El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 26 de octubre de 2015

La importancia de ser una misma

No sé si os sucede alguna vez, pero yo suelo ir con retraso en algunas noticias de opinión, que no siempre puedo leer cuando se publican. De manera, que me encontraba la semana pasada, abriendo un artículo de Elvira Lindo, sobre Mary Beard. La noticia me llamó la atención por aquello de lo importante que es para este mundo en el que vivimos, llevar una  imagen determinada...Y es curioso, porque hay personas que están catalogadas como mal vestida, pero denotan una elegancia interior, que ya la quisieran muchas otras  que se dicen ir a la moda.

Así estaba yo, devorando té con una tostada y encendiéndose  en mi interior una llama de enojo hacia quien justifica que hay que hablar de cómo va vestida una persona o los pelos que lleva. Puedo entender que no se puede ir a determinados acontecimientos de cualquier manera, pero de ahí a criticar y poner énfasis al aspecto...en fin...hay una diferencia...
Volviendo a Mary Beard,  me pregunté: ¿qué es lo que esta mujer defiende o trabaja, porqué no se habla de lo que ella investiga, o escribe o conoce? ¿Será que para escribir sobre alguien, cuando se crítica su aspecto, no se pone énfasis en lo que habla? Tal vez... ¿hay que documentarse más? Es decir, las personas que criticaron su aspecto...¿podían argumentar, razonar o criticar o incluso, estar en sintonía sobre lo que hablaba Mary Beard en su ponencia? ¿O por el contrario, esto supone un mayor esfuerzo en las neuronas o mayor trabajo, y no se dedica tiempo a ello?

Mary Beard
Lo que si es cierto, es que su aspecto, o el hecho de hablar del mismo, valga la redundancia, ha sido lo que ha  proporcionado que me fijara en Mary Beard...y no el contenido...aunque sea argumentando que da lo mismo como vaya vestida o peinada.

En fin...¿y quién es Mary Beard después de todo? Tras  leer a Elvira, me decidí a emprender un viaje con una mujer impresionante. Descubrí...que es una conocedora del mundo antiguo, de la Roma clásica, que es profesora en Cambridge, entre otras cosas.... Que es una defensora de los derechos más intrínsecos de un ser humano y que es capaz de perdonar, cuando esas palabras que eran dirigidas sin escrúpulo alguno, hacia su persona, se hacían eco en el mundo. Tuvo la inteligencia de llevar ese momento con humor. Y seguir, al fin y al cabo, con su vida, con su manera de ser y proceder que ella posee.
Hay más artículos que aparecieron
en diferentes medios, entre ellos,  
New Yorker...
Pero no me voy a detener mucho más en explicar quién es y cómo es Mary Beard, mejor conózcanla de cerca, asómense a su mundo a cómo ella trata de ver esa visión antropológica de la mujer desde Homero, y cómo, por manifestar su opinión fue humillada públicamente a través de twitter hablando de su aspecto y no debatiendo lo que ella exponía. Obviamente, a todos nos gusta que nos hablen correctamente, y que haya buen trato, pues aunque las palabras vengan de desconocidos/as, pueden hacer daño. Ella viene a decir en aquel discurso dirigido a personas que necesitan alzar su voz, que nos concienciemos sobre lo que queremos decir, con voz potente y la forma en que tendríamos que llegar a ser. Y quizá...construir nuevas versiones de nosotras/os mismos...

Bueno, el caso es continuar nuestro periplo por la vida tratándonos del mejor modo posible, ¿no?

Mi bibliómano me acompaña de cuando en cuando, en las noches en las que tengo menos sueño...pero he de decir que mis lecturas se reconducirán en breve, a las relecturas...a los libros de Jane Austen. He decidido leer los seis libros que escribió...y para ello me acompañará un grupo de tertulianas. Pero antes, hay muchas entradas en proceso de libros que ya leí y que me dejaron un agradable sabor de boca, la pena es la falta de tiempo del que dispongo. Pero poco a poco, las iré sacando...quizá algunas más rápido que otras...mientras, os sigo leyendo, aunque no siempre pueda comentar.

57 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Cuando es un hombre el que habla de temas interesantes con ropa informal, y no es guapo, a nadie le importa. Se fijan en lo que dice. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué razón tienes Elvira!! Y aún sigue pasando mucho...invisibilizamos el contenido...Espero que mejoremos un poquitín como sociedad. ¡¡Un besin grande!!

      Eliminar
  2. Realmente, es una auténtica pena que pasen estas cosas. Toda una labor desarrollada y que se fijen en qué llevas puesto, cuando las personas somos mucho más que eso. Un beso María :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, totalmente de acuerdo, no puede ser que nuestra forma de expresarnos exteriormente, condicione nuestras palabras. No obstante, me gusta la lectura de "justicia restaurativa"...esa en la que existe un encuentro entre víctima y persona que hace daño....y es curioso, ver la respuesta de Mary Beard al respecto...me deja sin palabras...
      Besos

      Eliminar
  3. Lo que has expuesto, María, me ha obligado a hacer la siguiente reflexión, si Mary Beard hubiese sido un hombre ¿también se hubieran centrado en su estilo de vestir? Creo que no.
    Yo no conocía a esta señora, pero si me la encontrara alguna vez en mi vida, de lo último que hablaría con ella es de ropa.
    Cada vez más a menudo ciertos "periodistas" se dedican a publicar cotilleos en lugar de información. No sé si lo hacen porque sus neuronas no dan para más, o sólo es un intento de desviar la atención de los lectores de temas mucho más importantes.
    En cuanto a su aspecto, no veo nada que pueda ser criticable. Lo que tiene esta señora, aparte de inteligencia, es personalidad. ¿A quién molesta eso?
    Recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Dorcas, lamentablemente con los hombres, su forma de vestir y de ser no tiene tanta importancia...
      Besos

      Eliminar
  4. Qué entrada tan acertada, me has invitado a la reflexión. Gracias :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Meg...necesitamos dar luz a lo que sucede en la vida y que se resta importante...porque tal vez, desde lo pequeño se ponga voz a lo grande...
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Una magnífica entrada y qué estupendas las lecturas que nos invitan a tan lúcidas reflexiones
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras Leo, la verdad es que delicioso encontrarse con artículos de opinión bien elaborados, y que buscan algo más que la anécdota. Hay que dedicar tiempo a lo que parece que es secundario...puede que si lo hiciéramos todos, lo importante...dejaría de serlo y se le daría una prioridad diferente...y hasta puede que nos sorprendiera el resultado...
      Un abrazo grande

      Eliminar
  6. Hermoso post. Por favor, en que mundo estamos que lo que interesa más sea el vestido, zapato, cabello que lo que la persona en sí, cada vez es mayor mi asombro, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, Abril, estamos en un mundo en el que lo físico y lo externo es importante...mucho más que el interior de una persona. De momento, esto no ha cambiado...
      Un beso grande!!

      Eliminar
  7. Por desgracia las mujeres no nos podemos desembarazar de sus juzgadas por la apariencia. Demasiados años de ser solo apariencia que tendremos que seguir superando con valentía y buen humor como hace Mary Beard.

    Muy acertado tu texto, lo suscribo totalmente.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, seguimos como hace muchos siglos...y además, sigue siendo insultante el modo en el que se dirigen a nuestro género en un siglo en el que se tiende a luchar por la igualdad. Esto demuestra que aún hay mucho que hacer,...especialmente desde la infancia...porque ahora, se puede escribir y twitear de todo...y te aseguro que a muchas personas me apetece insultarlas por sus palabras, pero considero que ante todo, el respeto. En este caso, no fueron sus palabras, sino...¿no sé? Ni si quiera su manera de vestir, fue el motivo de discordia. Hablaron de su vagina a la que no he visto en ninguna foto, por lo que era un insulto al género...En fin, Mary Beard hizo lo propio de una persona elegante...fue directa a lo inesperado, y eso hizo que su voz se alzara más fuerte.
      Un abrazo,

      Eliminar
  8. Realmente no sé qué le critican a esta mujer. No le veo nada estrafalario. Me parece de lo más normal. A veces también es importante saber de quién viene la crítica y, por supuesto, hay que saber pasar de estos comentarios porque siempre habrá alguien que tenga algo que decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Noemí...no hay nada raro en su aspecto, ni en su forma de vestir, ni de comunicarse...pero hay gente que se dedica a decidir qué esta bien o mal, desde fuera...y además, como le cuento a Laura, hacen uso de una forma de hablar insultante donde además, aparecen órganos propios de su sexo. ¿No entiendo nada? Pero como hoy día se puede decir de todo sin que haya consecuencia, y en especial a gente que va por otras trayectorias que no son las corrientes,...ella pone fin a este tipo de comentarios, llevando a cabo una serie de actividades que desembocan en desenmascarar a quien hizo uso de palabras hirientes y finalmente, lo mejor de todo, es que ella no pasa del comentario final, ni quiere que se le juzgue públicamente, sino que busca una justicia restaurativa...y con ello consigue que realmente la persona pida disculpas sinceras y que además, ella, PERDONE el daño. Esto me parece maravilloso...y tendría que ser portada de los periódicos...
      Un abrazo grande, mi querida Noemí!!!

      Eliminar
  9. El artículo lo había leído, lo conocía, aunque yo suelo llegar también tarde (a casi todo). Tengo claro que ese ataque tan de simio que se le hace a esta mujer es como un mecanismo de defensa: quien critica su aspecto (que a mí me llama la atención, pero en positivo) se siente "agredido" por la inteligencia de Mary Beard. Fíjate, inteligente y mujer, menuda ofensa. Y claro, lo más "inteligente" por parte de quien se siente agredido (porque evidencia su falta de neuronas) es atacar lo fácil (en una mujer): su aspecto, su físico, su cuerpo...

    Triste, pero real. Pero a mí lo que me entristece es lo poco que se hace para evitar estas situaciones. Para educar. Es un tema complicado y largo. Pero aquí lo dejo (de momento) mientras voy a tomarme un té (dudo entre verde o negro...)

    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, nos parecemos en eso de llegar tarde a casi todo...pero luego se disfruta mejor...Se escribe tanto hoy en día, y se pierde tanto tiempo en hablar del tiempo....¿por qué es noticia hablar del tiempo? En fin...esto da para otro té y otro desayuno...

      Y has dado en la clave de todo,...la palabra educar es fundamental...si hubiese igualdad de género y además respeto a la hora de formular discrepancias, una/o tendría más cuidado a la hora de escribir. Y si además, le impregnas el amor por el cual nos dejamos llevar, o el pensar simplemente en la otra persona, o en ti mismo/a...¿cómo te sentaría que hablaran de tu pene cuándo estas hablando de la Historia de Roma y de cómo vivían entonces? En fin...como bien dices, esto da para un debate.
      Entre negro y verde, me suelo tirar por el negro, pero si es por la tarde...el verde tiene más puntos.
      Otro abrazo grande, Ana.

      Eliminar
  10. Hola María,
    Me ha encantado este artículo, como ya sabrás he pasado una etapa un poco desconectada de todo por razones familiares. Por fortuna los malos momentos van quedando atrás y estoy empezando a recuperar viejos hábitos, como pasarme por vuestros blogs y comentar.
    En este caso me he sentido un poco triste al leer este artículo, porque a mí me sucede lo mismo más a menudo de lo que quisiera, y no he podido evitar pensar que juzgar a los demás por su forma de vestir, especialmente si es mujer, es algo que tenemos de alguna manera interiorizado, lo que nos lleva a veces a olvidarnos de otros aspectos mucho más importantes.En fin, espero que el mundo cambie y dejemos de sentirnos tan presionados por la imagen. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noelia, hay que tener esperanzas y pensar que el mundo puede cambiar. De hecho ya ha cambiado un poquito...la reacción de Mary Beard ante tales acusaciones fue la de comunicarse con el dueño de las palabras hirientes, y restaurar el daño perdonando. La sociedad quería hacerle daño...pagar con la misma moneda, pero Beard decide dar sentido del humor al asunto y tratar seriamente lo importante,...¿te arrepientes de tus palabras? Y desde ahí, perdonar...

