El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



jueves, 21 de abril de 2016

Charlotte Brontë por las calles de Cervantes

Hoy muchas personas de quienes escribimos por estos lares, seguramente, tengamos preparado un pensamiento para una mujer increíble, que nos dejó un legado bibliográfico maravilloso. Que quiso habitar y dejar huella en nuestro presente...y convivir con nuestro día a día...

He de decir que apenas la conozco, pero un día como el de hoy...un día de entre lluvias, de claros y nubes, me la encontré o me encontró ella a mí...Leí a Jane Eyre, y me enamoré del personaje, de su gran habilidad para recrearse en espacios sombríos...hacerlos parecer tranquilos,...y salir fortalecida de situaciones violentas. De sus pensamientos críticos y libres,... tanto era así, que cuando sacaba la nariz del libro, me sorprendía mirando a mi alrededor, molesta, de que quienes me rodeaban no estuviesen vestidos apropiadamente, o buscando unas mangas similares a las que llevaría la protagonista del libro...Aunque a veces, la imaginación hace de las suyas...y sin duda, vislumbraba a algunas  personas de mi alrededor con atuendos victorianos, como viviendo fuera del libro y guiñándome un ojo...con gestos en sus rostros que me hacían sospechar, si no estaban viendo  lo mismo que yo, a través del libro...

Un día como los de hoy, puedo verla paseando con sus atuendos, con sus vestidos y mangas ensanchadas, con sus capas...y cruzarse de pronto con Cerbantes (un Cerbantes que escribía su nombre con "b"). En estos días, Charlotte sale a la calle con sus libros, que están en todas las librerías de la ciudad...y a veces, está cerca del Quijote...muy cerca...en la librería que suelo visitar, les separan dos estantes. Estos días en que se celebra el día del libro y el cuatrocientos aniversario de la muerte de Cervantes y Shakespeare (de este último, no fue exactamente el mismo día...ya que se regían por otro calendario).

Jane Eyre es un libro que leí y me gustó que fuera mi compañero de viaje durante varios momentos de mi vida. En los inicios de nuevas experiencias vitales. La descubrí estando ya en la Universidad...en ese primer año que todo te parece tan diferente, y que te sientes tan distinta...Ese año, me acompañó una Charlotte Brontë que solo conocía de oídas, y a quien imaginaba muy similar a la protagonista del libro que leía.

Me quedé con Charlotte, mirándola como si su personaje fuese más de sí misma, de lo que quizá hubiese imaginado al principio. Mezclando fantasía, sueños, y realidad,...en un rincón del mundo similar al que pudieran haber sido los suyos...
Charlotte, es una mujer de una época compleja, que estaba cerrada a pensamientos libres, y que poco podía ofrecer al sexo femenino. Ella no estaba dispuesta a perecer sin haber dejado huella en este mundo, a través de su pluma. Aunque al principio, durante mucho tiempo, tuviese que rehusar a utilizar su propio nombre y permitir que fuera a través de un pseudónimo masculino, Currer Bell, quien pusiera la firma en sus hojas ya escritas. Sus hermanas recurrieron a utilizar nombres de hombres, salvando las primeras iniciales de nombre y apellido, las cuales les pertenecían.

Cuando estuve en Haworth,
tengo más fotos, algo desperdigadas...
Fui a los páramos, estuve en la que fue la casa del rector, su padre, y las vistas que tenía al Cementerio, con los árboles, algunos de ellos, que las sobrevivieron. Veo la Iglesia donde está enterrada, y miro alrededor, de un lugar que se ha convertido en lugar de peregrinaje para visitarla...Virginia Woolf también la visitó, en uno de sus viajes a Yorkshire. Y aunque lo leí posterior a mi visita a Haworth, es curioso, porque ambas pensáramos en lo mismo. Mi sensación fue la de comprender aún más algunos libros que escribieron. El paisaje, en días grises, es desolador...como si estuviera carente de esperanza...Y el viento sopla por doquier de una forma que jamás había sentido. Los páramos pueden llevarte lejos,...más lejos de donde están pisando tus pies.

