El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 23 de octubre de 2017

Librerías en Praga

Me llevé dos libros desde casa,...ambos ambientados en los años treinta. Y no puedo más que pensar que de algún modo hechizaron con su encanto y dieron una suave capa a la realidad que pisaba, ...parecía que esos años envolvían los momentos actuales...con el jazz de música de fondo. Una Praga vestida para darse a conocer en una época diferente, y con casi un siglo de diferencia.

Transportada por esa música y ese escenario de fondo, visité las librerías de una ciudad que se abría...de par en par...como un libro ilustrado. Para dar más ambientación, decir que en ese momento estaban rodando la escena de una película justo en la calle hacia la que me dirigía. Tuve que esperar a que terminaran el rodaje de la para pasar... Por fin, llegué a mi destino y me senté con un caj, o té, en una mesita pequeña rodeada de libros. En The Globe, una librería de libros en inglés, fundamentalmente, y también algo de checo.

"The Globe". Está un poco escondida, cerca del río, pero cuando entras, parece que hay todo un universo literario esperándote. Mientras mi té se terminaba y hacia acopio de libros, me sentí como invisible...mirando a quienes también disfrutaban de buena lectura, música, y algo de beber o comer...Cerca había quienes conversaban en un fluido checo y supongo que esta librería, era un lugar familiar, porque conocían al dedillo los libros que había. En la parte superior...porque,  contaba también con escaleras, había libros de segunda mano...Esta vez me contuve, quizá porque pensé que los podría adquirir en casa. Pero nada como llevarte libros en la maleta, aunque  pese un poco más...eso me sucedió más tarde.


Otra librería que descubrí fuera de las guías de viaje, fue una con nombre muy singular: Ouky douky. Está más lejos, pero aún dentro de la vieja Praga. Los edificios son preciosos, casas que podrían hablar de tiempos pasados...o no tanto, por las numerosas inundaciones que ha sufrido la ciudad. Bueno, esta librería, tiene un toque más cotidiano. Esconde numerosos libros de segunda mano. Algunos en repisas equivocadas (confunden el italiano con el español) pero todo muy agradable. Aquí también sirven comidas. De aquí me llevé el rato de lectura con Woolf, que me acompañaba en este viaje, como no podía ser de otra manera.

Paseando por el barrio Malá  Strana de Praga, te puedes chocar casi sin darte cuenta con Shakespeare and Sons. Me hizo gracia encontrarme una librería con ese nombre...es como imitar un rincón de Paris, con Shakespeare and Company.
En esta librería me entretuve de lo lindo, y me llevé cuentos infantiles, entre otras cosas.
Me traje una especie de folleto de Mark Forsyth que me encantó...el título "The Unknown Unknown- Bookshops and the delight of not getting what you wanted". Un título interesante, verdad?

Fue aquí donde me dije...sí...quiero quedarme más en Praga y disfrutar de este espacio de forma habitual. Aquí no es que puedas comer, pero si sentarte en espaciosos sillones antiguos y leer lo que te venga en gana. Eso si, el dependiente, si que se preparó un rico sandwich con una taza de té humeante. Con ese espectáculo, tuve que marcharse, antes de hacerme la encontradiza con el té y el sandwich. Mi compañero de viaje, me rescató de inmediato y me llevó a tomar algo similar cerca del río y con mantitas...no podía decir que no.

Mis dos libros me perseguían, y en ocasiones, sentía que la mejor librería era la que tenía en la buhardilla donde vivía...allí podía comer a mis anchas, leer y estar calentita porque por las noches refrescaba...venía el viento del Este y dejaba todo con ese olor característico del Otoño.

Hay más librerías,...muchas de ellas no las encontré, pero tampoco fue un imperativo en el viaje...había mucho que más que ver y que caminar...Fui con una pésima guía barata que adquirí antes de viajar...Para mayor vergüenza os diré que estuve varios días tratando de discernir qué guía "barata" podría servirme para el viaje. Fui a lo práctico y esta tenía mapa de metro y mapa de ciudad. Más tarde me di cuenta que era bastante incompleto y mi compañero de viaje tuvo que imprimir otros mapas que fueran de mayor utilidad.

Parece que el Otoño ya está bañando los días y días de este bonito lugar del mundo. En casa también me esperaban las librerías con las novedades de esta época. Sin embargo, estoy tratando de rescatar los libros que tenía olvidados. Esos que adquiriste y que están ahí, mirándote desde los estantes de la librería. 
Quisiera escribir más, leeros más, pasar más ratos por aquí, pero cada vez se hace más y más difícil. Imagino que como a tod@s. Pero siempre es un placer encontrar un rato como este, en ésta época del año, en el Otoño, con tazas de té que me han acompañado para escribir esta entrada...Os visitaré, y contestaré a vuestros comentarios...Felices lecturas otoñales.

Las fotos, salvo la del libro, y la que está ilustrada, son de servidora.

12 comentarios:

  1. Visite Praga en 1988 justo antes de la caída del muro de Berlín de paso en un viaje que hice a Polonia para visitar a un amigo polaco y me impresionó...es de esos lugares a los que me gustaría volver
    Este año en Febrero tengo planeado ir a Cracovia,se que lo voy a encontrar todo muy diferente por que las cosas han cambiado mucho en esos países .Siempre me han atraído y visitarlos después de tanto tiempo va a ser una experiencia para mí
    Planearé Praga en mi próxima escapada
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo...qué suerte...yo ahí era pequeña, pero me habría encantado. Creo que ese momento era el más enriquecedor. Cracovia es maravillosa, yo guardo un recuerdo muy bonito. Te recomiendo paseos cerca del río. Y visitar algunos lugares que no vienen en las guías...por ejemplo ir a la zona donde Juan Pablo II visitaba a su profesora de teatro, con quien mantuvo una relación preciosa o la casa donde murió su padre. O dar un paseo por las librerías de la zona...
      Bueno espero que lo disfrutes mucho y que algún día vuelvas a Praga...si lo haces...escapa también a las afueras...
      Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Praga es uno de mis próximos destinos, asíq ue he tomado buena nota de tus librerías. no concibo un viaje, sin visitar librerías
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde hace un tiempo, me sucede lo mismo...no concibo un viaje sin librerías de por medio...y sin té.
      Un beso

      Eliminar
  3. Precioso viaje este que nos cuentas, me han encantado tus descubrimientos. Desde luego dan ganas de irse de cabeza a cada una de esas librerías, pero lo que más me ha gustado es cómo lo cuentas. Me apunto ese libro, "The Unknown Unknown". Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, gracias por tu comentario. Algún día serás tú quien pise y cuente como las pisa...esas librerías. El librito no está mal...resulta divertido. Ya me dirás.
      Besos

      Eliminar
  4. Oh María, que maravilla de lugares. Muchas gracias por compartirlos, me he sentido allí, en este instante, me he visualizado pasando las hojas de uno de esos volúmenes y sintiendo lo que quieren decirme. Que bien, que maravilla.
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, gracias...muchas gracias por tus palabras. Los viajes dan más de lo que se puede decir con palabras...A la biblioteca espero ir cuando la abran al público de nuevo. Besos.

      Eliminar
  5. Qué maravilla!!! Muchas gracias por compartir esas visitas a esas librerías tan bonitas! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío. Espero que algún día sirvan para una agenda de viaje,...son lugares míticos, de los que nadie suele hablar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. hola! que belleza de blog, que belleza! gracias por la magnifica entrada y por compartirla, saludosbuhos y feliz otoño.

    ResponderEliminar

Quienes queráis dejar un comentario aquí, por la LOPD y RGPD, necesitaría que dierais vuestro consentimiento para dejar comentarios. Si no, me veré obligada a eliminarlos, ya que no me queda claro lo que google y blogger transmiten.
Muchas gracias.