El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 28 de julio de 2014

My Bookstore

Interior de la librería
Paseando por las calles de Cracovia, encontré una librería de la que no suelen hablar en las guías...fue un encuentro entre casual y algo preparado. Como hacía tan buen tiempo, alquilé una bici y visité las calles de Cracovia...

Recorrí las orillas del río Vistula, y la ciudad del Dragón que echa fuego,... la ciudad que ha visto tanto en este último siglo,...se abría hacía mí...

Era la misma ciudad que pisó Copérnico, desde allí supimos que giramos alrededor del sol y que otros planetas hacen casi lo mismo...

Una de las vistas de la Plaza...la más grande
de Europa...
Avancé con rapidez hacia la plaza, esa que dicen que es la más grande de Europa. La visité y me quedé allí un rato...Para hacerlo como corresponde, aparqué la bici justo debajo de la ventana donde toca el trompetista de Cracovia, en la Iglesia de Santa María. Algún que otro turista despistado estaba escuchándolo...Su música te transporta a lo que fue Cracovia...antes de las grandes Guerras Mundiales, antes de que el mundo pusiera sus ojos en ella...mucho antes de que sufriera o se lamentara o se vitoreara la libertad...

Calle que desemboca
en la Plaza
Me introduje en el mercado, ese grande del que cuelga un cuchillo antiguo y que aún permanece allí. ¿Tradición, leyenda, símbolos? No sé...pero Cracovia es una ciudad abierta al mundo...en la plaza es donde más personas se concentran. Tienes que tener un poco de cuidado con los coches de caballos, que me hacen recordar a los de Jane Austen, porque si cierras los ojos, puedes escuchar el sonido de los caballos,...las risas de las personas que rodean la plaza, algún que otro aroma a dulce y helado...y si te alejas unos pasos de la plaza...podrás escuchar el ruido de los tranvías.

La zona central de Cracovia está rodeada por un parque,...puedes rodear la ciudad con la bici, y mirar hacia arriba, y ver las grandes copas de los árboles como se mueven y te ofrecen esa sensación de libertad que a veces una busca entre el ruido y la prisa...

Parque que rodea la zona antigua de Cracovia.
O puedes pasear y observar como la gente que vive allí se sienta en los bancos que hay en el parque...y leen...o hacen crucigramas, o esperan o miran...o incluso charlan con alguien...Estos parques, oxigenan todo lo que nos rodea. 
Mosaico que refleja un poco
y de forma alegre, cómo
era el barrio judío antes.
Está en las calles de allí...
Me alojaba detrás de uno de esos parques, en un edificio antiguo que perteneció a alguna familia judía...o polaca...pero sin duda la fachada ha visto mucha historia. Muy cerquita estaba la calle Józefa y las sinagogas...Ahora en algunas de ellas hay comida Kosher, pero el barrio ya no es judío...ahora es más bien turístico y a la vez tiene un toque bohemio...hay tiendas muy originales,...algunas son de artesanía...
Paseando por allí encontré una librería en la que mayoritariamente vendían libros y música judía...El edificio era antiguamente un lugar de oración y meditación. Allí hay paneles, fotos antiguas de cómo era el barrio antes de la GMII. Cerca de la librería, hay teterías, restaurantes de comida polaca, kosher, o italiana...

Entrada al Guetto.
Si avanzas un poco más y cruzas el río Vístula, a ese otro lado, te puedes encontrar con el barrio al que fue destinado un pueblo. 

Sillas, que representan
el momento en el que
acudían con sus maletas, y
eran trasladados a diferentes
zonas del Guetto.
Allí, estaba el Guetto, de él solo queda la plaza con unas sillas vacías, lugar destinado a derivar a las personas de una zona a otra...

Farmacia de la
esquina,...hoy en
día es un museo.
Atardecer, al fondo, el castillo y la Catedral.
En la esquina, esta la Apteka, antigua farmacia dirigida por un polaco, que ayudó de forma altruista a decenas de judíos. De él se habla menos que de Schindler...también la fábrica está a las afueras de lo que era el Guetto.


Volviendo al Vístula, y al atardecer, cuando hay quienes salen a cenar a orillas del río, atravieso rápidamente uno de los puentes relativamente nuevos, y avanzo de nuevo por una de las calles que salen de la plaza, allí, y de forma un tanto escondida para turistas, está una librería que está especializada en libros escritos en inglés...y la mayoría de ellos de segunda mano. Es una librería en la que además te puedes tomar un café, un té, un trozo de tarta del día...