En tren...Yorkshire
Su viaje a Bruselas, me parece maravilloso, aunque dicen que allí fue donde sufrió por amor...un amor complicado, ya que se trataba de un hombre casado. Suelo ir a menudo allí, y cuando paseo, por la que pudo ser su calle, hoy en día completamente diferente, pienso en ella...en sus recorridos diarios,...y la veo feliz, diferente, renovada...allí escribió o se inspiró en su novela, El Profesor.  Aunque dicen lo mismo de Villette, una de las obras que más ganas tengo de leer...

Ahora, cuando paseo por las calles de mi ciudad, engalanada para recibir al Premiado Cervantes,...me pregunto qué habría sido de Charlotte hoy en día...La imagino con banqueros y el pelo corto, con mochila y muy concienciada con las problemáticas sociales...La veo despojada de todo encorsetamiento victoriano, con algunas ideas, quizá aún pertenecientes a los lazos que atan las tradiciones...pero libre...tal vez, espiritual o en búsqueda...con ganas de comerse el mundo a través de sus palabras. Leyendo al Quijote que no sé si llegó ha leerlo...
Quizá mirando a lo lejos, puedo vislumbrar a un Cervantes con capa, que le da la mano a Charlotte, para dar un paseo y sentarse tal vez, a tomar un vino, y brindar ambos por lo que han generado sus obras en los siglos venideros.

Pensar en Jane Eyre, en Charlotte, me lleva a pensar en Cristina, para mí una de las grande expertas en su figura y obra. A quién echo mucho de menos en el blog, pero a la que imagino devorando libros, e investigando sobre Charlotte y su obra...y todo lo relacionado con ella.

A veces escribo muy rápido y dejo un montón de errores en las entradas que escribo. Cuando puedo, aunque sea cuando no debo, shhh, me meto en el ordenador y trato de mejorarlo. No puedo hacerlo con todas las entradas, pero la anterior...tenía faltas de ortografía muy graves. Pido disculpas,...espero que se repita lo menos posible, para facilitar entendimiento de lo que quiero decir. 
Aunque no dudo que las almas afines, me comprenden.

Escribir en el blog, me gusta muchísimo...pero no sé si os pasa a vosotras/os...Se le tiene que dedicar tiempo...y es también bonito dedicárselo, sin embargo, no siempre se dispone de esos instantes de tranquilidad para elaborar una entrada como corresponde...tampoco se tiene tiempo de investigar, como me gustaría,lo que se escribe,... y además pasar por los rincones maravillosos que tenéis. Por eso me reparto, aunque soy muy anárquica, entre los días que puedo escribir...Pero trato de leeros a escondidas,... La próxima es para vosotr@s en vuestros espacios...

26 comentarios:

  1. Bellísima tu entrada.
    A mí también me ha pasado alguna vez que al alzar la mirada del libro que estaba leyendo, me ha costado adaptar mis ojos a la realidad que me rodeaba. No coincidía con el mundo que yo acababa de dejar en el libro. Quizás pertenezcamos a otro tiempo.
    Un abrazo María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Dorcas,...la adaptación de la vista no siempre es fácil cuando estás tan enfrascada en la lectura de un libro. Me alegra saber que no soy la única en sentir algo así.
      Un beso y que tengas un feliz día primaveral.

      Eliminar
  2. Que manera tan original de enlazar a Charlotte Brontë con Cervantes ¿Y por qué no? Nuestra imaginación, nuestro deambular entre estanterías y entre lecturas nos permite ciertas licencias y tú lo has hecho muy bien.

    Felices lecturas y felices viajes de la mano de tantos autores y autoras que nos proporcionan tantos momentos de placer y felicidad.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, la verdad es que creo que alguna de las Brontë leyó al Quijote,...no me digas por qué, pero creo que lo leyó. Sin embargo, pienso que el lugar donde vives, lo que te rodea, y las desgracias que tuvieron que soportar, hicieron de ellas unas mujeres pragmáticas y realistas, cosa que con el Quijote, en Cervantes, está fuera de lugar, ya que ofrece un poco de "Jane Austen" al momento...un poco de esa ironía que les hacía reírse de lo que les rodeaba.
      Por eso mismo me los imagino a ambos conversando y enriqueciéndose, a Cervantes y a Charlotte.
      Un beso grande...¡¡nos leemos!!

