El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



martes, 3 de julio de 2018

Dónde el corazón te lleve, Susanna Tamaro

El intenso mes de Junio se ha marchado...pero durante ese mes tan raro e inquieto que he tenido,  la voz de una mujer mayor me ha acompañado...una voz que sale directa del corazón y que se deja llevar por él.

Este libro lleva en mi vida más o menos veinte años. Lo leí por primera vez en un verano que curiosamente, acabé pisando tierra italiana por primera vez...Entonces, mi lectura fue un tanto diferente...me identificaba más con la nieta a la que está dirigido el diario...y muchas palabras que subrayaba entonces en el libro, nada tienen que ver con lo que he ido
subrayando ahora...mi periplo por el libro ha sido totalmente diferente. Ahora estoy más cerca de la abuela que escribe el diario, con menos canas, pero muy similar. Escucho de otro modo, a una mujer que trata de explicar que se dejó llevar por el corazón a pesar de que algunas de sus decisiones no fueran las acertadas. Es un libro de palabras no dichas, de explicaciones no dadas, y al mismo tiempo un aprendizaje maravilloso sobre la vida, las oportunidades, la filosofía, la espiritualidad...en la brevedad de sus hojas puedes quedarte anclada imaginando un mundo más idóneo para la comprensión. Qué duda cabe que este libro se puede combinar perfectamente con un té, en el desayuno, o tal vez con una limonada, en  las noches azules del incipiente verano...

Aunque el libro recoge fechas de Otoño y casi de Invierno, no puedo evitar imaginarlo en verano...las dos ocasiones en las que lo he leído, era con el sol persiguiéndome.

Mientras lo leía,  y me alejaba de lo que había a mi alrededor,...el libro se me antojaba un refugio maravilloso. Releer siempre tiene la vertiente increíble de encontrarte con la persona que lo leyó el libro hace tanto tiempo...también posee la maravillosa perspectiva de reconocer otras palabras que ya hace tiempo olvidaste...y que pasaron desapercibidas cuando lo comenzabas...


¿Quién no conoce esta maravillosa joya literaria? Para quien no sepa nada de este libro, diré que el título lo dice todo, pero que no se trata de una historia romántica. Bueno, o lo que se entiende por romántico hoy en día. Es un diario, de una mujer que está viviendo su Otoño...y que quiere dejarle escrito algunas palabras a su nieta. En ocasiones parece que da explicaciones a su comportamiento, en otras, le hace descubrimientos importantes de su vida...o incluso, la invita a vivir en la comprensión de por qué actuamos de un modo determinado. Es un libro que habla del perdón aunque no lo nombre apenas...es la reconciliación con una misma, con su historia pasada, y quizá es también un diálogo en el tiempo...que siempre perdurará...

Nuestra protagonista, Olga, de quien olvidas como se llama de cuando en cuando, te lleva dulcemente, y sin casi notarlo a tu propia historia de vida. Comienzas a preguntarte sobre los secretos que toda familia que se precie posee...Te invita a comprender por qué alguien que quieres puede actuar de un modo determinado...Comienzas a observar lo sencillo que hay a tu alrededor, lo pequeño, lo que tienes cerca...Incluso te haces las grandes preguntas existenciales...porque el corazón te lleva, y te preguntas por el mal trato que hay en el mundo, en esos pequeños detalles que hicieron que te alejaras de tus creencias o de tus principios...No sé muy bien cómo pero perdonas todo eso y mucho más...y te reconcilias con el mundo. Sabiendo que ahora, aunque no seas más sabia que entonces, eres distinta...hay muchas vidas dentro de ti, y experiencias aún por saborear...aunque solo sea, ver de nuevo cómo se esconce el sol, o como juega con las nubes...aunque sea cuidar de un pequeño mirlo, o visitar un vivero para recomponer los daños que han hecho las tormentas otoñales...Es un libro de amor...de ese amor que no se ve pero que está en el corazón...que late y que reconoce las palabras que lo hacen latir de nuevo.


De la autora, poco más puedo contar...salvo que es una mujer increíble, que escribe muy bien, aunque este es el único libro que he leído de ella...Sé que hay una continuación que hizo en el 2007, pero si os soy sincera, no quiero leerlo...me gusta como termina este...un poco como la vida misma...los libros que parecen inacabados o que no responden a todas nuestras preguntas, ni se resuelven como tu parte práctica espera, son los que más me gustan...son los que suenan más a menudo en mi interior...y me dejan huella. Con este libro descubrí frases que más tarde reencontraría en otros rincones, como "Antes de juzgar a una persona, camina durante tres lunas con sus mocasines" O aquella en la que parece más una maldición y también nombraba Terry Prachett, "Deseo que vivas tiempos interesantes"...
Dejo algunos de los momentos más bellos o que más me han tocado el corazón mientras leía el libro...

