El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



jueves, 10 de abril de 2014

El peligro de quedarnos con una sola historia, Chimamanda Ngozi Adichie

Tal vez todos somos contadores de historias... y algunas de esas historias son más intensas y experienciales,... otras más alejadas de la realidad y llenas de imaginación...pero de algún modo, todas las personas tenemos algo que contar.

Hace ya unos meses que conocí a Chimamanda, y no es que mi vida haya cambiado, pero sí he puesto palabras a algunos pensamientos que rondaban por mi cabeza.




Ella se define a sí misma como una "story teller"...como alguien que no se quiere quedar con una sola historia...

En mi trabajo, conozco a muchas personas y muchas de ellas son contadoras de historias, aunque no lo sepan. Y su relato es importante...lleva esos ingredientes que se necesitan para serlo. Porque las historias, bien contadas, son necesarias...
He conocido a muchas personas de la misma procedencia de Chimamanda, y me decían siempre lo mismo...África no es lo que vemos en la televisión...hay mucho más...
Este pensamiento...viajó conmigo...

El libro que presento hoy, a pesar de que aún no lo he leído, promete mucho...y me recuerda a esas historias que me han contado y de las que no puedo hablar porque llevan tanto de sí mismas, que creo que si las cuento, algo de ese tejido interior se perdería.
Pero puede, que algún día, con el permiso de ellas...pueda ser voz de su historia...o incluso, que ellas mimas puedan llegar a contar sus experiencias. No todas tienen que ver con una vivencia desastrosa...es un poco lo que nos cuenta Chimamnda, en el vídeo...no nos podemos quedar con una sola historia, sino con todas ellas...Supongo que es un poco como África...la idea que tenemos sobre ella, es la misma que podemos tener sobre un tema determinado...conocemos algo, "nos han hablado de..." y sin embargo, lo que nos dicen que es cierto, está plagado de matices, de rincones sin explorar,... de los que "desconocemos" tanto...a pesar de decir lo contrario. Por eso es bueno "viajar"...conocer lo que nos están contando...aunque para el viaje, también hay que prepararse y dejar el corazón abierto. Asumir el riesgo...sabiendo que algo de lo que nos cuenten...nos puede salpicar y dejar rastro....cada historia, cada vivencia, surge de una experiencia diferente...la nuestra no ha de ser menos.

Seguía con mi Cuaderno Dorado de Lessing, pero no pude evitar dejarle un rato, para acercarme a "Algo alrededor de tu cuello". Un libro lleno de relatos del que no quiero decir nada más hasta que los lea. Al menos, alguno de ellos... El título del libro es también el título de uno de los relatos.
Puede que las anécdotas, las historias no contadas...los silencios, tengan su sitio en algún rincón...Porque de las historias no contadas, también se aprende mucho.

A nuestro alrededor, hay muchas personas... que son contadoras de historias, que nos hacen reír, pensar, llorar, amar...todas ellas tienen voz, y en ocasiones no somos conscientes de ello. Las dejamos en el rincón de los amigos,...pero no las llevamos al rincón de los libros. Tal vez...si nos dejamos llevar,... descubriríamos que hay muchos más libros abiertos que no están en las bibliotecas. Son esos relatos de quienes conocemos...y tal vez los más interesantes de leer...

sábado, 5 de abril de 2014

Carta de Londres y Diario de una bicicleta, Natsume Soseki


Durante unos días, he sentido que viajaba a Londres,...sin dinero...sin equipaje...y  lo hacía a través de una carta...mi guía pertenecía al inicio del siglo pasado y era también extranjero en Londres. Rondaba 1901, y la Gran Guerra aún no estaba pensada...o eso parecía.

La verdad, es que leyendo "Carta de Londres" que se editaba en la Revista Literaria "El Cuco" (Hototogiso), me siento un poco como si realmente abriera el periódico en la actualidad, y una persona de otro continente escribiera sobre las realidades circundantes de la ciudad en la que vive.

Nuestro protagonista y escritor, Soseki (escritor del libro "Soy un gato" y muchos más...), nos  muestra a través de sus cartas, una vida en la que podríamos ser  cualquiera de los que a veces viajamos a Londres por una temporada.
Quizá la diferencia en mi caso, es que disfruto algo más que él de todo lo que me rodea...pero no sé si sería tan feliz si supiera que tendría que quedarme en condiciones similares durante mucho tiempo. 

El Sr Soseki vive en la habitación de una pensión. Decidió vivir así el tiempo que estuviera en Inglaterra para poder comprar todos los libros que pudiese...en este momento, Soseki y yo nos parecemos...también cuando voy a Londres, y me alojo en hoteles que bien podrían llamarse pensiones... Cuando leía lo que Soseki nos cuenta, no hacía más que acordarme del último lugar en el que me alojé. Del ahorro que busco en el alojamiento para poder traer libros en la maleta, o para poder manejarme con más soltura en el transporte. 

Pero siguiendo con nuestro guía intercontinental...mientras continúas leyendo su carta, te vas dando cuenta de cómo hay cosas que aún existen. Que nuestros viajes londinenses tienen más en común de lo que aparentemente pueda parecer. Ya por entonces, existía el metro... había algunas paradas para ir a Post Office o Liverpool Street, y es curioso como ese viaje subtárraneo sigue siendo tan similar como en la actualidad: "el interior de la cueva está brillantemente iluminado con luces eléctricas. Llega un tren cada cinco minutos. Afortunadamente, hoy el tren está tranquilo y no demasiado abarrotado. Las personas que están a mi lado y las que tengo delante y las del siguiente vagón han sacado todas un periódico o una revista para leer. Es como una costumbre. Yo simplemente no puedo leer libros ni nada cuando estoy en una cueva".
Quizá esta redacción de 1901 nos resulte algo familiar...

Más adelante se acerca a asegurar que a las personas de occidente no nos interesa más que el dinero...y creo que a medida que pasa el tiempo, es algo en lo que no hemos avanzado mucho. Tal vez, y con seguridad, hay personas que han buscado "un algo más" en la vida que el simple hecho de mantenerse. Pero entre Soseki y la Sta Pettigrew...¿qué diferencias hay? A la vez que dice que a nosotros solo nos interesa el dinero, a él es lo que más le preocupa...Todo esto está contado con mucha ironía y sentido del humor que tiende más británico que a japonés.

Es curioso como en un libro tan pequeño, te pueden contar tanto...Soseki, me recuerda a mí misma escribiendo, porque en muchas ocasiones divaga y deja aparcado el tema del que estaba hablando. Luego regresa a él...y pide disculpas por haberse ido del tema.
Al mismo tiempo que habla de lo poco que le gusta Inglaterra,...su forma de hablar y de entender la realidad circundante, más me acerca a  la Inglaterra que conozco y quiero. ¿Será que Inglaterra se ha ido transformando en uno de los países que más diversidad alberga? ¿O puede que nuestro amigo, sea más británico de lo que cree?


El libro se compone de dos relatos...uno de ellos es una carta dirigida a quienes pudieran interesarles, sobre las crónicas londinenses, que desde la revista literaria, El Cuco, publican. Dicha revista parece ser que está dedicada a los Haikus, pero también a las crónicas de los viajeros orientales en occidente...



En tan pocas hojas, Soseki, te lleva a su mundo, a su habitación, a sus libros...a las personas que le acompañan, aún con el rastro de la época victoriana bajo sus pies, trata de aprender a montar en bicicleta. Esto es toda una aventura...pero Soseki no quiere rendirse. Se muestra enérgico y decidido...aunque sus encuentros con la bicicleta son anecdóticos y singulares. No se siente para nada a gusto montado en un vehículo del que tiene tan poco dominio....Vive con el pensamiento de que de allí se marchará para luego vivir una vida más placentera en su país.
Echa de menos su ciudad,...su lugar de origen...sentirse alto...(esto es algo que lo dice de muchas maneras). Luego te sorprende transmitiendo que su lema es vivir el presente y no estar constantemente añorando tiempos pasados y dejando toda la energía al futuro...

Leo a Soseki, y me leo a mí misma, como decía antes....menos cuando experimenta con la bicicleta. Pero hay que leerlo, y a veces en voz alta,  para hacerse una idea de lo que le pasa por su cabeza. Al menos le dedica un tiempo al aprendizaje...y puedes soltar alguna carcajada...

Me gusta cómo se relaciona con los habitantes y dueños de la pensión...e incluso con la criada. Es curiosa su visión...cuando algo no le interesa, dice: "lo entiendo"...para tratar de pasar a otro tema, o para  estar fuera de todo lo que le rodea...incluso de los libros de moda*, que no ha leído pero que hay quienes tratarán de darle su opinión.

Nuestro amigo, cuenta con la oportunidad de tener un tutor que le enseña el idioma, y nos muestra su rutina diaria...baja a desayunar todas las mañanas y en ocasiones, ha tenido la oportunidad de charlar con alguno de los inquilinos, sobre alguna excursión...vive para estudiar y estudia para vivir...además de los paseos amenos que suele darse cuando el buen tiempo lo permite.

Soseki transmite constantemente la necesidad de marcharse pronto. En todo momento tiene presente el viaje que realizará en unos años de regreso a su país. Se pregunta...¿qué me llevaré? Tiene claro que los libros serán indispensables y no renunciará a ellos...pero también hay un par de zapatos que tendrá en cuenta para la travesía.

Quizá, si no hubiera conocido previamente Londres, no sé muy bien la sensación que me habría dado su Carta...puede que el viaje lo hubiese emprendido de un modo diferente...pero ese no era el caso...y Soseki no disipa mis ganas de volver...e incluso lo que él le parece un inconveniente, en mi caso...son todo ventajas.

