Rutas y destinos literarios

El mar...
El Mar del Norte...
Seguimos mirándonos a los ojos y vistiendo la boca de colores. Cada vez somos más ingeniosos. Hace mucho que no vengo...este año es raro...diferente...pero no olvido este rincón. Escribo fuera, con el calorcito del día...hoy promete ser un día intenso...y a pesar de estar en el campo prácticamente, escucho a lo lejos a un (creo y/o quiero creer) que  adolescente, que se desvive gritando que: "soy el mejor en este juego, soy el p... amo, si, si, lo conseguí...soy el mejor". Por un lado me parece bien y hasta divertido, por otro, me entristece pensar que esa sea su ambición.


Aunque de ambición el mundo está lleno...no hay más que ver algo la tele o escuchar a los padres de hij@s.  Dicen: "yo con tal de que estudie
...o con tal de que encuentre un trabajo"...no sé...parece que algunas veces, y digo solo algunas, nos hemos olvidado de lo importante. No escucho palabras sobre lo bien que le va a su hijo o hija sobreviviendo y tratando de ayudar a quienes le rodean...o apuntándose a comedores sociales...etc. Por fortuna, escucho algunas personas que nombran que su hijo o hija llevó comida a quienes no podían moverse durante el confinamiento...Mi padre aún participa en conversaciones en las que mis estudios no han dado el fruto esperado. Quizá gano menos que mucha de mis coetáneas y trabajo mucho...o más bien...mi trabajo es muy intenso casi siempre,...pero entonces mi padre sonríe,...escucha a otros de sus congéneres....y no dice mucho más. Sin embargo, puede que piense, que al menos elegí lo que quería hacer y tuve la oportunidad de hacerlo...y que no fue por dinero, sino por amor. Quiero creer esto...sin duda alguna.

Pero en esta mañana de Agosto, no es todo como lo estoy contando...también están esos momentos maravillosos como; la llegada de la cartera de correos y que trae la revista de mi pueblo para ponerme al día mensualmente de una actualidad y realidad menos visible. Allí importan las mismas cosas, pero de un modo distinto...o eso me parece leer.

También esta mañana, además del adolescente satisfecho consigo mismo, me he encontrado una madre y su hijo/a pajarito...sí...les he visto cómo ella le da de comer y como él le pide comida de forma insistente. Mayoritariamente le alimenta mientras él o ella, aprende a volar...después poco a poco he visto como ella le deja un poco hacer...entre tanto reclamo...y él trata de imitar cómo ella obtiene la comida, en este caso imperceptibles migas de pan... (la ilustración que pongo, nada tiene que ver con la realidad...ni eran petirrojos, ni estamos en invierno, menos aún con nieve, y ambos están más cerca y se parecen a los gorriones...si es que no lo son...que creo que sí).

En fin...después de contaros mi mañana, sin omitir el calor que siento y la especie de "calima" que parece caer sobre quienes habitamos estos lares, he cogido mi taza de té preferida y rota, llena de un té negro especial para animarme, y decidida, he elegido un lugar donde viajar. Primeramente lo he hecho con un libro que tenía escondido y que ya reseñé hace tiempo: "Tardes en la librería".

Pero el libro que de cuando en cuando tengo entre manos ahora, y con el que me doy una vuelta por el mundo y viajo, es "Destinos literarios"...Nuestro encuentro fue curioso, porque lo vi antes del confinamiento, allá por el mes de Febrero, y lo que me llamaron la atención fueron las bellísimas ilustraciones. Pero pensé...bueno, para viajes literarios cada quien tiene el suyo y aunque no dudo que Sarah Baxter escribe bien, cada quien tiene sus destinos literarios, sus viajes con escritores y personajes,..." Pero, sorprendentemente, en Marzo, el libro llegó a mis manos, en forma de regalo inesperado, por mi compañero de vida, y no pude más que sonreír,  y pensar que lo leería pronto. Sin embargo, no ha sido hasta este verano, cuando he estado escudriñando entre las propuestas literarias de Baxter y las ilustraciones de Amy Grimes. Y aquí estoy...leyendo de cuando en cuando, algún destino literario que pueda tentarme... 


Y así descubrí a Knut Hamsun, en "La Bendición de la Tierra", que con las palabras que Baxter me ha ofrecido, he sentido algo de fresquito. Aunque, en este caso, también te cuenta el lado oscuro del escritor Hamsun, como simpatizante nazi y que ha hecho que esta novela quede olvidada, a pesar, a pesar de que, según parece, nada tiene que ver con la política. Los personajes parecen ser cotidianos en la tierra tan bella del norte. Y "les suceden cosas pequeñas y grande, cada una cuando toca". Cuando pueda leerlo, y me encuentre con él, me formaré una opinión, y espero no encontrarme con esa vertiente oscura de quien escribía la bendición de la tierra... 



Puedes ir a Haworth de la mano de Emily Brontë, o a Bath con Austen...(inevitable eludirlas) y también a la Sierra de Guadarrama, con Hemingway...
Además lo bueno de estas propuestas literarias, es que no hay coronavirus...sí...habrá otras cosas, y de seguro habrá un viaje tambi
én en el tiempo (no es lo mismo visitar Nueva York con El guadián entre el centeno, en los años cincuenta,...y ahora). En fin... lo dicho,...este libro es una propuesta, pero seguro que es mejor escoger un libro de vuestra estantería o de vuestra librería o biblioteca favorita y empezar un nuevo viaje...

Os dejo, para embarcarme en nuevos viajes literarios...

(Mientras escribía ha caído la lluvia de forma repentina, sin que el aemet y otras páginas meteorológicas lo supieran...de esa lluvia ya no queda nada, pero existió...porque abandoné el teclado para mojarme un momento y sentir que las gotas de lluvia caían sobre mí).

Os sigo...en mi silencio y en este tiempo tan internaste y distinto a cualquier otro que hayamos vivido...

Comentarios

  1. ¡Querida María!! Yo tampoco olvido tu rinconcito donde me haces sentir tan bien cada vez que te visito, es casi como si estuviera contigo tomándome un té negro o verde, escuchando a los pájaros (y a algún que otro adolescente despistado también jeje). Estoy segura de que tu padre está encantado y orgulloso del trabajo de su hija, porque te gusta y te realiza como persona. En la vida hay cosas mucho más importantes que el dinero, eso está claro. A mí me pasa algo así, que después de estudiar mi carrera de licenciatura, mira donde estoy trabajando, en una biblio pública y oye, más feliz que una perdiz. Un trabajo que me hace estar más en paz, más relajada entre mis libros, mis pelis y mis series y mis usuarios por supuesto.
    Respecto a los libros, pues es lo que tienen, que nos permiten viajar a tantos sitios... Espero que lo estés disfrutando
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marian, por tu mensaje. Yo siento igual cuando paso por tu rincón, espero que hoy lo pueda hacer. Bueno, mi padre hubiese querido otras cosas para mí, pero también lo entiendo. Lo que ocurre es que estoy algo preocupada por la sociedad actual. Imagino que en todas ha sucedido lo mismo, sin embargo ahora no veo tanto compromiso social real. Es quizá...más virtual. Más desde un "like" cuando algo me interesa, o de cambiar un perfil con un lazo, en fin...mis pensamientos...
      Tu trabajo es maravilloso...uno de mis favoritos, y es lo que tú dices,...feliz. En mi caso necesito un tiempo de distancia y espero que la vida me lo dé en algún momento.

      Espero y deseo que sigas viajando por los libros que lees, por las palabras, personajes y paisajes que se te presenten. Un abrazo grande y mucho ánimo para este tiempo incierto.

      Eliminar
  2. He disfrutado mucho de tu relato. Qué bien volver a encontrarte en tus historias y tu sensibilidad para ver la grandeza de las cosas pequeñas y maravillosas de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Thornton...gracias mil por tus palabras y por pasar por aquí.

      Eliminar
  3. ¡Hola, María! Yo también he viajado un poco contigo al leer tu entrada de hoy. :) Espero que estés bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa. Sí, de momento todo bien, deseando aprender y reaprender. Un abrazo y confío en que tú también estés muy bien.

      Eliminar
  4. Hola mi querida María. Pues lo cierto es que estos destinos literarios me parecen muy interesantes. Es un libro que especial por lo que veo. Las ilustraciones son preciosas y las recomendaciones imagino que también.
    Por aquí también hace un calor que no veas. Andalucía es tierra de agostos con mas de cuarenta grados, y este año viene con fuerza. Y en cuanto al primer tema que nos ocupa, es curioso. Precisamente hace unos días le decía a mi hijo que empieza nueva etapa de estudios que lo pensara bien, pero que sobre todo, hiciese alo que le llene y le haga sentir bien. Algo que más que un trabajo, sea algo que le proporcione felicidad a la par que le ayude a ganarse la vida.
    Muchos besos cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Margarita...¿cómo vas? ¿qué tal las palabras que lees y escribes?
      El libro que nombro..."Destinos literarios", es muy buena idea para quien la haya pensando. Eliges los libros que te gustan...tal vez dejas que el editor/a te recomiende algunos más, y luego buscas una ilustradora para que dibuje parte de esos libros que te gustan... Todos tenemos nuestros "destinos literarios", quizá no son los mismos que nos ofrece este libro. Quizá es un libro que una puede hacer de forma personalizada,...creo que es un libro de oportunidad...muchas de las posibilidades viajares y literarias que ofrece coinciden con las mías, pero otras o.