Letrero para
continuar el
"viaje" dentro
de la Librería
Está repartida entre dos edificios, para pasar a una segunda parte de la librería, has de cruzar un portal...da la sensación de ser clandestina.

Dejé la bici bien atada, y ya no quise moverme mucho más...allí estuve, largo rato viendo libros...me habría traído mucho muchos más, pero tan solo me llevé uno; "My Bookstore", un libro escrito por muchos escritores, mayoritariamente norteamericanos, quienes hablan de sus librerías preferidas en los diferentes rincones de Estados Unidos. La portada me llamó la atención, pero aún más cada capítulo del libro. 

Mientras un rico té en condiciones humeaba en las paredes del edificio, pude saborear también algún que otro capítulo del libro. Todos ellos, comienzan con una imagen dibujada a lápiz de la librería de la que va a hablar. En él te puedes topar con una librería de Massachusetts, en la que puedes dejar una cuenta abierta, y en la que hace años...te atendía una mujer que sabía lo que necesitabas leer...o incluso otra de la tierra de Emily Dickinson donde te cuentan cómo surgió la idea de abrir una librería.
Pero de este libro hablaré con más detenimiento...merece mucho más...el lugar donde lo adquirí, era el adecuado...estaba rodeada de New Yorkers antiguas, que podías ojear. Algunos de los escritores que vi en mi libro, también aparecían escribiendo artículos para aquéllos New Yorkers antiguos.

Me fui de allí un poco a lo Helene Hanff...lamentando no poder llevarme más libros, pero contenta de haber estado allí. De vivir la experiencia. 

Mientras estuve en Cracovia, visité la librería en dos ocasiones...es de esos rincones del mundo que se quieren visitar más de una vez. Hubo otras,...pero esta sin duda, fue una de las que me cautivó.

Cracovia es una ventana al mundo sobre momentos de la historia, algunos de ellos, tal vez, quisiéramos olvidar...
Pero esta ciudad que se despierta con el alarido del Dragón, también convoca en la actualidad a personas de todo el mundo...quienes se quedan admirados por su belleza, por sus atractivos actuales, por su castillo, Wavel, y su Catedral que se alza...por el arte que inspira, y porque muchas grandes personas, han vivido allí...y han amado esa ciudad.

Espero algún día volver y disfrutar de sus roscas, de sus pasteles, de las cenas en los patios a la luz de las velas...de la música que invade las calles empedradas,...de su gente amable y sonriente...

32 comentarios:

  1. Preciosas fotos, gracias por compartirlas! :)

    Besos!

    S.

    ResponderEliminar
  2. Preciosas las fotos y la entrada. Yo que hago una ruta por librerías, entiendo perfectamente que te hayas traído este trocito
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, "Mientras Leo", también yo hago rutas literarias...todas las que puedo cuando viajo...y me encanta eso de dejarme sorprender...
      ¡¡Besos!!

      Eliminar
  3. Me enamorado de esa foto con la bici y el castillo y catedral al fondo...
    Esperaré con muchas ganas tu entrada sobre este libro...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guacimara, gracias, esa foto es la que tengo de fondo en móvil...me gusta mucho.
      El libro es estupendo, ya cuando algo sobre él...a decir verdad, bastante...lo demás que cuente, será destripar alguna que otra historia que hay dentro de él. Muy recomendable si te gustan las librerías...y viajar...
      ¡¡Besos mil!!

      Eliminar
  4. Muchísimas gracias por acercarnos a Cracovia con estas fotografías y con tus palabras. Quien pudiera perderse entre sus calles y encontrar pequeños tesoros como la librería. Un saludo y gracias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Lectora veinteañera... Cracovia es una ciudad preciosa, para descubrir y leer, libros que hablen de ella, y otros que no lo hagan...
      Otro saludo y felices lecturas.

      Eliminar
  5. Hola guapa!!!! yo también espero algún día disfrutar de "las roscas, de los pasteles, de las cenas en los patios a la luz de las velas...de la música que invade las calles empedradas,...de su gente amable y sonriente", en fin de esa maravillosa ciudad que no conozco, pero de la que tan bien he oído hablar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, las roscas están riquísimas...y en vez de ver a los polacos ir con su café al trabajo, van con su rosca...hay puestos por todos los lados... Pero también helados, tartas, cafés...y también té...
      Espero que algún día puedas deleitarte con todo ello...mientras, se pueden hacer viajes imaginarios, que también están muy requetebien.
      Un abrazo grande y feliz verano.