      Hay mucho que hacer,...y más aún desde la prevención.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  11. Por cierto, que se me olvidaba, disfruta mucho de tu máster. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ahora no lo estoy disfrutando mucho, me queda el final, y será para Junio.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Querida María:
    pues yo llego aún más tarde porque no conocía esto que había pasado, ni a Mary Beard (a quien es un placer conocer y escuchar su conferencia de Oh Do Shut Up ¡gracias por el enlace!). Me parece terrible lo que sucedió, y aleccionador lo que ella hizo: no dejar en el anonimato a quien la había ofendido. Los encaró, y con eso, les dió la oportunidad de darse cuenta de lo que sus palabras, lanzadas de manera irresponsable, habían causado.
    Te mando un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, veo que te lo has leído Ale...es impresionante, pero creo que Mary Beard no debía "pasar" de lo la decían, sino buscar responsabilidad y consecuencias. Lo mejor es que la consecuencia fue el encuentro y el perdón. Seguro que eso les hace más bien a quienes hablaron de ella de ese modo...(o quiero creer que fue así)
      Un beso muy grande...

      Eliminar
  13. Hola María. Parece ser que soy el primer varón en comentar por aquí, y suscribo a las opiniones previas. He entrado a la página de TLS pero, salvo lo inicial, no he leído más sobre lo que escribe o dice esta señora. Y de todos modos, no me interesa para los fines de este post: si opino parecido o totalmente lo contrario a Mary Beard, eso no me habilita a descalificarla por si su atuendo.
    Saludos y gracias tu entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Josebla...la vida nos da oportunidades de expresarnos y hoy en día hay muchos medios...simplemente, cuidemos lo que vamos a decir, y si tiene un sentido o no...si no es así...¿para qué decirlo? Y si lo digo...por favor, que haya consecuencias...no se puede permitir tanta violencia verbal. Aunque la consecuencia sea pedir perdón.
      Saludos, y gracias por comentar.

      Eliminar
  14. Hola María :)
    Acabo de leerme el artículo que enlazas de Elvira Lindo, y me he quedado sin palabras por el aplomo de Mary Beard ante el furibundo ataque tuitero que estaba sufriendo. Permíteme que rescate algo, no he podido resistirme :

    “Puta apestosa. Seguro que tu vagina da asco”. Este fue uno de los interesantes tuits que la señora Beard cosechó.
    (…) esta mujer, que se había educado en el feminismo activo de los setenta, se puso manos a la obra y decidió plantar cara a sus detractores. Alguien la ayudó a localizar al autor de tan hiriente mensaje: era un estudiante, tenía 20 añitos. Beard llamó a su madre y habló con ella. También habló con el autor de una web que colgó una foto de la investigadora con una vagina sobreimpresa en su cara. Charló con ellos y con otros tantos y publicó en su blog la crónica de estas conversaciones(...)
    El agresivo tuitero se disculpó de corazón. Su grosería se volvió contra él porque a raíz de que Beard la hiciera pública si se introduce el nombre del estudiante en Google aparece el inolvidable insulto. Una mancha en el currículo. Ella, siempre sorprendente, ha reclamado el perdón para quien aun ofendiéndola tan crudamente mostró arrepentimiento: esas palabras, aun siendo intolerables, no pueden arruinar una vida.”

    Chapeau Mary Beard! Vaya para usted mi profunda admiración y respeto. Enhorabuena a Elvira Lindo por el artículo y, especialmente, muchas gracias a ti, María, por haber tenido el acierto de hacernósla visible. Cuídate amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco,..¡¡qué bien lo dices!! No puse el tuit, pero, si,...fue bastante fuerte. Me pareció bien que pusiera fin a las palabras ofensivas, o al menos que hubiera una consecuencia.
      Me parece que su forma de actuar es encomiable. No hay sed de venganza, solo restaurar el daño que se hizo, sin provocar otro...eso me parece maravilloso. Hoy en día se ven pocos seres humanos así...
      Gracias, Paco, por comentar...cuídate tú también.

      Eliminar
  15. Querida María
    Siempre aprendo algo contigo
    ¡Gracias!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, mi querida Princesa Nadie...un placer verte por aquí!!
      Besos

      Eliminar
  16. Tenía la intuición de que pasar hoy por tu casa no sería solo para darme el gusto de leerte como suele ser lo habitual, y así ha sido, tras leer tu maravilloso artículo he ido al de Elvira Lindo y he descubierto que, de entre las muchas formas que hay de ejecutar el perdón, el que ha seleccionado esta mujer es el más intelectual y a mi modo de ver el más acertado. Me voy, sabiendo como es en general la sociedad en la que vivimos, con un buen sabor de boca y un nombre para mi investigación personal: Mary Beard.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana,...¡qué alegría verte por aquí! Es precioso pensar que se puede "ejecutar el perdón", que la justicia restaurativa tiene un lugar,..
      Un abrazo y gracias por venir por aquí...

      Eliminar
  17. No hace mucho oí a alguien decir que cuando no hay argumentos se recurre al insulto y creo que tiene razón. Es lo fácil. Frente a esas posturas hablas de perdón y sentido del humor que me parecen fundamentales para afrontar la vida.
    Gracias y que las relecturas de Austen te llenen de satisfacciones y buenos momentos con tus tertulianas... ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se recurre al insulto Thornton...pero lo mejor es poder dar nombre a lo que se hace y que esos actos tengan consecuencias que hagan reflexionar al ser humano. El castigo no siempre funciona y es difícil saber cuando. Muchas veces, el simple hecho de evidenciar algo, basta para que no se vuelva a hacer.
      Si...estoy de nuevo con Austen y tengo muchas ganas de disfrutar cada minuto devorando su forma de ver el mundo y recordando lo importante que es el sentido del humor cuando a una la increpan. Y nada como Elizabeth Bennett para poner a cada persona en su sitio, sin ella moverse del suyo.
      Saludos y buenas lecturas otoñales.

      Eliminar
  18. Hola María!!!
    Una vez más disfruto de otra de tus entradas en el blog (además de sorprenderme por tener la misma opinión).
    Esta vez, me parece que dejaste un mensaje muy lindo que todos deberíamos tener en cuenta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valentina, gracias...a ver si pronto puedo disponer de internet para visitar tu espacio. Besos y feliz año!!

      Eliminar
  19. Bonsoir!

    No había leído el artículo hasta ahora (estoy muy desconectada del mundo últimamente), pero ya sabes lo que dicen: cuando uno señala al cielo, el tonto mira al dedo.

    Hay idiotas que en vez de fijarse en el contenido de un discurso se fijan en su contenedor por el motivo X. La clásica falacia ad hominem. Intentar desacreditar el argumento de alguien por el aspecto físico (o las circunstancias personales) de esa persona, en lugar de hacer una crítica constructiva.

    En fin, creo que acabo de soltar un rollo muy de filología...

    Me ha gustado tu reflexión.

    Bisous!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Brumalia, te visitaré pronto. Un abrazo y que tengas un año lleno de oportunidades...
      Besos

      Eliminar
  20. Hola ☀ Soy nueva en tu blog, y ya estoy dentro de tus seguidores para poder leer todas tus entradas. Me encantaría que te pasases por el mío y te unieses a la familia.
    Tienes un blog muy interesante, por las ideas y las cosas que nos cuentas sobre cómo ves el mundo. No conocía a esta autora, pero coincido contigo en muchas cosas. Voy a investigar más.

    ✍(◔◡◔) Nos leemos y comentamos.
    La Reina Lectora ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, gracias por venir. Cuando quieras, ya sabes donde tienes tu lugar...un abrazo y que tengas un feliz año. Bienvenida...

      Eliminar
  21. hola, soy casi nueva en tu blog, varias veces lo lei y me identifico sea tanto por tus lecturas que son favoritas mias como tu decir y sentir. que lo haces de maravilla. te esperamos por nuestro blog si lo deseas, saludos,.gracias.

    ResponderEliminar
  22. hola, soy casi nueva en tu blog, varias veces lo lei y me identifico sea tanto por tus lecturas que son favoritas mias como tu decir y sentir. que lo haces de maravilla. te esperamos por nuestro blog si lo deseas, saludos,.gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias por venir e identificarte...me pasearé por vuestro espacio...seguro que me encanta. Feliz año, aunque sea un poco más tarde...

      Eliminar
  23. Hola María: pasaba para desearte un FELIZ AÑO y que continúes llenándonos de tus crónicas de viajes y hermosos libros.
    Saludos Patagónicos y muy australes. Atte. un amigo blogger

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario, no me olvidé...pero no podía entrar en la red...me sentía como Doctor en Alaska.
      Saludos y te deseo todo lo mejor para este nuevo año

      Eliminar
  24. Querida María, yo también aprovecho para escribirte y desearte todo lo mejor para este año que empieza. Se que tu sabrás aprovechar todas las pequeñas y grandes alegrías y deseo que tu 2016 esté cargado de ellas. De alegría, de amor y de preciosos momentos de lectura y reflexión. ¡Un beso y un abrazo enormes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie, ¡¡qué de tiempo!! Gracias por venir por aquí...Un abrazo grandísimo, y te corresponderé en tu espacio en cuanto me sea posible...Un beso y abrazo muy muy grandes!!

      Eliminar
  25. Muy interesante tu artículo.A las mujeres se las juzga por su aspecto, algo que rara vez se hace con los hombres, aunque como bien dices ese hecho, llamó tu atención y consiguió que quisieras saber más de ella.
    Yo siento algo similar cuando en los periódicos dicen que falleció tal poeta (mujer u hombre, español o extranjero, da igual el caso) y tras dedicarle numerosas palabras no dejan en el artículo ni un mísero verso como anzuelo para los lectores. "¡Qué espacio desperdiciado!" pienso, y luego me olvido, hasta que vuelvo a toparme con otro artículo similar, y desespero otra vez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, si...las mujeres seguimos teniendo que ser juzgadas por nuestro aspecto mucho más que los hombres. O al menos esa es también mi experiencia. Lo de los fallecimientos y sus homenajes, suelen dejar mucho que desear...
      Saludos, y gracias por pasar por aquí...feliz año nuevo.

      Eliminar
  26. Hola Maria Feliz año2016, y de verdad nos falta tu bonitas imagenes y comentarios que en el pasado nos enviabas por estas fechas saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Miguel!! Feliz 2016 para ti y tu familia...lo siento muchísimo...no pude escribir, pero me acordé de quienes venís por aquí...GRACIAS.
      Os deseo nuevas experiencias maravillosas que disfrutar...con infusiones, té, paisajes para la mente...
      Saludos y espero seguir escribiendo,...lo necesito...

      Eliminar
  27. Maria que alegria de verte otra vez por aqui me pregunte que la habra pasado,espero y deseo no sea nada referente a la salud.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel. Todo noticias buenas, por ahora. Ha sido una mudanza, un poco larga y que aún continúa, por la cantidad de cosas que guarda, una.
      Un saludo y buen día!!!

      Eliminar
  28. Cada vez que paso por aquí aprendo algo nuevo, conozco un libro interesante o una escritora como esta. Gracias guapa. Voy a buscar algo de esta escritora.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se repiten los mensajes? Vaya...¿es problema mío? ¿Puedo hacer algo? Odio cuando Blogger no funciona o lo hace de esta manera. No eres la única a quien le pasa, pero me da rabia.
      Te he contestado más abajo a este comentario.
      Un beso grande

      Eliminar
  29. Cada vez que paso por aquí aprendo algo nuevo, conozco un libro interesante o una escritora como esta. Gracias guapa. Voy a buscar algo de esta escritora.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, muchas gracias. Espero que encuentres información sobre esta gran mujer...es curioso como se esconde a las personas, que hay detrás de mujeres. Esto no suele pasar con los hombres. Nadie habla mal de un hombre vestido de una manera diferente o con un aspecto "interesante". Lo que importa es el contenido, verdad? Lástima, que aún vivamos con tanto patriarcado a nuestro alrededor.
      Un abrazo grande y buen día.

      Eliminar