El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 3 de mayo de 2016

Un día como hoy, hace ocho años...

Hace ocho años que comencé a escribir por aquí. Aún me parece mentira que hayan pasado ya ocho años. Estaba sentada en un escritorio distinto, en una casa diferente, en la que guardo muy bellos recuerdos...El ordenador también era distinto. Un primer portátil que llevaba a todos los rincones de la casa, donde podía enchufarlo, porque dejó de ser portátil, casi al momento de adquirirlo.
Empecé por el simple hecho de querer escribir, y trasladar aquello que se me pasaba por la cabeza,... a veces eran los pensamientos, en otras ocasiones las lecturas, reflexiones, ideas,...tal vez...algo de agua hirviendo y mucho té... Era bonito eso de ser una "desconocida" que escribe, aunque lo hiciera torpemente y sin tener muy claro el objetivo de por qué escribir...

Los años pasan, y mi escritorio ahora es otro. Alejado de aquél primero, y en un entorno más salvaje. Lejos de la ciudad, y con vistas al atardecer. Ambos han sido importantes, y de por medio, hubo otros...distintos, y que también amé en su día.

¿Qué lugar elegimos para escribir? ¿Para dejar que nuestras impresiones, se queden grabadas? ¿Qué espacio escogemos para dejar vagar la imaginación...lo que no vemos pero si sentimos? Ahora, en ocasiones, sin tinta, y con teclas...Otras veces, no pudiendo resistir a la tentación de coger una pluma, un boli bic, un stabilo 88, o el placer de sentir un lápiz de madera entre las manos...y dejar que se escurra la tinta/mina por entre las hojas de papel...
Elegir donde escribir, ...en ocasiones puede ser al lado de una chimenea, o en un rincón exterior, que te invite a meditar a sentir que lo que ves  y respiras...que forma parte también de lo que escribes...aunque no hables de ello.

Siempre llevo un cuaderno conmigo, porque nunca sabes cuando vendrá ese arrebato en el que necesitas escribir,...rodear las letras, acariciar un papel...en fin...en definitiva, hacer del momento presente un carpe diem en toda regla.

Hay momentos para todo, también existen esos otros instantes en los que prefieres despojarte de todo lo que tienes, o llevas contigo, y respirar profundamente lo que te rodea. Sin pensar en definirlo o escribirlo,...es el simple hecho de estar ahí...de palpitar con el mundo...de sentirte viva, vivo...y formar parte también de ese todo que nos rodea.

Más tarde...puede que llegues a casa, y pongas agua a hervir, abras la caja de té negro y eches un poco en la tetera. Después de escuchar el agua burbujeante del hervidor, lo pares...y derrames el agua en la tetera que ya tienes preparada. El silencio y el ruido del agua caer en la tetera de porcelana...es uno de los placeres más pequeños de este mundo, pero que te hacen sonreír por dentro. Llenas la tetera...y luego esperas esos maravillosos cuatro minutos que necesita, para oscurecer el agua...pasado ese tiempo, quitas la bolsa de té...la dejas humeante sobre un pequeño plato...hueles el té...y lo dejas un rato más, reposando...cogiendo aroma...un instante más tarde, estás vertiendo el té sobre la taza que más te gusta...saborearlo...saber que el cielo existe...y ya estas preparada para escribir, para dejar que los pensamientos sobrevuelen  por encima de tus necesidades cotidianas...
Como dice Karen Blixen en la voz de Meryl Streep, el viajero de relatos no necesita nada...ni agua, ni equipaje,...pero en mi caso, necesito al menos de una taza de té humeante para empezar...y quizá de una gorra.

Aquí han viajado muchas historias,...algunas sobre libros, cine, viajes,...otras sobre quienes escriben, dibujan,...y todas ellas impregnadas de algo personal, de lo que reflexiono...vivo...siento. Sin hablar explícitamente de nada en concreto...siendo una viajera del tiempo que se entretiene en los detalles del mundo, y que quisiera extraer todo el jugo a la vida, del que hablaba Thoreau.
Buenos viajes, queridos amigos y amigas, y gracias por acompañarme muchos desde el inicio, tantos años... y quienes lo hacéis en el silencio, muchas gracias...sé que existís y que estáis por aquí.