      Eliminar
  3. Querida María ¡cómo te entiendo! Cada una de las palabras que cierran tu entrada reflejan como me siento muchas veces. ¡Qué daría yo por tener todo el tiempo del mundo para escribir en el rinconcito! Lo único que me consuela es poder visitaros a escondidas, en los ratitos de paz que tengo durante el día.
    Encontrarme con una entrada como esta que nos regalas hoy es una de mis más placenteras alegrías.
    ¡Qué bonitas palabras dedicas a Charlotte! (y como me ha salido la sonrisa al ver que también la relacionas con Cristina).
    Yo leí Jane Eyre justo un año antes de entrar en la universidad (casi, casi coincidimos) y creo que fue el momento perfecto para conocer a Charlotte. Me enseñó y me ayudó tanto. Pocas veces he sentido una comunión tan grande con un libro. Fue perfecto de principio a fin y sentí (como tantas y tantos otros han debido sentir a lo largo de los años, que estaba escrito para mi). Ay María, ando estos días releyéndolo y he vuelto a verme como aquella tímida adolescente, deseosa y a la vez asustada de ser yo misma. ¿Supongo que imaginas porque Jane Eyre se convirtió y hoy sigue siendo mi libro favorito? :)

    Por todo ello, te doy las gracias por esta bellísima entrada y te digo que no te preocupes en absoluto por esas malas jugadas del corrector. Mis ojos apenas las ven cuando leo con tanto sentimiento y tanta dedicación nos escribes :) Te mando un fuerte abrazo María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie, ¡¡qué alegría verte por aquí!! Creo que nos pasa a menudo...queremos abarcar tanto, pero no siempre podemos y también es bueno abandonarse a otros instantes de la vida,...
      En fin...Charlotte, supongo que sabía de poner orden en sus ajetreadas vidas, y suma de eso constituyen sus lecturas y sus escritos. Jane Eyre fue durante un tiempo también mi libro favorito, ahora tiene un lugar muy especial, y no dudo en leerlo de nuevo en cuanto tenga ocasión.
      ¡¡Cómo nos unen los libros y las lecturas, verdad, Marie!! ¡¡Qué bonito es saber que tenemos "amigas" tan importantes que nos unen, como las Hnas Brontë u otras!! Y al mismo tiempo,...sus personajes...Jane, tiene un sentido para quienes la hemos leído, es alguien que de algún modo, existe...
      ¡¡Cómo no acordarme de Cristina!! Ella es la experta,...de hecho, pero no haber cometido ningún error garrafal...para mí es quien más contacto tiene con Charlotte...con las Brontë, en general, pero en particular con Charlotte...mujer maravillosa, llena de recursos.

      Un abrazo muy grande, Marie, y que más escritoras y escritores nos sigan uniendo...y llevando de un lado a otro, de un cuarto de la imaginación a muchos más...quizá aún no transitados. Qué seas feliz.

      Eliminar
  4. ¡Hola María! Dos cositas, primera, tu entrada maravillosa y exquisita sobre Charlotte y su obra, magnífica. Es curioso, pero yo la leía, y también imaginaba como sería que esa estupenda mujer viviese en esta época, como sería ella a cargo de un blog, por ejemplo. Abriendo nuestros corazones a Jane Eyre y a sus otras obras. ¿Te imaginas?
    Esto me enlaza con la segunda. Lo de los errores. Te confieso, cuando leo tus entradas, veo sentimiento, pasión, conocimiento, musicalidad... devoro tus palabras, tus vivencias, y los errores que puedan existir, pasan desapercibidos, al menos para mí.
    Un beso y aquí sigo, devoradora de tus entradas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, Margarita. Veo que también eres una amante de las Brontë...sin duda alguna, la lectura te puede llevar a miles de instancias aún desconocidas, incluso por una misma...
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  5. Me ha encantado esta entrada Maria,la verdad es que Charlotte Brönte es una de esas escritoras que más me han inspirado. Me parece sencillamente maravillosa, y su Jane Eyre creo que fue el primer libro que me compré en Londres. Hace poco me comentó una amiga que murió estando embarazada debido a una enfermedad conocida como hiperémesis gravídica, que quiere decir que no paraba de vomitar y eso le causó la muerte. Y de repente sentí una tristeza al pensar que si algo así le hubiese ocurrido en estos tiempos seguramente habría sobrevivido y me entró una congoja al pensar en lo injusto que es el destino a veces.
    En fin, que me ha gustado mucho tu entrada.
    Besos
    Noelia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noelia,...sabia que Charlotte murió estando embarazada, pero pensé que fue de tuberculosis, el mal que amenazaba a esa época, y en concreto, a esa familia, de quien solo sobrevivió el padre.
      Quizá se habría salvado en estos tiempo, o quizá, querida Noelía, no se habría casado...o tal vez, lo habría hecho con el profesor del que se enamoró...¿quién sabe? Las vidas habrían sido distintas...

