El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



miércoles, 19 de noviembre de 2008

Christina de Pizan y La Rosa y el Principe


Viajando a la Edad Media...Finales de los años 1300 y principios de 1400...

A buen Amor juro y prometo,
y a la flor llamada Rosa,
a la valerosa diosa Lealtad,
que nos trae esta noticia,
salvaguardar la fama de cada dama,
protegerla de cualquier circunstancia,
y no difamar jamás a una mujer.
Y con este fin, tomo el Orden de la Rosa
”.


(Inicio de una de las baladas, del Cuento de la Rosa, Christine de Pizan, La Rosa y el Principe pag.77)

Christine de Pizan, es considerada como la primera mujer que logró ganarse la vida por medio de la escritura. Fue poeta, historiadora, lectora empedernida, amante de la escritura, de la paz... Se sabe que nació en Venecia (1364), pero al poco de nacer se fue a vivir a Paris (siendo francesa de corazón). Por aquel entonces reinaba el Rey Carlos V, al que llamaban el Prudente (hombre que consideraron justo y que disponía de una amplia biblioteca –que fue el origen de la actual Biblioteca Nacional de Paris). Su padre, Tomás de Pizan, era astrólogo y médico (antes ambas materias estaban muy relacionadas), y fue requerido para estar cerca del rey, quién le abasteció de propiedades y honores. Christine gozó de una infancia feliz, aunque confrontada con sus más fervientes deseos. Quería aprender, gozar del conocimiento y por otro lado, debía convertirse en una mujer virtuosa, preparada para ejercer de madre y esposa. Se desconoce si Christine de Pizan, cursó sus primeros estudios en casa, junto a su padre o asistió a algunas escuelas monacales (que por aquel entonces se reservaba a hijas de la nobleza). Se casó, a la edad de quince años con Étienne Castel, y aunque muy probablemente fue una unión de conveniencia, por sus escritos, sabemos que se amaron profundamente: “Nadie pudo igualarle en bondad, dulzura, en lealtad y tierno amor”. Aproximadamente a la edad de veinticinco años, Chistine sufrió la perdida irreparable de su marido. La dejó con tres hijos y endeudada. Después de un largo tiempo de duelo, se vio obligada a recuperarse, dado que tenía a varias personas a su cargo. Y esta situación la fortaleció, gracias en parte, a sus ansias de conocimiento. Contaba con la suerte de tener un amigo de su padre (ya fallecido) en la Biblioteca, por lo que no dejó de leer y comenzó su tarea literaria, como trabajo.
Por aquel entonces se leía El Roman de la Rosa...donde se prevenía a los hombres sobre las mujeres. Ella, respondió esta infamia a través de sus libros (entre ellos, La Rosa y el Principe y la Ciudad de las Damas - éste último libro que ya he encargado en la librería). Escribió una biografía del rey Carlos V, que le pidió el duque de Borgoña, y muchos libros más.


Chistine estuvo muy pendiente de la política y viviendo una época de conflictos, escribió epistolas dirigidas a los altos dirigentes, solicitando la paz. Viendo que todo esto la superaba se recluyó, junto a una de sus hijas en un convento. Jamás volvió a casarse, ni a mantener relaciones con otros hombres. Se sintió siempre enamorada de su esposo. No se sabe cuando murió, se barajan fechas como 1430. Antes de morir, supo de la existencia de Juana de Arco, y para quién escribió versos...admirada por su valentía.

Ángeles Caso, desde su libro de Las Olvidadas, la dedica todo un capítulo, considerándola “una mujer excepcional”...y la rescata de ese olvido, en el que se quedaron muchas de las mujeres de aquella época.

6 comentarios:

  1. Qué bien que la rescates. También se habla de ella en el libro Las mujeres que escriben también son peligrosas. Una mujer adelantada a su tiempo, eso seguro.

    ResponderEliminar
  2. María,

    Andamos de época.

    Buena entrada.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cristina, tengo el libro que dices, y aunque breve, es una reseña importante. Desde luego, una mujer adelantada a su tiempo, también porque tenía la suerte de tener acceso a la lectura. ^^

    Cristian, me alegra saber que te gusta...sí es una mujer que admiro mucho. Desgraciadamente no aparece en libros de historia. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. No tiene nada que ver pero me acordé, mientras leía tu post, de la mujer que aparece en El nombre de la Rosa. Pero como las lecturas siempre disparan para otros lares, sitios y mundos,vale igual.
    Siempre te leo.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Sí...es una película que refleja bastante bien la Edad Media...Y la vida de una mujer en aquella época. Yo también te leo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. María, me ha encantado esto que cuentas. Siempre me han interesado las biografías, sobre todo si son de grandes mujeres. En este caso, es admirable lo que hizo Christine en las difíciles circunstancias y la época que le tocó vivir.

    ResponderEliminar