El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 28 de octubre de 2014

The Winding Stairs, Books and Tea

No quería dejar escapar el viaje de Irlanda sin añadir y mencionar los libros y las librerías que han estado muy presente en este viaje.
Empiezo por la que da título a esta entrada, The Winding Stairs que lleva el nombre de un volumen de poemas de Yeats. Irlanda además de ofrecer paisajes de ensueño, y música celta, también están esos escritores que danzan por entre las piedras de la ciudad.  Cuando fui por vez primera a estas tierras, Yeats fue un gran compañero. En casa tengo varios libros de él, y su vida y obra me apasionan. Fui a Sligo, a su tumba,...pero de eso hace ya muchas lunas...y me pierdo en divagaciones y no cuento lo maravillosa que fue esta librería que jugó a ser mi escondite durante un rato.

Se la ve con rapidez, ya que está nada más salir del famoso puente que aparece en las postales. Antes de nada, he de decir, que previo al viaje, hice mis averiguación
es...y fue gracias a Oscar en su Strange Library que encontré muchos de esos rincones de Irlanda que hicieron que el viaje fuera más bello aún si cabe.

Entrar en Winding Stairs es como entremezclar recuerdos, con libros antiguos y nuevos...todo dispuesto en muy poco espacio y sin sentir agobio de ningún tipo. Puedes tomar té/café junto a la ventana. La atención es de lo más agradable y suelen tener libros excepcionales...de esos que cuesta encontrar en las librerías de diario. Al fondo dispone de un sillón, para poder sentarte y leer libros antiguos, folletos, etc...Arriba tiene un restaurante que lleva el mismo nombre, pero que no forma parte en sí de la librería...
Fue muy agradable pasar un rato allí...mirando los libros, las postales,...Le habría dicho a dependienta: "por favor, envuélvame la librería entera,...me la llevo".
Salí con un par de libros entre manos. 

Dediqué gran parte del tiempo a mirar, a repetir las estanterías visitadas,...a tomar té...La librería es pequeña, con algún que otro recoveco para sentir aún más intimidad cuando echas una ojeada a los libros. Me quedé allí casi hasta la hora de cierre. Al poco de llegar las seis, vi como la dependienta recogía sus cosas y echaba el cerrojo...para luego seguir su camino en bici.  Por un momento, me habría gustado cambiarme por ella. Echar el cerrojo y seguir un camino no trazado...

The Sweny...bueno esta librería-farmacia en otros tiempos, es la que aparece en Ulyses, de James Joyce. Al verla, no pude evitar sonreír y echar una ojeada. De momento James Joyce es un desconocido para mí. Aún no nos hemos tomado ningún té juntos, pero quizá de este viaje, tal vez tengamos que hacer un hueco en nuestras agendas. 



Aquí hago un inciso para incluir un lugar que visité casi "sin querer". Hay una torre, a las afueras de Dublín, al lado del mar...que es donde dicen que residió James Joyce. En esa torre hay una habitación con algunas de las que fueron sus cosas (otras imagino que serán para añadir artilugios de la época).  Subí hasta arriba para ver las vistas...que son espectaculares y para que un señor muy amable nos contara algo de Ulyses y de la relación de Irlanda con España...



Aunque no es una librería, la biblioteca del Trinity Collage, es realmente especial. Allí estuve largo rato. Miré con atención la hoja del libro de Kells, que se guarda con esa oscuridad que necesitan los libros. La biblioteca mantenía una exposición de los dibujos que formaron parte de la película animada...y allí se mezclaba presente, futuro y pasado...Un pasado muy vivo, que requería de tiempo para ser visitado.
Después de ver con detalle la parte de fuera y casi medio escupir en la estatua de  un tal George Salmon que defendía que las mujeres entrarían en el Trinity Collage por encima de su cadáver,...y curiosamente...así fue...la primera mujer comenzó a estudiar en 1904 y él murió ese mismo año.
El Trinity Collage fue una visita casi diaria durante mi estancia en Irlanda, ya que atravesándola, podía escurrirme por calles diferentes...y el paseo por el Otoño, es sensacional en sus espacios verdes. 





