El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



domingo, 12 de abril de 2015

PRIDE

Anoche fui al cine, hace mucho que no hablo de cine por aquí, y lo cierto es que le dedico un tiempo de mi vida.

De repente me vi metida en la vida de londinense de los ochenta, concretamente en 1984. Con tazas de té y teteras de lo más rocambolescas, vestimentas que hoy en día parece que vuelven a hacer acto de presencia, músicas variadas y diferentes,...en fin...parecía que estaba caminando por las mismas calles y paisaje que nos mostraban, y que he visto, con matices de lo más diversos.

Pride, viene a ser una demostración de lo importante que es la empatía...el no quedarse en la lucha aislada de lo que nos preocupa...sino estar presente en otras batallas ajenas....sin cerrar los ojos. Haciendo que la heterogeneidad sea posible.

Ser conscientes de lo que nos sucede, sin poner límites a las ideas que hacen de este mundo un lugar mejor. Esas que pueden surgir después de una conversación maravillosa con amigas/os, o con los momentos de  lectura...parece que algo se nos despierta, y las ideas comienzan a surgir...como si acabaras de tomarte una taza de té negro bien cargada.

Hace poco entendí que por medio de la poesía,...a través del pensamiento escondido de otra persona y preocupándonos por entender lo que significan esas palabras melódicas, podemos llegar a desarrollar la empatía, la mirada no solo puesta en mis intereses y luchas por muy loables y dignas que sean, sino también en quien tengo al lado...
Nunca había pensado que pudiera suceder algo así...La poesía y yo no es que disfrutemos de muchos encuentros. Soy más de prosa...pero curiosamente, hace poco pude comprobar que pensar en qué está queriendo sugerir unas palabras con otras, qué significado tiene para quien escribe, qué desea transmitir...eso hace que algo se mueva por dentro en nuestro cerebro, y que demos una vuelta de tuerca a nuestras ideas.

Cierto es que nos podemos quedar en querer saber lo que nos transmiten por el simple hecho de acertar y dar con la respuesta correcta. Sin embargo, creo que hay que navegar más profundamente...rescatar las palabras que se traducen en sentimientos y emociones escondidas tras esas conjunciones, esa parte melódica y atemporal.


Es una niña que llegó a ser escritora...Su vida
estuvo rodeada de poesía y lecturas...
El pensamiento crítico se avivó en ella, para
bien también de los demás.
La poesía puede ser refugio de quien escribe, pero también de quien lee...podemos declarar que la vida está repleta de momentos similares a las poesías, ya sea en el arte, en la interpretación de lo que se quiere transmitir, etc.
Abrirse a nuevos pensamientos positivos que pueden hacer que te despiertes y mires el mundo de otro modo...de otro color.

Te puedes ir con Mario Benedetti o con Emily Dickinson,...o tal vez, con Miguel Hernández, o Whalt Whitman, todos ellos y todas ellas, te harán revivir quizá algo que había dormido en ti, o quizá, como pude comprobar la semana pasada, a través de un ejercicio, consigamos despertar conciencias.

Os dejo con un poema de Emily Dickinson. No sé muy bien por qué pero siempre por la primavera, tengo que leer algo suyo...aunque sean unas simples palabras...sin duda me espera más lectura y más encuentros fugaces...pero eso serán para otro día, para otra Primavera.







Todas las fotos, han sido recogidas y tomadas prestadas de internet. Tengo ganas de poner algunas más elaboradas por mí misma...pero la ausencia de tiempo no me lo ha permitido...quizá más adelante...con un té y una poesía que despierte mi pensamiento...




25 comentarios:

  1. No entendí demasiado la relación que haces entre Pride y la poesía... De qué va la película?

    Yo tampoco soy mucho de poesía, pero de vez en cuando vuelvo a leer alguno de esos poemas que a veces entiendo, otros no, pero que tan bien suenan...

    Y Emily Dickinson sin duda es perfecta para la primavera.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película "Pride" nos demuestra que cuando se unen fuerzas, se pueden conseguir logros. Y para apoyar a alguien en sus reinvindicaciones no es necesario que tengamos en ese momento las mismas necesidades que aquel o aquellos a quienes apoyamos. Es tan sencillo como el famoso:"Hoy por tí, mañana por mí".
      En cuanto a Emily Dickinson, a mí me pasa lo mismo que a tí, Maria, cuando viene la primavera y el verano, suelo volver a ella. Quizás sea porque la asocio a la luz. Es una poeta que se fija en las cosas pequeñas de la naturaleza, como las humildes flores silvestres. Tal vez por eso la buscamos en estas estaciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Guacimara, siento que entre tanta divagación de qué va la película esté algo escondido entre las palabras. La película trata sobre las diferentes batallas que hay en la vida, en concreto la batalla de ser diferente y no tener que esconderlo en la sociedad (como pasaba -y sigue pasando a veces- con gays y lesbianas) y la batalla de las injusticias salariales y condiciones de trabajo (como puede ser el trabajo de los/las mineros/as). Cuando ambas luchas se unen, y se cubren unas a otras, es cuando el triunfo se hace posible.

      Enlazar esto con la poesía es porque hace poco, con unos /as alumnos/as descubrí la unión que tiene la lectura y entendimiento de la poesía, con la inteligencia emocional. Despierta la empatía y hace que te plantees cómo piensa el otro/a. Nunca había pensado que la poesía pudiera hacer todo eso...y fue muy bonito descubrirlo en vivo y en directo. Eso me llevó a Dickinson...aunque sin duda, esa empatía también puede surgir con algunos textos en prosa...con algunos libros.
      ¿No somos distintas personas después de haber leído determinadas lecturas? ¿No decimos que los libros pueden ser capaces de encender llamas? Imagino que no a todos ni a todas con los mismos libros, pero seguro que algo de todo esto está de por medio...

      Un abrazo muy grande, Guacimara, me alegra verte por aquí...

      Eliminar
    3. Dorcas, gracias por tu comentario y sí, Emily es maravillosa en ésta época del año.
      Besos y que la disfrutes muchísimo

      Eliminar
  2. Que ganas de ver la pelicula!!!! : ) y Emily Dickinson es única

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es preciosa y sales muy a gusto de la sala.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  3. Ando poco cinéfila últimamente. Más abonada a las series, la verdad, pero todo lo que tenga que ver con empatía me llama, así que anotada queda.

    Curioso lo que cuentas de tu relación con la poesía. Yo soy muy de prosa, pero siempre tengo alguna poesía a mano. Empatizo mucho con la poesía :) No me lo había planteado como algo que mejorara mi empatía, sino más bien como que esa empatía ya se había producido desde siempre (entre la poesía y yo)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, la empatía es necesaria para mover conciencias...si nos miramos solo a nosotros mismos, nos quedaremos vacíos y sin proyección...pensar en los demás es importante. También, no hay que olvidar, tener momentos para una misma...silencios, atardeceres, té...música...en fin...lo que a cada quien le haga sentirse bien y en paz.

      La prosa también va más conmigo,...pero de cuando en cuando necesito algo de poesía...
      Los textos en prosa, determinados textos, también provoca empatía.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  4. Una película que me “regrese” a la memorable década de los 80 con la propuesta que describen tus palabras, ¡ es una invitación muy tentadora! Me gusta que hayas recordado a Emily Dickinson, una compañía siempre acogedora. Aún me causa perplejidad como posaba una mirada tan profunda sobre la naturaleza una mujer que, en su vida, apenas salió de su habitación para pasear en el jardín familiar. Un saludo María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, los ochenta son geniales...yo era chiquitina por aquél entonces, pero veía a mis tías y me gustaba pertenecer un poquito a esos momentos...Con la película parece que estás allí. Y de algún modo, todo parece más sencillo...
      Emily Dickinson es fabulosa. Fue una decisión personal, la de vivir alejada del mundo, y vestir de blanco...su mundo interior era suficiente...y ese enamoramiento puro del amor que sentía...

      Saludos, nos leemos

      Eliminar
  5. María:
    ¡que bonita entrada! ¡no había pensado la relación entre la empatía y la poesía, pero es verdad! tendré que leer más poesía. Ciertamente hace que entremos en un mundo diferente. Yo tenía una maestra de filosofía que decía que los poetas son muy inteligentes para explicar verdades con pocas palabras y además belleza. Dickinson es maravillosa para esta época, quizás porque como comentaron arriba, es de las que muestra la luz. Pone la mirada en lo cotidiano y de repente, le ves diferente.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, yo tampoco, fue a raíz de unas prácticas que estoy haciendo en un centro educativo. Ni te imaginas mi sorpresa al ver la repercusión que tiene la poesía en el desarrollo del pensamiento...¡¡desarrollar la empatía!!, es una de las mejores maneras de que algunos adolescentes, piensan más en el sufrimiento ajeno que el propio.

      Dickinson, tiene el don de hacer mecer el alma...y para vivir encerrada, ofrece una luz deslumbrante.

      Me gusta eso que dices que pone una mirada a lo cotidiano que hace que cambie tu forma de ver lo mismo que te rodea.

      Un beso grande y que tengas un feliz día lleno de lecturas y miradas llenas de luz

      Eliminar
  6. Tengo muchas, mucha ganas de ver esta peli! Es que el cine es tan caro que selecciono un montón pero esta me daba muy buenas vibraciones y ahora leyendo tu entrada, mucho más!!

    yo tengo una gran deuda con la poesía porque me al final siempre me lanzo a la prosa y la tengo un poco olvidada. Pero ahora estoy intentando aunque sea poco a poco leer un poco más y poemas como el que has puesto de Dickison me animan un montón.Qué bonito es y cuanta verdad hay es esas palabras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Jane, la verdad es que los precios que hay en el cine hacen que una se lo plantee...pero hay descuentos con el carnet de estudiante.

      A mí el cine me entusiasma desde niña,...el mero hecho de ir, de sentarme en una butaca, estar acompañada por gente y al mismo tiempo sentir que me introduzco en la película desde el inicio hasta el final.
      En cuanto a Dickinson es maravillosa...siempre sabe decir las palabras que se ajustan a una realidad...y lo mejor, es que esas palabras, parecen volar e instalarse directamente en el alma.
      No me pasa con todas las poesías...A veces con Bennedetti también...sobre todo con "Hagamos un trato" o "Arco Iris"...con ellas siento más allá...y vuelo lejos.
      Besos

      Eliminar
  7. Hola María!
    Qué pena me dio ayer tenerme que ir corriendo sin poder comentarte esta entrada! Pero aquí estoy otra vez. Me gusta cuando hablas de cine porque aprendo mucho y, sobre todo, conozco películas que no son muy comerciales. Ésta ni siquiera la había visto anunciar.

    Creo que te lo he comentado alguna vez, he pasado algunos años en los que no podía ir al cine porque me agobiaba mucho estar rodeada de tanta gente. No disfrutaba de la película, miraba insistentemente el móvil con el único deseo de que hubiesen pasado ya las dos horas. Sin embargo, me he reconciliado con él y ya voy más relajada y me gusta estar allí, como bien dices, atrapada por la butaca y la película. Aún así no voy mucho, porque el amore se ha convertido en un "erudito" y ahora sólo quiere ver las películas en versión original si son inglesas jajaja así que nada, lo que hacemos es apuntarnos las que queremos ver y nos esperamos a que estén en dvd.

    Sigo sin leer mucha poesía, aunque me llegan mucho los fragmentos de poema que sueles poner de Emily Dickinson, creo que un día me haré con un libro de poesía suyo. Porque éste que has puesto no puede ser más acertado para describir lo que yo siento por los libros, cómo las historias nos transportan a otros lugares, como podemos viajar a través de ellos... Pero esos sentimientos que tú dices de "refugio" de la poesía, a mí me pasa con el arte. Me gusta mirar los cuadros, que me transmitan, pensar en qué querrían transmitir (aunque muchas veces estoy segura que cada uno interpreta el arte o la poesía según su propio estado de ánimo).

    Te deseo que estés pasando unos bonitos días de principio de primavera, yo los estoy disfrutando mucho :) Si no hubiese polen, todo sería maravilloso!

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, María José, por volver de nuevo...Entiendo perfectamente que somos presas del tiempo y que hay demasiados pequeños y bellos momentos que tenemos que vivir con intensidad, y no frente a una pantalla...además de otros, en los que tenemos que estar por obligatoriedad en la vida...
      El cine es opcional,...hay que películas que dicen mucho más de lo que parece en un primer momento y esta es una de ellas. A mí me gusta el hecho de ir al cine. Pero entiendo que hay momentos en la vida en las que por mil circunstancias, o por agobios de gente, una aplace esos instantes en los que se sumerge en otro mundo.

      Algún día te encontarás de lleno con Emily Dickinson y estoy convencida de que no la dejarás escapar. Tiene algo que especial, a la hora de transmitir...y aunque utilice las mismas palabras que el resto de los mundanos...

      Te deseo lo mismo con la primavera...y con el polen...esperemos que no te visiten demasiado...
      Un abrazo grande

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Salí del cine eufórica, encantada de haber visto esta película. Y además, me enamoré de todo el vestuario de Steph. Para irse directa a Vintage Flamingo y hacerse un vestidor nuevo. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jen, no me extraña, a mí también me cautivó. Aunque algunas otras cosas, me alegra saber que están en tiendas difíciles de encontrar...jajaja...no me las pondría never.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  10. He visto la película y me ha encantado, un soplo de esperanza y de vida, además de que tiene momentos muy divertidos (también duros).

    Leyendo El guardia, el poeta y el prisionero, he resaltado esta frase:

    La poesía es un templo de palabras.

    Me gusta mucho la poesía pero siempre a sorbitos.

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cierto que la película tiene momentos duros, que además sabe muy bien llevar...me impresionan los cambios que se producen en los personajes, y cómo estos evolucionan...las decisiones que han de tomar, lo difíciles que son algunos de los instantes que viven...pero sacan provecho de eso mismo, y no dejan que la amargura los distraiga de lo importante.

      En cuanto a la poesía...sin duda alguna es un templo de palabras para quienes tengan la barita mágica de saber transmitir a través de sonetos y demás formas...También degusto la poesía a sorbitos.

      Un gran abrazo y feliz primavera

      Eliminar
  11. ¡Hola María!!! Que bonito y que cierto todo lo que dices... No he visto esta peli pero eso lo voy a solucionar ya mismo.
    Un besito, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm...creo que te gustará. Al menos pasarás un momento agradable, con risas aseguradas y un tema muy interesante. Da también para la reflexión.
      Besos grandes y feliz día

      Eliminar
  12. Me gustó mucho la película, tuve la suerte de verla en buena compañía y todos salimos con un sentimiento positivo. Como dices, la empatía, implicarse en otras luchas más allá de las propias, y sobre todo acoger sin distinción a los demás... El ambiente ochentero tb muy bien recogido... ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, hacía tiempo que no te veía por aquí. La empatía es muy necesaria en este mundo y quizá vivimos un tanto alejados de ella...no buscamos como se sentirán los demás...sino como nos sentimos nosotros. ¿Tenemos miedo a perder algo de nuestra identidad cuando empatizamos? Es algo que transmite de forma muy fuerte la película. Unir fuerzas, pensar en otras dificultades, para luego...añadirnos a otras.
      El ambiente ochentero es genial...;)

      Eliminar