      Eliminar
  6. Eh! Si yo había dejado un comentario aquí :( Bueno, la idea era darte las gracias por el paseo en bicicleta, la librería, la reflexión de la entrada de ahí abajo (no te contesto porque podríamos estar días y días ahí, y de cada comentario nos saldría una nueva idea, en definitiva: una larga conversación escrita). Básicamente, es verdad, parece que la memoria histórica no sirve, pero sólo lo parece. ¿Cómo sería el mundo sin esa memoria?. No sé, es complicado, porque no es sólo memoria, es también fortaleza para nadar contra corriente y no dejarse llevar por la inercia a la que nos llevan una y otra vez, una y otra vez...

    Besos (y té!)


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me pasa mucho...también me pasó en tu blog, y luego he visto que te dejé tres...en fin...no sé si es cosa de mi ordenador o de blogger.

      Gracias a ti por venir y por darte el paseo conmigo... Las librerías me gustan mucho...e intento entrar en alguna de ellas... es un modo también de conocer cómo viven allí quienes lo hacen a diario... Cracovia es una ciudad que alberga muchos lectores...los ves en todas partes: en los parques, en los trayectos cortos o largos, e incluso andando...

      Y sí...ciertamente, las reflexiones de más abajo son para muchos días...jajaja...y muchos tés de por medio. Me quedo con andar contra corriente en los tiempos que vivimos...eso ya es mucho.
      Un abrazo grande con té...(hoy me lo estoy tomando de chocolate y está riquísimo...)

      Eliminar
  7. Que bien sabes escribir... Te he seguido en el escrito y me has trasladado allí.
    Las fotos, ni que decir tengo y esa librería... Que lugar tan soñado para todo amante de la palabra escrita.

    Me ha encantado. Precioso paseo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Hasu Loto!! Todo lo que nos rodea puede ser un lugar soñado... La librería es cierto, que era un lugar poco habitual para extranjeros que no conocieran la ciudad, y es preciosa...muy muy bonita...Algún día, quién sabe...tú también puedes estar por allí tomándote un té...;)

      Eliminar
    2. A muchos lugares y a muchos sitios quiero ir yo... Me falta vidaaaaaa jajajaja
      Pero si... A una librería así, creo que en las capitales voy a tener más posibilidades. Rodeada de tantos "amigos" :) lo que yo no sé es si habrá silencio para leer... Pero tambien me gustaría conversar de literatura con otras personas y expandir mis conocimientos, ya sabes: "Solo se que no se nada"
      Me enrrollo jeje Saludos.

      Eliminar
    3. Jajaja...a mí también me falta vida para viajar, leer, estar en esas conversaciones literarias y...de la vida, con amigos, familia...en fin...lo que es vivir y extraer todo ese meollo a la vida del que hablaba Thoreau.
      Un beso y gracias por volver a venir!!

      Eliminar
  8. Muy bella entrada, volveré para releerla con más calma. Besos

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Elvira...tengo pendiente deleitarme con tus fotos y palabras.
    ¡¡Un beso grande!!! Y ven cuando quieras...ya sabes que esto siempre está abierto...jajaja...

    ResponderEliminar
  10. Ay, me has hecho viajar contigo. Qué momento más bonito y preciosas fotos, muy evocadoras.
    Sigue disfrutando así y haciéndonos disfrutar.
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zazou...intentaré seguir disfrutando...lo mismo digo.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  11. Con las ganas que tengo de conocer Polonia... leyendo tu reseña me apetece hacer la maleta ya mismo!! Qué sitio tan especial tiene que ser!! Y esa librería es de las que nos gustan verdad? ;) Además has mencionado a la gran Helen Hanff y así que ya me conquistaste por completo.

    Una reseña preciosa e impresiona esa plaza con las sillas, sencillo pero con tanto significado detrás...

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Polonia te espera...es preciosa. Conquista a quienes la conocen o visitan de nuevo. Y la gente es encantadora.

      La historia del siglo pasado cobra especial significado en las calles... Es triste, pero a la vez, hay que pensar que puede significar esperanza. La gente más bella surge de las experiencias más significativas...
      Un beso grande...(Helene Hanff se cuela de cuando en cuando por mi pensamiento).

      Eliminar
  12. María,
    ¡Qué maravilla de viajes nos cuentas! Me dan ganas de irme alguna de esas ciudades contigo un par de días porque siempre encuentras unos sitios superinteresantes. No dejes de contarnos cuando lo leas qué tal el libro 'My Bookstore'.
    Un abrazo muy fuerte y sigue disfruntando de este verano, al que estoy segura de que sacarás mucho jugo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noemí...algún día tendremos que recorrer juntas algunos de los rincones que más nos gustan del mundo...
      El libro está genial, y tú te lo leerías más rápido que yo...Es muy agradable...apetece alquilar un coche y recorrer algunas zonas de EEUU.
      Un abrazo enorme, preciosa...a mí se me cae la baba con tu futuro viaje...

