El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



lunes, 24 de octubre de 2016

Kathleen, Christopher Morley

Hacía tiempo que no me reía a carcajadas con un libro. Me encontré con Kathleen hace unas semanas, y no dudé en que me acompañara. En principio fue un regalo para mi compañero de viaje, pero luego se convirtió en una lectura conjunta. Quizá por eso fue una lectura aún más divertida.

Christopher Morley te lleva al Oxford de antes de la Primera Guerra Mundial. Aún el mundo estaba viviendo como si nada fuera a perturbar su paz. Me ayudó mucho a entender cómo vivían los estudiantes en Oxford, las películas como "el hombre que conocía el infinito" o "Testamento de Juventud". Con ese entorno de fondo, comprendes que aún hay estudiantes que cursan estudios en universidades que no son mixtas, que aunque no tengas mucho dinero, si eres buen estudiantes, te pueden pagar una beca y encender la chimenea cuando vienen amigos a tu habitación.  Que sueles estar atendido por un sirviente, quien recoge tu cena, prepara tu habitación y puede charlar contigo sobre cosas intranscendentes.

Resultado de imagen de kathleen christopher morleyViendo que nuestros protagonistas no escatiman en suministros varios para cuando invitan a sus amigos a ese refugio intelectual, que en ocasiones se vuelve absorbente,...allí, entre las paredes de las habitaciones de mentes privilegiadas que leen, escuchan música, discrepan en acaloradas conversaciones, ahí...en ese ambiente, se fragua este libro. Y un grupo de estos amigos de Oxford, se reúne de cuando en cuando, bajo el nombre de los Escorpiones, para dar vida a un posible libro que quieren escribir entre todos. Así, después de una vacaciones navideñas, todos se encuentran en esa habitación con chimenea y hablan del principio de un capítulo. El encargado de presentarlo es un jovén estudiante, con pocos ingresos, proveniente de una familia humilde, pero que ha querido agasajar a sus amigos con una merienda cena, que ya verá como pagarla en el futuro. Dado que tampoco tuvo mucho tiempo para idear una historia, utiliza una situación que vivió durante esas vacaciones navideñas, para que sirva de enlace con el primer capítulo del libro. De manera, que nuestro amigo, una tarde de esas invernales, se acercó a Blackwell's (librería muy conocida en Oxford, y que hoy en día sigue en pie,...allí iban también Tolkien y C.S. Lewis, y Dorothy Sayers...y...muchos más, a adquirir libros),...pues allí, se encuentra en uno de los estantes, con una carta olvidada dirigida a una persona llamada Joe, y escrita por Kathleen...

Blackwells 2014. 
"Teniendo todas las vacaciones para trabajar en el capítulo, naturalmente no hice nada hasta esta tarde a la hora del té. No se me había ocurrido nada hasta ayer. Ayer sobre las cuatro de la tarde iba yo dando un paseo por Broad Street, desesperado. Ya se sabe que cuando hay pendiente una tarea difícil uno se agarra a cualquier pretexto para posponerla. Me detuve en Blackwell's para buscar un libro. En un rincón de la tienda, encima de una fila de volúmenes, encontré esto. -Para sorpresa de todos sacó  de un bolsillo una hoja doble de cuaderno y la sostuvo en alto-: Era una carta, evidentemente escrita por alguna joven a un alumno de la universidad. Al encontrarla allí, olvidada e indefensa, no pude resistirme a  leerla.  Era una carta encantadora, no demasiado intima y sí llena de una deliciosa y virginal timidez y reserva. Entonces se me ocurrió una gran idea. ¿Por qué no tomar a las personas de la carta y utilizarlas como personajes de nuestra historia?"

Nuestros amigos, emprenderán un viaje de lo más divertido imaginando el elenco de personajes que forman la carta...incluidos quien escribe y a quien va dirigida. No puedo desvelar más.

Es un libro agradable, bien escrito, que nada tiene que ver con los anteriores escritos por el mismo autor, pero que te deja con una sensación muy agradable. Lo mejor es viajar a Oxford,...sentir que eres una de esas estudiantes que visitan las estancias de otras personas y que imaginan un mundo lleno de oportunidades. Es cierto que las mujeres aún no gozaban de las mismas oportunidades académicas, pero era cuando comenzaban existir esos cambios y este libro, habla de ellos.