41 comentarios:

  1. Ocho años!! Cuadernos, té y libros son una combinación magnífica. En mi mochila siempre va la cámara de fotos, el cuaderno, un par de libros (uno de poesía), lápices, rotuladores, bolígrafos, plumas, un bloc de dibujo... Llevo más "equipaje" cuando voy al campo que cuando me voy unos días de viaje :) Y dejas las horas pasar, un rato escribes, otro lees, otro miras, otro dibujas, otro haces alguna foto... Vuelves a casa cargada de luz y de belleza, casi como si te hubieran dado un regalo inmerecido. Y luego con el té viene el ritual de reposarlo todo, de asentarlo. Y, tal vez, de escribirlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, muchas gracias por pasar por aquí y tomarte un té conmigo. Mmmm...la cámara de fotos...antes también era fan de llevarla conmigo, pero mi espalda agradece que solo lleve ya el móvil, que me hace unas fotos reguleras, pero bueno...
      Me gusta tu equipaje...veo que vas provista de lo imprescindible. Y como bien dices, vuelves a casa cargada de luz...
      Un abrazo muy grande y nos leemos...

      Eliminar
  2. Ocho años María. Mi más sincera enhorabuena, pues éste es un blog nacido del corazón, no hay lugar a dudas. Yo aun no llevo un año, y hay momentos en los que me planteo si tengo tiempo para él. Y fíjate tú.
    En cuánto a lugares donde escribir... cualquiera, pero desde luego, una puesta de sol en un lugar tranquilo y sereno... perfecto. Y si como tú bien dices, es con un lápiz y papel, se convierte en mágico. Un beso amiga. Que sean mucho más de ocho, porque este lugar es mágico. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, gracias y mucho ánimo con tu espacio. Tendrás momentos de todo tipo, pero es bonito permanecer. A mí me ha gustado. También es bueno saber que todo tiene un tiempo, y si es preciso, saber dejarlo...
      Conozco a quienes ya no les aportaba la misma ilusión que hace tiempo, y es necesario saber decir "hasta aquí".
      Un beso mágico a ti también y que sigas "viajando" mucho con la escritura...

      Eliminar
  3. Querida María
    En estos días también yo celebré mi cumpleblog...y recordé con nostalgia a esas amigas de las que no he vuelto a saber nada porque han dejado de publicar.Afortunadamente tú continuas.Recuerdo cuando te conocí ...entonces tenías otro formato pero como protagonistas estaban el té y los libros y me encantó visitarte
    Deseo que sigamos muchos años más encontrándonos
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa Nadie...enhorabuena a ti también. Llevar y mantener un blog, no es fácil, y hay que hacerlo cuando no suponga una carga para ti...solo entonces tendrá sentido.
      Tenía otro formato, cierto...ha ido cambiando conforme ha ido pasando el tiempo...Me gustan algunos cambios, mientras lo esencial permanezca.
      Un beso grande y que sigamos disfrutándonos mucho.

      Eliminar
  4. Feliz cumple de blog! Yo los cumplo en Agosto, pero en los últimos tiempos actualizo muy poco, como ya sabes.
    Encantada de haberte conocido por aquí, y de disfrutar de tus entradas. Un beso y que cumplas muchos más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elvira, gracias por viajar conmigo...siempre ha sido un placer pensar que venías a visitarme...y poder pasear por tu blog.
      Un beso grande

      Eliminar
  5. ¡Feliz aniversario, María! Muy buena costumbre la de llevar un cuaderno siempre encima... Yo tengo la manía de llevar bolsos muy pequeños y no me cabe uno ni a la de tres, pero lo he echado de menos más de una vez. Sobre todo en los trenes, que no sé qué tienen pero se prestan mucho a escribir mientras, de vez en cuando, la mirada se pierde por el paisaje. ¡Besos y a por otros tantos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Halcombe!! Tenías que ver mis cuadernos...dependiendo del bolso y estación del año, pero actualmente son moleskine y pequeños. La mirada en los trenes, es normal que se pierda...y más si te acompaña una primavera tan bonita como estas siendo esta. Un beso grande

      Eliminar
  6. ¡Enhorabuena por esos ocho años, María! Ahora a por otros ocho años más por lo menos. Me gusta mucho tu blog, me relaja y me aporta una paz y tranquilidad que no sé explicar. Me encanta como escribes y las imágenes que pones. Es un blog precioso y tú pareces encantadora. Me alegro de haber topado contigo. Felicidades de nuevo.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades!!! Ocho años ya, toda una veterana. Ha sido un placer aco`mpañarte y leerte en los últimos tiempos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mientras leo...es un placer que me acompañes...Un abrazo

      Eliminar
  8. ¡Querida María!! Ocho años ya... Te sigo y te leo desde que te descubrí, no recuerdo cuanto hace ya. ¿Sabes? Siempre he pensado que tienes alma de escritora, que lo llevas dentro y lo que escribes y como lo escribes consigue llegar, transmitir
    Yo seguiré visitándote a menudo
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he querido ser escritora, y así me siento. Aunque no sean famosas mis publicaciones. Eso no importa...lo importante es hacer lo que te gusta...y disfrutar con ello. Leerte también forma parte de este entramado tan bello de escribir en un blog. Me gusta cómo cuentas lo que lo que los libros "te dicen"...Besos

      Eliminar
  9. Querida María:
    Siempre que actaulizas tu rincón pienso "esta vez sí le escribo" y, al final, la vida se mete por medio y me lleva por otros lares. Esta vez, por fin, no podía dejar pasar el momento sin felicitarte por estos ocho años de hacernos viajar lejos sin movernos de casa.
    Desde que no "charlamos" mi vida ha sufrido algunos cambios y ya ves que mis blogs esperan pacientes el momento de volver a despertar. Espero que sea pronto porque echo de menos mis ratos de libros pero me temo que las circunstancias me han arrollado un pelín y ya hace un par de años que mi rutina es caótica. Casi conseguí retomar mi vereda a principios de este curso pero entonces ocurrió algo que realmente vino a trastocarlo todo, dentro de mí se empezó a formar una pequeña nueva lectora que, si todo va bien, nacerá en junio para descubrir la estantería de cuentos que hace tantos años que reuno. El nuevo periodo ha traído toda la alegría, el miedo y el desconcierto que cabía esperar y ahora sí que sospecho que mi rutina cambiará para siempre. Aún así, espero retomar mis blogs y esas charlas que tanto me gusta tener contigo.
    No te lo vas a creer pero mi nuevo estado ha hecho que durante los siete meses que llevo sumergida en él no me apetezca té casi nunca, ¡tengo una pena enorme! Porque ese ritual que nos has descrito tan bien da paz y alegría y, sinceramente, lo echo de menos.
    En fin, amiga, tal vez tarde en volver a escribirte pero te leo siempre. Felicidades de nuevo por tus ocho años de aventura y gracias por tantas sensaciones bonitas.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Matilda:
      Cuánto tiempo...cuántisimo tiempo y qué noticias tan buenas y tan bonitas...Por supuesto que tu rutina cambiará y mucho...pero estoy segura que disfrutarás mucho de ese cambio. Lo del té, volverá...y si no vuelve, pues no pasa nada...lo mejor es esa vida nueva que está por llegar al mundo y descubrir todo lo que le vas a aportar. Enhorabuena y espero que me mantengas al tanto. Me alegro muchísimo...¡¡qué de cuentos tendrá!! ¡¡qué de ilusión!! ¡¡cuántas mantita de ganchillo!! Sé feliz, y de momento, es normal que "abandones" estos rincones...Te necesitan en otros.

