El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



jueves, 25 de junio de 2009

Bettys Tea...

Sin duda es uno de los tés más ricos...de esos que te apetece tomar a primera hora de la mañana. Ya hace casi un año que descubrí estos tés...Son de la zona de Yorkshire, concretamente lo descubrí en York. Y hoy que no tenía pendiente trabajo, y hacía una mañana fresquita...decidí coger una bolsita de Bettys Tea y regodearme en recordar aquel día en York.

Desde hace muchos años, en casa de mis abuelos, había un libro maravilloso de Inglaterra. Un tío mío estuvo allí durante un tiempo y dejó el libro allí (sin duda, él no sabe lo mucho que me gustaba). Todos los veranos, cuando todos "dormían la siesta" yo subía las escaleras y me iba al piso de arriba,...y allí me esperaban "los libros grandes". Quedarme sentada en las sillas de mimbre viendo embelesada el libro y todo lo que éste contenía, era un poco como viajar. Junto con un Atlas, iba descubriendo dónde estaban aquellas ciudades, pueblos, paisajes que el libro me mostraba...

El libro ahora esta conmigo... se llama "England in Colour" y ya está descatalogado...(la verdad es que las fotos son muy antiguas). Allí estaban esos lugares que mis ojos querían visitar: Londres, Canterbury, Norfolk, Langdale, Oxford, Bath, York...

Y estando en York, descubres, que las calles de las fotos son las mismas...que la gente ha cambiado un poco (ahora hay más mochilas que entonces, y vestimos distinto -afortunadamente), pero siguen siendo las mismas casas, las mismas tiendas pequeñas...Me pareció encontrarme con un lugar en el que ya había estado. Hubo un rato que paseé sola por las calles, y me encontré con un sacerdote católico. Le saludé y estuvimos hablando un rato, con mucho sentido del humor (por supuesto irónico). Me explicó donde podía ver una iglesia católica. No sé por qué lo hice, pero de algún modo, ahora sé que allí hay personas que conozco...Fui a la Iglesia, me senté y miré a mi alrededor...Me encontraba en York...En la ciudad que miraba en aquel libro de la casa de mis abuelos...(ahora antiguo, la edición de mi tío era de 1974).

Lo que hace una taza de té...sin duda, no pensé en hablar de esto...pero he dejado que mientras degustaba este té...mis pensamiento hablasen de lo que quisieran. Desde luego tomamos té en una Tea Room de Bettys.
(las fotos son de una servidora, pero como verán la que hice hoy no está muy bien tomada...algo oscurilla..en fin...)

17 comentarios:

  1. He encontrado preciosa esta entrada. Los libros a los que tenemos más cariño son aquellos que nos llevan acompañando toda la vida.
    Por supuesto eso de sentir que conoces a alguien en Inglaterra es maravilloso, creo que me sentiría como si Inglaterra todavía me perteneciera más.
    Aaah! Y me declaro fan de tu libro.

    ResponderEliminar
  2. Es lo que me gusta de esas ciudades europeas, que se mantienen congeladas en el tiempo. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Tu relato me ha resultado familiar.Yo me suelo guiar por los recuerdos de infancia , que dejo almacenados,y a la hora de viajar me decanto por un destino con el que previamente haya soñado,sea en libros ilustrados o sea de lectura. A mi me pasó con uno de Dinamarca que habia por casa, puede que alguien que estuvo alli se lo regalara a mi padre.Yo creo que este era de 1965 o así( por los coches y la indumentaria).Y me acuerdo perfectamente de cada foto!Así que
    me ha encantado hoy leerte!
    Con lo del te... estoy ahora con el rojo,por lo que cuentan de el, pero no me entra con gusto, no se...

    ResponderEliminar
  4. Dime una cosa?, fuimos separadas al nacer? jajajaja...

    No puedo creer lo que me producen tus post! es como estar leyendo algunos de mis pensamientos recurrentes... (Si, debe sonar muy raro lo que escribo, pero tal vez si me comprendas...).

    No tenía (ni tengo) un tío con un libro viejo, ni menos de esos que son como tesoros... Pero sí he hecho realidad algunos de mis sueños, como estar en Londres, en lugares tan hermosos que sólo había visto en imagenes y fotos...

    A veces pienso que la cigüeña se equivocó, y en una de sus borracheras, me ha dejado colgada del árbol equivocado en el país y ciudad equivocado jajajajaa!!! Porque yo debí haber nacido en un pequeño pueblo de Francia o en la hermosas ciudad de Bath !!jejeje...

    Pero no, Dios me quería por estos lares...

    Como sabes que algún día nos tomamos una tacita de té juntas y charlamos de nuestras locuras...

    Un abrazo querida!

    (ah! las fotos son lindas!)

    ResponderEliminar
  5. Ay, María, qué entrada más bonita. Adoro York, me encanta su ambiente, sus calles históricas, la gente simpatiquísima, todo. Y cuando estuvimos en 2007 desde luego tuvimos una merendola en condiciones en Bettys (en el de St Helen's Square, el grande). Qué delicia.

    ResponderEliminar
  6. Si algo me gusta de los blogs es que me enseñan tanto lugares. Hace tiempo María que no me pasaba por aquí, pero el volver a encontrarme contigo ha sido una delicia. Gracias por tu entrada,las Islas Británicas son mi asignatura pendiente, espero lograr algún día poder escaparme y recorrer esos lugares que describes. Con tu permiso me voy a tomar un té, fresquito que por aquí hace mucho bochorno.

    Besitos para ti

    ResponderEliminar
  7. Pues yo encantada de leer esas reminiscencias que hacen del hecho de pasar por este sitio un verdadero placer.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. María, a través de ti siempre conozco algo nuevo. Acabo de apuntar el nombre del té: ''Bettys tea'' no sabía de su existencia, o por lo menos ahora no recuerdo ese nombre, está demás decir que me he quedado con las ganas de probarlo...
    Una vez más nos deleitasté con una de tus entradas. La parte en la que leías el libro y recurrías al atlas para ver dónde estaban los sitios que mencionaba me encantó. ;-)
    Bonita descripción sobre York.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Little Emily, qué bien verte por aquí!! Esto contigo en que se les tiene un cariño especial a esos libros que te van acompañando.
    Y gracias por ser fan de este libro!! Ya no está en librerías para que le visiten. Miles de besos!!

    Luciana...parece que el tiempo se ha detenido, y por un instante parece que se ha parado el tiempo!! Tienes que venir a descubrirlo!! Saludos!!

    Marci,qué bien reavivar recuerdos!! Dinamarca tiene que ser una pasada de bonita...¿la has visitado?
    El té rojo está muy rico con vainilla ¿lo has probado? Solo es difícil de digerir (al menos para mí). Este que comento en la entrada en negro (para por las mañanas, de "espabile")
    Besos!!

    Vilmus,...tengo la misma sensación!!Especialmente cuando descubrí tu blog y las fotos de tus viajes...Me encanta descubrir a personas afines.
    Elevo mi taza de té para esa quedada...quizá en Londres!!!??? O en Argentina!!!(tengo pendiente ir algún día).
    Un abrazo!!!

    Cristina, parece que te sigo...jeje, pues estuvimos (como bien sabes el año pasado)en la misma tea room de York, en la grande. La pequeña, la vimos primero, pero sólo compramos chocolate. Es que aún tenemos té de Betty...
    Besos!!

    Mamen, cuando vayas encontrarás lo que buscas. Es la magia que tiene Inglaterra...ya nos contarás...ya...
    Por cierto té fresquito!!mmmmm!!! Puedes con té por la noche???
    Besines

    Gracias Andrómeda,...eres un Amor!!
    Besos!!

    Patricia, yo supe de la existencia de este tipo de té (o más bien marca), el año pasado...cuando fuimos a York.
    A mí tus entradas me producen la misma sensación.
    Gracias por tu comentario...
    Millones de besos!!

    ResponderEliminar
  10. Me olvidé de mis prejuicios y esta semana pasada tomé dos veces té. En ambas ocasiones de frutos del bosque, mmm. Si lo dejas enfríar, se puede tomar. Por cierto, para hacer té helado, ¿se puede usar cualquier sabor? ¿Basta con echarle hielo después de prerarlo?
    Un saludo,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la recomendación,lo probaré!yo la verdad es que tengo un estómago a prueba de bomba...
    No he ido todavía a Dinamarca, asignatura pendiente!pero he cumplido muchos sueños hacia otros destinos, en este aspecto soy afortunada!Tambien soy como tú,mochila y a rodar, sólo que durante los últimos diez años viajamos con los dos niños, y claro, hay que adaptarse a su ritmo y al recorte de gastos que supone viajar cuatro en vez de dos!

    ResponderEliminar
  12. Siermpre disfruto mucho leyéndote...ya quisiera estar tomando yo también un te de Bettys Tea.

    Un abrazo bien grande,

    Ale.

    ResponderEliminar
  13. Tus entradas son tan cálias como una tacita de té...


    Bss

    ResponderEliminar
  14. Que increible lo que nos puede evocar el sentarnos a tomar un te, o un cafe. Nos llenamos de momentos gratos y pacificos, hacemos recuerdos, los tuyos muy bellos, que ganas de mirar también el libro de tu tio o recorrer las calles que nos mencionas, y hablar sin más, con el curita o cualquier otra persona de algún tema de la vida. Que grato, una entrada amable muy cálida, sentida y añorada.
    Hermoso, esa es la palabra.

    Abrazos de te para ti.

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla Marci!! Me encantaría hacer lo mismo que tú (si algún día tengo hijos)

    Tanakil, tuvo que estar delicioso el té...qué rico!! Depende del sabor lo prefiero fresquito o calentito.

    Bibliobulímica, a mí me pasa lo mismo con tu blog...cuando lo cojo por banda!! No hay quien me levante de la silla, mientras te leo!!

    Gracias Bohemia!!

    Jajaja, Anouna, me encanta eso de los abrazos de té!! Lo cierto es que son momentos que pueden ser pequeños, pero que te dejan una sensación muy agradable todo el tiempo.

    Un abrazo a todas!!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado este post. No conocía este té pero lo buscaré. Me ha gustado todo, las fotos, la forma, el tono

    ResponderEliminar