro de lo más agradable. 

¿Somos los mismos después de dejar un lugar? ¿Hay algo de nosotras/os mismas/os que se queda allí? ¿Seríamos las mismas  personas de haber elegido de modo distinto la vida "del ahora"? 

Cuando vuelvo a ver "Antes del Amanecer" que siempre resaltan ese viaje en tren de dos desconocidos,...hay un momento en el que aparecen todos los rincones en los que han estado los protagonistas,...ahora ya vacíos y de otro modo, pero...parece que algo ha cambiado en esos rincones del mundo, tanto, que quizá algo de ellos se ha quedado allí.

Imagino qué viajes haría si no visitara los rincones vacíos de quienes admiro y de algún modo, quiero.  Seguramente, no sería igual mi viaje,... si no recorriera los lugares que siento que visitaban las personas que ya no están en este mundo...

Persigo los rincones que están ahora vacíos...Si no me sentara en el banco del parque en el que imagino que se sentaba Virginia Woolf, o si no visitara la casa en la que vivió Jane Austen, o si no recorriera el Jardín Botánico por el que paseaba Tolkien y/o C.S.Lewis...o esas librerías en las que seguramente encargaban algún libro...De algún modo, parece que han dejado su rastro en los rincones perdidos, "vacíos" de ellos...pero en los que parece que me encontraré con algo de sí mismos. Tal vez por eso los visito. 

Esta película, "Tren de noche a Lisboa",  recorre esos pensamientos, las historias de unas personas reencontradas por un desconocido...y a la vez, también es la historia de un libro. ¿Autobiográfico? Eso no nos lo dicen...pero sí existe un autor, un libro, una mente que imagina una historia similar...y un momento con la coherencia, con las contradicciones que sentimos en ocasiones con lo que sentimos que tenemos que hacer y con lo que hacemos...Pascal Mercier, pseudónimo de un escritor suizo, nos hace vernos a nosotras/os mismas/os desde una perspectiva diferente. 

Los símbolos, las palabras, los paisajes, los silencios...hacen que no quieras salir del cine...aunque ¿por qué no? Quizá haya un tren esperándonos, que nos lleve al lugar donde otros y otras estuvieron...y tal vez, puede que también nosotros, nos encontramos algo nuestro...

Hoy me ha llegado una sorpresa al buzón...The Persephone Biannually, con su marcapáginas correspondiente. Esta vez me ha hecho mucha ilusión, ya que es un tejido que fue diseñado por Vanessa Bell. 
Lo más interesante, es que corresponde a un libro escrito por Jonathan Smith y que trata sobre una historia real sobre dos personas que sufrieron la Gran Guerra. "Wilfred and Eileen", quienes se casaron en secreto y luego tuvieron que vivir su amor bajo los estragos de la guerra.

De este escritor, el pasado año, se ha llevado una de sus novelas al cine..."Summer February", aún no he logrado verla, pero promete ser una historia apasionante.
Las cuatro mujeres que aparecen en la portada de la revista, tienen otra historia...que será interesante investigar en otros momentos.

Tengo unas cuantas entradas encerradas, sin salir, por aquello de la falta de tiempo...pero poco a poco verán la luz. Iré visitando los blogs...también es un modo de viajar...

29 comentarios:

  1. Es una película que tengo muchas ganas de ver y te agradezco que no la hayas destripado.
    Que alegría me has dado con la revista de Persephone, se ve que me va a llegar próximamente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, espero que te deje la misma sensación que a mí...la disfruté muchísimo.
      Seguro que ya te habrá llegado tu Persephone a casa...con su correspondiente marcapáginas...
      Otro saludo!!

      Eliminar
  2. Mi querida María,
    que alegría volver a leerte y encima hablando de trenes con lo mucho que nos gustan a ambas. Me apunto corriendo esta película que me descubres y ya te contaré las impresiones que deja en mi.
    Mientras iba leyendo tu entrada no he podido sonreír al ver la foto de tu Biannually, a mi también me ha llegado esta mañana y que alegría al abrir el buzón. Lo he devorado esta misma tarde y he apuntado enseguida Wilfred y Eileen. Madre mía que preciosidad de libro, no puedo esperar a comprarlo y precisamente voy a hacerlo en la propia Persephone.

    El miércoles cojo el Eurostar hacia Londres y voy a pensar mucho en ti,en tus recorridos por Bloomsbury y en tu cariño hacia los viajes en tren :) Que tengas una preciosa entrada en el mes de Mayo y te mando un beso y un abrazo muy fuertes María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie...¡¡qué envidia me das!!...hace unos años yo también fui en el Eurostar a Londres y fue un viaje precioso. Me encanta que deje en la misma estación de St Pancras...tan cerca de muchos rincones en los que nos gusta escondernos. Disfruta mucho...y ya nos contarás que botín te traes de Persephone....Wilfred y Eileen tiene que ser muy especial...

      La película deja muy buena sensación.
      Un abrazo grande y buen viaje!!

      Eliminar
  3. ¡Qué bonitos son los viajes en tren! ¡Y qué bien lo has contado! Tiene muy buena pinta la película, agradezco que no hayas destripado la trama, sobre todo porque me has dejado con la cantidad apropiada de intriga.

    Y la revista de Persophone es una maravilla <3, ya me gustaría suscribirme, pero con la vida "nómada" que llevo en la actualidad me resulta bastante complicado. En fin, en un futuro será... Los viajes no siempre se hacen por placer...

    PD: Perdona por los testamentos que te escribo siempre, es que tus entradas invitan a la conversación :-D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Persephone, no Persophone, jeje, se me fue la tecla.

      Eliminar
    2. Marsar, pues la verdad es que es de intriga y ya he dicho mucho de ella...jajaja...para lo poco que quería contar. Es una película sencilla, parece que no sucede nada,...y está sucediendo todo.
      Espero que esos viajes de obligación tengan algún que otro "arco iris".
      Y escribe todo lo que quieras!! Me gusta leer...y de algún modo, conversar!!!
      Un beso grande!!

      Eliminar
  4. Viajar en tren es puro placer. Fíjate que no me planteaba verla, ayer en Pag2 comentaban la adaptación del libro y decían que no estaba a la altura. Ahora ya no sé. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Levanto la taza de té por eso!! Pues...verás...suelo no leer lo libros antes de ir a ver una película que hable de los mismo...porque casi siempre decepcionan más que el libro. A mí me ha gustado tanto así...tal y como es...que el libro lo que hará será rellenar esos huecos que faltan...esas incógnitas...y puede que añada escenas en mi imaginación. Ahora, siempre, el profesor, se parecerá a Jeremy Irons.
      Un beso enorme!!

      Eliminar
  5. Estaré pendiente entonces del buzón: ya sabía que sacaban los nuevos libros el día 24 así que ya debe estar al caer la nueva Persephone Bianually. Entonces sabré qué mujeres aparecen en la portada y cuál es su historia.

    Ya sabes cuánto me gusta viajar en tren y lo cierto es que llevo una época en que recorro Cataluña gracias a él: me gusta el traqueteo, el paisaje, cotillear por la ventana, leer, escribir... pasaría horas en ellos y cualquier trayecto se me hace demasiado corto. Supongo que es algo que nos pasa a todos los enamorados de los trenes ¿no? De momento, he vuelto poquito a poco a ir al cine y tengo pendiente ver la película y quizá el libro dentro de un tiempo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente, como le he dicho a Mariuca, ya tendrás tu Persephone en casa...y espero q tu marcapáginas te haya gustado tanto como a mí...
      De las cuatro mujeres que aparecen en la portada, tienen su historia, breve para mi gusto,...

      Los viajes en tren tienen algo especial,...el último que hice (a parte de los de cercanías a Madrid), fue que une Oslo con Bergen...y es impresionante...muy recomendable. Son siete horas de viaje, pero merecen muchísimo la pena. Fui con libros, aunque hay momentos para todo...para el té, para dormir, para leer, para observar el paisaje maravilloso que se te ofrece desde la ventana...
      Ya nos contarás qué te ha parecido la película...y el libro...
      Un abrazote grande!!

      Eliminar
  6. Los viajes en tren tienen una magia especial que muy pocas personas que yo conozca pueden escaparse a su encanto, y han inspirado tantas novelas... La colección de escenas "desiertas" del final de Antes del amanecer, fué sin duda lo que más me gustó y me hizo pensar después de verla... un bonito detalle. Me has enganchado con tus reflexiones acerca de esta película - novela, sobre las huellas que seguimos y las cosas pequeñas que marcan nuestras vidas. Muy interesante, una vez más, gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, los viajes en tren son realmente especiales...quienes los hemos hecho (imagino que tú también) siempre nos dejan una huella especial...El primero que hice de recorrido largo, fue a 100km antes de llegar a Santiago...y merecía mucho lo pena. Pasé la noche despierta...en el tren con asientos reclinables y con esa peculiaridad de los trenes más viejos...que tienen una especie de camerinos, aislados del pasillo...
      Me ha gustado eso de las escenas "desiertas"...así fue...aunque quedaba el recuerdo de lo que ellos fueron....y cuando fui a Viena, estuve buscando esos mismos rincones...
      Gracias por venir!!

      Eliminar
  7. El tren... puedo hacer un viaje de más de 6 horas en este medio de transporte (lo hago cuando voy a Almeria) y no me doy cuenta, se me pasa volando. Voy leyendo y sin que se me mueva o caiga el libro: no hay baches (bueno, a veces algún escaloncito), no hay frenazos, tráfico, casi nunca hay retrasos, la tranquilidad que se respira dentro del vagón... (excepto con los dichosos telefónitos a veces... yo pondría un inhibidor de frecuencia en algunos tramos jiji)

    Pero lo mejor de todo es el paisaje (¿más que el libro?) En el tren miras al vacio de lo que te ofrece la ventanilla (no elijáis pasillo!!!) y no sé por qué pero te pones a recordar cosas de tu vida y después, como quien no quiere la cosa, te dan ganas de escribirlo (puede que sea una manía mía... iré al psicólogo)

    Gracias por esta entrada. Una amiga mía estaba un poco desilusionada por las malas críticas que había recibido la peli, pero le pase el link del blog y se puso más contenta...

    Yo seguiré viajando todos los días en un extraño tren, tan extraño que se sumerge en las profundidades de la Tierra y me lleva a donde quiero. Lo malo es que no tengo un paisaje que ver, y es por ello que nunca me falta un libro que degustar. Sí, me estoy refiriendo al metro... su magia tiene también, sólo hay que encontrarla.

    Un saludete y gracias por regalarnos tus momentos

    Iván

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los trenes sor formidables...creo que a todas las personas que nos gusta mirar, observar,...que buscamos momentos también de paz...los trenes, son uno de esos lugares que proporcionan eso que buscamos...Siempre y cuando el ruido exterior nos acompañe...

      La película me gustó mucho, pero cuidado!!, porque sobre gustos...
      Cada quien tiene su forma de ver lo que nos rodea. A mí me gustó...muchísimo...porque hablaba de muchas cosas que pienso...es como encontrarte contigo mismo...y no todos pensamos igual, así que entiendo perfectamente que haya personas que no entiendan de lo que hablamos.

      El metro tiene su encanto,...y más desde que pienso que existe desde hace tanto tiempo...pero es verdad, que si me dan a elegir, prefiero andar, correr, pasear...antes que meterme en las profundidades subterráneas y ver a Julio Verne.

      Saludos mágicos y felices lecturas!!!

      Eliminar
  8. ¡¡Hola guapísima!!! Yo también disfruto mucho en los viajes en tren. Son especiales, no sé muy bien porqué. No he visto esta peli, pero te aseguro que lo voy a remediar pronto, porque tiene muy buena pinta
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian!! La película a mí me gustó, pero como digo, no a todo el mundo le gustan este tipo de películas.
      Remueve, te hace pensar,...pero también puede que salgas diciendo...¿y qué pasó? ¿este ya es el final?...pero...¿el final de qué?...
      Bueno, un beso y que disfrutes mucho si la ves!!

      Eliminar
  9. Yo sin perrito caliente pero igual que tú, me senté en la butaca y me dejé que me contaran una historia que me cautivó. Lisboa, esos jóvenes haciendo la revolución, me encantó.
    n abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustó muchísimo, Teresa!!! Tiene algo especial...pero me quedo con la revolución interior que hace cada personaje, y en especial, el los dos protagonistas...aunque todos son protagonistas de su historia, eso sí...
      Un beso muy grande!!

