El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



jueves, 23 de octubre de 2014

El silencio de Irlanda...


Moher
Vengo del país de las hadas,... a la que llaman la Isla Esmeralda y sorprendentemente soleada...

Principalmente he estado en Dublín, aunque los acantilados de Moher han tenido su espacio en este viaje...Allí parece que dejas tus pensamientos volar...Es un lugar tremendamente especial,...de manera natural, permites  que el viento se lleve todo lo que no quieras que te siga acompañando...
Lamentablemente, a pesar de ser una zona natural, está más comercializado que cuando lo vi por primera vez (ahora hay que pagar y han puesto tiendas...) pero los acantilados siguen siendo los mismos...con algo más de erosión eso sí.

En cuanto a la ciudad de Dublín... puedes escoger entre vivir en el centro, con su bullicio, el Temple Pub, la Trinity Collage y su parque St Stephen...o quizá acercarte más  a los alrededores y perderte entre los colores del mar, el viento a veces algo agitado, los colores del Otoño...

St. Stephen Park
Irlanda lo que tiene es que no te puedes fiar mucho de las predicciones meteorológicas. Los propios irlandeses, no saben muy bien si cambiará o no. Mantienen la esperanza en que el cambio que se produzca sea con la aparición del sol...y que no se quede todo un día lloviendo.

Mientras estuve en Dublín aproveché para ver la ciudad, los lugares más típicos,...y otros que quedan a veces más aislados. Quienes habéis ido, sabéis que el centro se recorre con bastante rapidez...Aunque de cuando en cuando hay que parar para saborear algún que otro scone y algo de té para el camino.

Pasé la mayoría del tiempo en Dublín, en una zona a las afueras llamadas Dumdrum. Fui de visita, a ver qué tal estaba mi hermano y conocer más de cerca su universidad. Porque supongo que Newman dejó algo de su "Idea de una Universidad" allí.  Mis días allí se desenvolvían en dormir muy bien...(tanto que he preguntado por el colchón), levantarme con una taza de té en la mano y un buen desayuno continental...el irlandés lo saboree otro día que salí fuera. Luego elegir donde dirigir mis pasos, y después, al llegar a casa, ya cansada,  preparar agua a hervir para disfrutar de buenas lecturas y tazas de té o chocolate...

UCD, y algunos de sus habitantes...
Dublín está repleto de postales de escritores (de escritoras no, aunque sé que las hay), y de muy buena gente. Personas que se acercan con facilidad y que se deshacen en ser amables. Aunque también son capaces de pasar a ser muy pasionales, para luego reírse con quien acaban de discutir. De todos modos, estamos muy mezclados y eso es también muy bonito, porque ves una diversidad cultural en un mismo país, que hace que no sepas muy bien donde te encuentras.

Y ahora, un recorrido visual por algunos de los rincones en los que estuve. Leí poco, pero me detuve mucho a saborear cada momento...especialmente con las personas que me acompañaban.


Para desayunar en Airfield
Un lugar "algo desconocido" y muy recomendable es Airlfield. Es una granja, en medio de la ciudad...bueno, a cuarto de hora del Centro. La historia de esa casa-granja es preciosa. Dos mujeres de la época victoriana regalaron hace mucho tiempo a la zona de Dundrum esta granja, para que abasteciera a esa zona de la ciudad y permaneciera como granja. Un poco al estilo de Beatrix Potter, pero con acento irlandés.
Si no quieres visitar la granja, puedes ir simplemente a desayunar y degustar un rico desayuno natural. Y eso fue lo que hicimos,...disfrutar de un desayuno riquísimo.

Otra excursión fue Howth. Muy bonito, aunque con tanto viento no sabía si estaba en Lyme con Anne Elliot.










Greystones...maravilloso, muchas personas viajan hasta Bray y desde allí hacen una ruta hasta Greystones. Este lugar parece sacado de un cuento.