Más librerías...Al salir por la puerta que podríamos denominar principal del Trinity Collage, te encuentras de frente con una librería que posee un nombre curioso. Está repleta de anuncios de estudiantes para compartir idioma, habitación etc. De allí me fui con las manos vacías. Realmente no sé si fue por el cansancio, pero los libros fueron menos afortunados...Di una vuelta completa y me marché.
Para reponer fuerzas, fui de nuevo una de las calles comerciales, donde hay más librerías que te asaltan. Tomé un té de esos que puedes llevarte contigo...y decidí que la mitad del mismo lo tomaría sentada y el resto como los nativos de allí: mientras anduviese de un lugar a otro. Hay lugares, espacios., formas de vida..que forman parte del paisaje dublines... Si en algo se caracteriza Irlanda es por su música...por la cantidad de personas que salen a las calles y también las personas que paran para escuchar lo que les rodea. 
Así fue como llegué a una librería muy especial, que se encuentra algo desapercibida del barullo de la calle comercial: Ulysses...Allí escapas un poco del ruido para introducirte en el silencio que posee libros antiguos, primeras ediciones, etc. Además de unos precios muy interesantes que mi bolsillo se asustó solo con nombrarlos. También había ediciones menos valoradas económicamente que habrían estado asequibles...pero decidí dejarlo pasar. A veces no queda más remedio. 

A la vuelta de esa calle, se encuentra otra con una de las librerías más grandes de Dublín: Hogdes Figgis. Allí pasé muchas horas...Tiene varias plantas y no puedes dejar de visitar algunas de ellas...incluso volver y esconderte allí de la lluvia.

Vi más librerías, pero estas fueron las que más me llamaron la atención...Me traje pocos libros, dos para regalar y otros dos para quedarse conmigo. Nada de Joyce, Yeats,...pero si se vino un Oscar Wilde con su Príncipe feliz bajo el brazo...

Dediqué también tiempo a la lectura,...hay libros que aunque no hayas adquirido allí, al leerlos en aquél paisaje, se vuelven un tanto irlandeses. No queda más remedio que al volver a cogerlos entre las manos,...te haga sentir algo del viaje. Ahora de nuevo con un té paquistaní de tarde, indudablemente, tengo la certeza de que los viajes nos dejan más sensaciones de las que imaginamos... en un primer momento. 



De cuando en cuando, nos asaltará en los sueños...se prestará a nuevas imaginaciones, se desarrollará en sí mismo y dejará algo que de lo que fue...y de lo que no fue...para nosotr@s. Feliz tarde de Otoño...estés donde estéis.



30 comentarios:

  1. El sofá orejero de la librería que mencionas en primer lugar, está pidiendo a gritos un lector a quien acoger entre sus brazos.
    Me ha gustado mucho tu entrada sobre Irlanda. Qué paisaje, y qué librerías. Dan ganas de quedarse allí para siempre. Gracias por compartirlo con nosotros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Dorca...ese sillón orejero fue de lo más apetecible...especialmente porque cerca de él, hay montones de libros que deseas revisar, mirar, pensar...Esos libros que te llevaran de viaje aunque no lo quieras sentada en el sillón.
      Menos mal que en casa tengo uno muy apetecible, que me espera siempre con los brazos abiertos (y no es de cuero...sino de tela, más confortable).
      Pues a pesar de que Irlanda me gustó mucho, también tenía ganas de volver a casa...hay muchas librerías por descubrir...
      ¡¡Saludos a ti también!!

      Eliminar
  2. Solamente he estado una vez en Dublín, pero me encantaría volver a Irlanda. Con la maleta vacía, para ir haciendo una paradita en todas esas librerías. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jen, eso es precisamente lo que hice...me llevé una maleta vacía, pero no adquirí tantos libros como en otras ocasiones, cuando quizá me habría hecho más falta...Traje mucho té para regalar, algunos libros, y algún que otro detalle para la familia y amigos.