Es un libro inteligente, que es de agradable lectura para las tardes de Otoño,...parece ser que el escritor, vivió una experiencia similar, o así se deja entrever en su biografía. Ya que, Morley vivió en una etapa de su vida en Oxford como estudiante de historia. Y uno de los protagonistas del libro es un estudiante americano...como quizá lo fue él en aquella época. Le imagino yendo en bici por las calles y tal vez cruzándose con un jovencísimo Tolkien, quien tal vez, iba con prisa para reunirse con sus amigos...al Club de Té (TBCS) trasladado desde Birmingham hasta esta ciudad universitaria...y quizá quedarían en un pub diferente al que luego acudiría con sus amigos Los Inklings.

Mientras escribo esta entrada, ha llegado el cartero, y he ido rauda y veloz a ver qué había en el buzón. En parte por temor a que se llenara de agua...no para de llover y el buzón esta a las afueras. Mi emoción ha sido enorme al ver que ha llegado ya la nueva Persephone Biannually, y en su interior, el marca páginas de uno de sus últimos libros editados. Hoy me dedicaré a leerla...mientras recuerdo que Nicola Beauman, estaba escribiendo uno de los apartados de esta revista cuando entré un miércoles en su librería. Tuve la audacia de mirar lo que escribía en el ordenador. Me quedé con el título que sobresalía: "A Sufraget Memoir", y aquí lo he encontrado...esta tarde, daré cuenta de él, con mucho interés. Es bonito ver como los instantes se pueden entremezclar y el tiempo a veces, se convierte en el escenario de lo que acontece...Es como vivir dentro de varias historias, tal y como sucede con "Las Horas"...Cuando se desmenuzan los minutos y aparece lo que fue...lo que será y lo que es en un mismo conjunto...

Qué disfrutéis de un precioso día de Otoño....
(Fotos mías, menos las de la película de Testament of Youth,  la portada del libro y el grabado de Oxford).

28 comentarios:

  1. Leyendo tu reseña parecía que la novela era una historia real y me he quedado atrapada. Me lo llevo a mi lista :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas leerla...es maravillosa y agradable. Sin grandes pretensiones.
      Besos

      Eliminar
  2. Hola María:
    Umm parece muy interesante a la vez que divertida. Me encantan las historias ambientadas en Oxford y si están ambientadas en la época previa a la primera Guerra Mundial o en la década de los veinte, mejor que mejor.
    Muchas gracias por la reseña. Ha sido muy útil, como todas las que publicas.
    Un saludo
    Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina. Está muy ambientada en Oxford y en Birmingham. Espero que la disfrutes mucho. Un abrazo y buen día.

      Eliminar
  3. ¡María...! veo que además de presentarnos un libro agradable para las tardes otoñales, has vestido también el blog de otoño. Ya habías leído a Morley antes ¿verdad?
    Tiene muy buena pinta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy agradable y para este tiempo, en el que ya podemos crear ambientes de agustito en casa, es realmente apetecible. Morley no me esta decepcionando y sí...le he leído antes...con su Librería ambulante y encantada...ambas novelas, también maravillosas.
      Besos grandes y buen día otoñal.

      Eliminar
  4. Bueno María, encantadísima de disfrutar de este libro en estas tardes otoñales. La idea de esa carta encontrada es sin lugar a duda un punto de partida idóneo. Ha de ser una historia encantadora, de esas que vas leyendo y te van llenando de sonrisas y complicidades.
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita. Las cartas que desaparecen guardan otras historias...y Morley lo describe todo de maravilla...si tienes ocasión no dudes en leerlo. Te alegrará el corazón.
      Besos

      Eliminar
  5. Un libro que hace reír a carcajadas hay que anotarlo con varias estrellas que me recuerden que es una buena opción para cualquiera de los momentos tranquilos del otoño que se acerca (es que aquí sigue siendo más primavera que otoño).

    Hoy me han llegado a mi también dos libros que me ha costado encontrar, que felicidad cuando he abierto el paquete y ahí estaban dispuestos para ser abiertos, olidos, leídos y saboreados, jajaja

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás, Laura. Creo que es un libro ligero que se lee rápido...para las lentas como yo...
      Qué bonito es que te lleguen libros...¡¡Cuánto me alegra saber que has disfrutado de un momento tan especial!! Los libros de segunda mano, traen consigo mucho más que el libro en si.
      Un abrazo enorme

      Eliminar
  6. Mientras escribo este comentario estoy en las otras pestañas de Internet buscando este libro como una loca XDDD Me ha encantado tu reseña!! Me apetece muchísimo leer un libro que te haga reír así y ya la época y el lugar en el que está ambientado... ¡perfecto!