      Aquí ya refresca algo más, y se agradece.

      Me alegra saber que tu hijo eligirá algo que le haga feliz ahora...porque después, todo está por descubrir. Lo importante es SER. Lo de tener, va y viene.

      Un abrazo grande y que disfrutes de lo que queda del verano.

      Eliminar
  5. Querida María, este verano también está siendo muy diferente para mí. Ya sabes que hace unos meses que he venido a vivir a Navia en Asturias, después de pasar tres años y medio en Mérida. Después de pasar allí cuatro veranos asfixiantes, este clima más húmedo y fresco es un alivio. Pero echo de menos a mis amigas extremeñas, a las que tenía pensado ir a ver unos días este verano, pero el coronavirus lo ha hecho imposible. En cuanto lo que has comentado de los adolescentes, es verdad que hay una generación menos comprometida que las anteriores, no creo que sea culpa suya, sino de esta sociedad cada día más individualista en la que cada uno mira por lo suyo y no por el bien común. Pero si te digo la verdad, yo no creo que sean ni mejores ni peores que algunas personas mayores. El domingo sin ir más lejos tuve un pequeño encontronazo con un señor mayor que me pareció mucho más faltón que cualquier adolescente. Y entonces pensé que el comportamiento de los jóvenes a veces es un fiel reflejo del comportamiento de los adultos. A este señor habría que mandarlo de vuelta a la escuela a estudiar valores, que falta le hacía. Disfruta de tus libros en ese rincón tan especial. Un beso
    Noelia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Noelia...¡¡qué cerquita estuve de ti a finales de Julio!! Estuve en Ovio.

      Sí...lamentablemente al hablar de adolescentes no comprometidos (no todos, gracias a Dios), no doy por hecho que "los más mayores" sean mejores. Si,... y tengo que decirlo, estoy un poco cansada de trasladar la responsabilidad fuera...es decir...la sociedad en este tiempo es de una gran oferta a muchos niveles...pero creo que escogen caminos más fáciles...o se dejan influir por una parte de la tecnología que es más individualista. Supongo que la Educación, tiene mucho que ver en todo esto. ¿Qué está pasando? Supongo que estamos más pendientes de nosotros mismos a nivel individual y de una perfección externa...pero...realmente...qué hacemos al respecto? Veo que ponemos parches, y no refiero a la situación actual, sino a lo cotidiano y ordinario...a las necesidades de nuestros vecinos y amigos y a los desconocidos de al lado...Yo me incluyo...que también responsabilizo fuera, o miro para otro lado, que creo que eso es lo peor... Lo que cada persona puede ofrecer es único...y sería maravilloso ver asociaciones más comprometidas. Las hay...y hay jóvenes maravillosos, pero es inevitable ver la tendencia... y su búsqueda a una identidad desconocida, deslumbrante, perfecta por fuera...en fin...que me voy....jajaja...

      L.M.Montgomery, en uno de sus libros de Anne Green Gables, decía que "no importa tanto lo que la vida te ofrece, sino lo que aportas". Porque la vida tendrá momentos muy variados, pero lo que nosotros podemos dar, cada quien particularmente a otro...es único...y aunque parezca poco, es más que nada...y encima nos reportará un bien mayor...

      Vaya charla que he dado...lo siento...Espero y deseo que estés bien, Noelia, y que pronto puedas ver a tus amigas extremeñas...Yo también echo mucho de menos ir allí y ver a la familia. Estuve a principios de año, antes de todo este tiempo de confinamiento. Este verano no ha podido ser...al menos de momento.
      Besos mil.

      Eliminar
  6. Un verano extraño para todos...me ha encantado pasar un rato contigo
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy raro...para todos, y más para quienes hemos perdido seres queridos. Un abrazo y gracias mil por pasar por aquí.

      Eliminar
  7. Hola, María:
    Esta mañana me he tomado unos minutos para entrar en tu blog antes de ponerme a trabajar y la verdad es que es siempre una delicia pasarse por aquí :) Tal vez el cartero te traiga una cosita más en las próximas semanas...
    Un abrazo,
    Noemí.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Quienes queráis dejar un comentario aquí, por la LOPD y RGPD, necesitaría que dierais vuestro consentimiento para dejar comentarios. Si no, me veré obligada a eliminarlos, ya que no me queda claro lo que google y blogger transmiten.
Muchas gracias.

Entradas populares