El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 15 de junio de 2015

Lecturas en una tarde de lluvia...

Me gusta muchísimo la lluvia de cuando en cuando...las tormentas suaves...es como si me renovasen de nuevo. Hoy es una de esas tardes de té, sin frío, con la agradable sensación de regeneración...Muchas veces cuando se dice algo así, ya se piensa que los días de lluvia son los que a una más le gustan,...y bueno, no dudo de su encanto, pero...lo que más me gusta es la irrupción que hacen en la monotonía de la vida...Son inesperados, y aunque los esperes, a veces traen consigo, esos otros momentos maravillosos, intercalando rayos de sol de por medio, que los hace únicos y especiales.

Ahora estoy viviendo este con total intensidad...Para esta tarde tan especial, ¿qué libro me acompaña? Bueno, pues quizá, más que uno me acompañan varios...Parece que todos quieren salir en un día así...casi que hay que detenerles un poco en la estantería y recordarles que tendrán su momento... solo para ellos...

Así pues, estoy acompañada de L.Maud Montgomery y de su libro de Valancy Stirling,...lo estoy leyendo con tranquilidad,...acabo de empezarlo, así que de él apenas puedo decir mucho. Sin embargo, promete...pasar ratos con Maud es siempre una delicia...y con lo bien cuidada que está la edición, es imposible sentirse decepcionada. Me gusta la portada, el olor de las hojas semi amarillas, y lo mejor...introducirme en la historia, en la casa en la que vive Valancy,...y en su escapatoria personal...las palabras de John Foster que le habla de la naturaleza y lo que ésta representa para él. No puedo evitar trasladaros unas frases, para que como Valancy y Maud,...y servidora, mientras lee, podamos saborear con mayor intensidad lo que un bosque nos ofrece:

"Es preciso acudir al bosque con amor y humildad, paciencia y atención, y descubriremos la conmovedora belleza que se esconde en sus tierras salvajes y sus silencios claros, bajo un manto estrellado o en la puesta de sol; descubriremos, así mismo las melodías sobrenaturales resonando sobre las ramas envejecidas de los pinos o canturreando dulcemente en los bosquecillos de abetos; y también los delicados perfumes que exhalan los musgos y los helechos en los rincones más soleados o en los arroyos más húmedos; y qué sueños, mitos y antiguas leyendas los habitan aún".

Con fragmentos como este, una puede quedarse afincada al sillón de lectura, y esperar que un alma caritativa la traiga algo de provisiones...más té seria imprescindible...y un pedazo de tarta de manzana estilo Marilla Cuthbert no estaría de más...

Cuando paseaba por la feria del libro, evitando días más intensos de gente, estuve viendo libros...algunos solo los miraba, otros se vinieron conmigo, a pasar un rato...con otros dudé...porque llevaba un presupuesto y ese era el día de algunos libros ya en mente.

Y así fue, como observando los puestos y sus muchos libros, me encontré con una especie de ensayo investigación, de una mujer sueca...El título me sorprendió, "Aprender a escribir con Jane Austen y Maud Montgomery" de Inger Enkvist...No podía salir de mi asombro L.Maud Montgomery y Jane Austen ¿juntas? Era como si a ambas las estuviera viendo pasar tras de mí, con sus ropas antiguas, y sus sombrillas...cada una guardando las formas de su época...y sentí una especie de guiño, algo especial que solo sucede con almas gemelas...Me dije; "tendré que leerlo", a pesar de que soy escéptica con los libros de "aprende a escribir", ya que soy de la convicción de que quien sabe, no le hace falta, aunque utilice algunas coletillas o la ortografía de signos no guarde concordancia con lo legalmente establecido...quien sabe escribir,... transmite...nos hace vibrar, nos mueve por dentro. Sabe decir lo que quiere decir...a pesar de los inconvenientes de la ortografía más exquisita...

Inger Enkvist, pedagoga
escritora,...y mucho más...
Estuve titubeando, con el pequeño librito entre mis manos...pensando en sí sería un acierto comprarlo o quizá me dejaba llevar por todo lo que contuviera los nombres de mis escritoras favoritas...Al final, me decidí a comprarlo porque en el título, utilizan el nombre de Maud y no el de Lucy. Quien escribía sobre ella, la conocía lo suficiente para saber que no le gustaba que la llamasen Lucy. Así que...allí estaba yo, con ese y otros libros más...no demasiados...(lo siento, este año no he contribuido como en otros, así que probablemente no soy responsable de que la compra de libros haya alcanzado un crecimiento de un 6% más...me limite a un par de ejemplares más, y algunos eran de regalo.

