El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 5 de diciembre de 2008

Tierras de Penumbra


Ayer, buscando un regalo para una amiga, me encontré con esta película editada en DVD. No pude evitarlo, y además de regalar una, me quedé con otra. En fin...esas cosas que pasan. Es una de mis películas favoritas. Se trata de la historia de amor que vivió el escritor C.S.Lewis con Joy Davidman. Viendo la película, he paseado por las calles de Oxford, he viajado al armario de Lucy (en Narnia) y he releído algunos de los fragmentos de "Una pena en Observación" (pequeño libro que escribió C.S.Lewis, al poco de morir sus esposa. En él expresa el duelo, y el sufrimiento por el amor perdido). En Lenten Lands, escrito por Douglas Greshman (uno de los hijos de Helen Joy Davidman), también se puede encontrar retratado la vida de C.S.Lewis y su mujer. Lo cierto es que aunque comenzó por correspondencia, y como una amistad, poco a poco, se fue convirtiendo en un amor desde el que Lewis, no creyó que podría existir...ya cuando escribía libros acerca del romanticismo medieval.


Leemos para saber que no estamos solos.

7 comentarios:

  1. Quiero ver esa película, me entraron ganas de sentarme con un vaso de algo delante de la tele y mirar esa película, no sabés el calor que hace en la patagonia argentina por estas horas.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias María por traernos siempre al recuerdo tan bellas películas. Gracias por la de Juno, la he disfrutado muchísimo. Yo leí "una pena en observación" y me dejó impactada. Me gustó muchísimo y me sentí algo identificada.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  3. Adoro tierras de penumbra. Aún recuerdo cuando fuimos a verla de estreno y la tarde de llanto que pasamos...sin duda, un buen regalo!

    ResponderEliminar
  4. Hola, María, yo también me hinché a llorar cuando vi esa peli; ¡qué bobita, que triste y que emotiva a la vez...Muchas gracias por traerla a nuestro recuerdo. Quizás la vuelva a ver, ahora que han pasado años que la vi. pero la novela no la he leído, y eso puedo resolverlo.
    Saludos desde el Mediterráneo.

    ResponderEliminar
  5. La ví hace tiempo, un poco larga pero con un mensaje claro, eficaz e intemporal: el amor aparece pocas veces en esta vida y no hay que dejarlo atrás.

    Por cierto, bellísimos paísajes de Oxford y alrededores, y fantástico ambiente académico, si aprendieran nuestros contemporáneos de esa gran universidad.

    El final de la película es una gran frase que merece la pena escuchar.

    un abrazo JP

    ResponderEliminar
  6. Qué buen regalo. A mí también me gustó la película.
    El estar basada en un hecho real la hace más interesante.
    Porque además C.L.Lewis tiene mucho que decir y nos hace pensar. Aprendió por experiencia a sacar del dolor esperanza, amor y fe.

    ResponderEliminar
  7. Mariano, es increible!! Hacía mucho que no la veía, y me gusta mucho. Ahora rescato imágenes que hace años, cuando la veía, no prestaba la misma atención. Saludos fresquitos!!

    Aldonza, "una pena en observación", aunque triste, es un gran relato acerca del duelo. Mil besos más.

    Semedimanche, me alegra coincidir contigo. Yo también la disfruté en el la pantalla grade. Es magnífica y recuerdo que Garci, en las tertulias de los lunes por la noche, la nombraba con admiración.

    Ariodante, qué tal?? Imagino que liada...Hay dos novelas una del hijo de Joy y otra de C.S.Lewis. La del hijo de Joy, no la he visto traducida. Pero la de C.S.Lewis es "una pena en observación" de Anagrama y traducción de Carmen Martín Gaite. Bss

    Juanpaulus, son bellísimos los paisajes de Oxford y la música. Pensé que el Pub que saldría era de "Eagle and Child" donde él y Tolkien, además de otros, se reunían para charlar de libros y otras historias...Pero no...
    Saludos!!

    Fran...desde luego C.S.Lewis tiene mucho que decir...y dice mucho. Has leído los cuatro amores?? Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar