El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 13 de marzo de 2017

Ethel&Ernest, Raymond Briggs


Susurra el viento más de lo normal en la mañana de hoy,...a veces parece qué este escuchando el mar. Sin embargo, todo está en calma...los narcisos han salido y levantado su vista al horizonte, las flores del almendro y del ciruelo muestran ya signos de vida y traen colores a sus ramas...Todo parece estar envuelto en un precioso cuadro.

Así ha seguido toda la mañana, y parte de la tarde de hoy. También el cartero ha venido y ha llegado con buenas noticias...libros...Para mí uno de los mejores regalos de la vida. Conversar tanto con personajes como con quien escribe.

Últimamente me adentro mucho en el mundo del norte, en los países escandinavos. Leo sus historias ficticias, para imaginarme paseando por entre sus casas de madera bien armadas y para caminar bien abrigada, por sus calles...contemplando la época del deshielo...
Mientras así transcurría mi mañana, vino a visitarme un libro de Raymond Briggs...una preciosidad, que hace poquito han llevado al cine. Es la historia de sus padres. De un amor sencillo y transparente. Donde la casa parece ser una gran protagonista que recorre las escenas de una vida cotidiana, donde la tetera siempre está presente.

Parece que permanecer en un solo lugar o quedarse quieto no está dentro de una vida en movimiento. Sin embargo, hay personas que tienen todo un mundo que ofrecer desde ese lugar quieto y apacible.  El cambio transcurre en sus rostros, en el pasar de las estaciones, en el crecimiento de su hijo...Dicen que hasta un reloj parado lleva la razón dos veces al día. Igual sucedió con Emily Dickinson...cualquiera podría decir que su vida estuvo quieta y que no le sucedió "nada". Sin embargo, su "nada "fue un "todo" indiscutible. Disponía de una vida interior que la hacía volar...viajar al infinito...sus palabras no podían ser tan certeras...

Podríamos pensar en miles de personas más que conocemos a través de los libros y que han viajado menos...pero han vivido más. Etty Hillesum no pudo viajar mucho más que Polonia...su sueño era ir algún día a Japón...mientras escribía en su diario (en el cuarto de baño), como las letras japonesas transmitían tanto con tan poco...le gustaba el silencio de sus palabras...de cómo eran escritas...y así, transcurría su vida soñando con un posible viaje futuro a Japón. En ningún momento pensó que no sobreviviría al Holocausto.

"Esta tarde he estado mirando unos dibujos japoneses con Glassner. Y de repente lo supe: así quiero escribir. Con mucho espacio alrededor de un par de palabras. Odio usar tantas palabras. Sólo quiero escribir palabras que se intercalen orgánicamente dentro de un gran silencio (...). Más adelante querría caminar por paisajes japoneses para comprender todo aún mejor. A decir verdad, creo que algún día partiré a Oriente, más adelante, para encontrar allí lo ya vivido, lo que a uno se imagina que aquí es una pura disonancia". Etty Hillesum (Diario. Una vida conmocionada).

A veces, recorro la estantería y me quedo un rato conversando con palabras ya leídas...Lo abro por cualquier rincón, y de pronto se abre para mí otra forma de conversar. De repente parece que quien escribe, vino de visita a pasar un ratito conmigo, para después cada una seguir con su cotidianidad. Eso fue lo que me sucedió esta mañana con ella...

Si me dan a elegir, prefiero una vida con viajes...con encuentros...y con mochilas medio vacías para poder llenarlas de experiencias...de más sueños. A veces un viaje despierta otro...

Mientras...leer es un estado en el que constantemente estás realizando un viaje maravilloso...y leer la vida de Ethel&Ernest es todo un descubrimiento de lo oculto en la vida de dos seres humanos que comparten su existencia...Los imagino a ambos esperando a que el viento se tranquilice, para sacar sus tazas de té a su pequeño pero amoroso jardín. Disfrutando de mirar sus árboles frutales en flor, su pequeña cabaña antibombardeos, sus innumerables flores, que siguen creciendo a pesar de lo desagradable que pueda estar sucediendo fuera...en el mundo.

Hoy, mientras hojeaba el New Yorker digital, me he encontrado con una Jane Austen de noticia...Hablan de ella y de su último libro sin terminar...Sandicion...que por lo visto trataba de una mujer diferente. Lo cierto es que todas sus heroínas lo son. Todo tipo de mujer puede serlo. Es lo que me gusta de ella.
Ha sido un día, lleno de encuentros literarios. Esta entrada es como popurrí de momentos con diferentes escritores...

Ahora ya despidiéndome del día, viendo el atardecer por la ventana...soy más consciente de que Ethel y Ernest me esperan para seguir viajando a su mundo...a través de los ojos de su hijo Raymond Briggs. 

12 comentarios:

  1. Viajar me encanta, en pocos días pasan ante nuestros ojos escenas de vida cotidiana, espacios, edificios, comidas, relaciones, naturaleza, etc que nos son desconocidas y nos hacen interrogarnos por muchos motivos.
    Viajar a través de las palabras de los libros no es menos interesante, el mundo se abre para nosotras sin necesidad de trenes, aviones o mochilas.
    Las dos maneras de viajar me encantan y tú las has descrito de maravilla.

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laura...La verdad es que se puede viajar de muchas maneras. Las dos formas de viajar nos abren la mirada a un mundo nuevo...y también aquellas personas que parece que se quedan estáticas...como Ethel y Ernest,...ambos podrían ser personas que no han podido conocer mucho mundo, pero ¡¡quién les iban a decir que recorrerían el mundo en formato cuento!!! A parte que como bien decimos, su espíritu se nutría de lecturas que les harían volar...O como tú dices, mirando la naturaleza, lo que te rodea...
      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  2. Hola María:
    Viajar es maravilloso, sea de forma física o a través de las palabras y tu, cada mes, me haces viajar con tus entradas.
    Muchas gracias por ello.
    Un abrazo
    Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cris. Viajar es una maravilla, nos abre la mente y el espíritu...parece que nos crecen alas...lo mismo sucede cuando leemos...viajamos con menos equipaje, más ligeras, y más libres...
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  3. Hola María, yo siempre viajo a través de tu blog a otros mundos y saboreo esa taza de te con quién tú eligas en tu entrada. Y hoy, como siempre, me he sentido transportado. Estoy segura de que es un libro del que yo disfrutaría un montón. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, gracias por tus palabras, y por venir...Es un libro agradable, tipo comic, que te traslada a lo sencillo y cotidiano de una vida en la que parece que no sucede nada, pero que está llena de movimientos...al fin y al cabo importa lo que amamos...importan más lo pequeños detalles. Es un libro muy agradable, por si tienes ocasión de verlo. Ahora han sacado la película y lo han reeditado, pero a mí me gusta la versión antigua. Me llegó con el olor de las librerías de "pueblo" en la que escondido, estaba este libro esperándome.
      Un abrazo gigante y buena semana

      Eliminar
  4. Me encanta siempre cómo vas enlazando una cosa con otra. Yo me quedo con la recomendación y las ganas de conocer a ese entrañable matrimonio, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío. Es un matrimonio muy de agustito...muy recomendable...ya me dirás si os conocéis.
      Un besin enorme

      Eliminar
  5. Me ha encantado la entrada María, será de zonas escandinavas, pero has sido todo calidez en tus palabras. Me apunto a este matrimonio
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un matrimonio estupendo...muy bonito desde lo más sencillo. Un abrazo grande, y buen día.

      Eliminar
  6. Querida María
    Viajar a través de los libros es maravilloso,sentir con sus personajes y hacerlos formar parte de nuestro mundo...No leo todo lo que me gustaría y estoy deseando se que llegue el verano que es mi época de lecturas...más tiempo libre ,más relajada...
    Encontrarme contigo siempre es un momento mágico
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajar a través de los libros y sentir que también somos nosotros quienes viajamos...Este libro es tipo comic, y se lee muy rápido. Es más bien disfrutar de una vida en imágenes...
      Gracias por tus palabras, Princesa...un placer verte por aquí.
      Un beso grande

      Eliminar