A pesar de ese momento de indecisión, que me acompañó al comprarme libros de los que sé bien poco,...he podido, ver con mayor detenimiento el libro en cuestión, de Inger es más interesante de lo que imaginaba. ...y  me gustará conversar con él. O más bien...con ellas: escritora del libro y protagonistas...Estoy segura que me dejaran sentarme a tomar una o más tazas de té con ellas...

Me dicen que hago las entradas muy largas...así que, voy a intentar dejar ya de escribir...porque seguiría, más y más...la lluvia también lo hace...pero el té ya no está en mi taza, y otros momentos requieren mi atención. 

Echaba de menos escribir así, hacia tiempo que no lo hacía...

A Valancy la tengo preparada una entrada en condiciones...y al libro de Inger, a quien me encantaría conocer un poco más.

Mientras abandono este momento maravilloso, sin duda, me acercaré a vuestros blogs poco a poco, a saborearlos como se merecen, ahora que dispongo de algo más de tiempo...porque esta lluvia cesará, y vendrán otros instantes diferentes para abordarnos del modo más insospechado, como la lluvia que cae, o los rayos de sol que se asoman, para dar un color más bello a lo que nos rodea,...qué tengas un precioso día lleno de lecturas,...y muchos descubrimientos interesantes.

29 comentarios:

  1. Hola, Maria, a mi tus entradas se me hacen siempre cortas porque me resultan agradables e interesantes., como esta. He anotado el título del libro de J. Austen y M. Montgomety. La portada de la novela de esta última es una preciosidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dorca's, muchas gracias,...me lo dicen con cariño, pero las dejo como salen; a veces cortas y largas...
      Ambos libros prometen, ¿verdad? Ya os iré contando...o me contáis, quienes antes lo terminen.
      ¡¡Un beso muy grande!!

      Eliminar
  2. Querida María: A mí también me gusta la lluvia... de cuando en cuando. Y parece que ese día de lluvia especial también te han llovido libros, que no te vale uno, no, que tienen que ser varios :)

    Me gusta mucho (y es muy apropiado para una tarde de lluvia) estas palabras de Maud: "Es preciso acudir al bosque con amor y humildad, paciencia y atención". Cierto, no apetece levantarse del sillón, sobre todo si alguien tiene a bien llevarte todo lo que solicitas (que anda que no pides nada!)

    Me voy a llevar anotado el libro de Inger Enkvist, aunque yo también tengo dudas sobre los libros que enseñan a escribir, pero cualquier cosa puede inspirar... hasta un libro que te diga cómo escribir.

    Tus entradas no me parecen largas. Ya sé que yo tampoco soy breve, pero lo cierto es que hay entradas en otros blogs cortísimas que se me hacen largas y otras, como en tu blog, que sucede al revés: me saben a poco.

    Un abrazo lleno de lecturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, tú lo has dicho...lluvia de cuando en cuando...y de libros, siempre estoy con los brazos abiertos.
      Gracias por tus palabras...el libro de Inger promete...y es bien pequeño, pero contiene mucha información. Eso si, te desvela los pormenores de las novelas de ambas escritoras...por si no los has leído antes. Se nota que es pedagoga, por la forma de transmitir.
      Por lo que voy viendo, el libro no habla tanto de escribir, como de hacer un ensayo-investigación sobre ambas novelistas.

      Un abrazo muy grande lleno de muchísimas lecturas

      Eliminar
  3. Hola María.
    Parece ser que esos días de lluvia repentinos a las puertas del verano nos provocan un sentimiento similar;
    “ (…) lo que más me gusta es la irrupción que hacen en la monotonía de la vida (…) “
    Tu impresión apunta en la buena dirección para entender por qué es así.
    Bonito párrafo de muestra sobre la evocadora soledad del bosque. Me identifico plenamente con esas sensaciones.
    En cuanto a la extensión de las entradas no encuentro mejor definición que la de Ana Blasfuemia, nada más que añadir al respecto.
    A mí el libro de Inger Enkvist, que no conocía, me atrae bastante. En mi caso tengo unos cuantos de escritores reconocidos (V. Llosa, Naipaul, Sábato, García Márquez, Kundera, S. King, etc), que más que enseñar a escribir (algo de lo que estos mismos autores recelan), hablan de como su vida explica y da sentido a su forma de escribir y a su oficio de escritor. Ahí si encuentro reflexiones muy valiosas.
    En cualquier caso, leyéndote a ti, constato que no necesitas manual alguno. Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, muchas gracias,...la frase de los bosques, (que es más larga aún), me recuerda mucho a Thoreau. Ambos vivieron cerca, tanto en tiempo como en geografía, pero no sé si llegaron a conocerse...

      Leyendo a escritores tan grandes como las que nombras, y tan variados, no hay duda de que uno/a se embarca en la exploración de nuevos sentidos...no solo se trata de vivir experiencias, sino que hay que saber contarlas. En tu caso, sucede lo mismo...también ayudas en ese viaje que hace que los libros se vivan de cerca.

      Gracias de nuevo por lo que dices, espero y deseo que pases un feliz día rodeado de estos autores que nombras,...y de algún otro/a que aún esté por descubrir.

      Eliminar
  4. Una pinta maravillosa el libro Valancy Stirling y que estupendas las tardes de lluvia cuando además se está tan bien acompañada. Un abrazo ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valancy tiene una pinta maravillosa, y por lo que voy descubriendo no esta nada mal, pero aún me queda un rato largo de lectura...(leo despacio).
      Otro abrazo grande!!

      Eliminar
  5. ¿Quién ha dicho que tus entradas son largas? A mi me encantan tal y como son, siempre nos trasladas a esos rinconcitos lectores tuyos. Tienes razón, no hay nada mejor que los días de lluvia para leer, por suerte o por desgracia yo tengo muchos de esos por aquí XD
    Por otra parte… Valancy! Ains, disfruté muchísimo haciendo las ilustraciones de una historia tan genial, la verdad es que Montgomery escribe como pocas autoras…
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magrat, te tengo una visita pendiente...muy pendiente...no sabes la alegría que me dio descubrir hace ya unos meses, que serían tus ilustraciones las que salpicarían las páginas de un libro tan especial...
      He podido constatar que son preciosas, y deseo que te sigan "descubriendo" otras personas, para que puedas vivir de aquello para lo que te has formado.
      No digo más...me lo reservo para tu entrada del libro...que espero que hayas escrito ya sobre él.

      Un abrazo muy grande, para una ilustradora que sabe poner imágenes a escenas tan bonitas...(ya tengo mis preferidas...)

      Eliminar
  6. Qué libro tan curioso, no lo conocía.
    Yo también disfruto de los días de lluvia, y si son días en los que una puede hacer lo que le apetezca, mejor que mejor. Son ideales para leer, como tú has dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isi, me gustan mucho esos días...y lo que dejan después también...me encanta salir con la bici a respirar aíre nuevo,...sentir que se puede comenzar del todo, otra vez...
      Ambos libros son estupendos, y el que hablar de ambas escritoras Austen y Maud, es más una dedicación hacia ellas, un acercamiento de la una a la otra...más que una disertación de cómo aprender a escribir...(al menos eso es lo que estoy descubriendo).

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Querida María, qué gusto pasarme por aquí y encontrarme una entrada dedicada a Maud. Sabes que comparto contigo mi amor por ella y poquito a poco voy descubriendo su obra. Me alegra tanto ver que las editoriales se han animado a traernos algunos de sus textos.

    Valancy está invitada a mi casa, como todas las protagonistas de Maud. Tiene su sitio preparado para cuando llegue.

    Por otro lado, yo también hubiera comprado ese libro de aprender a escribir. No sé cómo será, pero ya me ha pasado algunas veces que he dejado pasar algún título llamativo y me he acabado arrepintiendo. Siempre es posible aprender algo nuevo, y si trata de Jane Austen y de Lucy Maud Montgomery, seguro que contiene algo interesante.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seri, ¡¡cuánto tiempo!! Me acuerdo también de ti con libros de Maud,...Sé que algún día recorrerás las isla...y volverás a releer los libros de Anne...

      Valancy promete, pero la tengo que leer en casa, porque ese libro con lo que pesa, no me lo llevo fuera.

      El libro de Inger, es precioso, porque es más una investigación de ambas escritoras,...una forma de coincidir sin tiempo de por medio, con lo que tienen en común...se nota mucho que quien lo escribe, está muy en contacto con la educación.

      Un abrazo muy grande, mi querida Seri, y gracias por venir por aquí...se te echaba de menos.

      Eliminar
  8. Sí que había oído hablar del libro de Inge, no sé si porque leí un artículo a través de un blog o porque me comentaron algo de su presentación... No lo recuerdo bien. Lo que sí sabía es de su existencia. Lo malo es que no lo he visto en ninguna librería de por aquí, al menos de momento. Ya sabes que me gustan muchísimo las dos y me encantaría leerlo.

    Y Valancy!!! Le tengo muchas ganas pero este mes estoy restringiendo mucho mis compras de libros (viaje inminente) y no me quiero acercar mucho a librerías hasta que vuelva. Y eso que lo que he leído y visto de él hace que me muera de ganas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LittleEmily, yo no sabía nada del libro y fue toda una sorpresa. Cuando he venido a escribir esta entrada, he visto que otro blog, hablaba de él.
      Lo encontré en la Feria del libro, en un puesto de libros muy especiales,...seguro que está en Barcelona...He enlazado a su nombre, en la parte de abajo, parte de una entrevista que la hicieron en la Vanguardia, y dice cosas muy acertadas acerca de la educación. Además, tiene una visión más global de lo que sucede...
      Entiendo muy bien eso de cuidar el bolsillo, yo a veces me embalo y es bueno ir poco a poco. Valancy estará esperándote para cuando llegue su momento.
      ¡¡Qué disfrutes mucho de todos los momentos!!
      Un beso muy grande, LittleEmily!!

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    La lluvia está muy presente para mi, porque viviendo en el norte y en una tierra tan verde, ésta es inevitable, ya sabes;

    El libro de L.M Montgomery me llama poderosamente la atención.
    Ya nos contarás.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginger, el norte siempre lleva mucha lluvia, pero también momentos de un verde espectacular.
      El libro es muy interesante, y está muy documentado. Me está gustando mucho.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Lluvia, un sillón cómodo, lectura, un té y horas por delante. No conozco mejor situación para degustar un buen libro.
    Me voy a llevar anotado el libro de Inger Enkvist, no sé cuando lo compraré pero me parece que me puede interesar por como lo has presentado.

    Procuro controlar la compra de libros porque luego no doy abasto, pero la tentación siempre es más grande.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una muy buena sintonía para leer, verdad?? A veces todo se conjuga para que podamos hacerlo de una manera tranquila y sosegada.

      El libro de Inger es muy interesante, pero recomiendo que antes se conozca la obra de ambas escritoras.

      Entiendo lo que dices...yo también estoy controlando mis impulsos con los libros...creo que tengo muchos en casa que o doy o tendré que leer irremediablemente...

      ¡¡Un abrazo muy grande!!

      Eliminar
  12. Hola María!
    Ay lo que daría yo haría por un poco de fresquito que dicen que hoy vamos a rebasar los 42 grados jajaja

    Aun así, tu entrada transmite una sensación tan acogedera, que te entran ganas de estar acariciando esa taza vestidita de lana. Por cierto, todas las fotos de las tazas y los libros son preciosas.

    Me has contagiado unas ganas locas de leer ese Castillo Azul. Y eso que casi tenía decidido cuál sería el siguiente. Pero bueno, éste de Maud lo dejo para un poco más adelante, así me da tiempo a hacerme con él.

    Sobre todo me has conquistado con el párrafo extraído del libro y esa frase de "Bajo un manto estrellado". Todas estas noches de junio, en los fines de semana que es cuando me voy a la cama más tarde, saco una manta de picnic (acolchada) a la azotea y, después de cenar, me tiendo a ver las estrellas y casi todas las noches cazo dos o tres estrellas fugaces a las que les pido deseos y les digo adiós con la mano para que me vean y se acuerden jajaja
    Me gusta mucho el mes de junio, porque es el mes en el que la luna entra de lleno por la ventana y atraviesa toda mi cama durante una o dos horas al menos. Este año he conseguido hacer una foto con el cuarto totalmente oscuro y con la única luz de la luna entrando, sé que me encantará verla en invierno.

