El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



miércoles, 6 de abril de 2011

Té con Virginia Woolf

Desde que escogí leer algo de Virginia Woolf, sus diarios (fragmentos, ni si quiera sus diarios aunque el libro se llame así), me estoy dando cuenta de lo mucho que quiero saber de ella. Últimamente leo sus anotaciones de forma diaria. Busco un rato al día para disfrutar de ella, de sus pensamientos, de lo que para ella siginificaba escribir y el mundo interior que la habitaba y al que nadie, tenía acceso. Voy poco a poco, porque hay otros libros más en mi vida, pero cuando me quedo con ella, nadie más está. Somos ella y yo tomando té, aquí, en donde ni si quiera pudo imaginar que viajaría. Habla del Quijote, y me siento aún más cerca de ella...En otro de los días, se presenta a sí misma. Habla directamente a la persona que la lee...Ella ya intuía que alguien la leería, y espera que se la entienda y hasta pide disculpas de cómo escribe y lleva el diario...
Así que como la esperaba...decidí darla a elegir té. En casa hay varios tés aromáticos, y sin aroma. Ella hoy ha decidido tomar un té negro atardecer que lleva canela, mezcla de flores... Cuando compro té, cada tienda de té ponen nombres a sus mezclas...y aunque cerca de mi casa hay otra tienda que vende té y tiene varias mezclas de té aromático, la que ellas llaman té atardecer...no tiene nada que ver con la que habitualmente compro. 
De manera, que una vez elegido el té, puse agua a hervir y preparé la bolsa de té...suelo echar unas cinco cucharadas (tengo una especie de cuchara muy honda en la que está escrito, "perfect cup of tea") en la tetera, dentro de la bolsita desechable. Hay muchas maneras de echar el té. Puede ser en un filtro que lleve la tetera ya incorporado (o la taza) y luego están las bolas de metal, plástico, etc...a las que fui asidua durante varios años. Actualmente utilizo las bolsas de papel, porque me resultan más higiénicas y cómodas. Tomo té a diario, pero no siempre lo hago en casa, a veces en el trabajo suelo tener té ya preparado en sus bolsas y suele ser fuertecillo para poder resistir el día.

Mientras el té se preparaba, Virginia Woolf, me cuenta que ya se publicó su libro Fin del Viaje y que hubo buenas críticas, ahora espera recibir las críticas de Noche y Día, un libro que ella ha disfrutado mucho y que cree que no gustará tanto, pero a ella, le parece mejor escrito que Fin del Viaje. Se siente presa de los críticos, a pesar de que desea oír la verdad, lo que realmente piensan acerca de su obra...al mismo tiempo...reconoce la necesidad de sentirse apreciada. Cuenta sus historias con los críticos del momento y últimamente habla con T.S. Eliot.
Y en la Pascua del 20 de Abril a punto de que llegue el fin de la Gran Guerra, me habla directamente de su diario:
"...he sacado este diario y he leído sus páginas, como siempre se lee la propia escritura, con cierta culpable intensidad. Confieso que el estilo rudo y descuidado, a menudo tan poco acorde con la gramática, y que pide a gritos el cambio de una palabra por otra,  me ha afligido un poco. Quiero decir a quien quiera que sea que lea esto algún día que puedo escribir  mucho mejor; y que no malgaste mucho tiempo en la lectura;  que ella prohiba que hombre alguno eche la vista encima de este texto. Ahora ya puedo añadir mis pqueños elogios, y decir que estas páginas tienen vigor y desparpajo y que, de vez en cuando, dan en una imprevista diana. Pero, y esto tiene más importancia, creo que la costumbre de escribir así, para mí misma, es buena. Relaja los ligamentos. No hay que dar importancia a las omisiones y tropezones. Al escribir a esa velocidad, me veo obligada a disparar directa e instantáneamente sobre la pieza, por lo que debo agarrar las palabras, escogerlas y dispararlas, sin otra pausa que la precisa para mojar la pluma. Creo que, durante el año pasado, he podido advertir cierto incremento en la facilidad de mis escritos profesionales, que atribuyo a esa media hora de escritura descuidada, después del té."