      Pues...¿para cuándo una escapada de nuevo por Dublín?
      Un beso

      Eliminar
  3. Si ya con la otras fotos me había dado envidia ahora ya ni te cuento :-P que acogedoras!!! Me encantan!! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, lo bonito de viajar es que se puede hacer de muchas maneras...y la de estar allí es una de ellas...cuando surja la ocasión visitarás esos lugares y te traerás los recuerdos de un viaje in situ...mientras como hago yo con la Antartida, nos tendremos que conformar con quienes nos hablan de ella...
      Un abrazote grande

      Eliminar
  4. Hermosos lugares! Sos el segundo blog que leo recorriendo Irlanda en estos tiempos y me han entrado más ganas de ir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciana, seguro que te refieres a Patricia...su viaje ha sido también espectacular,...además con niñas...toda una aventura...
      Irlanda es de paisajes y de hogares calentitos...y música celta por doquier...con gente de corazón caliente y amable. Aunque para verles a ellos, has de girar un poco...y no quedarse en Dublín solamente...allí hay mucho spanish...
      ¡¡Besos!!

      Eliminar
  5. María he disfrutado muchísimo de tus dos entradas sobre Irlanda!! Además te confieso que las leí con una atención especial porque es un viaje que me encantaría hacer. !Se ve precioso, con cantidad de rincones por descubrir! Sobre todo esos acantilados. Me recuerda mucho a mi tierra asturiana.

    Y ya esas librerías, con razón querías llevártela puesta jajajajajaj Me ha gustado muchísimo la del Trinity, qué sitio tan increíble.

    Ahora no se me va a quitar de la cabeza una escapada a Irlanda :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querdia Jane,...al leerlas con tanta atención habrás percibido las muchas faltas que he cometido...en este especialmente. Es lo malo de no poder dedicar más tiempo al blog...que envías lo que escribes casi sin hacer una relectura, y si la haces...la realizas con tanta rapidez que se te escapan las palabras y en especial los enlaces entre ellas.
      Dicen que se Irlanda se parece más a Galicia,...será porque no tiene tantas montañas como pueda tener Asturias.
      A mí tu tierra me apasiona...algún día venderé mi casa y me iré allí, entre las montañas y el mar.
      Los acantilados de Moher son muy bellos, pero es la segunda vez que los veía y me impresionaron menos...pero tienen algo especial...sin duda.

      La librería de The Winding Stairs fue la que más me gustó. Tenía un algo especial...
      Un besito y cuando puedas, echa una ojeada a Irlanda, tiene lugares bellísimos y una gente maravillosa.

      Eliminar
  6. Qué bonitas fotos! Las librerias son lugares tan mágicos... es algo que, curiosamente no se puede explicar con palabras. Gracias por llevarme allí un ratito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por venir, Tácita... Las librerías son mágicas sin duda...porque nos pueden llevar a un montón de lugares secretos y desconocidos aún.
      ¡¡A disfrutar de donde nos lleven los libros y los momentos de lectura!!

      Eliminar
  7. Hola María!
    Estas entradas que haces de tus viajes y, concretamente, de las librerías que visitas son tan bonitas y a la vez tan útiles.Cuando estuve en Londres, me paseé por todas tus entradas de librerías para poder visitar algunas de ellas. Gracias a ti fui (bueno, antes de ir, me la encontré! Pero la reconocí gracias a ti) a la Daunt Books, el día de Nochebuena. Me hizo tanta ilusión... También fui a Hatchards, ambas preciosas. Tengo que hacer una entrada de ese día de Nochebuena tan bonito.
    Así que a esta entrada estoy segura que vendré cuando pueda ir a Irlanda... algún día, ¿quién sabe dónde estaremos en un futuro?
    Por cierto, el viernes en una librería vi un libro que me recordó a ti. Quizás lo conozcas ya, o incluso lo tengas, pero por si acaso no lo has visto y quieres echarle un vistazo a las ilustraciones...era "El viaje de Shackleton" de la editorial Impedimenta.
    Siempre es un placer leer, querida María :) Ya hoy parece que sí que llegó el otoño, espero que tu fin de semana esté siendo maravilloso y estés disfrutando de buenas lecturas.
    Un besazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida María José, he venido aquí con Shackleton de Impedimenta...¿te lo ha dicho algún hada o duende de otoño? Es increíble...si me lo regalaron por mi cumpleaños. Sigo algo enganchada con la Antártida aunque hable menos de ella por aquí.