    Madre mía, cómo te cuento mi vida! Puff y yo que venía a leer tus entradas, llevármelo todo apuntadito y como mucho contarte la historia aquella de la bolsa de tela que no te pude contar en entradas pasadas.

    Pero bueno... ya te la cuento en el comentario de una próxima entrada para no aburrirte.
    Un besito enorme, guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José...¡¡qué alegría ver tus comentarios!! Y aunque lo leí hace tiempo, sigo sintiendo ese calor de más de 42º. ¿Por qué no hablan de sensación térmica en verano?
      Pero el calor, nos trae los día azules, las terracitas de noche, la piscina, la playa...Todo tiene su momento de disfrute.

      Sigo atrapada en ese Castillo Azul, porque solo lo leo por las noches...y por el día disfruto de otras lecturas que pueden acompañarme más fácilmente a cualquier rincón del planeta...(Temo que Valancy se estropee...).

      Me gusta eso de subirte a la azotea y soñar con un manto de estrellas...hace muchos años que no hago algo así...desde que no voy al pueblo en verano.
      Por favor, no dejes de contarme cosas...y las anécdotas que tienes pendiente...estaré encantada de escucharte.

      Veo que sigues con tus fotos, queriendo enmarcar recuerdos, o quizá detener momentos...Recuerdo en un documental, los pensamientos que tenían las personas a la hora de hacerse una foto, cuando empezaban éstas a ponerse de moda...Pensaban que algo del alma se perdía...¡¡Qué cosas, verdad!!

      Espero que tu verano esté siendo fresquito y refrescante...Confío en que cuando tengas un hueco nos deleites con una de tus entradas...se echan mucho de menos.

      Un abrazo muy muy grande y no me aburres nunca...todo lo contrario.

      Eliminar
  13. Hola María,

    Después de siglos sin pasearme por los blogs ( por la culpa que me daba no aportar nada con el mio) aquí estoy, pasando un buen rato contigo, poniéndome al día y aprendiendo un montón.
    Que ganas de una de esas tardes de tormenta en las que parece que todo invita a recogerse...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tácita Lane, se echan de menos esas tardes de tormenta...ahora, todo está más seco...hace ya casi un mes que no llueve...y creo que alguna tormentita de verano no estaría nada mal que nos interrumpiese.

      Un abrazo, y espero que pronto continúes con tus entradas en el blog...gracias mil por la visita.

      Eliminar
  14. Nada de entradas largas, al contrario es una gozada leerte!!! Siempre escribes tan bonito!!

    Aún no he podido leer Valancy porque mi madre y luego mi cuñada me lo han birlado sin posibilidad de protesta jajajajaj Pero estoy encantada porque tengo tiempo para leerlo y que ellas se emocionen con los clásicos me encanta!! Pienso empezar a pasarles libros geniales, aprovechando!! :-D

    Un beso fuerte Maria!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Jane Austen...si...hago las entradas largas...y me repito en ocasiones...pero no pasa nada...

      ¡¡Qué bonito prestar un libro tan especial a tu madre y cuñada!! Seguro que cuando llegue tu momento, disfrutarás mucho de su lectura.

      Un abrazo grande y disfruta del verano fresquito que allí tienes...¡¡qué envidia!!

      Eliminar
  15. ahhh el comentario se ha pedido en el cementerio de los comentarios que blogger se traga :(
    en fin, que te leo siempre con mucho interés, tanto, que no me doy cuenta de que la entrada sea larga. Yo te leeré sin importar eso. Me gusta leerte, ¡mucho!
    un beso María querida,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh...cuanto siento que blogger haya creado ese cementerio de palabras perdidas...sobre todo, porque una ya ha dejado algo escrito, y seguro que no utilizará las mismas palabras...en fin...lo siento.
      Gracias por escribir de nuevo.
      A mí me gusta escribir, y a veces lo hago sin darme cuenta del espacio que ocupa. Pero es verdad que quizá, son demasiado largas.
      Por cierto, a mí también me gusta mucho leerte a ti.
      Un abrazo

      Eliminar