El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



domingo, 20 de septiembre de 2015

Ya huele a Otoño...

A pesar de que aún no ha llegado oficialmente, en el ambiente, ya se empieza a respirar un aíre distinto...hay otros aromas, alrededor y éstos nos transportan a otros momentos...Las hojas ya están cambiando de color, el viento sopla de forma distinta, los atardeceres son de un ocre más intenso y ya comenzamos a vestir alguna que otra prenda más...Las chaquetas con bolsillos, hacen su aparición.

Me gusta pensar que en esta época, lo que nos rodea, lo que parece invisible a los ojos,...se nos hace más evidente y logra no pasar desapercibido, moviendo dentro de nosotros algo especial.

Estamos en ese tiempo del año, en lo que apetece refugiarse en casa más temprano...escuchar música, viajar mentalmente a otros rincones del mundo, y observar a la naturaleza.

De nuevo vuelvo a los libros de plantas que tengo por casa, y en especial a "La Felicidad de vivir con la naturaleza". El libro-diario, que pertenece a Edith Holden. De este libro, que ahora tengo en mis manos, y que ya leí detenidamente hace unos cuantos otoños atrás, me quedo con un extracto del fragmento de una poesía de Alexander Smith,

"Me encantan, sí, las amarillas mañanas 
de Septiembre: rocío en las telarañas, 
días pensativos sin un movimiento, 
las hojas de bronce y el clamor de los grajos, 
el rastrojo entremezclado con los haces...
Más que el terso resplandor primaveral 
a mi alma complace la niebla otoñal".

Esto lo anoto Edtih en su diario, en las páginas de inicio del mes de Septiembre. Ese era el "Septiembre" de Alexander y quizá de la propia escritora del diario, pero cada persona tiene su Septiembre...En él anota lo que realmente le parece relevante, o quizá solo se asoma a escribir un "haiku", que condensa mucho más en muy poco, que lo expresado en una larga prosa...

Cada Septiembre es diferente, pero a las personas que nos han institucionalizado yendo al colegio, no podemos evitar pensar en el olor a lápices nuevos, en estrenar un estuche o una mochila, en cuadernos nuevos, en el olor a goma de borrar, en las tizas que había en las escuelas, en los libros nuevos y prestados...
Aunque hayan pasado ya muchas lunas desde que no voy a la escuela, sin duda, sigue habiendo dentro de mí una niña que busca ese Septiembre. Pero también existe la "casi adulta" que ahora disfruta de los paseos en bici, descubriendo el color rojizo de las bayas que hay alrededor, viendo como el acebo decide esperar a enrojecer, o cómo el manzano espera pacientemente, a que pase el veranillo de San Miguel, para ofrecernos manzanas rojas, amarillas, reinetas, etc. Sin duda es una época de contraste en los colores. Que viven y resaltan con intensidad...El Otoño, es ese largo atardecer, que la vida nos regala, y que lo hace siempre al despedirse...antes de entrar en un letargo diferente...

Por eso os invito a encontrarnos con el Otoño, que cada persona se le presenta...puede ser de mantita, acogedor, con tazas de té rondando por doquier y libros que esperan a ser leídos y subrayados o comentados, con alguna que otra alma gemela que se acerque...O tal vez, vuelve a ser el Otoño de antaño, porque pequeñas personitas inician su recorrido por primera vez con los lápices,...y todo lo que nos recuerda a esos momentos escolares que nos acompañan de nuevo al vivirlos otra vez...O quizá, es el Otoño de la reflexión, de pasear por la naturaleza, por rincones desconocidos, tal vez, haciendo senderismo o acercándonos a los árboles y descubriendo los cambios que están experimentando...

Cada quien tiene su Otoño...su mes de Septiembre...Espero y deseo que lo disfrutéis.

Siento la ausencia tan prolongada,...otros momentos se han interpuesto y han querido ser ellos lo protagonistas. No obstante, intentaré ser más ágil, dado que este verano ha sido muy productivo en lo referente a lecturas. 
Os espero en "mi Otoño", donde el té no se termina nunca y hay diversidad de momentos...desde el senderismo y la recogida de frutos, a la ternura de los libros que despiertan el alma interior...
Visitaré con paz cada uno de vuestros rincones...no me quiero perder nada...
(Todas las fotos son de internet).