Me sigue hablando de sus libros, de Kew Garden,...y observo que ella es la crítica más severa de su obra. Quiere estar fuera y dentro de su obra.
Así...ya hemos pasado meses, y estamos en pleno armisticio de la Gran Guerra...Ella parece celebrarlo de otro modo, se mantiene como ajena y al mismo tiempo vive directamente la alegría de una guerra que toca a su fin. También habla de escritores, de sus lecturas fuera de lo que ella escribe...y me encuentro con nombres com Dickens, "la señora Gaskell" (como ella la llama), Katherine Mansfield, ...Relata que está encantada con Dafoe, y que está tarde irá a la librería a por más libros de este autor...¿a qué librería irá? ¿Estará cerca de donde vive?

Parece que el agua ya está lista...Echo el agua dentro de la tetera con la bolsita dentro y espero unos cuatro minutos. Suelo ponerme una alarma, para que no se pase y se quede amargo. Con el té verde me pasa muchas veces...ese lo tomo más en verano.

Vuelvo con la tetera, las tazas, la leche, y el azúcar. Dejo reposar el té unos minutos, y luego lo sirvo. Virginia Woolf, suele tomar té por las tardes. Es tan importante ese momento, que hasta lo relaciona en su vida, como antes de tomar té...después de tomar té...
Como no sé el tiempo que seguiremos hablando y para que no se quede frío, lo dejo calentar con la vela. Seguro que mi compañero de viaje quiere una taza cuando venga....
Continúamos la conversación que nos lleva a esas personas con las que últimamente se encuentra; Lytonn, Morgan, Nessa ....Las cenas que vienen, las que se han ido,...las visitas, lo que piensan unos y otros de lo que leen, y de lo que se vive actualmente, etc...
Ella a veces se siente más animada, otras menos, mientras observa la vida y lo que hay en ella....De L. habla poco, pero siempre que lo nombra, lo hace con cariño.

Llevo poco tiempo conversando con ella, he llegado al 8 de Abril de 1921 y es viernes...como sucederá esta semana. Está muy atareada escribiendo "El cuarto de Jacob". Terminó "Una novela no escrita", que curiosamente tengo en casa en otro libro de Virginia Woolf, llamado "Relatos completos".

Nuestro tiempo se ha terminado por ahora, así que la acompaño hasta la puerta, allí está su bici. (Suele venir en bici a verme). La despido, sabiendo que pronto seguiré encontrandome con ella y sus palabras.

El té sigue caliente, me sirvo otra taza y miro a mi alrededor todo lo que leer puede reportar. Ahora tengo que hacer otras cosas que llenan mi vida, pero después...puede que vuelva a encontarme con ella,...quizá antes de cenar.

Mientras hemos tomado el té, nos hemos dejado invadir por la música de Loreena Mckennitt. Ha sacado nuevo disco...muy tradicional y dirigiendose hacia caminos celtas. Es verdaderamente una delicia. Escuchar aquí. (Creo que no es nuevo disco...lo han sacado ahora, pero viene de años atrás...)
Poco a poco iré contestando a los blogs...Tengo muchas ganas de leeros!!

39 comentarios:

  1. Estaba teniendo un pésimo día, y tu entrada vino a arreglarlo... ¡gracias!
    En estos momentos estoy acabando mi tarea y voy por una taza de té, solamente que de bolsita...
    ¡Espero tengas una excelente semana y día!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de terminar tu entrada, que ha sido espectacular! Que entrada tan bonita has hecho! Todo el detalle de la preparación del té, tu conversación con la Woolf... cada cual tenemos nuestras manías con el té, verdad? Yo también tengo aromáticos y otros puros, depende del momento del día puede ser uno u otro, aunque el de la mañana también suele ser fuerte. Calentar el agua en la hervidora de agua, yo utilizo un filtro metálico tipo colador que lo pongo directamente sobre la taza, con el té y echo el agua y lo tapo con un platito... también cronometro el tiempo.

    Desde que empecé a seguirte en el blog he descubierto autores, autoras que he ido leyendo (y lo qué me queda!) pero tengo una cuenta pendiente con la señora Woolf, no sé muy bien por dónde empezar. Tu qué la conoces tan bien, que incluso te tomas un té con ella, ¿por dónde empezarías?

    También yo soy aficionado a la música celta, a la irlandesa y a Lorena la conozco aunque ese disco en concreto no lo tengo... intentaré encontrarme con él... Yo hoy llevo toda la tarde con música de Bach al piano, con las Variaciones Goldberg de 1981 por Gould (creo que las escucho dos veces al mes mínimo y otra dos las de 1955) y el Concierto nº 1 por Yuji Takahashi.

    Culminaré el día con una tortilla de patatas hecha por mi padre (hace tanto tiempo que no la pruebo! Así que no hay nada como ponerte cariñoso y darte el gustazo de cenar la tortilla con mi padre.

    Un saludo

    MrWilliam

    ResponderEliminar
  3. Confieso que nunca lei a Virginia :(
    Queda pendiente como tantas otras.

    Petó

    ResponderEliminar
  4. Hola María! Acabo de llegar del trabajo y qué placer leerte. Adoro a Virginia Woolf aunque aún no he leído demasiado de ella: To the lighthouse, Mrs. Dalloway, London y The Waves.
    La suerte es que tengo muchas de sus obras en casa. Ahora que me empiezo a aficionar al té (gracias al té de canela) creo que ya nos unen más cosas.Hasta pronto

    ResponderEliminar
  5. Gracias por ese té,con tu compañia y con la de Virginia Woolf me he sentido realmente encantada...yo también tomo té a diario varias veces al día,lo suelo tomar con leche ,PG ,Tetley ,Assam (en todas sus variedades)...son las marcas que suelo utilizar ,hace poco compré uno que me encantó de Marks&Spencer(Golden)¡delicioso! El problema es que se me ha acabado y no tengo un Marks$Spencer cerca, Creo que iré expresamente a buscarlo y me haré de varios paquetes
    Gracias por la información sobre el nuevo disco de Lorena Mckennitt
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Cariitoo, pues a mi me alegra oír que el día ha mejorado, con el té y con V.W.
    Lo del té de bolsita, también está bien rico.
    Feliz día y semana para ti también!!

    MrWilliam, la verdad es que aunque esta V.W. me está visitando últimamente, en realidad, sé bien poco de ella. Comencé en mi adolescencia con Mrs Dolloway, que en ese momento entendí bien poco. Después volví a ella, pero a través de textos cortos, ensayos, etc...Y lo que hoy es un libro de ensayo "una habitación propia", me cautivó. También he leído "Londres". Y me queda mucha Woolf por leer. En casa hay varios libros. Te recomiendo que leas lo que te apetezca de ella, sabiendo que leer a V.W. es complicado (o al menos a muchos nos lo parece). Como digo...a mí me ayudó conocerla, para entender mejor algunos de sus libros. También puedes empezar por el primero que no está mal "Fin del viaje"...o por sus recorridos por España...O sus relatos cortos...en fin...lo que más ganas tengas.
    "Las Olas", debe ser precioso, pero creo que es de los más complicados.
    Espero que disfrutes de muchos encuentros con Woolf. Ya nos irás contando.

    Tomo nota de la música que escuchas...También soy amiga de Bach...al otro que nombras no lo conozco...y voy a poner remedio de inmediato.
    El cd de Loreena está muy requetebien, ya me dirás si te gusta.
    Un saludo!!

    Susana...yo también tengo mucha gente por leer...es lo que ocurre cuando una se asoma a estos mundos, verdad??
    Qué tengas buen día!! Petó

    La Prima de Audrey, no sabes lo mucho que echo de menos tu blog. Espero que pronto vuelvas...si te apetece, claro.
    Por otro lado, has leído más a Virginia que yo. Y además por lo que veo en inglés. Toda una hazaña, al menos para mí.
    Me atrevo con otras, pero con Woolf...aún no!!
    Has leído también una habitación propia?? Muy recomendable. Y creo que te gustará.
    Mmmm...¿qué tendrá la canela que nos cautiva??
    Un abrazo!!

    Princesa nadie...qué buena idea eso de ir a Londres o inglaterra sólo para comprar té de M&S!! Aunque es la excusa perfecta para ir a otras cosas, verdad!!
    El té en mi caso, siempre, menos cuando es té verde, con leche!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. Ha sido genial asistir a esta reunión té. Ella, contándote sus experiencias, sus vivencias más cercanas, tú, pendiente de la tetera, los que estamos al otro lado, hemos estado "cotilleando" por un agujerito de la pared.
    Ella, con su pelo recogido, piernas cruzadas, quizás cigarro entre sus dedos.
    Como seguidora de Virginia y tuya, debo decir, que ha sido genial.
    Quien sabe, tal vez en otro momento, una cena , un desayuno, un paseo con Virginia.
    Mis felicitaciones y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  8. Vuelvo pronto con el blog al que le he cambiado el nombre, así que si ves una entrada de una tal Miss..., soy yo, vale? Espero hacer una entrada este fin de semana.
    He leído siempre muchos extractos de Una habitación propia pero aún no me he puesto a leerla como se merece. bs

    ResponderEliminar
  9. quise decir que si ves un comentario en tu blog de Miss W, seré yo.

    ResponderEliminar
  10. Divino, divino tu texto. ¿Qué mejor modo de acompañarse en el té con Virginia Woolf? Me encanta. Y aunque me imagino que lo conces, aqui tenéis un enlace en el que se la puede escuchar leyendo un texto:http://www.youtube.com/watch?v=E8czs8v6PuI&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  11. Hola Maria, que sugerente, un té con La loba...; Desde luego una personalidad perfeccionista y muy exigente con ella misma. No sólo uno quiere saber más de ella, sino que incluso a través de otros seguimos aprendiendo como en Las horas...me llevo a releer Mrs Dalloway y establecer paralelismos entre la estructura de ambos libros para comprobar hasta que punto era un homenaje a la escritora.
    Por cierto, ¿has leído Entreactos?...., Expiación de McEwan tiene ecos de esta, su última novela.
    Un abrazo ;-)

    Maribel
    El Guisante Verde Project

    ResponderEliminar
  12. Hola María!
    Soy Susan y me he unido recientemente a tus seguidores :D
    Visto lo visto de tu salón he de decirte que me ha encantado,y respecto a Virginia Wolf, había oído hablar de ella porque si no me equivoco su personaje salía en la película de "Las Horas" pero la verdad es que nunca me había parado a leer algo de ella; después de esta bonita entrada a tu blog sobre ella y sobre el té (que también me gusta mucho)y acompañada con la musica de Norah Jones(que ha sido muy amena) voy a leer algo sobre ella.
    Felicidades por tu salón del té y espero seguirte mas a menudo ;)
    Saludos!
    Susan

    ResponderEliminar
  13. Sabés que me gusta mucho la sra. Woolf. Y como hace apenas unos días que vivo por primera vez sola, tengo tiempo de leer tranquila y tomar algún té (uno con sabor a naranja es que me acompaña últimamente).
    Me anoto la recomendación de Mckennitt, suele gustarme lo que hace.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tomar té con Virginia Woolf debe ser un placer pero aún más leer entradas como estas. Es digna de ser publicada en algun especial sobre V.W. Siempre me fascinan tus entradas pero me ha gustado de ésta en especial como combinas la ceremonia del té, los pensamientos que dejó reflejados en ese libro y su imaginaria presencia (bici incluída).
    Y la referencia al 8 de abril, que coincide en tiempo real de tu lectura...
    Un apabullante abrazo. ;)