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...Mi querida Jane Asuten, confio en que hayas podido dar con él. La risa se escapará y te hará sentir de maravilla.

      Un abrazo grande y feliz Otoño.

      Eliminar
  7. Hola María, he hecho un viaje virtual por Blackwell´s y me ha encantado. Hay algunas estanterías de lo más sugerente. En una de ellas reposaba Dickens. Sobre una mesa, descansaba un grupo de exploradores indios... Dan ganas de quedarse a vivir ahí.
    Gracias por compartirlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dorcas, de cuando en cuando también me preparo un viaje virtual libresco y Blackwell no se escapa de una visita así...Dickens es una lectura muy de este tiempo. Y no falta por su puesto, en esta librería.
      Espero que algún día puedas ir en persona...es increíble. Aunque aparentemente normal.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Creo que en literatura es muy (muy muy) difícil encontrarte con libros que te hagan reír a carcajadas. Hace tiempo leí varios libros de Cristopher Moore, una ficción absurda la suya que me hacía sonreír mucho, pero no recuerdo si hasta el punto de la carcajada. Me anoto "Kathleen", por si consigue la carcajada, o al menos una sonrisa ancha ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, a mí me hizo reír mucho,...pero ya sabemos que en estos temas cada quien tiene su punto. Hay libros que despiertan a uno lo más insospechado de su ser, y el mismo, para otros, pasa totalmente desapercibido. Espero que disfrutes y que te saque sonrisas y carcajadas.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. Me encanta tu entrada!! Me apunto este libro sin dudarlo ni un momento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola María.
    Bueno, ahora si parece que estamos en otoño, lluvia fina y continua, hojas esparcidas por la tierra, tenía ganas de sentirlo así.
    Oxford es un magnífico escenario para escribir una historia, tiene ese ambiente de elegancia decadente que siempre me ha gustado, si además aflora el humor se me antoja una mezcla interesante.
    Un abrazo y disfruta del otoño... Ahora sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, pues ya estamos en Otoño y...¡¡qué bonito!! Oxford, y en otro siglo y época...de alguna forma, también se viaja en el tiempo...
      Merece la pena, por si se tiene la oportunidad.
      Buen día, lleno de felices y agradables lecturas.

      Eliminar
  11. ¡Hola, María!

    La semana pasada acudí a mi librería de siempre y mientras cotilleaba futuras compras me encontré con este libro y me acordé de ti. Es una compra segura para estas navidades, pero no pude evitar cogerlo y echarle un vistazo. Cuando llegué a casa volví a leer tu entrada y me entraron más ganas de leerlo :)

    ¡Ya queda poco para las fiestas!

    Un beso muy grande y gracias por otra maravillosa entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Laura, espero que te guste...yo iba con expectativas bajitas, pero me ha gustado más de lo que imaginaba.
      Cada vez queda menos para la Navidad...de momento hay que vivir el instante presente y lo que nos regala...no me quiero perder ni un segundo!!
      Besos grandes

      Eliminar
  12. Hola María.

    He visto que te gusta Virginia Woolf. Yo la he descubierto hace poco.

    He hecho este "post" sobre ella:

    https://lamascaradelahechicera.wordpress.com/2016/06/03/virginia-woolf/

    Y tengo pendiente hacer otros "posteos" en mi Blog.

    Me apunto este libro de Kathleen. Tiene muy buena pinta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo visitarte en cuanto pueda...y leer ese post que me dices. Espero que te guste Kathleen si algún día tienes ocasión de leerla...
      Un abrazo grande

      Eliminar
  13. Parece perfecto para una tarde de otoño al calor de una estufa. Si hace reír, tiene calidad literaria y viene recomendado por una persona con un criterio como el tuyo, no puede faltar en la lista de futuras compras. Muchas gracias por descubrirnos obras así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seri...cuanto tiempo...es un libro perfecto para leer cerca de la estufa, calefacción o chimenea. En mi caso fue esto último y me gustó muchísimo mientras escuchaba el chisporrotear de la leña. Espero que puedas leerlo, merece la pena muchísimo.

      Un abrazo grande y feliz día otoñal.

      Eliminar
  14. Lo vi en una librería el otro día y lo compré.
    Sabía que lo había visto en algún lado, y fue aquí. A ver que tal ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Liyu, es precioso...espero que te guste. También hay libros en los que depende el momento en que los leas y si te gustan historias de hace muchos años...un siglo, quizá...
      Un beso y buen día.

      Eliminar