45 comentarios:

  1. Es verdad, hay días en los que parece que ya ha llegado el otoño. Pero hoy no es uno de ellos. Aquí tenemos un sol increíble.
    Ese libro tuyo me lo tendría que comrar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elvira...si, por aquí ya respira, aunque últimamente disfrutemos de días más soleados.

      Ese libro, te encantaría, Elvira...estoy convencida.
      Un abrazo muy grande

      Eliminar
  2. Hola María, me ha gustado muchísimo tu post. En mi caso, en lugar de té, ha sido un baile de espino blanco y salvia lo que suavizaba mi garganta, mientras visitaba mis blogs asiduos. Y el tuyo es uno de ellos. Enhorabuena por lo bien que escribes. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita HP, gracias por tus palabras...Seguro que el espino blanco con la salvia estaba riquísimo...y alivió tu garganta. Espero que te mejores.
      Un beso,

      Eliminar
  3. María un post precioso, nosotros ingresando en la primavera. Si gustas me visitas,cariños desde Montevideo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abril Sampere, debe también ser muy bonita esta época del despertar de la primavera en otro rincón del mundo. Gracias por escribir...me pasearé por tu blog lo antes posible ;)

      Eliminar
  4. Hola María, qué alegría volver a leerte, y además con una entrada tan acogedora como ésta... sin duda volveré más tarde con una taza de té para sentarme tranquilamente a mirar por tu ventana, para darle la bienvenida al otoño, con todas estas sensaciones que tan maravillosamente describes.
    Un abrazo de chaqueta suave ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thronton, muchas gracias. Te deseo un feliz Otoño...ese Otoño, que forma parte de tu vida y con el que te sientas más identificado.
      Viviendo sin duda, el momento presente.

      Eliminar
  5. Hola María, es la primera vez que te escribo,quería decirte que me encanta leerte. Así que te animo para que sigas ofreciéndonos estos momentos tan cálidos de lectura que al menos a mí me sirven para evadirme, desconectar y relajarme, aunque siempre me llevo deberes apuntados para disfrutar de las lecturas, películas y demás cosas que compartes con nosotros. Felicidades por tu blog.
    Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, gracias por venir y por tus palabras. Espero que nos leamos más a menudo.
      Un abrazo grande y feliz Otoño...

      Eliminar
  6. Cuando llega el Otoño, a mí también me apetece releer alguna escritora que tuvo protagonismo en mi vida durante un tiempo, y aún está en algún rincón de mi mente. Una de ellas es Rosamunde Pilcher, que tiene precisamente una novela titulada "Septiembre". Te la recomiendo como compañía de esas tardes de té y mantita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Dorcas, por la recomendación...ya le leí hace muchas lunas, y me gustó mucho en su momento. Por si no lo sabes, hay una película del libro...algo antigua, eso si.
      Un abrazo y espero que estés pasando tarde maravillosas acurrucada en la mantita...(tengo pendiente visitarte, de esta semana no pasa)...

      Eliminar
  7. Me alegra saber de ti. He estado unos meses alejada del blog. Me encanta el otoño, no tanto cuando era pequeña por eso de que era la vuelta al cole, que también tenía su encanto, pero bueno. A día de hoy, me encanta. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, también he observado que no estabas por estos lares...ahora veo en la columna, que no hace mucho has publicado...me acercaré lo antes posible.
      Feliz Otoño, y que disfrutes mucho de cada momento!! Un abrazo grande

      Eliminar
  8. Me encanta el otoño. Has logrado recoger casi todo lo hermoso de esta estación, todas y cada una de tus maneras de ver el otoño me seducen y son parte también de mis otoños. Me gusta que el verano acabe y que todo se ralentice e incluso que la luz se module un poco.

    Me alegro de tu vuelta y quedo a la espera de esas lecturas (y viajes) hechas durante el verano.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm...a mí también Laura...es una época maravillosa. Espero verte pronto y comentar esos libros de los que hablas y que despiertan mi mente.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  9. Lo cierto es que me encanta el otoño que tiñe las calles de dorados y sonidos de hojas al romperse
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es otro de los encantos del otoño...los sonidos que se crean alrededor. Besos!!

      Eliminar
  10. Estimada María:
    Nos ha encantado tu post y nos gustará seguirte.
    Compartimos la pasión por el té y un buen libro... Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas gracias. Espero que sigamos disfrutando de esos pequeños placeres de la vida.
      Un abrazo muy grande!!

      Eliminar
  11. Te leo y me maravillan tus palabras. Hace tiempo que no leo como me gustaría ni tomo mi té en las meriendas, ahora estoy en una nueva etapa de mi vida que requiere toda mi atención, mi maternidad. No obstante, disfruto de esos momentos, que como éste, me dejan saborear las palabras bien escritas. Gracias por plasmar tan bien tus experiencias literarias y demás temas con los que conquistas mi mente.
    El otoño tiene unos colores espectaculares y el olor a castañas ya empieza a notarse.
    Un saludo María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, gracias,...disfruta de esa nueva etapa de tu vida, donde lo que parece más habitual, se hace interesante.
      Y además, con el escenario de fondo del Otoño...que es indescriptible en aromas, colores,...
      Un abrazo y espero que vuelvas por aquí...

      Eliminar
  12. Para cuando yo te he leído el otoño ya es oficial. Bienvenido sea. El otoño me ha traído grandes cosas, aunque septiembre está siendo... dificilillo. Pero tengo esperanzas en el otoño, sí. No sólo buscaré encontrarme con él. Es que voy corriendo a ese encuentro con el otoño.

    Un abrazo otoñal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, te echaba de menos,...espero que Octubre esté siendo menos difícil que Septiembre...ahora se observan los colores en todo su esplendor....
      Otro abrazo otoñal.

      Eliminar
  13. ¡Feliz otoño, María!
    Yo también llevaba mucho tiempo sin actualizar mi Laberinto y hoy por fin le he dedicado unos minutos :)
    Un abrazo con aroma a manzana y canela,
    Noemí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noemí, qué maravilloso es el Otoño...disfruta de esos aromas de manzana y canela...
      Espero pasarme prontito por tu rincón. Tu laberinto es uno de mis paseos favoritos.
      Besos mil

      Eliminar
  14. Hola querida María!
    Leí tu entrada el otro día, mientras iba en el tren, me pareció preciosa y me transportó a algún lugar imaginario, con una cafetería parecida a nuestro Eagle and Child, con un banco tapizado en piel y respaldo de madera pegado en la pared, donde degustar una taza de té (con miel por favor que tengo ya la garganta mala). He esperado para escribirte hoy y poder decirte que espero que estés pasando un gran día y disfrutando de las pequeñas cosas como tú sólo sabes. Hay algo que te llegará, pero aún tardará, iba a mandártelo el fin de semana pasado pero me surgió una reunión con amigos para despedir a un amigo que vive en Inglaterra y estaba aquí de visita. Entre semana me es imposible pasarme por correos, pero mañana viernes, en cuanto Heavychef salga del trabajo vamos juntos a mandarlo :)
    Un beso muy fuerte y felicidades! (es el segundo otoño que busco a Edith Holden pero parece que está descatalogado porque me es imposible encontrarlo, menos mal que siempre estás tú ahí para compartir con nosotros algún que otro fragmento).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María José, te escribo rápido...aunque me gustaría hacerlo más relajadamente...
      Echo de menos ese Eagle and Child, y espero que algún día podamos volver a encontrarnos en uno similar, o nada parecido...jajaja...lo importante es volver a intercambiar un té y sonrisas.
      Gracias, por el detalle de acordarte, pasé un día precioso, y lo que ha ido llegando después, también me ha gustado mucho...Aún no he recibido nada, pero aquí correos a veces se retrasa...Gracias mil...y espero que pronto te encuentres con Edith Holden...ya verás como lo consigues.
      Un abrazo muy grande!!

      Eliminar
  15. Preciosa entrada, como siempre.
    A mí el otoño también me gusta muchísimo; es una estación muy inspiradora, y con colores preciosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isi,...tengo muy pendiente pasearme por tus hojas...espero hacerlo lo antes posible. Besos

      Eliminar
  16. Hola! Me gusta mucho tu manera de escribir, y te felicito por esa hermosa entrada.
    A mi también me gusta mucho el otoño, aunque prefiero los árboles rojos típicos de la estación en calles con adoquines. Le agrega un poco de... romántico. Además, me encantan las hojas en la vereda, el ruido que hacen al pisarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valentina!! Llevas el precioso nombre de mi madre...Gracias por tu comentario,... el Otoño, es el anuncio de despedidas y nuevos comienzos...
      Pisar las hojas y que crujan...mmm...uno de los grande placeres de la vida...

      Eliminar
  17. ¡Hola María! ahhh los otoños son especiales. Uno debiera hacer lo mismo que la naturaleza: observar de que es necesario desprenderse porque ya no es útil para nuestra evolución, e impide que demos nuevos frutos. Comenzar a despejarnos, para descansar en el invierno y renacer en la primavera.
    Un beso con mucho cariño,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ale!! ¡¡Qué alegría!! Si, los Otoños, están llenos de magia...eso de comenzar a despejarnos es algo que tengo muy pendiente y que tengo ganas de hacer...
      Un beso grande, enorme, gracias por tu visita.

      Eliminar
  18. Hola María. Me sumo a los deseos de un Feliz Otoño, una estación tan propicia para, como tú dices, el recato y la reflexión, un libro mediante (ah! Y un té). Gracias por tus reseñas, ya las extrañaba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josebla, un libro y un té...¡¡qué buenas compañías!!
      Feliz Otoño, y gracias por venir!!

      Eliminar
  19. Qué hermosas palabras dedicadas al otoño, querida María, ¡te mando un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo grande, Andrómeda,...se te echaba de menos...Voy a visitarte lo antes posible. Besos y feliz Otoño...

      Eliminar
  20. ¡¡Hola María!!! Mi querido otoño... es una época maravillosa, como tú dices de contrastes de colores, olores, sensaciones. Aunque debo reconocer que el verano es mi estación preferida, el calor, el sol, el ambiente veraniego y que me da penita que se acabe. Pero enseguida cambio el chip y pienso en las maravillas del otoño y se me pasa la pena. Cada estación tiene su encanto y hay que aprender a disfrutar con cada una de ellas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, el verano también tiene su encanto...sin duda alguna...En general me gustan todas las estaciones, pero he de reconocer que esta es mi época favorita...De todas me cuesta despedirme,...
      Un abrazo grande y espero que pronto estés en el Otoño del color que elijas...Aún las hojas caducas están verdes en algunos árboles, y el contraste es precioso...

      Eliminar
  21. El mes de septiembre me da mucha nostalgia no lo se porque sera pero el mes de Octubre se me pasa aqui en Ginebra vamos al campo a coger manzanas tambien la calabaza y con estos suculentos manjares se aconpaña una buena caza y como no despues una buena taza de the viva el Otoño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, Ginebra debe ser muy bonito en Otoño. Lo conocí en verano y me gustó mucho...hace ya cuatro años de esto...
      Disfruta del Otoño...de sus colores, de los frutos que ofrece...deben de estar riquísimas esas manzanas...

      Eliminar
  22. El canton de Ginebra es muy pequeño pero tiene muchas cosas, sus viñedos muy famosos por sus vinos, sus frutales como por ejemplo sus manzanas, ahora las hojas de las viñas se visten de varios colores una maravilla, esta mañana fui a dar un paseo al borde del lago su color azul que maravilla, la proxima vez me que pases por Ginebra me lo dices y te invitaremos a pasar un momento juntos mi esposa y yo, pero no tardes mucho ya que tengo 74 años un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Miguel!! Muchas gracias...me encantaría pasar por Ginebra y dar un paseo con vosotros. Lo mismo digo si pasais cerca de Madrid. Vivo a las afueras, pero podría acercarme.
      Tienes una edad estupenda, Miguel, casi como mi padre. Él ahora disfruta mucho redescubriendo Madrid y sus museos...
      También Ginebra vivió George Eliot, pseudónimo de Mary Anne Evans.
      Saludos y felices paseos por el borde del lago. Tiene que estar precioso...
      http://librosyte.blogspot.com.es/2011/07/montreux-y-jazzy-un-castillo.html

      Eliminar
  23. Si el lago esta muy precioso,y desconocia lo que me cuentas de George Eliot,lo que si tenemos en Ginebra la creature del doctor Frankenstein una estatua de bronce de dos metros y medio fue a Cologny un pueblo cerca de Ginebra que la Britanica Mary Shelley escribio la historia original de este monstruo constituido de trozos de muertos,lee su libro que creo que te gustara

    ResponderEliminar