Puedo decir que el viaje a Londres de esta manera, ha sido de lo más gratificante...sin darme cuenta he montado en autobús, he bajado al metro en ascensor, he leído los periódicos del momento (o al menos sus titulares), he paseado en bicicleta, sabiendo que no todas son iguales,...y siendo consciente que hoy en día son algo más cómodas...
Libro pequeño que contiene mucho más de lo que aparentemente esperas encontrar...
Espero que si os encontráis con este guía tan particular, paséis un rato tan agradable como el mío.

* En aquellos días, estaba muy de moda leer a Marie Corelli con The Master Chrsitian. Pero él se sentía más de Dickens y de sus propios infortunios, que de otras lecturas que le recomendasen....

viernes, 28 de marzo de 2014

Breakfast & Read

Libro, Summer Story...
Es mi primer intento de Readathon, que Isi, desde su blog propone a quienes la leemos...
Ha sido todo un reto, que ha culminado en hacerse realidad...especialmente el día 22 y algo del 23...pero no sé si lo he hecho bien, es decir, no creo haber cumplido con los horarios, pero he hecho lo que he podido...

Sabiendo de entrada los problemas que tengo de continuidad...elegí un pequeño libro...y qué mejor que comenzar con un cuento, para refrescarme un poquito...así fue como el sábado por la mañana compartí el desayuno con Summer Story. Pensé -¡¡qué bien he comenzado!!- ¡parece que esto marcha bien! Pero ese fue el primer momento...luego tuve que dejar de leer, a pesar de tan solo llevaba unas hojas leídas, puse el marcapagínas y lo tuve que abandonar en manos de un día indeterminado para la lectura.

Pero para contarlo bien,...he de decir, que me levanté temprano, salí a correr, y después de un desayuno de lo más especial, me detuve a leer esas primeras páginas del pequeño libro, que antes nombraba...Llegué a conocer a los personajes; una ratona de lo más singular que dispone de algún que otro tiempo, a parte de trabajar duramente en la comida que debe almacenar para el invierno, de momento para pasear con su amigo Dusty.

Desayuno y flores que escogí
para la lectura...
Intenté ser fiel y seguir un horario ya premeditado, pero no pudo ser...así que mi lectura se vió interrumpida has el domingo por la noche...ahí volví a quedarme un rato con el libro...y pude disfrutar aún más de la historia...recorrer el bosque donde vive nuestra protagonista y llegado el momento  pude asistir a una boda de lo más alegre y primaveral...a pesar de que el libro se desarrolla en verano...

La experiencia ha sido interesante... para descubrir que necesito practicar mucho más y leer más cosillas en inglés. Lo positivo es que enriquecí mi vocabulario en inglés...y creo que me pueden llevar de picnic...

Mi lectura no se quedó en este precioso libro,...que me resultó un poco infantil, pero que al mismo tiempo era necesario para desempolvar ese inglés dormido que desde hacia muchos meses no practicaba... seguí mi recorrido literario buscando otras posibles lecturas, para otros posibles Readathon.

Portada del libro
que tengo en casa,...en inglés.
Así fue como me detuve un rato con Emily Dickinson,...y bueno aquí estallé en carcajadas...después de un cuento leer en inglés las poesías de Emily, es de lo más atrevido...leer poesía es algo que me cuesta bastante en mi propio idioma,...pienso que hay tanto detrás de las palabras como dentro, y me cuesta poner un poco de orden en mi cabeza cuando las palabras de una poesía se entremezclan con algunos pensamientos dormidos, y/o con alguna que otra certeza que has dejado pasar en el camino.

En libro de Emily Dickinson que tenía en mis manos es una selección de poemas de menos de cincuenta páginas.
Hay un poema dedicado al mes de Marzo, al momento de la tarde, al dolor, a las grietas...a las cartas...Leer a Dickinson,...remueve...o al menos conmigo lo hace. A pesar de que no entienda muchas de sus palabras, me gustaba estar con él...por eso...abrí la vitrina de libros "valiosisimos" y rescaté del sueño a un libro de poemas traducidos, del que ya hablé por aquí...no estaban todos, pero sí algunos...

No puedo decir que haya cumplido con éste último libro,...ya que tan solo fui "de visita"...pero estar con él fue formidable. Dickinson en esta época del año suele dejarme muy buen sabor de boca...ya leí otra selección de poemas ilustrados...y me dejó sin palabras como uno de sus poemas..."La esperanza, es esa cosa con plumas"

"La esperanza es esa cosa con plumas
que se posa en el alma
y canta una canción sin letra
y nunca, nunca se calla.

Y más dulce suena en el temporal,
y fuerte debe ser en la tormenta
que pueda acallar al pajarillo
que a tantos consuela.

Lo he oído en las tierras más frías
y en los más exóticos mares,
aunque jamás me pidió una migaja, 
ni en las mayores adversidades". (...)
                                         Emily Dickinson



Bueno,... a ver...intenté leer este poema en inglés...pero obviamente volví a los libros traducidos,  para poder entender algo mejor lo que decía Emily con esta poesía... algunas palabras y expresiones las conocía... pero todas no...Tratar de leerlo en el idioma que le dió vida, es bonito...a pesar de que no entendí casí nada. Pero pensé en Emily, sentada en su escritorio, vestida de blanco, mirando por la ventana  y pensando en la esperanza...
El poema prosigue...al igual que la esperanza...pero no lo he continuado traducido.

¿Llegaré un día a entenderme mejor con Emily Dickinson en el idioma al que dio vida con sus palabras? ¿Tendré la oportunidad de que me visite? Dicen que llegado un momento en la vida, decidió no salir más de casa...Tal vez era la Greta Garbo de la literatura...la mujer que despertaba sentimientos, y que decidió no seguir o...caminar por otras opciones de vida.

Bueno, este fue el resumen de un Readathon poco común...espero que haya más oportunidades, y escogeré otros libros, o fragmentos, con los que sentarme a desayunar y a pasar un gran día...

jueves, 13 de marzo de 2014

Recordando, Anne of Green Gables...Avonlea


Muchas  veces me he sorprendido deseando volver a leer libros que ya tenía como "abandonados" a una época de la vida...y me decía a mi misma...¿seré capaz de encontrarme con los deleites del primer momento? ¿No tenemos miedo a que nos dejen de gustar algunos libros que nos dejaron una huella profunda en su momento?

Llevaba un tiempo deseando volver a leer los libros de L.Maud Montgomery, y deleitarme con algunas escenas de la vida cotidiana de un personaje tan especial como Anne.

Aprovechando que "Toro Mítico" los ha vuelto a editar...decidí volver a la Isla del Principe Eduardo...(con la imaginación)...disfrutando de las descripciones del paisaje que Maud nos relata, aprovechando a sus personajes.

Puede resultar desde fuera, una lectura algo "infantil"o adolescente...pero os aseguro que no lo es.

Y curiosamente,...después de saborear hasta el final el primer libro..."Anne Of Green Gables", me di cuenta que lo leía de forma diferente. Por supuesto que me reencuentro con algunos momentos maravillosos del libro que recordaba...pero hay otros que ahora veo de un modo diferente.
Doy la oportunidad a otros personajes secundarios, quizá, a instalarse de un modo distinto en mi memoria...presto la atención debida a otros aspectos del libro que...tal vez...en aquellas lecturas juveniles, se me habían escapado.

Observas que Anne tuvo la oportunidad de estudiar en una escuela unitaria, con diferentes maestros que seguía formulas diferentes...me recordó mucho al documental "Ser y tener", donde se puede ver la forma de trabajar de una escuela rural. También pensé en María Montesori, en escuelas que dan oportunidades a los menores para un aprendizaje más intenso.

Con Anne, puedes estudiar sociología...puedes ver los diferentes perfiles que se dan en una sociedad rural...El personaje de la Sra Lynde es de lo más interesante...mujeres que vivían dentro de sí mismas miles de pensamientos contradictorias...podrían ser sufragistas en pro del voto femenino y al mismo tiempo estar en contra de la educación mixta (chicos y chicas juntos), o de que las mujeres estudien "más de la cuenta".

Una película de 1919, de Anne of Green Gables
También está Marilla, la mujer que adopta a Anne,...una mujer que aparentemente es seca y poco afable...pero que a medida que avanzas en la lectura y la relación entre ambas; Anne y ella se va formando, te das cuenta...de  como se va transformando su pensamiento...su manera de pensar... al dejar que alguien más irrumpa en su vida diaria....y entonces eres más consciente de que...quizá... no fue Marilla, sino Anne quien "adopta"... a Marilla.

Matthew es la persona que parece querer a Anne nada más verla...él se deja invadir por su vivacidad...por la imaginación de una niña muy necesitada de afecto. Vence su timidez a través de los ojos y el amor de una niña a la que nadie ha querido nunca. Anne, aprende de Matthew, su silencio...su forma de trabajar...los desayunos antes del amanecer y el té de la tarde...con él comparte una especie de "simbiosis"...ambos se entienden con solo mirarse.
He notado que este personaje aparece más de lo que recordaba cuando lo leí la primera vez...

Así...podría seguir nombrando uno a uno los personajes que me parecieron menos visibles la primera vez que leí en libro.

Conocer a Anne, fue todo un privilegio en una edad determinada, pero siento que me ha ido acompañando durante varias etapas de mi vida. Y que incluso, ahora,...en esta primavera en la que los almendros, los prunus...y algunos cerezos, comienzan a brotar de ellos las flores,...me da la sensación de que Anne y Matthew me acompañan en ese primer paseo que hicieron juntos, hace ya varias lunas...

No podría olvidarme de algunos momento especiales que aún, hoy cuando releo me hacen destacar una sonrisa de oreja a oreja...La mejor amiga de Anne, Diana. Con quien puedes pasar muy buenos ratos...
Sin olvidar, al más querido de sus amigos, Gilbert Blythe. Pasa de ser un inquietante compañero de escuela a ser el mejor amigo de Anne...una persona con la que compartir pensamientos, estudios,...

Ciertamente, he nombrado los personajes más habituales, pero sin duda alguna están esos otros que aparecen y desaparecen con asiduidad, pero que han formado parte de la vida cotidiana del personaje...


Foto maqueada que hice esta mañana,...
el árbol es un Prunus.
Ahora me estoy dedicando al segundo de sus libros, cuando Anne tiene que comenzar una nueva etapa en su vida...comienza a dar clases en la escuela rural, y es precioso ver como se impone una serie de reglas, antes de comenzar...y miles de retos...para descubrir el talento que se esconde en sus tiernos alumnos y alumnas.
Lo bonito es enlazar un libro con otro...al menos en esta ocasión,...observas como Anne toma una decisión madura, ante las circunstancias de la vida, y sus sueños siguen estando ahí, pero transformados...no vive los cambios y o las sugerencias de la vida con amargura, sino que se preocupa de buscar alternativas a las diferentes opciones que se le presentan.
No sé porqué no es un libro que se invite a leer en las escuelas...tiene mucho que dar...

Me imagino a Anne, en su bici...buscando historias que contar, o escribir...libros que devorar...Me la imagino recorriendo ahora es su lugar más querido...yendo a las tertulias en las que participa para la mejora del entorno en el que vive...en fin...es un personaje para descubrir tengas la edad que tengas...siempre deja buen sabor...

Con Maud siempre tendré una deuda...Anne. Pero, estoy convencida de que la propia Maud, fue alguien de lo más interesante...fuera de lo común...a pesar de que aparentemente no fuera tan notoria su presencia...al menos antes de llegar a tener éxito con sus libros. Leer sus diarios también es una maravilla...hay mucho de Maud en Anne...

Paseo con el personaje por los lugares que ya hace tiempo visité y que en ocasiones, vuelven...y a pesar de que no me cambiaría mucho de zona en la actualidad...cierto es, que aquél rincón del mundo es realmente especial...y la naturaleza se muestra en todo su esplendor. Merece la pena perderse unos días por allí, no haría ascos a pasar temporadas por allí.
Recuerdo un desayuno muy peculiar con personas de distintos rincones...una de ellas había nacido en la Isla, y venía a pasar unos días con su familia para una boda, también hablé con una enfermera de la parte oeste de Canadá que estaba descubriendo las islas del este...Los dueños de la casa donde me alojaba tenían en la recepción, unas esculturas de Sancho Panza y Don Quijote...imaginad mi sorpresa...les pregunté, y parece ser que estuvieron paseando por
la ciudad en la que vivo...


La isla cuenta con la fama de Maud, la de sus personajes...pero también con la otros alicientes, como puede ser el paisaje, la comida marítima, el mar...las excursiones en bici...

Del libro que me estoy leyendo rescataría muchos fragmentos...dejo uno de los muchos que pondría...
Maestra de
L.Maud Mongogmery
"Pero en este momento estoy contenta de ser Anne Shirley, la maestra de Avonlea que recorre este camino en un día tan dulce y hermoso".

Maud, dedica este libro "Anne de Avonlea", para su maestra; Hattie Gordon Smith...de quien he encontrado una foto...¡¡qué curioso es este mundo de internet!! Puedes encontrar algo inesperado...quizá algún antepasado??

Mientras, a pesar de que Anne y su mundo me acompañan algunas noches antes de dormir...también tengo otros libros que llevo en la cartera...se asoman sigilosos, porque saben que hay poco tiempo y siempre que se presenta la ocasión no dudo en dedicarles un momento...hablaré de ellos, próximamente.

sábado, 8 de marzo de 2014

Nuevos inicios...

Ayer por la tarde, encontré en casa esta imagen...los bulbos de los narcisos despertando...y lo estaban haciendo a pesar de las dificultades...sin tierra y aún en la bolsa que los contenía...Fue algo asombros...hoy ya están viviendo tiempos mejores,...con tierra alrededor y agua.

Los narcisos vienen a decirnos, según el lenguaje de las flores...que hay"nuevos inicios". Y la verdad es que no podría adaptarse más la frase al momento actual. Ya no solo porque donde vivo, la primavera está mostrando su presencia, sino porque comienzo nuevas etapas...

Tomar conciencia de nuevos momentos, inicios,...es lo que a veces nos hace falta para disfrutarlos aún más. A veces se viven con rechazo o con pereza...pero sin duda los cambios no solo traen momentos diferentes...también vienen de la mano con experiencias nuevas y refrescantes...
Puede que no se sucedan como imaginamos...pero...¿es que acaso algo ocurre cómo imaginamos? A veces es incluso mejor...otras,...mmm...mejor no decir nada...pero siempre estoy convencida, de que nos aportan algo nuevo, y enriquecedor.

Abramos nuestras mochilas de viaje y depositemos en ella todo lo bueno que nos dejan los "nuevos inicios"....luego, con una taza de té...podemos desempolvar lo que llevamos arrastrando...y tal vez preguntarnos si lo que seguimos llevando a nuestro alrededor merece la pena...o si por el contrario...queremos despojarnos de ello...y sentir nuestra carga "elegida" más ligera. ¿Nos arriesgamos a vivir? 

Nuestras opciones no siempre son las que queremos, pero...seguro que podemos elegir algo...y si no...darle un toque diferente a lo que vivimos dentro de las posibilidades que tengamos...

Y pensando en esos nuevos inicios, me viene la mente un 8 de Marzo de 1917...que parece ser que fue la primera vez que se escogió este día para la celebración del Día de la Mujer, tras una huelga de hambre que hicieron las mujeres rusas (aunque para ellas fue el 23 de Febrero...y, realmente, el primer día que se celebró el día de la mujer fue el 28 de Febrero de 1909...), pero ese 8 de Marzo de 1917, fue la primera vez que se hizo en occidente ese día, por defender situaciones de desigualdad que se venían produciendo en el mundo...


"La mujer es la compañera del hombre, dotada con la misma capacidad mental...
Si por fuerza se entiende poder moral, entonces la mujer es infinitamente superior al hombre...
Si la no violencia es la ley de nuestro ser, el futuro está con las mujeres..."
Mahatma Gandhi
Cada vez, pienso que es más el Día de la Igualdad...y creo que sería bueno valorarlo como un nuevo inicio...como, nuevas oportunidades para la mujer y para el hombre de caminar en la igualdad...sin el abuso de poder en el que a veces, ...y más veces de las que quisiéramos, las mujeres se ven envueltas...

Hace poco trasteando en la librería en la que tanto me gusta perderme un rato...encontré un libro precioso...estaba algo escondido entre otros libros, pero lo hallé dispuesto a venirse conmigo..."Escritos Feministas" de Mary Astell.

Bueno, una aclaración...¿qué entendemos por feminismo? Personalmente (y no es una definición escogida y manipulada por mí, sino que se puede encontrar en numerosas reseñas  y en estudios profundos sobre género)...el feminismo es una filosofía que trata de buscar la igualdad entre el hombre y la mujer. Sin que haya poder de un género sobre otro...a pesar de que en ocasiones se establezcan diferencias...lo diferente no ha de ser sinónimo de inferioridad o debilidad. El feminismo se ocupa, entre otras cosas,  de los esteriotipos que se quedan anclados en ideas preconcebidas y que etiquetan a uno u otro sexo...

Bueno, ésto a grandes rasgos es lo que significa...no es el contrario de machismo...nada que ver...

Aclarado esto, y leyendo un poco el libro de Mary Astell,...que por cierto...¿quién es ella? Bueno, quizá esto es lo más interesante...siempre pensando que Mary Wollstonecraft fue la primera en escribir algo acerca sobre igualdad y derechos entre hombres y mujeres...y de pronto te encuentras con otra mujer que también se llama Mary y que está considerada como una de las precursoras del feminismo (junto con Bathsua Makin y Judith Drake) en Inglaterra, además de ser una filosofa importante...

Nació allá por 1666, en Newcastle y es la primera de tres hermanos. Después de unos años y tras la pérdida de su padre, se marcha a vivir a las afueras de Londres, a Chelsea (quién diría hoy que esas eran las "afueras" de Londres)...y como toda mujer del momento, su educación proviene por la ayuda de un tío clérigo, quien la enseña de manera informal y...a través de lectura. Es una gran lectora y elige muy bien qué leer. Además de tener la oportunidad de entablar conversaciones en círculos de intelectuales del momento...

María Luisa Pascual, en este "pequeño" libro nos dice que "los escritos de Astell demuestran una aguda conciencia acerca de las causas de la desigualdad de la mujer así como una voluntad firme de modificar costumbres que la mencionen en una situación de sometimiento".
El libro, tal y como lo escribió su autora, llevaba otro nombre "Una proposición formal para las damas" y también "Algunas reflexiones sobre el matrimonio"....Ambos libros están incluidos en ésta versión traducida...

Puedo contar poco más sobre él, dado que aún no me he puesto del todo a leerlo...tan solo lo he ojeado...he pasado alguna hora a su lado, pero quiero ser fiel a las lecturas que tengo entre manos y una vez terminada...me iré rauda y veloz hacia sus páginas...Tienen mucho que aportarnos. Y el estudio de MªLuisa es bastante completo e interesante...

Como curiosidad, por si tenéis algún viaje pendiente y apetece ir a visitar libros en primera persona...os diré que estos libros están al alcance de la mano...en fin...¿dónde puedo encontrar los originales de este libro?...Pues ni más ni menos que en la British Library, de Londres y también en Washington, DC (Estados Unidos) en la biblioteca de Shakespeare.

Vendré por aquí, con la mochila abierta a descubrir y desvelar nuevas experiencias...De momento sigo más liada de lo que quisiera en estos momentos, pero bueno, es lo que toca vivir...y también me apetece vivirlo...
Sin embargo...hoy tomo mi taza de té con cada una de vosotras y vosotros...pero especialmente algunas personas de las que paseáis por aquí, sois especialmente importantes (algun@s que sé que solo leen, también)... Alzo mi taza de té y brindo por cada una-o,...porque todas queremos construir un mundo mejor...de eso estoy segura...Os deseo una tarde preciosa...llena de bellos inicios,...
Feliz día de la Igualdad,....para tod@s!!

lunes, 24 de febrero de 2014

Jane and Prudence, Barbara Pym

De nuevo Barbara Pym, y las tazas de té en sus conversaciones...y mientras... te sumerges en la historia y vida de dos mujeres muy diferentes y a la vez muy amigas. Es curioso que Barbara Pym elija poner el nombre de Prudence a una mujer que realmente no es tan prudente, sino más bien impulsiva en las tomas de decisiones. Cosas así sorprenden en el libro...

Pero...¿qué es lo que hace interesante a un libro en el que aparecen dos mujeres diferentes y aparentemente nada más?  Pues...quien conoce a esta gran escritora, poco le hace falta para crear historias y hacer de lo cotidiano hago placentero y agradable...Con el añadido de no esconder el paso del tiempo a lo largo de las estaciones...me recuerda en eso a su otro libro antecesor...Excellent Women  (aunque ambos libros son bastante diferentes).

Pero...¿de qué trata este libro, además de las inumerables tazas de té prometidas? Empecemos por una de sus protagonistas...Jane... es una mujer casada con un pastor,...acaban de instalarse en una nueva comunidad, en Oxfordshire, tienen una hija de veinte años que estudia en Oxford y con quien tiene una relación algo distante.
Jane, a pesar de ser una mujer casada de los años cincuenta, es de lo más peculiar. Tiene una amplia formación y ejerció dando clase, (Prudence, fue una de sus alumnas)...pero llama la atención que no hace casi ninguna tarea doméstica, y que además la aterroriza cocinar...tampoco se  ocupa de las cuestiones de la parroquia de su marido, ni todo aquello que pensamos que una mujer de aquellos tiempos "debía" hacer por el simple hecho de ser mujer. El matrimonio es aparentemente feliz...Ambos parecen quererse y respetarse....incluso tienen algún que otro gesto cómplice...


Jane disfruta de momentos intensos con su amiga o de reuniones nocturnas con los vecinos/as. También de alguna que otra visita esporádica de Prudence. Ambas tienen una diferencia de edad de unos diez años, pero eso no tiene ninguna importancia y ni si quiera es algo que se mencione a menudo.  Según nos quieren transmitir a lo largo del libro...parece Jane quiere que Prudence esté con alguien... con una presencia masculina "de bien" en su vida, de forma más continuada...

Prudence por otro lado, bastante alejada de la idea de Jane sobre el matrimonio...vive de un modo muy diferente...ya cuando era estudiante...buscaba las relaciones masculinas de otra forma...
Prudence valora su independencia.... trabaja en la consulta de un dentista, con quien tuvo una aventura algo duradera, pero que parece haber terminado...
A la vez está abierta a conocer a otros hombres...y otras relaciones...y Jane esta dispuesta a presentarle al hombre "ideal".

Este libro no para de mostrar esas contradicciones que existen entre la apariencia, lo que queremos y con quienes realmente deseamos pasar el más momentos en nuestra vida.
Para Prudence la vida de Jane, no es la que ella quiere y desea para sí misma. No busca un hogar y estar cuidando de un marido...pero curiosamente, Jane no hace nada de eso...

Jane y Prudence suelen verse a menudo y de diferentes formas...a veces es Jane quien coge el tren y termina pasando el día en Londres con su amiga,...comen juntas, toman té, disfrutan de las calles de Londres...hasta que llega el fin del día, y Jane vuelve a casa...A veces antes de marcharse, se  dedica un rato para visitar librerías...
Parece preocuparle el estado solitario e independiente de su amiga, pero a Prudence, al menos frente a su amiga, esto no parece importarle demasiado...

Sin embargo, leyendo a Barbara Pym a quien parece preocuparle la identidad de una mujer que vive o elige vivir de un modo diferente, al mismo tiempo, trata el tema de la soledad, y de la necesidad de estar en compañía. Prudence parece ser un personaje algo contrariado a pesar de ofrecer seguridad...es como si viviera una vida en la que en ocasiones se arrepiente, o que ha nacido en el momento equivocado, sin la opción de compartir su vida con alguien que realmente la comprenda...Por otro lado, Jane, tampoco parece estar viviendo de una forma apasionada y parece estar esperando un tren en la estación que nunca llega...como si desaprovechara su desarrollo personal...con el que desea rendir homenaje y tributo a la vida...

He de decir que he disfrutado mucho con su lectura, con algunos momentos especialmente. Pero no me ha gustado tanto como Excellent Women...ese fue excellent. 

En la recamara me espera más Pym...pero de momento me he tomado un descanso. Me gustan mucho sus libros, e incluso tienen algo de D.E. Stevenson, pero no es igual...son diferentes.

martes, 11 de febrero de 2014

Nieve...

El silencio con el que la nieve lo cubre todo, es indescriptible...viste todo de blanco,...pero lo que más me llama la atención es el silencio que aparece...

Durante un tiempo he estado "desaparecida", entre libros de obligada lectura, enfrascada en notas y apuntes varios...cuadernos llenos de letras y pensamientos e ideas de otros/as y míos. He echado de menos pasar por aquí, escribir, leer lo que escribís...pero me ha sido del todo imposible...

Ahora vuelvo, aún en invierno...con mucho té y algunas lecturas nuevas que no pude contar que leía...por aquello de no disponer de tiempo...

Entre esas lecturas, hay una, que aún no he terminado, pero que me está gustando mucho...es de Doris Lessing, de quien nos hemos despedido hace unos meses, y que también fue premio Nobel en literatura. Pero, la verdad...no soy de lecturas de premios...creo que las lecturas, los libros...nos tienen que llevar a sentirnos mejor, a vivir nuevas experiencias, a investigar...a "despertar" lo que hay en nuestro interior y que a veces no sabíamos que teníamos...

El libro dorado, quienes lo han leído, dicen que es para una época determinada de la vida...porque transmite movimiento...

Un poco "maqueada" la foto...lo que veo por
la ventana...la nieve lo deja todo precioso...
La idea que recojo de este libro, es un poco a lo que me he estado dedicando este tiempo de ausencia...a investigar sobre esos procesos educativos que hoy en día vivimos...a rescatar la enseñanza más sencilla...la no formal y la informal...esa que vivimos a diario y que tanto nos aporta.

¡¡He aprendido (y aprendo) tanto de vosotros/as!! A quienes os leo, a quienes os leía y por falta de tiempo y tal vez, otras circunstancias, ya no podéis escribir,...en fin...a todos/as...incluso a los que solo comentáis de cuando en cuando...es increíble todo lo que puedes aprender con encender esta ventana virtual a diario. Porque aunque sea un libro muy leído...al que se le caen las hojas del uso...hasta esos libros, cuando los veo publicados en otros blogs, los pensamientos que surgen de la persona que escribe la entrada,...me enseña, aprendo nuevas ideas,...me inspira otras...en fin...nada como aprender "fuera" de lo que consideramos el lugar de aprendizaje por excelencia.
Aquí os dejo, esa idea que resume lo que he estado haciendo:


"Idealmente, lo que debería decirse y repetirse a todo niño a través de su vida estudiantil es algo así:
Estáis siendo indoctrinados. Todavía no hemos encontrado un sistema educativo que no sea de indoctrinación. Lo sentimos mucho, pero es lo mejor que podemos hacer. Lo que aquí se os está enseñando es una amalgama de los prejuicios en curso y las selecciones de esta cultura en particular.

La más ligera ojeada a la historia os hará ver lo transitorios que pueden ser. Os educan personas que han sido capaces de habituarse a un régimen de pensamiento ya formulado por sus predecesores. Se trata de un sistema de autoperpetuación.


A aquellos de vosotros que sean más fuertes e individualistas que los otros, los animaremos para que se vayan y encuentren medios de educación por sí mismos, educando su propio juicio. Los que se queden deben recordar, siempre y constantemente, que están siendo modelados y ajustados para encajar en las necesidades particulares y estrechas de esta sociedad concreta".

Del "Cuaderno Dorado", no os contaré nada más...porque prefiero dedicar una entrada para Ella (la autora) y para su libro. 

Estas palabras de Doris Lessing, la dejan a una sin "habla"...parece que nos hemos convertido en una especie de engranaje, de piezas a las que se las iguala, en un sistema que ya no da respuestas ni resultados...¡¡cuántas personas están perdiendo sus trabajos,  por no ajustarse a las necesidades reales!! Y ¡¡qué necesidades creemos que son reales!! Tal vez hay que "despertar"...buscar otros contextos que nos ayuden a ser más nosotros mismos,...
Quizá hay que cambiar el modo,...me gusta eso de buscar otras opciones...incluso no perder aquello que tal vez hemos olvidado en el camino...

Espero ir tomando a un ritmo más normal estar por aquí, leeros con más asiduidad,...mientras, me despido, viendo nevar por la ventana, disfrutando de una mañana de té...con la tetera ya medio vacía, y con los restos del té de Navidad (que aún quedaba algo por casa).

La verdad, es que echaba de menos estos momentos que hace tiempo deseaba vivir...

"La nieve lo cubre todo, le da un significado diferente a lo que vemos,...da luz, armonía,...paz"