      Eliminar
  13. Desde que lei la biografía de Marie Curie, y también "A través del desierto y de la selva" he querido ir a Polonia, ha surgido en mi algo así como una obsesión. Y tus hermosas fotos no hacen sino aumentar mis ganas de ir. Y en bici! debe ser genial! Todo muy lindo querida María.
    Un Abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, tengo ganas de leer la biografía de Marie Curie, siempre me ha parecido una mujer fascinante.
      Visité el sur de Polonia y quedé enamorada...fui a las montañas Tatras, y recorrí algún que otro pueblecito singular...con casas de madera y demás...
      ¡¡Un abrazo muy grande, mi querida Pilar!!!

      Eliminar
  14. Hola María! Me encanta cuando llega verano y nos cuentas tus escapadas. Aún recuerdo el viaje a Noruega del año pasado y sigo soñando con ir algún día para sentirme como Bilbo entre las montañas. Y es que lo describes todo con tanta ternura que hasta lugares que no son protagonistas de mi lista de "sitios a visitar", como ocurre con Polonia, tú haces que se me despierten las ganas de ir.
    Debe de haber sido precioso pasear por allí, aunque como te digo, yo creo que aún no estoy preparada para visitar según qué sitios, supongo que me volvería con un nudo en el estómago de pensar que hay rincones que encierran tanto sufrimiento.
    Las fotos son preciosas como todas las que acompañan tus post!
    Gracias por llevarnos de viaje siempre, no dejes de hacerlo! (Me encanta estar de vuelta). Un besazo María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, qué alegría me das...¿estas de vuelta? No sabes las ganas que tengo de leerte, y de reflexionar contigo.
      Gracias por tus palabras...viajar es maravilloso...y Noruega, te espera, para sentirte como dices, como una Bilbo Bolson.
      Polonia es preciosa...tampoco estaba en esa lista que tu nombras...pero me ha sorprendido gratamente. De hecho estoy deseando volver algún día y pasar más tiempo en los montes Tatras...Allí parece que la vida se desarrolla de otra manera...
      Desde luego, hay rincones del mundo que necesitan su tiempo,...y su preparación previa...quizá es el caso de los campos de concentración. Pero siempre hay que ver un halo de esperanza en lo que nos rodea, sino, sucumbimos a la tristeza y a ver el mundo como un espectáculo de catástrofes.

      Con esto...no quiero decir que tengamos que cerrar los ojos ante lo evidente, pero si pensar que si queremos...aún podemos cambiar el mundo. Gota a gota se llenan los océanos...¿por qué no aportar la nuestra?

      Un abrazo enorme...y gracias a ti por la visita...estoy deseando leer algún post tuyo...

      Eliminar
  15. Querida María,
    hasta el mes de agosto he tenido que remontar el tiempo para no dejar escapar ni una sola de tus entradas. Ahora que tenía un buen ratito por delante me he dicho: ahora es el momento perfecto para visitar a María. Con calma y saboreando lo que nos cuentas como tanto me gusta hacer.
    Y que decirte de tu viaje a Cracovia…ha sido maravilloso leerte! No hay nada que me guste más que pasear arriba y abajo por los rincones de una nueva ciudad y contigo ha sido como pisar cada plaza y cada calle.
    Me he apuntado enseguida esa acogedora librería que tantó te gustó. Si algún día pasó por allí la relacionaré contigo, recordaré el cariño con el que hablaste de ella y eso lo hará todavía más especial.
    Como ya te han dicho en otros comentarios, mil gracias por el paseo en bicicleta y por las preciosas fotos que has compartido con nosotros.
    ¡Un abrazo muy grande María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie, gracias por remontarte aquí...a esta librería que anotarás en tu agenda de viaje...porque sin duda, te encantará.
      Gracias por venir conmigo a Cracovía...la próxima visita...la harás tú.
      Un abrazo muy grande!!

      Eliminar
  16. Ahhh María ¡cómo me gustan estas entradas! puedo viajar contigo y conocer estos rincones tan bonitos que hay en el mundo.
    ¡muchas gracias!
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, viniste conmigo...pero algún día tú también visitarás esta preciosa ciudad y...este precioso país,...porque es realmente interesante.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar