El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



viernes, 5 de abril de 2013

Postales, mocasines,...y mucho té.

Acurrucada en el sillón, viendo la lluvía caer, la taza de té cerca...he ido caminando con Harold Fry, en su insólito viaje.
Con un par de mocasines, una postal en mano para su amiga enferma, y su gabardina...salió una mañana de su casa para echar la postal en un buzón.

Harold Fry se despide en la puerta de casa de su mujer,...Maureen, quien le pregunta si  va a ir muy lejos, y él le contesta que sólo va al final de la calle.

Pero en ese pequeño camino del final de la calle...decide girar y buscar otro buzón,...a medida que avanza, se encuentra con distintas personas, alarga el momento de enviar la postal...decide ir a un buzón más allá...y tras una pausa larga en una gasolinera... y una conversación que no tiene la misma trascendencia para él como para quien la ofrece..., toma una decisión...decide hacer el camino de su postal, y a cambio ser él mismo quien se la de en mano... ¿pero quién es ella? Ella... es una amiga con quien mantuvo una relación muy especial que se irá desvelando a lo largo del libro... del camino.

Comienza a andar y ni él mismo se lo cree... es como sí no fuera del todo consciente de lo que está haciendo. Pero algo interior le impulsa a seguir...¿quién puede creérselo? Él, Harold, jubilado...sin el material necesario para hacer senderismo...y sintiéndose débil...con miedos, inseguridades...sigue adelante...anda hacia un futuro incierto...del que no sabe nada, ni siquiera sí estará alguien esperándole al final...sin ningún plan...

¿Os imaginais a un hombre vestido con corbata, camisa, gabardina y poco más viajando por la carretara? Podemos pensar miles de cosas sobre él, como solemos hacer cuando nos da por observar a las personas...y es curioso lo poco que sabemos y lo desacertados que podemos llegar a estar.
En ese inicio del camino, ni él mismo cree en lo que va a hacer, pero sigue. Y no por inercia, porque también cae abatido en varias ocasiones...pero en el camino, como en la vida, recibe la ayuda necesaria para avanzar...a pesar de sus remordimientos

Una calle de Bath, en un lejano viaje
 Al igual que Harold en su viaje se fue encontrando con diferentes personas, una más,...fui yo. Y cada vez que le leía, menos necesitaba un té, o una manta, o un mapa...sólo seguir sus pasos...saber más de él, de su viaje. Indudablemente me quedé un buen rato con él en Bath, disfrutando de sus calles, de sus catedrales...

El libro tiene capítulos tan sorprendentes como en el que se encuentra con una admiradora de Jane Austen,...los diversos momentos de té con las personas que va tropezando o a quienes directamente se le acercan....Los momentos en los que mejor se siente consigo mismo caminando,...y lo mejor, me lo reservaba la edición del libro en inglés,...en ella encuentras una carta de la autora del libro dirigida a nosotros, los lectores. En ella te explica cómo surgió Harold, lo mucho que hay de él en su propia vida...las preguntas de sí ella hizo el mismo camino, y cuándo escribía...todo esto queda más o menos contestado. Harold empezó siendo un programa de radio, y ahora es un libro...que camina por diversos lenguajes, y a través de distintas tierras.


Quien espere encontrarse con un libro romántico, está equivocado...Harold, viaja por un motivo altruista y al mismo tiempo sin fe en lo que hace. Cuelga en su mochila todos los momentos de su vida y los vamos viendo a medida que avanza...

Para viajar con Harold no solo me he abastecido de té,...también de música...a veces ha sido Joni Mitchell, otras Kate Nash, Yann Tiersen...o incluso Händel. He sido consciente de sus pasos, a través de las voces de otras personas que me han leído algún que otro capítulo. Y he sentido la brisa en mi rostro...o la desesperación de cuando te ves perdido y sin saber hacia donde dirigir tus pasos. O incluso pensando que para qué sirve lo que hacemos...sin ser consciente que el viaje en sí mismo, ya ha sido toda una hazaña...como Ítaca.

Oxfordshire
 El viaje de Harold no sólo le afecta a él, sino a las personas que se va encontrando,...y a quienes no le acompañan directamente, también...como a su mujer,...a pesar de que ella no haga el mismo viaje, y que incluso en un primer momento se sienta desolada, enfadada, e incrédula...después, a medida que avanza o no avanza...ese camino, lo recorre junto a él de un modo diferente. Es curioso pensar en cómo los actos, los gestos, los detalles de los demás, llegan a afectar de algún modo nuestra vida.
En este libro las tazas de té no paran de moverse, de ir de un lado a otro, y ha sido conmovedor en muchos momentos. Me ha gustado mucho, y leyéndolo he viajado un poco con Harold...por mi querida Inglaterra.

Os animo a salir con lo puesto, a marchar sin nada...a veces pensamos que necesitamos muchas cosas y no es cierto...pero para descubrirlo, quizá tenemos que aprender a ir dejando ir muchas de las cosas que pensamos que son imprescindibles....y a esta lección...me apunto... 

50 comentarios:

  1. Uaau María, como me ha gustado tu reseña. Deja que te diga que escribes muy bien. Yo por mi parte me apunto a a viajar con Harold.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marian...Harold ofrece muy buen viaje...y es un grato compañero. Pero no sólo él...también las personas con quienes se va encontrando.
      Un besin!!

      Eliminar
  2. María como he disfrutado leyendo tu reseña! Me ha parecido hacer el viaje con Harold y contigo; no puedo esperar para hacerme con su historia. Tu reflexión final es tan acertada y maravillosa... ojalá fuéramos capaces de salir más veces con lo puesto, a la aventura, y deshaciéndonos de cosas que muchas veces son las que nos impiden empezar el viaje.
    Por cierto, que magnífica música has elegido en tu camino, me encanta Joni Mitchell y Yann Tiersen :)
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie,...hacer lo que hizo Harold es muy valiente...porque ni uno mismo cree que es posible...lo que creo que es importante es ir poco a poco. Pensando que la vida está llena de sorpresas de obstáculos, y de la bondad humana. Hace muchos años hice parte del camino de Santiago...me llevé una gran mochila...en el primer tramo de casí 30km decidí que había muchas cosas que no necesitaba y envié una caja a casa con muchos objetos que en un principio creí imprescindibles.
      Ahora, haciendo revisión de todo lo que me está acompañando en la vida, soy consciente de que la mayoría de las cosas no me hacen falta. Como cuando en Memorias de África,en las últimas escenas, Karen Blixen le dice a Haton que no hacía falta vivir con tanas cosas...yo aún estoy en la fase de intentar desprenderme de algunas...pero quiero ser más libre...
      La música la fue marcando Harold, aunque he de reconocer que a veces no la necesitaba...
      Un beso enorme!!

      Eliminar
  3. Me encantaría hacer un viaje como el de Harold, sorprendiéndome a cada paso y sin necesitar volver. Me encanta viajar pero las obligaciones laborales, la familia no permiten este tipo de "viaje" sorprendente del protagonista.
    Joni Mitchell me parece un poco triste, aunque su música sea preciosa, la relaciono siempre con el abandono no deseado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, vaya...siento esa conexión con Joni Mitchell...reconozco que es en ocasiones algo melancólica, pero a mí me gusta...la relaciono con librerías...quizá porque fue así como la conocí.
      El libro es un viaje de muchos sentidos...desde luego no eres la misma persona después de hacer algo así. Algo cambia.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Menuda pinta, que original, quiero saber cómo acaba!! Ojalá esxista en castellano, voy a investigar. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, perdona, creo que no me expresé bien,...lo he leído en español. Está en la editorial salamandra, pero como me estaba gustando tando, mi marido me regaló la versión en inglés. En ésta última, leí algunos capítulos, porque me encanta como hacen los libros allí...el tacto es diferente...y siempre viene mucho más aunque sea una versión de bolsillo. En ésta venía una carta de la autora a los lectores y un fragmento de su próximo libro. ¿Por qué no traducirán todo ésto las ediciones españolas?
      En fin...espero que investigues y que des con Harold, creo que te caerá bien. La historia de porqué la autora lo escribió estoy convencida de que te va a gustar.
      Un beso enorme!!!

      Eliminar
    2. Si, si, he dado con el!!! Muchas gracias!!!!

      Eliminar
  5. Qué interesante y original parece este libro. Como Meg, también voy a investigar para encontrarlo en castellano. Gracias María por presentarnos a este viajero al que apetece mucho seguir por su compañía y por el motivo que lo impulsa. Aquí en mi pueblo también está lloviendo y apetece muchísimo algo caliente, té, café o chocolate, un buen libro y, en mi caso, mi gato en el regazo. Esta tarde iba a ir a mi librería y por la lluvia me ha dado pereza. Ahora me alegro porque si encuentro este libro mañana lo compraré. Voy a recoger un encargo muy especial, seguro que lo conoces con lo que te gustan las letras inglesas: ÓMNIBUS JEEVES de P.J. Wodehouse. Y también uno de Emile Zola que descubrí el domingo pasado viendo la serie GALERÍAS PARADISE. Para mi sorpresa mientras pasaban los títulos de crédito vi que estaba basada en una obra de Emile Zola. La busqué y en efecto, EL PARAÍSO DE LAS DAMAS. Además en la editorial Clásica Debolsillo tiene una portada adorable. Este escritor me gusta bastante, pero no conocía esta novela tan bonita!!

    Gracias María otra vez por llevarnos contigo en tus viajes y por trasmitirnos ese algo tan de tarde inglesa arremolinada en un sofá leyendo y soñando. Besos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Minomalice, no conozco nada sobre OMNIBUS JEEVES...siempre me sorprendes muy gratamente. Investigaré, desde luego. Y espero encontrarme con él en una librería. Tengo ya algunas peticiones para el día del libro que hacen descuento. Dejo que mi librero me los guarde para el día señalado y así me ahorro algo de dinero. Galerías Paradiese, está ya en mi lista...Estoy viendo la serie y aunque de momento no es de las que más me han cautivado, me gusta y me resulta la mar de agradable. El dato de Debolsillo no lo sabía y eso aumenta las posibilidades de que pronto esté rondando por aquí.

      Por cierto, a Harold le puedes encontrar en españo. Está editado por salamandra, por más del doble de precio que la versión en inglés y con menos páginas...se saltan la carta de la autora hacia nosotros, los lectores, y unos cuantos capítulos del nuevo libro que ha escrito. En fin...

      Me encanta cuando me cuentas que vas a tu librería. Te imagino viviendo alejada, y dedicando un día para encontrarte con los libros, con las tardes de lectura, con tus ilustraciones...
      Espero que los libros, y su contenido te sigan llevando de viaje...soñando...a veces la vida, se muestra preciosa, verdad??
      Un beso enorme y buenas noches!!

      Eliminar
  6. La lectura y el té son compañeros ideales y el libro parece muy interesante de leer pero aún no estoy preparada para hacerlo en inglés...realmente me encantaría
    Visitarte y compartir un rato contigo es siempre un verdadero placer
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa Nadie, siento no haberlo dejado más claro...leyéndome me doy cuenta de que cabe a error...pero el libro existe en español, y es formidable. Como digo en otros comentarios, es más caro que en inglés, pero el viaje es único. A veces las personas necesitamos deterrarnos de nosotros mismos, sacar las capas que hemos ido pegando en nuestra vida, y sin querer, siguen formando parte de nosotros. Harold, a prueba de perderlo todo, sigue adelante...y se despoja de su yo, para encontrarse con su otro yo...ese que abandonó hace mucho tiempo.
      Gracias por tus palabras, un beso...nos vemos en tu rincón....siempre lleno de luz y de esperanza.
      Bss!!

      Eliminar
  7. Como siempre, es un placer leer tus maravillosas entradas. Ese ambiente de lluvia, música, bebida caliente y buena lectura es inmejorable.

    El libro parece muy interesante y entrañable. Seguro que me encantará leerlo, pero, claro, tendría que ser en castellano (ya me gustaría poder leerlo en inglés).

    Que pases un estupendo fin de semana, María.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indira, está en castellano...en la editorial salamandra, y te lo dan con marcapáginas de buzón y postal del viaje de Harold. A mí también me hubiera gustado leerlo entero en inglés. Tan sólo me he atrevido con algún capítulo y con la última carta dirigida a nosotros, los lectores, que nos ofrece la versión inglesa...
      Espero que puedas viajar con Harold a Inglaterra...aunque su viaje es más desde dentro que desde fuera.
      Espero que estés bien,...tengo muchas ganas de leerte...espero que escribas prontito.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Qué bonita lectura... té y viajes, un buen equipaje, jeje!
    Y yo que tengo la lectura en inglés olvidada... tengo que ponerle remedio!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guacimara...te encantará viajar con Harold en castellano. Tienes una versión en Salamandra...pero coincido en eque inglés sería formidable.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  9. ¡Qué interesante, María! Me ha hecho pensar en Una historia verdadera, la película de Lynch.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elvira, me gustó mucho esa historia...tiene algo similar...aunque Harold no iba en tractor. Esa película tenía en vhs...fue de las últimas que compré así, y se la regalé a mi padre. Me pareció una historia preciosa, a pesar de que el final fue algo deprimente.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  10. Hola María, este libro se ve buenísimo!! de veras que sí, quizá porque le puede pasar a cualquiera.
    A mi me encanta caminar, cuando las rutas son cortas, prefiero hacerlo en vez tomar carro.
    Voy a esperar que termine el verano para aceptar tu invitación.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, a mí andar me gusta mucho. Y no imaginas lo mucho que he andando a lo largo de mi vida.
      El viaje de Harold está lleno de pequeños y grandes caminos, como la vida...Toda una experiencia!!
      Bss!!

      Eliminar
  11. Será cuestión de ponerse zapatos cómodos y buscar esta buena compañía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego!! Aunque Harold, en principio, camina solo. Lo bonito será encontrarse con él.
      Un besin!!

      Eliminar
  12. He visto este libro reseñado en muchísimos blogs de habla inglesa y lo tengo más que apuntado. Además no puedo evitar que me recuerde al camino de Santiago, aunque ya sé que no tiene nada que ver, pero ya siento simpatía hacia el protagonista solo por eso :)
    A ver si me puedo hacer con él y acompañarle en su peregrinaje!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isi, es irremediable...para quienes hemos echo algo del camino de Santiago o algún que otro viaje a pie, recordar esos tramos. Especialmente el viaje interior...ese que es único e intransferible.
      Te encantará...es viaje que tiene muchos otros viajes en sí mismo.
      Un beso!!

      Eliminar
  13. Saco inmediatamente la libreta para apuntarlo... me ha encantado tu explicación y me ha provocado una gran curiosidad, así que seguro que acabará en mi estantería.

    Ah!! También me gusta la música que te ha acompañado.

    Buena tarde de domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, creo que te gustará mucho viajar con Harold, y con el resto de personajes...es un estudio sociológico en toda regla...
      A veces puede resultar incómodo, como lo era para Harold viajar con todo lo que llevaba en su interior...despojarse de nosotros mismos es lo más difícil.
      Un beso y que tengas buenas lecturas nocturnas.

      Eliminar
  14. Yo tenía este libro en la mente, pero con esta entrada tan precisa ya lo he comprado, en la Central, porque el sábado andaba yo por allí.
    Espero acurrucarme enseguida en un sillón y ponerme a ello
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, espero que viajes con Harold. A pesar de que su viaje a veces sea arduo, te esperan grandes momentos interiores.
      Ya estoy deseando que hables de él en tu blog.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  15. Qué maravilla de entrada y no conocía el libro, pero tomo nota porque tal y como lo has contado tiene muy buena pinta. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina, creo que te gustará...tiene muchos ingredientes importantes para tratarse de una lectura agradable. Ya me contarás.
      Un beso!!

      Eliminar
  16. Qué gran lección. Un viaje muy interesante. Me ha hecho recordar también un poco a Bilbo, cuya única seguridad que le ofrece su amigo Gandalf es que triunfe o fracase en su aventura, ya no será el mismo. Lo interesante es que en este caso es Harold el que parece lanzarse a la aventura movido por un impulso propio... y el recuerdo de su amiga y de otras heridas interiores pendientes de cura. También me ha hecho reflexionar el hecho de que el viaje no cambie únicamente al protagonista, sino que también influya en la vida del resto, incluso de los que se quedan en casa... todos viven un viaje interior. Gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton...tienes razón, es similar a Bilbo Bolson y su viaje con los enanos...qué buena comparación!! De algún modo, Harold, también tiene que encontrar un dragón y enfrentarse a él...ya no será el mismo después de vivir algo así.
      Realmente es curioso reflexionar sobre lo que los actos de los demás puede desatar en nosotros otras acciones.
      Llegas a coger cariño a Harold y a algunas de las personas con quienes se encuentra...
      Un saludo!!

      Eliminar
  17. Bonita acción en el ocaso de su vida, como si ahora o nunca...tal vez toda una vida comme il faut y en el fondo con ganas de romper esquemas; me gusta tu Harold.

    Petó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantará Harold...y su viaje.
      Bss!!

      Eliminar
  18. ahhh que ganas de salir contigo y Harold por ahí, sólo con lo puesto y con los ojos listos para disfrutar el camino, la compañia e incluso los desvíos que a veces hay que tomar para llegar ¡tomo nota de este libro María!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, es uno de esos libros que te dejan bien,...con los que incluso crees que también tú has hecho ese camino...Creo que es de los tuyos y que te va a encantar. Lo hay en castellano, pero la versión en inglés es más barata y tiene la carta de la autora hacia los lectores...merece la pena leerla.
      Un beso y felices lecturas.

      Eliminar
  19. Me has inspirado... quiero seguirle los pasos... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vilma, espero que te guste su viaje...ya me dirás...
      Un beso!!

      Eliminar
  20. Gracias por estos escritos. Entro cada poco para ver si has escrito algo más... me gusta, y como ha dicho Vilma, me inspira y me da ganas de leer más (si cabe)

    He encontrado una noticia-reportaje sobre las "mejores" (entre comillas porque eso es subjetivo) teterías de Madrid y Barcelon. No sé de dónde eras, pero bueno, así, si no conoces estas, siempre viene bien.

    Este es el enlace: http://www.metropoli.com/comer/2013/04/09/5163f799684341ee420001c4.html

    Por cierto, me encanta la nueva imagen del blog. Mu potito

    Un saludete

    Iván

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iván, mil gracias por la información!! Me viene muy bien para seguir descubriendo rincones madrileños. Y para futuros viajes a la ciudad condal. Tomo nota!!
      Saludos y felices lecturas!!

      Eliminar
  21. Si, Thorton. Esa manera de salir por la puerta sin coger ni un pañuelo es propia del joven Bilbo :) A veces sueño con hacer eso...
    Gracias por las noticias tan interesantes que compartes; habrá que tomar nota.
    Un beso
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, Harold tiene algunos momentos muy de Bilbo. A pesar de ser personajes muy diferentes.
      Quizá el hecho de hacer un viaje es lo que más les une.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  22. Cómo me gusta este cambio de imagen. Me gusta sobre todo que no haya sido radical, quiero decir, los colores amarronados se mantienen, son colores agradables con los que ya te relaciono. Y últimamente estoy pensando en comprarme una bici, para que llevemos a las niñas de paseo este verano por esas rutas en bicicleta tan bonitas que hay.
    Centrándome en tu escrito, quería decirte que es de lo más inspirador, sería buenísimo tener un día como describes al inicio.
    Parece un libro bastante entretenido, aunque a mí sí me hubiese gustado ese toque romántico en la búsqueda :-P
    Tener menos cosas y simplificar mi vida, eso es algo que me gustaría conseguir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia...shhh!! En realidad hay mucho de romanticismo en el libro, de ese que resulta agradable, y del que no se habla, ni se espera nada... pero no con la mujer a quien va a visitar...para saberlo, tendrás que leer el libro.
      La bici te da una sensación de libertad increíble. A mí también me encantaría simplificar mi vida...será cuestión de proponerselo, verdad?? Depende de la étapa en la que uno esté podrá desprenderse de unas cosas u de otras.
      Un beso enorme!! Me encanta verte por aquí!!

      Eliminar
  23. Hola María!
    Acabo de regresar de Oxfordshire y tú ahora me has vuelto a llevar a Inglaterra...
    Qué obra tan evocadora! Parece que lo tiene todo: paseos, té, cartas... (a mí éstas, me parecen ya algo tan en desuso, que siempre da un toque melancólico y romántico. Yo tengo también una caja llena de cartas que nos enviábamos los amigos, entre ellos heavy-chef, cuando estábamos en el colegio con 15 ó 16 años. Para mí son un tesoro).
    Qué reconfortante es siempre viajar contigo y ahora con Harold! Puff mi lista de libros baila en cuanto a prioridades se refiere, van subiendo y bajando y ya no sé quién va primero y quién va después. ¡Qué locura! Espero poder leerlo esta primavera o en veranito.
    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  24. Mi querida MªJosé, he visto en el lateral que has vuelto...estoy deseando leerte y viajar contigo a través del Lapin.
    Espero que sí te animas con Harold no te decepcione....consolemonos sabiendo, que la autora no conocía todos los lugares por los que pasaba Harold, aunque sí se informaba de ellos.
    Con respecto a las listas de libros...siempre bailan...especialmente cuando entras en una librería...¿qué apasionante es llegar a un lugar y ver que hay un libro irresistible que se mete en tu bolso?
    Un beso grande y bienvenida!!

    ResponderEliminar
  25. María, tu reseña del libro es hermosa. Me gusta ver como te ha llamado la atención eso del desprendimiento, el poder vivir con poca cosa, cada vez con menos. Yo no había reparado tanto en ello, o me había enfocado más en otros aspectos . Eso es lo maravilloso de este intercambio en los blos, la complementariedad de las interpretaciones. Porque somos seres interpretantes, cada uno tiene su historia, influye en su mirada. Y esa diversidad enriquece al otro.

    También me ha llamado mucho la atención el intercambio que tienes con cada uno de tus visitantes. Estoy muy contento de haberme topaco con tu blog, María. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josebla, gracias!! Desde luego es increíble eso de leer un mismo libro o viajar a un mismo lugar...siempre es distinto para los ojos de quien lee o mira. Es lo bonito de los intercambios...cada quien encuentra "un algo" diferente en lo que lee y en lo que vive.
      Un saludo!!

      Eliminar