      Eliminar
  10. Hola María!
    Solo he viajado una vez en tren para ir a Machu Picchu, hace ya muuuuchos años, pero este año que es mi año de viajes, de todas maneras, ya veré a donde :)
    Esa peli que cuentas, nunca la he oído, ni de casualidad, supongo que no será muy comercial ya que no creo que esté en los cines.
    Pero si no me equivoco ahí está Jeremy Irons, que siempre me parece genial.
    En el cine solo como canchita, con gaseosa Inca Kola, sino no es cine jeje
    Me atraen mucho las historias de las guerras mundiales, así que me apunto el título que nos comentas.
    Te mando un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Madre mía!! El Machu Picchu...¡¡debe ser precioso!! Tengo unos amigos que acaban de llegar de Perú, y han estado haciendo ese mismo recorrido en tren...¡¡precioso!!

      La película merece la pena, pero hay gente que opina todo lo contrario, en especial muchos entendidos de cine. Sólo puedo decir que pasé un gran rato y me sentí feliz de ver una película con algo más que imágenes bonitas. Muy buena actuación y unos diálogos muy cuidados...además con algo de trasfondo filosófico...
      No habla de guerras mundiales, aunque sí de la dictadura y del miedo de quienes piensan distinto.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  11. María yo pasé un rato maravilloso, no hay cosa que más me guste queme cuenten historias y si encima es en Lisboa fenomenal.
    Una historia entrañable.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, me alegra muchísimo saber que te gustó...es una historia muy agradable y que deja muy buen sabor de boca.
      ¡¡Un abrazote grande!!

      Eliminar
  12. María:
    no he visto esa película por acá en la cartelera, pero estaré atenta. Aquí en México ya no hay viajes en trenes, más que por la sierra de Chihuahua y dicen que es precioso. Algún día, algún día espero que se me haga conocerla :D
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, espero que algún día puedas dar una vuelta en tren y disfrutar intensamente del viaje...
      En cuanto a la película...realmente el viaje en tren apenas se vislumbra, lo importante es lo que hace...la simbología que está a lo largo de toda la película, y lo que unas palabras, un libro, "unas gafas nuevas", hacen que veas el mundo de otra forma y que cobre sentido para ti.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  13. Inevitable Maria acercarme a esta entrada, para viajar contigo, jejeje. Quiero compartir contigo una anécdota de este verano en Lisboa. Tuvimos la suerte de coincidir allí con un amigo portugués con el que pasamos una agradable velada, nos presentó a su cuñada, y en una divertida mezcla de portuñol iniciamos ella y yo una conversación sobre autores portugueses, nos quitábamos la palabra, nos emocionábamos con Queiroz, enfrentábamos posturas sobre Saramago.. y llegamos precisamente a esa riqueza, la del que ve desde fuera, el matiz del observador, las múltiples versiones, y a esta película "Tren nocturno a Lisboa" que en mi memoria está asociada a esta apasionada portuguesa con sangre africana , que quiso departir conmigo un rato en una de las ciudades más bellas y luminosas que conozco.
    No era un tren, pero el ritmo de esa tarde es el ritmo que buscamos siempre en nuestros viajes, en nuestras lecturas, ese que permite compartir, el que hace fluir significados y el que te transforma. Algo de nosotros está allí y Lisboa está con nosotros desde hace mucho.
    Un fuerte abrazo ;-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué bella anécdota, Maribel!! Gracias por compartirla conmigo...Esa es la magia de los viajes con amigos y amigas con los que profundizas más allá...y quizá, en esa conversación, también viajas un poco...de mano de los escritores de quienes habláis. Me encanta la experiencia que viviste. Lisboa aún está en mis planes...quizá algún día, pero será en invierno...
      Un abrazo, grandísimo...aunque sea más tarde...más de un año..

      Eliminar
  14. Dejamos atrás algo de nosotros mismos al salir de un lugar, permanecemos ahí a pesar de habernos ido y hay cosas en nosotros que sólo podemos encontrar de nuevo cuando regresamos ahí.
    Viajamos a nosotros mismos al ir hacia un lugar donde vivimos parte de nuestra vida sin importar lo breve que haya sido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximme, gracias por venir por aquí...bonita reflexión sobre lo que somos y dejamos...Y muy cierto eso de volver a reencontrarnos en los lugares de los que nos fuimos...
      Buena tarde, o buen día...según de donde vengas.

      Eliminar