      En cuanto a las librerías, creo que en Daunt aún no he estado...pero Hatchards fue todo un encuentro maravilloso, y de esa fui de las primeras en encontrar. Sé que Jane Austen fue y también V.Woolf. ¡¡Más no se puede pedir!!
      Quizá no sabemos donde estaremos en el futuro, tal vez eso es lo bonito...que sea incierto. Podemos decidir en el hoy y ese hoy tendrá implicaciones...¿serán benévolos con nostr@s sí nos equivocamos? Siempre hay soluciones, aunque no sean las que más nos gustan.
      Espero creerme esto mismo que digo...a veces parece difícil.
      Un beso grande, enorme y disfruta muchísimo de este fin de semana que tanto te está gustando...

      Eliminar
    2. Jajajaja jo, parece que tengo puesto cámaras en tu casa! ¡qué horror! jajaja Pues lo vi de casualidad. Me llamó la atención porque tenía una portada muy bonita y luego al leer el título y echarle un vistazo, me acordé de tus entradas del año pasado :)
      La Daunt Books, aunque no hayas ido, la conozco gracias a ti (Como casi la mayoría de los sitios relacionados con libros, por ejemplo, Hay on Wye). Supongo que la nombrarías en algún post o en algún comentario, porque recuerdo haber venido y apuntarlo :) Eres la guía oficial de Inglaterra para muchos de nosotros.
      Un besito guapísima!

      Eliminar
    3. De verdad, venía con el libro en mano, pero luego no me pude quedar a escribir...a ver si en estos días lo consigo.
      Seguro que nombré la librería...me encantaría de repente poder estar allí, abrigarme un poco más y mirar los libros que hay a mi alrededor...pero mi querida María José, no puedo mentirme, porque también me encanta estar aquí, en el momento presente, mirando las flores que han crecido estos días anteriores en el cálido Otoño...y ver las garberas, los aliaos, las verbenas, la lantana...aparecer en el patio...y como no tengo cortinas, sentir, que todas ellas junto a los árboles que las custodian, vienen a tomar el té conmigo.
      Jajaja...ya me gustaría ser una guía oficial de Inglaterra...o al menos de la inglaterra que nos gusta a muchos...Gracias, pero creo que lo bonito de este medio es lo mucho que nos enriquecemos un@s de otr@s de esos descubrimientos que vamos haciendo. Los tuyos me llevan de viaje, desde el presente amado.
      Un abrazo muy muy grande...

      Eliminar
  8. Un placer leer tu recorrido por las librerías de Irlanda. Algunas de ellas las visité también, por supuesto destaca la Biblioteca antigua del Trinity College, tengo que reconocer que me emocioné cuando entre en ella, qué bobada ¿verdad? porque además había una multitud de personas visitándola.

    Todo el espacio es una delicia, fui varias veces.

    Los escritores, la música, la guiness, los pubs, el té (el café es penoso)... me encantó Dublín.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...si el café no es su fuerte...fui con gente que también me dijo lo mismo...aunque si vuelves, te diré donde hacen uno que la gente cafetera suele disfrutar...

      Disfruté de esos momentos que dices...música, libros, escritores, guinness (qué rica está por cierto) y muchos momentos que se quedan en la retina de nuestros ojos...
      Las librerías me gustaron mucho y en el Trinitty esperaba más...quizá haber cotilleado alguno de los libros...pero aún así, es una visita imprescindible.

      Un abrazo gigante

      Eliminar
  9. Leer tu blog siempre es una delicia :)
    Gracias por comentar mi última entrada de blog y por tu siempre calidez y amabilidad para conmigo...
    Con tus relatos viajo, a esos lugares y sitios interesantes que anhelaría visitar, pero que mi salud ya no me lo permitiría, al menos no sin un esfuerzo sobre humano de mi parte........ Así que, solo gracias, por relatarnos tus aventuras de té y lectra <3
    Creo de todo corazón que deberías juntar todos tus relatos en un libro :) Si, un libro que de seguro sería maravilloso (con las fotos y todo! :) ) y clrao está, recomendaciones de tés :)
    Un abrazo a la distancia, un salut junto a una taza de té y mis mejores deseos de bendición y mucho más.........