      Un beso muy muy grande, Matilda-María...y espero que pronto me cuentes que ya tienes en tus brazos a tu pequeña lectora...¡¡qué seas muy feliz y todo vaya muy bien!!

      Eliminar
  10. Yo le llamo "mi cuarto de estudio", es ahí donde escribo y donde leo. Tengo todo lo necesario: libros, libretas, portátil, bolis, lápices (me gustan tanto que tengo una caja llena, raro es que visite un lugar y no traiga un lápiz), fotos, piedritas, plantas, mi hamaca donde leo tomándome un café...

    He de decir que yo soy de café pero he aprendido, por fin, a disfrutar del té (y del rooibos).

    Me ha encantado tu texto, lleno de tus gustos y placeres, que en gran parte compartimos como muchos/as de los que pasan por tu espacio.

    Felicidades por tus ocho años de blog y un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El café huele de maravilla, Laura. Donde trabajo, hay quienes lo toman y no puedo evitar sumergirme en el mundo de los olores...sin embargo, soy de té y al poco rato de escuchar y oler el sonido del café, me estoy echando un té caliente. Cierto es, que a veces me tomo "vacaciones" de todo...y dejo el té, y las infusiones...pero eso me dura muy poco tiempo.

      Gracias, por acompañare,...por tu utopía,...por los libros que nombras y que apenas leo, pero que anoto, y alguno ha caído, aunque no lo haya reseñado aún.

      Un abrazo grande y a disfrutar de los pequeños momentos...los grandes son parte de ellos.

      Eliminar
  11. Felicidades!! Cómo pasa el tiempo... Es una maravilla tener este rincón de lecturas y viajes para la imaginación, un refugio para el alma como un jardín tranquilo en medio del estrés de la gran ciudad y las exigencias modernas. Este es un lugar que no se rige por los criterios de productividad y funcionalidad, sino por la trascendencia de la persona entera a través de los pequeños detalles: una taza humeante, una buena conversación, una flor, la luz....
    Muy agradecido por tantas recomendaciones de calidad y tan gratos momentos de visita. Espero que sigamos viajando por largo tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, gracias por venir, por tus reflexiones, y por tus palabras...Los viajes siempre llevan aromas, y los libros, el té y el placer de tener siempre amigos alrededor, lo hacen realmente inconfundible. Espero seguir viéndote por aquí...prometo intentar buena conversación,...y seguir viajando aunque sea solo a través de los libros...
      Abrazos

      Eliminar
  12. Hola María.

    Mientras te leía no podía dejar de sonreír con un gesto cómplice. Coincidimos en lo de la libreta, o cuaderno, a mí me acompaña incluso cuando voy al cole a buscar a mi hija... Como bien dices, nunca se sabe cuando tendrás la tentación de escribir algo, siempre la llevo, y algún libro, claro.

    Lápices, te contaré algo, en "petit comité"; fui al IKEA hace unos días... y me traje 5 o 6 lapiceritos, de esos que suelen poner a disposición de los clientes... Y dispuse de ellos, faltaría más, jajaja, es que los veo ahí y no me puedo resistir, aunque al final mi hija, a su vez, me los va confiscando a mí :)

    Qué grato momento cuando te preparas el té, aspiras su aroma, y después das un sorbo despacito, solo por ese detalle ya doy el día por bien comenzado.

    Hace mucho que no tomo té negro, aunque lo tengo en casa, en mi viaje a Perú me traje varios tés andinos y aún los estoy degustando, alternándolos con rooibos y té verde, éste último no me puede fallar, lo dejo diez minutos de reposo, cuando el sabor es casi amargo, nunca endulzo el té con azúcar, sea el que sea, a lo sumo un poquito de miel pero solo con el rooibos, los demás nada, cada uno con sus manías...

    También empecé en esto de los blogs hace años, abrí uno en el 2006 donde hablaba de libros y otros intereses, lo dejé de utilizar durante mucho tiempo, olvidé la contraseña (que tenía en otro ordenador, ya inservible, y para colmo el dominio de mi email, para enviarme otra contraseña, dejó de existir, entre pitos y flautas, me quedé sin acceso al blog...por ahí anda náufrago en la red, desde el 2006 :(

    Espero que nos sigas regalando tu presencia muchos años.

    Un abrazo, María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, ¡¡qué alegría!! Si, veo que tu blog ha sufrido de esos espacios en blanco, que también son parte del mismo...y son muy necesarios.
      También tengo en casa algún que otro lápiz de Ikea...pero escoger un lápiz que pinte bien,... que se deslice casi sin apretar...es complicado. Los de IKEA van de ser del número 2, pero yo creo que se hacen los interesantes, y que en realidad son del 2,5...están mezclados con los del número 3...seguro. De todos modos, está genial que un lugar te regalen lápices...¿verdad?

      Té andino...mmm...imagino que tiene que estar riquísimo. De momento soy del té negro de Irlanda...esa oscuridad es la que me gusta. Sin embargo, tampoco hago "ascos" al té verde aromatizado...ni a los negros con aromas...El de toffee es mi preferido.

      Gracias por acompañarme, Paco, y espero sigamos leyéndonos, y colgando libros cerca de los árboles...así tienen más sentido. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Felicidades por los ocho años del Blog :)

    El mio tiene cinco años

    Saludos

    https://lamascaradelahechicera.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  14. Hola María. Muy bonito tu repaso de estos años, y esa ansia de dejar plasmadas en letras (y fotos) tu vida. Yo soy un visitante ocasional, pero siempre me llevo de tu blog un aroma de paz, y de té.
    Feliz cumple-blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josébla...gracias por tus palabras y visitas. Con mucho té y libros!!!

      Eliminar
  15. Un toco de tiempo ¡¡¡
    Veo que tenemos en común el cuaderno siempre a mano y la pluma presta. Un placer leerte.
    Felices 8 años y vamos por más té y post literarios.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario, muchas gracias. Fuiste de los primeros blogs que visité...una alegría ver que aún resistimos a abandonarlos.
      Los cuadernos son importantes...nunca sabes cuándo te harán falta...y espero que no nos pase como a sir Walter Scott, que se sintió inspirado estando de caza y tuvo que matar a un cuervo, y con una pluma suya y su sangre, pudo dar rienda suelta a sus pensamientos...
      Mejor un lápiz y un cuaderno, verdad??
      Abrazos

      Eliminar
  16. Muchas felicidades!!! Ocho años no es poca cosa, es una parte importante de la vida, importante sobre todo por lo que de importante tiene escribir y reflexionar. Es extraño las rutinas que tenemos cada cual con nuestra manera de escribir. Yo escribo textos siempre en ordenador, pero la poesía me es imposible, para ello, tanto cuando surge como cuando la trabajo, me es necesario sostener en la mano algo físico a lo que aferrarme, y papel que no esté en blanco. Algunos de mis libros contienen frases o subrayados que luego fueron poemas trabajados... Dejábamos la vida en papel, otra parte de la vida quedará aquí, en la red, rodeada de de otras vidas que compartimos así, a la manera del Siglo XXI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana...gracias. A veces creo que estos ocho años han sido un suspiro...que realmente han sido menos. No me siento más reflexiva que en el pasado...y muchos acontecimientos los dejo pasar...se van de mi mano...para recorrer otros mundos invisibles.
      Me gusta eso de a la manera del siglo XXI.
      Un abrazo grande, Susana, y espero seguir leyendo de tus lecturas...a tu manera, entremezclando aspectos y momentos de tu vida.

      Eliminar
  17. Que maravilla tu escrito
    Yo hace 9
    que ando por aqui
    desde la misma casa
    pero es otra
    la mujer
    que hoy escribe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! ¡¡qué bello título el de tu blog...RECOMENZAR!!
      Las personas cambiamos, un poco más que las casas...en mi caso, siento que es al contrario...bueno, ha decir verdad, algo he cambiado, pero en lo esencial, sigo siendo la misma.
      Gracias por venir.

      Eliminar
  18. Si estamos por aqui y estaremos siempre para leerte con mucho placer.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Miguel!! ¡¡Qué alegría, muchas gracias!! Espero que os deis un paseo primaveral por esa Ginebra tan bella, y que imagino llena de flores preciosas. Aquí la primavera está siendo maravillosa...ha llovido mucho y eso hace que tengamos un campo lleno de amapolas. Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  19. Hola y felicidades! Yo hace no mucho que empecé a leer tu blog, pero me encanta tu manera de escribir, tu estilo. Voy a seguir leyéndote,y espero que no pares;). A mi me fascina el té y los libros(ya que, ¿Qué mejor combinación que tinta, papel y té?), y adoro escribir, aunque no lo enseño.
    Escribir me ayuda a descargar mis dolores y alegrías, a expresarme(porque soy bastante tímida), que creo que es lo más importante.
    De nuevo, te animo a seguir escribiendo que voy a leer todo lo que muestres en tu rinconcito.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valentina, gracias por venir. Mi madre, se llama como tú, (ya te lo he dicho, creo). Gracias por tus palabras...Escribir, para algunas personas, es necesario como bebe agua. Y es bonito también no mostrar lo que se escribe...yo tengo cuadernos...muchos llenos de palabras "para mí". Una se siente diferente después de escribir.
      Este espacio lo cree, para darme esa oportunidad a perder miedos...a escribir sobre lo que me interesa, y si alguien también está interesado...¡¡mejor qué mejor!! Ánimo para cuando te encuentres preparada para dar el salto.
      Un beso grande

      Eliminar
  20. Gracias a ti por transmitirme esa paz, serenidad, al escribir como escribes, pues cuando se pasan malos momentos eres un soplo de aire fresco en medio de tanta humareda. No son tus palabras sino la manera que tienes de usarlas y combinarlas lo que hace que nos planteemos que este mundo no es tan malo ni cruel como en ocasiones pensamos (o sentimos)
    Algunos te siguen escribiendo aquí, otros en silencio y otros... nos dejamos caer cuando nos deja el tiempo, o quizá también cuando no tenemos la cabeza tan llena de tonterías de la vida (innecesarias) y tenemos ganas de que en ella (en la cabeza) entre algo que merezca la pena poseer. Porque lo que dices por aquí, desde el momento en que lo leo, ya es también mío. No compartes, das, regalas, obsequias con tu ser a mucha gente. Haces algo valioso (creeme, es así)

    No sé si esto ya lo leerás, esta entrada es de hace mucho tiempo, y yo no entiendo mucho de blogs (quise hacer uno pero me vi incapaz... quizá lo vuelva a intentar de nuevo de otra forma) pero aquí dejo mi huella, mi agradecimiento y parte de mi corazón.

    Gracias por hacer lo que haces

    Un mágico (y sobre todo literario) abrazo

    Iván Manso

    ResponderEliminar
  21. Iván, muchísimas gracias por tus palabras. Es una alegría verme tan bien acompañada en este viaje del tiempo. La vida a veces no nos deja crecer. Parece que todo se ha quedado mudo, y sin acción...y a veces con la ilusión un poco decaída. Pero es un momento...luego todo eso pasa...y viene otro instante mejor que el anterior, con el que puedes volar muy alto.

    ¡¡Otro mágico y literario abrazo!!

    ResponderEliminar
  22. ¡muchas felicidades por estos ocho años! cuantos cambios, y cuantas cosas permanecen igual...el deseo de compartir espero que dure mucho y tengamos té para compartir durante mucho tiempo más.
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Ale!! Una sigue porque le gusta escribir, pero también porque detrás de la pantalla, hay personas que leen y con quien compartes inquietudes. Espero que ambas sigamos compartiendo mucho más tiempo juntas...con mucho té e infusiones...y chocolate caliente.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar