La dispersión de las semillas, de H.D. Thoreau

Qué bonito está todo...qué día tan maravilloso hace hoy...Después de las lluvias que hemos estado viviendo, e incluso en mi caso, también la vista de la nieve...ahora...resulta maravilloso observar a la Naturaleza. Simplemente, detenerte en ella...quedarte quieta y mirar... Observar con los ojos de los sentidos...en silencio...

De los días de Nieves.

Me encantaría venir más aquí y escribir...lo echo de menos...sin embargo, me dejo llevar por la vida y en ocasiones también es la vida la que me lleva. 

Pienso en tantas cosas que contar...y luego todas ellas se van disipando o dispersando...como las semillas. 


Ayer una amiga, una Amiga del alma, me regaló este libro tan maravilloso...que a pesar de que aún no he leído, no he podido evitar presentaroslo y así saltarme otros ya leídos de los que quería hablar...porque ya sé que éste me encantará. 

Está acompañado de las ilustraciones de Abigail Rorer

Ilustración Abigail Rorer
. Por lo visto (la he investigado un poquitín), también es grabadora en madera. Me ha parecido un trabajo tan sublime el suyo, que viendo las ilustraciones que caminan con Thoreau, hacen que ame aún más este libro. 

Ya me tenía ganada...solo con el nombre del autor, la portada, y el título...pero el interior...está cuidado. Sus hojas se deslizan suavemente, para trasladarse a esa dispersión de la vida que se aproxima en esta época del año. Aunque...ya hace tiempo que vengo descubriendo, que a veces...también hay semillas que se pueden sembrar en otoño y arraigan casi mejor que en la siembra primaveral.  

Del libro no puedo contar mucho más, salvo lo externo. Todavía no le he hincado del diente, pero promete... 


Una de varias lecturas...
Mientras...¿qué leo? Pues os tengo que decir, que leo poco, pero variado...no me puedo ya quedar con un solo libro, como me sucedía en el pasado...Ahora picoteo...y aunque me encantaría estar devorando uno solo, no siempre tengo ganas de pasar el rato o de tomarme una taza de té con la misma historia. 

Están también los libros que me encantan, pero que siempre me digo "los dejo para luego" o"los leo en casa"...y pasa el tiempo y ahí están...esperando. 

También en este "mientras", me dedico a la jardinería, especialmente desde la observación, a veces me ensucio un poco trabajando en la tierra,...y tras encontrarme quizás con restos de algo nuevo e inesperado, me detengo de nuevo...por lo que mi trabajo "siempre está pendiente". Eso sí...apenas sin esfuerzo...los narcisos que planté en otoño... están preciosos, y en todo su esplendor...aunque parece que cada uno tiene su tiempo y no todos florecen a la vez. 

Algunas veces, me quedo abstraída, cuando la vida me lo permite, y miro a los pájaros...observo sus costumbres,...y tanto es así, que he descubierto que esta semana ya ha venido una golondrina...y ya sé que por los menos en este lugar de la tierra, los petirrojos se marcharán a pasar más fresquito al norte, en breve...Mi "mientras" se compone también del trabajo, visito "vidas" en uno de sus peores momentos, veo cine, series...cocino de cuando en cuando...en fin...me quedo "viajando" en lo cotidiano.

Jara morada. 

¿Y tras "el cristal"?...¿Cómo están? ¿Cómo son esos "mientras" transcurre la vida? ¿Os detenéis? ¿Leeís más de un libro a la vez? Apenas visito vuestros rincones, pero cuando lo hago me quedo alucinada con todo lo que me pierdo. Pero como bien sabéis quienes disponéis de un blog o estáis inmersos en estos mundos, estar aquí supone un tiempo y desgraciadamente no siempre se dispone de él.

Dejé pasar el 8 de Marzo, y no escribí aquí. Siguen siendo días importantes para conmemorar. Y así lo hice. En un silencio atronador. En lo "invisible" pero que se hace visible al compartirlo con quienes realmente necesitan que un día como el 8 de Marzo siga estando presente en la sociedad. 


Ayer fui a ver una obra de teatro,
"Ada Lovelace", que si la investigáis descubrireís que fue una matemática olvidada, al igual que su madre. Pero Ada dejó unas notas maravillosas, que pasaron desapercibidas en su época...e incluso un poco después también...peor 80 años tuvieron que pasar para darse cuenta que ella era la creadora de las computadoras...Ella ya entendía el lenguaje que vemos hoy en el futuro. Su padre, Lord Byron, gran espero de las palabras versadas,...a pesar de no estar con ella en vida, dejó huella en ella...y de algún modo creo que la "dispersión de las semillas", también se puede llevar a las personas...

Os dejo con sus palabras..."si bien no creo que una planta pueda brotar allí donde semilla no ha habido, sí tengo mucha FE en la SEMILLA. Convénceme de que guardas una semilla y estaré preparado para esperar el milagro". Henry D. Thoreau

Comentarios

  1. Querida María, qué entrada tan bonita, me encanta saber de ti... te echaba de menos, pero tienes razón, la vida te lleva y hay que dejarse llevar.
    El libro de Thoreau parece muy interesante, me lo voy a anotar para comprarlo el próximo mes.
    Mis mientras no se difieren mucho del tuyo, voy saliendo de mi letargo invernal, y contemplo la naturaleza como se expande a doquier, tengo varias lecturas a la vez, por cierto, una de ellas es el libro de Clara Obligado que conocí gracias a una de tus entradas.
    Es curioso cómo las semillas se quedan en la tierra, este verano alguna tomatera ha salido fuera de lugar.
    La naturaleza es incríble.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tu blog es un testimonio de tu pasión por compartir ideas valiosas.

    ResponderEliminar
  3. Uff, el campo está que es "pura vida", como dicen en Costa Rica, las lluvias han regado todo e campo de vida, sí.

    "Pienso en tantas cosas que contar...y luego todas ellas se van disipando o dispersando...como las semillas. "

    Esa magnífica frase tuya, describe a la perfección como estoy yo también respecto al blog.
    Cuidaros mucho, apreciada María. Abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
  4. Este es mi Instagram por si quieres pasarte:

    https://www.instagram.com/georginabraque/

    Antes podías comentar en mi Wordpress pero ahora ya no lo tengo....

    Saludos!!



    ResponderEliminar
  5. La vida, como los libros, es como los narcisos que mencionas, cada uno necesita su tiempo y su momento y por eso vivir es una aventura tan espléndida. Preciosa entrada y volví a recomendación de un autor imprescindible.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Quienes queráis dejar un comentario aquí, por la LOPD y RGPD, necesitaría que dierais vuestro consentimiento para dejar comentarios. Si no, me veré obligada a eliminarlos, ya que no me queda claro lo que google y blogger transmiten.
Muchas gracias.

Entradas populares