Nieve y Silencio

La nieve...durante estos días, si vives por la zona central, habrás podido ver nevar...Al principio ese agradable susurro al caer,...cuando parece que todo está espolvoreado de harina. Deja todo tan bonito...hasta una bolsa de basura, o incluso un contenedor. Todo queda precioso. Sales a disfrutar de ella, y llegas a duras penas ha hacer un muñeco de nieve. Lo de ahora, lo de hoy, ha sido increíble. Jamás había visto tanta nieve donde vivo. 

Y a pesar de que me gusta mucho y he disfrutado de hundirme en ella hasta casi cubrirme por completo, lamento las dificultades que ocasiona. 

Nosotros aún estamos elaborando los daños que la nieve ha ocasionado, y de momento ha sido muy triste encontrarnos la rama grande de una encina, rota por el peso de la nieve. Hemos pasado parte de la mañana bareando los árboles para trata de descargarles de nieve. Llegando hasta donde se podía sin poder poner escalera alguna, en fin...esta siendo toda una aventura.


También me ha sorprendido encontrar carambanos en el tejado...pero no unas pequeñas e insignificantes, sino tamaños de más de medio metro...en fin...toda una aventura como digo. 

Ahora ya parece que nieva menos y que parte de la nieve se cae por sí sola sin necesidad de ayuda...
Los pájaros esta mañana estaban algo confundidos, y han venido hasta la puerta. Imposible fotografiarlos...escapan con tanta rapidez...y cuando he conseguido estar cerca, la cámara no me respondía...
Bueno, nos queda disfrutar de todo esto, porque afortunadamente hasta el martes no tendría que ir a trabajar. Sin embargo, dicen que el martes, las temperaturas bajan muchísimo. Y entonces,...será el transporte el que me abandone. Veremos qué puedo hacer. Tal vez me compre unas raquetas en los pies para conseguir llegar al pueblecito más cercano, que está casi a cuatro kilómetros, y de ahí, quizá encuentre algún tipo de transporte. Ya veremos...

De momento...ha disfrutar de la nieve, a leer libros, a tomar té caliente de Navidad o de chocolate...y a disfrutar muchísimo de lo que la nieve nos está dejando...

Sigo enganchada a los mismos libros que os mencioné en anteriores entradas, pero tengo libros que consulto de cuando en cuando. Uno de ellos habla de los pájaros que nos visitan en invierno. Es verdad que no me encuentro en Suecia, ni en la isla de Gotland, pero algunos pájaros que visitan a este autor, también vienen de visitar por aquí. Algunos no aparecen en su libro...igual que hay otras que me encanta descubrir... y que tal vez solo están por su amada isla. 


Este tiempo, y las dificultades que representan, ofrece oportunidades para también vivir en medio de lo que tienes y practicar la creatividad. Estoy pensando en elaborar pan, ya que no es posible ir a por él. Y que vengan lo veo inviable durante al menos, unos días. De manera que estamos sacando las conservas y lo que teníamos congelado, para estos días. Y algún que otro invento viendo vídeos de otros que cocinan...

Abrigada hasta arriba y pensando en cómo lo haremos estos días que las temperaturas serán mucho más bajas. 

A la vez, pensando en todo lo bueno que nos puede traer este año. Ultimamente, visito páginas relacionadas con la vida natural y lo que ésta nos ofrece. Creo que ya lo he mencionado, y cada vez estoy más convencida del cambio, y más viviendo aquí, quiero intentar vivir acorde con la naturaleza. No podré conseguir metas altas, porque también hay que conocerse, pero poco a poco, quiero ir haciendo transformaciones vitales.  

Para ello, me falta fortalecer la fuerza de voluntad. Cierto es que, en ocasiones, el trabajo me lleva mucho tiempo, pero he de intentar salir de todo esto que llamamos vida, antes de que nos atrape y nos consuma. Soy la primera víctima de ver series, películas, y pasar a veces, ratos, enganchada al móvil. Y todo esto esta bien...y como todo...en su justa medida... Quiero poner voz y pensar en lo importante...en lo transcendente...en lo que nos acompañará más tiempo y hace que nuestra alma tiemble. 

Este año está abierto a vivir nuevas experiencias y aventuras...Tenemos muchos días en los que dejarnos llevar por las palabras...Este año me gustaría estar más cerca de ESCUCHAR...Hace mucho que esto no se practica realmente...queremos dar nuestra opinión de todo. Y eso también está bien. Pero...escuchamos de verdad? Damos voz a quienes nos acompañan? Escuchar de verdad...cuando alguien nos habla.  Escuchar también lo que nos rodea: puede ser incluso los coches, o en este tiempo de nieve...escuchar crepitar nuestros pasos cuando pisamos la nieve...o tal vez la música que llevamos...yo ahora mismo escucho a Bach, al violín...y bueno no hay palabras. 

Escuchar también es leer. Dejarnos llevar por un libro y lo que éste contiene...su propia partitura, lo que nos hace sentir...la fantasía que despierta en nosotros. 
 
Bueno, espero que todas y todos estéis bien y que este temporal haya dejado una huella bonita en vuestros pensamientos. 
Que cada día nos invite a esa búsqueda interior que os haga estar en sintonía con lo que os rodea. 

*Las fotos son mías, hechas con el móvil. Pertenece a lo que nos rodea hoy. 

Comentarios

  1. ¡Hola! Si en pleno Madrid tenemos más de medio metro de nieve, pues imagino como estaréis por allí. La verdad es que esto es precioso, una pasada... No sabes cómo está mi barrio y mi parque. Disfrutamos de la nieve con precaución y ahora, cuando todo se hiele con la que está por venir, tendremos que ir con mucho cuidado, tanto con el coche como andando. Las bibliotecas han cerrado en principio hasta el martes y luego ya veremos si podremos sacar el coche del garage. Tú, vosotros lo tenéis más complicado, ¿decías en serio lo de las raquetas?? jejeje.
    Bueno, ya nos seguirás contando por aquí
    Besos fuertes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian...qué aventura!! Aquí estamos muy atrapados. Y sí...para bajar al pueblo se necesita o raquetas o un buen calzado que te ayude a no resbalar. Pero no creo que haga falta. Confío en que vengan pronto los quita nieves y lo del hielo no nos impida ir a trabajar. Ya veremos...😘 Un abrazo y disfruta mucho del día. Hoy parece que sale el sol.

      Eliminar
  2. Hola María, lo cierto es que la nieve deja un hermoso lienzo sobre el que apetece dibujar sonrisas y cuentos. Pero hay está también la necesidad de adaptarse, el aislamiento. Sus pros y contras. Me encantan las fotos que has compartido, son una auténtica maravilla. Y la lectura, siempre es gratificante, en estos días, más. Espero el futuro sea mejor que el pasado. Mientras, vivamos este blanco presente.
    Besos :D

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh, María!! Qué paisajes invernales tan bonitos. La nieve tiene una extraña belleza que nos atrapa, aunque, ya ves que se vuelve peligrosa.
    Sigo en el pueblo porque no puedo llegar a Madrid, de momento. Veremosa ver cómo va todo durante estos días. Hacer pan no es complicado, es muy sencillo. Sólo requiere paciencia y esperar a que leve la masa. Te animo a que comiences hacer pan.
    La verdad es que vivir en la naturaleza es un lujo, al menos para mí. Contemplar, observar para aprender, porque creo que además de una forma de vida nos puede enseñar muchas, muchas cosas.
    Ese libro de los pajaritos tiene muy pinta.
    Espero que el martes pueda regresar también a Madrid y a mi trabajo... ya veremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola María, ¡qué bonita esta entrada! Me ha gustado mucho. Yo a veces también pienso que tenemos que vivir en harmonía con la naturaleza, parece que le hemos dado la espalda. Desde mi casa tengo unas vistas preciosas del puerto y la ría de Navia y del monte, y luego ves el humo de la papelera a lo lejos y te das cuenta de lo poco que valoramos nuestros espacios naturales. Me han dicho que en esta ría antes había salmones, pero se construyeron tres presas por razones industriales y claro al no tener salida al mar desaparecieron, ¡qué pena! Habría sido muy bonito ver al salmón saltando por esta ría. En fin, vivimos días complicados con la nieve acumulada. Ayer vi unas imágenes en León en las que había dos vacas atrapadas por la nieve y me dio mucha pena. En fin, espero que estés bien y que el temporal vaya pasando para que puedas ir a trabajar el martes. ¡ Que casualidad! yo también vuelvo a trabajar el martes, y tengo la misma preocupación que tú, espero que el transporte no me deja tirada en Navia, aquí no ha nevado, pero nunca se sabe. Un beso muy fuerte y ánimo. Feliz año guapa

    ResponderEliminar
  5. Preciosa la nieve!!!Sueño con levantarme una mañana y encontrarlo todo nevado...se que aquí eso es casi imposible,tan al sur y tan cerca del mar...pero no pierdo la esperanza de que algun día ocurra...mientras imagino que paseo por paisajes nevados...
    Un Beso

    ResponderEliminar
  6. Qué preciosidad de paisaje. Es bonito verlo todo tan diferente, tan especial. Aquí no nevó, pero este finde tuvimos una cencellada bastante grande en la misma ciudad, y fui a correr por el río y todo estaba blanco con el hielo: los árboles parecía que habían florecido en blanco, todo precioso. Qué suerte que podamos disfrutarlo, y luego volver a casa calentitos. Somos unos privilegiados :)
    Un abrazo fuerte, María.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Quienes queráis dejar un comentario aquí, por la LOPD y RGPD, necesitaría que dierais vuestro consentimiento para dejar comentarios. Si no, me veré obligada a eliminarlos, ya que no me queda claro lo que google y blogger transmiten.
Muchas gracias.

Entradas populares