      Por cierto...¿te apellidas Entrerríos? Estoy enganchadísima a la serie del Ministerio del Tiempo y uno de los personajes lleva ese apellido.
      Un beso y espero que todos tus trabajos y exámenes estén viento en popa. Mucha suerte y ánimo.

      Eliminar
  6. Querida María
    te entiendo perfectamente...disfrutas escribiendo en tu blog porque lo haces para para ti...cuando te apetece o cuando sientes su llamada...A mi me pasa igual cuando entro en mi blog es porque me apetece hacerlo ,a veces lo necesito y entro sin saber aún lo que voy a publicar y lo improviso sobre la marcha...es como un lugar donde puedo desconectar de la vida que puedo tener y crear la que quiero tener...
    Magnífica entrada!!!!
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa Nadie, muchas gracias por tus palabras. Si. Me pasa un poco como dices...escribo cuando puedo, pero también cuando estoy, o siento que estoy, inspirada. Es un lugar un poco "invisible" al que me encanta acudir, sin ser del todo conocida por todos...Algunos ya les he puesto cara, pero también es bonito eso de no saber muy bien quien eres, ni si quiera, para ti misma.
      Besos mil!!

      Eliminar
  7. Hola María.

    Mi Blog es de Wordpress y no esta en mi perfil de Blogger. No recuerdo si te deje el enlace...

    Es este: https://lamascaradelahechicera.wordpress.com/

    Espero que puedas entrar.

    En mi Blog encontraras libros y posteos sobre "niños pequeños".

    Sabes, Jane Eyre de Charlotte Brontë me gusta mucho y, de Jane austen me gusta La abadía de Northanger.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Georgina, perdona, pondré remedio y te visitaré cuando pueda. Me alegra saber que te gustó Jane Eyre, no suele pasar desapercibida,...sin embargo, hoy puede que la viera de otro modo, e incluso el Sr. Rochester, puede que me parezca diferente...una historia de amor, pasional, y sobre todo, llena de una conversación que enamora.
      Las relecturas, pasado un tiempo, tienen mucho que decir.
      Besos mil

      Eliminar
  8. Me encantó 'Jane Eyre'. Lo descubrí por casualidad hace un par de años en una estantería de libros olvidados por su dueña y que tuve la suerte de encontrar, cuando estuve en su casa. Lo cogí porque me llamó la atención su edición, era de tapas gruesas y de color marrón claro. Empecé a leer unas líneas y no pude parar, en mis ratos libres lo cogía aunque sólo pudiese leer un par de páginas. Me fascinó. Es uno de mis libros preferidos.
    Aunque su hermana es más famosa, por 'Cumbres borrascosas', no está ese libro, yo me quedo con Charlotte. A ver si puedo leer algo más de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal el libro de 'Cumbres borrascosas' quise decir.

      Eliminar
    2. Laura M., gracias por venir. Me gusta mucho Jane Eyre. "Cumbres Borrascosas", esta escrito magníficamente,...es difícil describir toda la historia con tantos personajes. A veces me recuerda un poco a Dickens. Sin embargo la hisotria de amor, no me parece tanto de amor, sino más bien una obsesión...Quizá lo fue, pero terminó siendo un cúmulo de un querer, que no quisiera que fuera para mí...ni amar así, ni ser amada de ese modo...El amor, lo entiendo como algo libre, pasional, pero libre. Sin ataduras. Y por supuesto, fiel.
      En la misma tendencia tenemos a Thomas Hardy, con "Lejos del Mundanal ruido"...¡¡maravilloso!! Y la historia de amor, está en esa línea de "dejar ir", siendo al mismo tiempo fiel.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
    3. He visto la película "Lejos de mundanal ruido". Estuvo entretenida, pero no es de mis preferidas. Sin embargo, la película "Jane Eyre" de 2011, protagonizada por Michael Fassbender y Mia Wasikowska, me ha gustado bastante. :) El libro de Thomas Hardy no lo he leído.
      Respeto a "Cumbres borrascosas", opino como tú, no me parece una historia de amor. A mí me parece más bien una historia de celos, amor enfermizo (si acaso se le puede llamar de alguna manera amor), obsesión y capricho llevado a unos límites un poco extremos.
      Un abrazo para ti también.

      Eliminar
    4. Laura, coincido contigo...la película de Mia me gustó mucho, aunque no pudiera contener todo lo atractivo que hay en el libro...la miniserie de la BBC, está muy bien también.
      Vi la película "Lejos del mundanal ruido" y me gustó mucho. El libro lo leí hace mucho y me gustó. No sé que pensaría si lo leyese ahora.
      Otro abrazo.

      Eliminar
    5. Pues habrá que ver la serie.

      Eliminar
  9. ¡Uuauu María! Debió de ser una experiencia encantadora tu estancia por Haworth, siguiendo los pasos de los Brontë.

    En tus escritos siempre siento ese aire fresco de la campiña inglesa, que a mí tanto me gusta.

    Un placer leerte, y un gran libro, desde luego.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo visité hace casi ocho años...Fue un viaje que quise hacer sobre las escritoras británicas...también algún escritor, que surgió casi de improviso y me gustó muchísimo. A veces lo tengo en el recuerdo tan vívido, que creo que fue hace menos tiempo.
      Gracias por tus palabras Paco...esta vez, he mezclado campiña inglesa con algo de tierra manchega y madrileña...un Cervantes con una Brontë...¡¡qué habría surgido de sus enriquecimiento personales!!
      Un abrazo y felices lecturas.

      Eliminar
  10. Como siempre, una entrada magnífica y una forma de compartir tu experiencia y de acercar a la Brönte a todos los que pasamos por aquí
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas gracias...las Brontë tienen mucho que decir aún, hoy en día...y se las necesita más de lo que imaginamos. Igual que a Cervantes.
      Besos

      Eliminar
  11. Querida María,

    No sabes la ilusión que me ha hecho leer tu entrada dedicada a Charlotte y también a las Brontë. No sé qué decir de ellas porque para mí son un pilar fundamental y llevan acompañándome durante muchos años. No sé qué haría sin ellas... Me encantaría viajar a Haworth y perderme por los páramos. Espero que este sueño se cumpla muy pronto :) Ahora mismo estoy leyendo "Villette", de Charlotte Brontë y me acabo de hacer con "The Brontës", de Juliet Barker y "In search of Anne Brontë", de Nick Holland, sin contar que para Sant Jordi me hice con la biografía de Charlotte escrita por Elizabeth Gaskell. Me ha alegrado mucho ver a "Jane Eyre" en esta entrada ya que es mi novela favorita y tiene un lugar muy especial en mi corazón. Cuando se trata de las Brontë podría estar hablando horas y horas así que voy a parar para que este mensaje no sea eterno. En serio, muchas felicidades por otra maravillosa entrada.

    Un beso y un abrazo muy grandes,

    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, mmm...tienes que ir a Haworth...te encantará...Y parece que no ha cambiado mucho. No hay más que ver fotos antiguas para darse cuenta de ello. Desde luego, allí se entiende mucho mejor a la familia Brontë. Guardan mucho de ellas...incluso un pañuelo con la sangre de Anne cuando tenía tuberculosis (eso, yo no lo habría guardado...pero en fin...estamos en Inglaterra...donde tienen una "caca" de un famoso en una lata). Prefiero la sangre de Anne...mil veces...además creo que es la más olvidada de las tres. Quizá me equivoque, pero lo siento así.
      Jane Eyre, me devolvió un amor olvidado a los libros y a introducirme en historias maravillosas. Con Jane Eyre recuperé el amor por libros escritos en siglos anteriores, y no podía evitar querer quedarme anclada en su historia. Durante mucho tiempo fue un libro que no podía dejar de releer...Charllotte escribe de maravilla y te transporta a un lugar y época que sin dudarlo, puedes casi tocar.
      Para hablar de Brontë la experta es Cristina, en su blog "En Barcelona"...con ella realmente viajas a Haworth desde la silla de casa...
      Un abrazo muy muy grande, y gracias por comentar.

      Eliminar