    Vilmus :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vilma, gracias mil por venir por aquí...eres un amor...quién saben lo que inventarán para que puedas volver a viajar...Lo bueno es que mientras, los libros, las películas, y tu vida interior,...son los mejores billetes. Además, viendo lo que te rodea...dispones de lo más maravilloso del mundo: un rincón para ti, y el amor que te rodea de tus seres queridos.
      Un abrazo enorme, y muchas bendiciones para ti también.

      Eliminar
  10. Qué vida viajera llevas. Ya me gustaría a mí. Y lo que más me gusta es a los rincones que vas, es decir, a esas librerías y bibliotecas. Cuando yo me doy una vuelta por Madrid, si no voy solo no hay manera de perderme en esos sitios, pues mis acompañantes siempre están con las prisas de irse (claro, a mis acompañantes no les APASIONA tanto como a mí los sitios con objetos de papel)

    Esas fotos invitan a observar e imaginar que uno está ahí, sentado en ese sillón, o viendo los títulos de los libros o cerrando los ojos y dejándose absorver por el silencio que seguro que muchas veces reina alli y VIAJAR, esta vez de forma espiritual, a los escenarios que nos ofrecen las historias que nos cuentan nuestros hojudos amigos (jiji)

    Gracias por enseñarnos (y hacernos ir a nosotros también... aunque indirectamente) todos esos lugares. Espero que nos sigas animando con, además de los recuerdos de tus andanzas por el mundo, también con tus lecturas.

    Un abrazo muy fuerte. Suigues como siempre en favoritos, ya sabes jaja.

    Iván

    Pd: Y ahora copio esto antes de enviar, vaya que se me borre como la última vez. (sí, hice bien...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iván, gracias por copiar tus mensajes, la verdad...no sé que ocurre...porque les ha pasado a más personas...
      Cuando se cruzan oportunidades para viajar no respondo...allá que voy...
      Ver librerías fue algo que siempre está en la agenda de los viajes...pero tengo en cuenta que mi tiempo y mi reloj no son los mismos de quienes me acompañan...Así que, trato de ser comedida.
      Ahora toca sentarnos en el sillón con manita y té y leer...viajar de ese modo también es toda una aventura...
      Tengo pendiente hablar de los últimos libros leídos...será lo antes posible.
      Un abrazo viajero!!

      Eliminar
  11. ¡Qué bonito viaje, María! Gracias por enseñarnos todas esas librerías. Pasé un verano en Dublín hace mil años y no recuerdo ninguna de ellas, qué lástima... Me gustaría volver pronto; desde luego con esta entrada nos has abierto el apetito por Irlanda a más de uno. :-) ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas volver a Dublín y vivirlo de modo diferente...seguro que hace mil años también estuvo muy bien el viaje,...tal vez los intereses que nos mueven en la vida van cambiando y nos fijamos en cosas diferentes. La primera vez que fui a Irlanda iba entusiasmada por ver paisajes, y tomar té...eso siempre...los libros estaban, pero no eran una prioridad.
      ¡¡Un abrazo grande!!

      Eliminar
  12. Gracias por llevarnos contigo
    Me encanta acompañarte
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Princesa, por venir!!
      Besines

      Eliminar
  13. Feliz mañana de otoño, María! Y gracias por mostrarnos estos lugares hermosos, que cobran más vida con tu mirada. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, querida Elvira!! Gracias por tus palabras. Te he buscado en Facebook, pero no te encuentro...
      Un besin

      Eliminar
  14. María:
    casi puedo sentir el aroma de las verdes colinas irlandesas después de leerte, sentir el frío viento mientras observo el mar que golpéa las costas ¡que viaje tan bonito! y gracias por esta entrada que me hace viajar un poco a mi también.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, fue un viaje verde...e invadido por los colores del otoño. Me alegra saber que viniste conmigo. Un abrazo muy grande!!

      Eliminar