Dalkey. Bueno, aquí...disfruté de un día muy fotográfico. Lleno de muy buenos momentos. Muestro algunas fotografías del día.



Antiguo tranvia, en el que también puedes comer.
Esta en una zona muy agradable, los sábados ponen un
mercadillo por allí en el que puedes encontrar
hasta libros de segunda mano.

Lamento haber tardado tanto en escribir...esta entrada la he estado escribiendo a ratos, y poco a poco. Pero espero coger más agilidad, y dejar entradas con mayor frecuencia. Tengo otra a medias, en la que mostraré esas librerías que hay por Dublín y... que tanto me gustó visitar.

Con paz iré paseando por vuestros blogs,...

18 comentarios:

  1. Volvemos a coincidir. Yo viajé en agosto y disfruté mucho, tengo un recuerdo magnífico de este país y su capital. Espero volver de nuevo.
    Recorrí la isla desde la península de Dingle hasta Belfast. Y Dublín, claro.

    Tus impresiones las comparto totalmente.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si...volvemos a coincidir...Hicimos un viaje diferente al mismo lugar. No conozco Belfast...para la próxima...
      Fuiste al Dublín de James Joyce...y eso fue una maravilla...
      ¡¡Un beso grande!!

      Eliminar
  2. Madre mía, un vije de ensueño que me encantaría hacer alguna vez. Gracias por compartir. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un viaje precioso...quién sabe...algún día, irás tú también.
      ¡¡Un beso!!

      Eliminar
  3. ¡¡¡Necesito ir a Irlanda ya!!!
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irás...y vendrás enamorada de sus paisajes...
      Abrazos

      Eliminar
  4. La primera foto es la que más me gusta, pero todas. Creo que algún día iré a Irlanda, pero me tientan más sus campos y costas que Dublín.

    Por cierto, María, no sé si tienes Facebook, pero me gustaría agregarte, ahora estoy mucho más activa allí. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantará Irlanda, Elvira...está hecha para ser fotografiada. Sus breves días azules merecen tanto la pena...también los días de colores en los que cambia el tiempo como una siete veces...o los días que parecen monótonos y están con el techo blanco...en fin...merecen la pena todos, pero los azules son tremendamente preciosos...la luz es distinta.

      Te agrego, y me encantará verte más de cerca, pero por el contrario, yo allí no estoy muy activa.
      Un beso grande

      Eliminar
  5. Hola María!
    Vaya viaje! :) Me gustan tus otoños viajeros. Qué bonito es viajar a través de tus fotos siempre!
    Yo estuve en Irlanda con una amiga, las dos solas, cuando teníamos 19 años. Como imaginarás, pocas librerías visité en aquella época... Sólo visitábamos pubs, nos hicimos amigas de una pandilla del pueblo y compramos mucha ropa barata jaja en eso se resume mi viaje a Irlanda. Una pena, porque estuvimos bastantes días, pero ¿qué se le va a hacer? La inmadurez... Estuvimos en Bantry, un pequeño pueblo de la costa sur, que era donde nos alojábamos, en casa de una amiga suya de la infancia (la madre de mi amiga era irlandesa). Y también visitamos un día Cork.
    Recuerdo que me llamaron la atención dos cosas. La primera fue el olor al salir del aeropuerto. Llegamos de noche y las carreteras eran muy oscuras, así que lo único que recuerdo de esa noche fue el olor que tanto me impactó: olor a verde, sin más. A mojado. Me gustó muchísimo, porque el olfato no es algo que yo tenga muy desarrollado y, sin embargo, fue algo que percibí al momento.
    Y la segunda cosa que me chocó fue que en un país donde llovía cinco y seis veces al día, no hubiese ni una puñetera bolsa de plástico. Ibas a comprar y volvías con las típicas bolsas de papel sin asa de los Simpsons. Nosotras nos recorríamos toda la cuesta arriba del pueblo cargadas y maldiciendo, con todas las cosas mojadas siempre.
    Mañana, voy a ir a tu entrada de las librerías con un papel y pluma para apuntarlas toditas, para saber donde tengo que ir la próxima vez que ponga mis pies en Irlanda.
    Por cierto, qué bien se lo monta tu hermano! Trabajando en la Universidad de Dublín, le envidio mil millones!!!
    Un beso muy fuerte! Me alegra que hayas ido a visitarlo y vuelvas tan feliz ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria José, ¡¡qué bonita eres!! La verdad es que desde hace muchas lunas, intento iniciar un viaje otoñal, que muchas veces se trata de repetir otros rincones conocidos.
      Bueno, lo de los pubs es un clásico...hace muchos años, que me dedicaba a visitar pubs irlandeses por el mundo. Todavía hoy lo hago, aunque no se haya convertido en una prioridad. En esta ocasión, vimos música en directo y disfrutamos mucho del ambiente.
      Todos los viajes tienen algo mágico, aunque ahora los vivieras de otro modo, los de entonces...también guardaban algo majestuoso...algo que ya no puedes repetir.
      Irlanda, sigue oliendo a muchas cosas, a veces se parece un poco a Inglaterra...pero a hierva recién cortada y mojada...sigue siendo un clásico...
      Mi hermano se lo ha montado muy bien...está disfrutando mucho de aquél entorno, aunque es más casero que yo.

      Un abrazo muy grande, y espero que vayas de nuevo a visitar los lugares de hace unos años...y...tal vez otros nuevos...

      Eliminar
  6. La imagino verde y llena de hadas escondidas, espero poder visitarla alguna vez.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginas bien...y si te gusta Juego de Tronos...es tu sitio.
      Besos mil

      Eliminar
  7. María que buena pinta tiene tu viaje, de esos de los que vuelves con el corazón más grande... Irlanda es uno de mis lugares pendientes. Me has inspirado para pasar un ratito ojeando vuelos y hoteles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué razón tienes Tácita Lane!! Vienes con el corazón más grande...lo mismo que cuando ves a alguien que hace mucho que no ves, o cuando lees un libro que te deja huella...
      También se viaja mirando vuelos y alojamientos. En esta ocasión fue un cottage pequeñín, ya que era una casita de dos plantas, con patio.
      Besos y gracias por la visita

      Eliminar
  8. María!
    Desde hace tiempo quería ir a Irlanda, como dices tú, el país de las hadas, y este post tuyo ha hecho avivar mis ganas de ir.
    Lamentablemente en este viaje no he podido ir. Pero para la próxima espero ir de todas maneras. Todas las fotos son muy lindas! Creo que me quedo con los acantilados, por alguna razón me obsesionan.
    Que bueno por tu hermano!!
    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar...¡¡qué tal tu viaje por Europa!! Deseando estoy que escribas y disponer de tiempo y té para leerte...
      Irás a Irlanda, y te enamorarás de lo que te rodea...
      Los acantilados, mirando hacia toda América y Canadá...son impresionante...
      Un abrazo grande

      Eliminar
  9. María:
    ¡pero que precioso viaje! ¡y celebro que el sol te haya acompañado! me he reido al leer que hasta preguntaste por el colchón. A veces, estar lejos de lo que es cotidiano para nosotros (y que nos estresa sin que nos demos cuenta) es el mejor colchón que hay :D Espero que sigas durmiendo igual ya ahora en tu casa.
    Me encanta leerte y viajar a través de las sensaciones que tuviste al estar ahí.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos tenido mucha suerte...ha sido un viaje precioso...Lo del colchón aún es una incógnita...parece ser que era el que quería, pero no lo encuentro por aquí...algún día...quizá, él y yo, volveremos a encontrarnos.
      Lo que dices es verdad...no es lo mismo dormir aquí que en Irlanda...y eso sin duda, no me lo puedo traer...
      Un abrazo muy muy grande...no duermo igual que allí, pero a veces, lo parece:)

      Eliminar