    ResponderEliminar
  15. maría: esta entrada es la perefcta síntesis de la interrelación de nuestros placeres. es imposible relatar el goce que nos causa la lectura sin referirnos, también y al mismo tiempo, al te, a otros libros, la musica, la cocina en mi caso, nuestras familias o lo que sea el causante del disfrute.
    todo se encadena y hace de nuestra vida una experiencia compleja y exitante.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué delicia de entrada, de fotos, de descripciones, de compañía... de todo! Ah, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  17. Hola María! Ya hacía bastante que no te escribía un comentario y mira que has escrito textos preciosos (tengo que escribir todavía sobre Alimentar la mente ;) ) pero esta me ha encantado: cómo explicas tu propia ceremonia del té, tus charlas con Virginia Woolf, etc.
    Ahora mismo tengo muy pendiente volver a leerla. No empecé con ninguna de sus novelas sino que fue con "Dardos de papel", una recopilación de fragmentos de sus diarios, cartas... de manera que llegué a su vida antes de leer nada suyo. Me sumergí en su vida y todavía tengo esa sensación de querer leer más de su vida. Sé que hay una edición en Siruela de sus diarios (de 1925 a 1930) justo los años en que se publicó La señora Dalloway...
    Después me decidí con Orlando pero me costó, sobretodo la última parte. Ahora quiero seguir con La señora Dalloway y con Una habitación propia, dedicada por una persona muy especial ;) También tengo una selección de diarios y cartas en inglés. A ver si puedo leer algo suyo pronto.

    Y me han entrado ganas de tomarme un té ahora mismo. Me voy a la cocina.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  18. DEbo confesar que a mi nunca me ha venido a visitar Virginia, y me has sacado las ganas de invitarla al te. Me parece que la parte más importante de tomar el té es hacer un alto en día y poder contactar con uno mismo ¿cómo estoy? ¿en qué pienso? ¿cómo voy consiguiendo mis sueños, metas, anhelos? y tomar fuerzas para seguir disfrutando el resto del día.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  19. Deliciosa entrada, Qué buena compañía frecuentas!! Me ha impresionado el texto sobre su diario, las reflexiones que hace ella misma sobre su "escritura descuidada" como su momento íntimo y distensor frente a la escritura profesional, el momento del té, etc.
    Después de leerte ha llegado a mis manos un fragmento de su libro de viajes y he leído cuando relata su excursión a la tierra de las Hnas. Bronte y, además de disfrutar de su inteligente escritura, me he reído comprobando que coincidí con ella con la idea de la influencia de los páramos sobre su escritura... me voy a tomar un té.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  20. Hola María: en argentina se conoce un diario de Virginia Woolf editado por Lumem. Hace poco lo leí pero fragmentos, es una obra para apreciar de a poco. Ahí leí sus críticas a Joyce, al que consideraba obsceno por sus episodios en el Ulises. Una gran escritora .saludos

    ResponderEliminar
  21. Rosa, gracias por tu comentario...y sí...ciertamente hubo un momento en que cogió el cigarro tal y como dices, pero apoyada en la repisa de la ventana. Sabe que no quiero humo en casa...Tan sólo el del incienso.
    Un abrazo gigante, y espero nuevos tés/cenas/paseos…con ella...te mantendré informada. Bss!!

    La prima de Audrey,...qué genial!! Vuelves!! Espero con ganas a Miss W...Una habitación propia, la suelo leer de nuevo de cuando en cuando,...es una maravilla. Y es un libro que regalo mucho. Además, a veces, también lo aplico en mi trabajo. Incluso en una jornada, fue el libro que regalamos a los asistentes.
    Un abrazo grande, Miss W.

    Ariodante!! Mil gracias por el enlace. Lo escuché hace tiempo, y me sobrecogió. Es increíble, verdad??
    Tengo muy pendiente leerte, no hago más que ver que has escrito de nuevo. Espero con tranquilidad, encontrar un rato para hacerlo.
    Un abrazo!!

    Maribel...esperaba tus palabras nombrando a V.W. como la "loba"...(me encanta!!). Tengo en casa el libro que dices; entre actos...su última novela. Algún día...
    Expiación vi la película...pero no leí el libro. No me siento muy atraida a ese libro, al menos de momento.
    Un abrazo, viajera!!

    Susan, bienvenida, y muchas gracias por lo que dices!! Virginia Woolf sorprende...y suele gustar mucho.
    Espero que te tomes muchos tés con ella y que nos los cuentes.
    Saludos!!!

    Luciana, sí...es una de las que también toman té de naranja contigo, verdad??
    Y Loreena es genial!! Ya me dices qué te ha parecido el último disco (bueno el que dicen que es el último pero que se hizo en el 2008).
    Un abrazo grande y Felicidades por tu independencia!! (has leído una habitación propia??)

    Guacimara, mil gracias por tus palabras. Espero que estos encuentros se realicen más a menudo. Tengo aún mucho que leer de ella.
    Un abrazo!!

    Julio e. es cierto…la comida/té/café…si se relaciona con un momento de placentera conversación es aún mejor, verdad?? Todo sabe más rico en compañía.
    Saludos!!

    Cristina, Gracias!!

    Little Emily!! No conozco “Dardos de Papel”, tendré que investigar si aún queda algún ejemplar en la librería a la que voy. Mi edición de los Diarios no es la de Siruela. Es de Fuentetaja, y la última fecha que viene es el 8 de Marzo de 1941. Unos días antes de que se suicidara. Orlando, es durillo (o al menos para mí)…o al menos a mi me lo pareció. Lo abandone por la mitad. Pero la idea es muy original.
    La Sra Dalloway lo quiero volver a leer más adelante, a ver qué tal ahora que conozco mejor a V.W.
    Un abrazo grande, Little Emily…espero con ganas tu comentario de “Alimentar la mente”. Tengo muy pendiente pasar por los blogs, a ver sí puedo entre hoy y mañana. Petó

    Ale, totalmente de acuerdo. Un té/café y hablar con una misma, estar en paz y en calma…es uno de los placeres más bellos de la vida. En este caso lo compartí con V.W. y un momento de lo más agradable….Eso que dices de tomar fuerzas,… el té desde luego, ayuda mucho…no sé que tiene que anima, y hasta te empiezan a salir todo mejor…o al menos, tengo esa sensación.
    Un abrazo!!

    Thorton, también he leído esa anotación sobre su viaje a Haworth. Es estupenda!! Verdad??
    Un saludo y que disfrute de su té!!

    Mario, pues no sabía que considerase a Joyce como obsceno…creo que tengo algo de Lumen en casa…. Les echaré un ojo, a ver si encuentro lo que dices. A veces era una severa crítica, especialmente en sus diarios.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué entrada más bonita María! Y qué grata compañía para tomar el té, ¿no?
    No he leído nada de Virginia Woolf, tendré que darle una oportunidad porque parece una persona muy especial.
    Me encanta tu ritual para preparar el té, yo nunca lo hago en tetera porque suele ser para mí sola y mis lindas tacitas con tapa me tratan muy bien. El otro día me acordé de ti porque fui a una tienda de té (casi me vuelvo loca, me quería llevar todo a mi casa) y compré un poquito de té rooibo con canela y otro, también rooibo con chocolate y naranja, este último me ha gustado muchísimo. Además vi todas esas cosas de la que tú hablabas en esta entrada, las bolsitas para meter el té, las velas para que se matenga caliente, la cuchara de medida (te parecerá una tontería pero me encantó y espero poder tener una pronto)... no conocía nada de eso y desde que leo tu blog me estás descubriendo millones de cosas de un mundo que me gusta muchísimo pero en el que mi entorno no me acompaña por lo que no había profundizado demasiado. A mi hermana también le gusta y espero que ahora que viene de Cambridge a pasar las vacaciones podamos volver a la tenda de té a bichearla juntas.
    Gacias por tus descubrimientos y los buenos ratos que me regalas.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  23. Matilda, ese té a la taza que te haces, debe estar riquísimo!! Todo este ritual que tengo actualmente con el té, me viene de poco a poco. Al principio era la única que lo tomaba en casa de mis padres y luego se fueron animando el resto. La tetera me la autoregalé cuando me indendicé...y el resto de cosas vienen siendo regalos y etc...
    Si tu hermana está en Cambridge, ciudad que desconozco, seguro que te puede traer té riquísimo.
    Un abrazo muy grande, y que tengas un buen día!!
    (Espero que pronto descubras a V.W....es maravillosa!!)

    ResponderEliminar
  24. Al escribir relatos, también he leído bastante relatos de diferentes autores. Al ver el libro "Relatos completos" que has puesto, me lo apunto para ver si lo saco de alguna librería.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Siempre tuve ganas de leer a Virginia, y vos me has convencido completamente! Amo la literatura inglesa con toda el alma, no será para mí ningún tipo de derroche =)
    (Hace un tiempo te dejé un obsequio en mi blog, espero que te guste!)

    ResponderEliminar
  26. Ha sido una entrada deliciosa. Leerte es entrar en un momento de calma y desconexión para mí.
    No he leído aún a Woolf y eso que tengo algún libro de ella.
    Me ha encantado como describes tu conversación y la forma de hacer el té. No hay nada mejor que tomar un buen té y leer a una gran autora
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  27. Llevo algún tiempo sin pasarme por tu blog (como siempre, por motivos de trabajo) y el reencuentro ha sido maravilloso. Este es uno de los mejores post que he tenido el placer de leer, María.

    Transmites tanto cuando escribes que te dan ganas de dejarlo todo y salir a comprar el libro que estás leyendo, tomar una taza de ese aromático té que preparas o hacer el viaje del que acabas de regresar :)

    Por cierto ¿este libro que nos comentas es el Diario íntimo I (1915-1923)?

    Besos

    ResponderEliminar
  28. ¡¡¡Qué disfrute, María!!!!

    Mil gracias por estar ahí.
    Un beso grande y de corazón.

    ResponderEliminar
  29. Eloise Liyu, se títula así...pero no creo que realmente sean "completos". V.W. escribió muchos más relatos de los que aparecen en ese libro. Pero lo cierto es que me gusta descubrir en él, algunos de los que describe en su diario. Lo malo es que estoy tardando aún más en leer su diario.
    Un saludo grande!!

    Anne Shirley...voy de inmediato a tu blog...y muchas gracias!!
    Ya me contarás, qué te parece Virginia W. cuando la leas;)

    Emma, gracias, y espero que tú también te encuentres tomando té...lo que más te guste...mientras disfrutas de algo de Woolf.
    Un abrazo!!

    Indira, qué bien verte de nuevo!!! Se te echa mucho de menos. El libro que tengo de los diarios no es el que dices. Ese no le encuentro.
    Este se llama "Diario de una escritora" de Ediciones de Escritura Creativa Fuentetaja. Comienza en 1918 y termina en 1941. La última anotación corresponde al mismo mes en el que murió.
    Pero este diario se centra especialmente en los fragmentos en los que ella hablaba de literaruta. Quiero conseguir más de ella. Iré poco a poco...
    Un abrazo muy grande y muchísimas gracias por tus palabras.

    Momo!!! Qué ilusión!!! Verte por aquí!! Me gusta mucho seguirte...soy fan tuya!! No te imaginas como te conocen en mi trabajo.
    Un abrazo grande!!! Y que pases unos felices días.

    ResponderEliminar
  30. ¡Que entrada tan bonita! he disfrutado leyendola y me reafirmo en mi intención, siempre pendiente, de leer a Virginia.

    ResponderEliminar
  31. Ester, gracias, y espero que ese encuentro con Virginia se realiza pronto. No te arrepentirás.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  32. Comparto esa forma de preparar el té, María, uso las mismas bolsitas y cuchara honda (la mía es de Teavana).
    He leído a Virginia Woolf y me resulta contagiosa tu pasión por tan estupenda escritora. Me encanta la cita que has puesto sobre los beneficios del ejercicio de escribir constantemente; hace poco leí sobre la importancia de esforzarse en hacerlo a diario para no perder la práctica y ahora me lo viene a confirmar Virginia Woolf con su "media hora de escritura descuidada". :)
    ¡Abrazos!!

    ResponderEliminar
  33. Andrómeda, a mí me gusta mucho tu estilo cuando escribes...Posees una manera muy personal de contar las cosas.
    Con respecto a V.W., coincido contigo en esa práctica diaria sobre la escritura...La última frase que rescaté de su diario, la verdad es que resume por qué escribe fuera de horas de trabajo...y lo que supone para ella hacerlo.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  34. Hola Maria, que chasco... pensaba que tendría algún aviso de que publicarías nuevas entradas, te tengo en la barra y, de vez en cuando, la clicaba y siempre me salía la misma entrada, la de "Infame", me parecía raro tanto tiempo pero... Hoy, no sé porqué he decidido abrirlo, ha salido Infame, no sé tampoco porqué he clicado en página principal y GLUPPP... hay dos entradas más....................

    Hmmm... con el sistema de seguidores, lo visualizo, con éste tendré que hacerlo de otra manera.

    Bueno, creo que ya te dije que soy una enamorada de Virginia Woolf, creo que he leído casi todo lo publicado. Menos del té, llevo pocos años tomándolo y empecé a hacerlo para no tomar tanto café. Mi preferido es el verde y siempre aromatizado.

    Tu entrada es estupenda, me ha encantado como vas relacionando tu lectura de Woolf con la ceremonia del té, tendré que aprender porque yo lo hago muy simple (eso sí, no uso bolsas, siempre es a granel).

    Bueno, luego leeré la otra entrada, ahora me voy a prearar la cena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. La verdad es que Virginia Woolf despierta miles de sensaciones dentro de una. Leyendola una pone palabras a cosas que siente y que no sabía como decirlas. En mi caso, aún me quedan muchos libros suyos por leer. Y releer, sin duda!! No sé cuantas veces he leído "una habitación propia"...y las que me quedan!! Eso sí...dejo que pase un tiempo prudencial.
    El té...mmmm....qué rico. El verde me gustaría que me gustase más, pero estoy enganchada a la teína y cafeina del negro.
    ¡¡Qué pases un buen día!! Y gracias por comentar y pasearte por aquí.

    ResponderEliminar
  36. Virginia es imprescindible. Cuánto he aprendido de ella, leer pasajes sueltos, releerla es siempre una gran experiencia. No soy muy mitómana pero esta mujer junto a Alfonsina Estorni y Ana María Matute son siempre fuentes de inspiración para mí.

    ResponderEliminar
  37. Susana, también yo vivo a Virginia como alguien de quien aprendo mucho.
    Una alegría verte por aquí.
    Bss!!

    ResponderEliminar
  38. ¡Hola, Maria!

    Qué entrada más bonita has escrito. Ha sido muy cálida y reconfortante, ha sido un placer leerla. Ahora mismo estoy leyendo una recopilación de ensayos que Woolf escribió sobre mujeres y literatura y, por otro lado, tengo en espera "Dardos de papel". Virginia Woolf es una fuente de inspiración para mi, ¡y es una mujer tan interesante! Tenía una mente única y maravillosa. Hace tiempo leí "London" y es genial para una tarde de primavera. Con respecto al té, siempre me tomo uno por la tarde :) Los que estoy tomando actualmente me los compré en Londres, al lado de Trafalgar Square :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Laura!! Gracias por venir por aquí...Veo que tenemos gustos afines,...Virginia Woolf es importante para ambas. Leí London, hace ya varios años...creo que dejé una entrada por aquí del libro...
      Aquí te dejo el enlace http://librosyte.blogspot.com.es/2010/05/londres-virginia-woolf-1931.html
      Disfruté mucho de su lectura, también en primavera...
      Realmente era una mujer excepcional, con una mente privilegiada...que al mismo tiempo la hacía sufrir.
      Mmmmm...té directamente de Londres...seguro que está riquísimo.
      Un abrazo y que ambas sigamos disfrutando de Virginia Woolf. Por cierto, no he le´dio aún "dardos de papel", pero me apunto a su lectura!!! :)

      Eliminar