"Durante esa noche repentinamente me había dado cuenta de una cosa, y era que entre nuestra alma y nuestro cuerpo hay muchas pequeñas ventanas y a través de ésta, si están abiertas, pasan las emociones, si están entornadas se cuelan apenas; tan sólo el amor puede abrirlas de par en par a todas y de golpe, como una ráfaga de viento".

"A veces, en la mochila, llevaba algún libro por el que sentía un cariño especial"...quién no lo ha hecho...al menos yo siempre que voy de viaje, no siempre me acompaña un libro que esté leyendo o uno nuevo, sino que quizá se viene conmigo aquél que es como un amigo/a y que parece comprendernos a la perfección...


Este libro fue también, uno de los escogidos para el Club de Lectura J.A. y que se enriqueció aún más con las palabras de las personas que querían hablar de él...ahí estábamos...escuchando la voz del corazón de cada una de nosotras...en un atardecer de ensueño...

10 comentarios:

  1. Estoy deseando leerlo María. Yo ahora estoy con El tiempo entre costuras, de María Dueña. Son lecturas que te atrapan con fuerza y no hay forma de dejar hasta que terminas de leer.
    Buen verano amiga :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Dueñas, aún no me he lanzado a leer sus libros...quizá algún día...de momento no me atrae mucho, pero entiendo lo que dices con eso de que estás atrapada en un libro y parece que todo lo vives con él. Disfruta de esa sensación y del verano.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  2. Hola María.
    Leí Donde el corazón te lleve hace muchos años.... y de él recuerdo quizá lo más importante que puede dejarnos un libro: sensaciones y emociones. Creo que es de una belleza maravillosa donde, como tú misma dices, se ven reflejados aspectos fundamentales en el ser humano: valores, espiritualidad, emociones...
    Me identifico mucho con los fragmentos del libro que has escogido, sobre todo con el que habla de llevar en la mochila de viaje un libro antiguo y conocido, que es lo que yo llamo "libro de cabecera".
    Muchas gracias por esta reflexión, por el recuerdo de este libro, las anécdotas y las emociones reencontradas.

    Feliz verano.

    Un abrazo.

    Cris

    ResponderEliminar
  3. Ah, y no sé si debo decirlo, pero doy mi consentimiento para la publicación del comentario. Gracias _()_

    ResponderEliminar
  4. También hace mucho que lo leí y guardo muy buen recuerdo de él. Lo que explicas de que cuando relees encuentras, casi, un libro nuevo es muy cierto, al igual que te reencuentras contigo misma en lo que señalaste o anotaste y sonries por lo mucho que has cambiado (o no, nunca se sabe).

    Un abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por recordármelo, solo sabía que me había gustado mucho en su día. Como siempre, lo cuentas muy bien, María.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me planteo releerlo después de leerte, porque lo leí hace muchos años, muchos, y no me gustó nada, y ahora pienso que puede ser que fuera muy pipiola o que no fuese el momento. Un besote!

    ResponderEliminar
  7. Tengo por casa uno de sus libros, "Anima mundi", pero lo cierto es que no me he estrenado con esta autora, parece que todos los comentarios la señalan como una escritora talentosa, además de tus propias impresiones, María. Tal vez se cruce alguna oportunidad en el camino, aunque nunca tengo claro que libro caerá en mis manos, prefiero que este asunto sea cuestión del azar, el momento, mi ánimo, una corazonada... qué sé yo.

    Me ha fascinado tu anécdota de ese libro especial metido en tu mochila viajera ;)

    Tus fotos son encantadoras, menuda primavera nos han regalado las lluvias, una delicia para los ojos.

    Cuídate amiga María, y disfruta del verano, que cada época tiene sus atractivos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace tanto que tu reseña ha sido casi una relectura de sombras de un libro que recuerdo disfruté más en sus formas que en su historia
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Bua, leí este libro hace un porrón de años también. Y ahí sigue. Como muchos otros que me acompañan desde hace tiempo, sé que lo releeré. Pero fíjate que con Susanna Tamaro tenía dudas de si aguantaría una relectura o perdería la frescura y la fuerza y la sorpresa de la primera vez. Pero veo que aguanta bien...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Quienes queráis dejar un comentario aquí, por la LOPD y RGPD, necesitaría que dierais vuestro consentimiento para dejar comentarios. Si no, me veré obligada a eliminarlos, ya que no me queda claro lo que google y blogger transmiten.
Muchas gracias.